River Plate en la década del 80

Lo que te había prometido [MENTION=53269]JuaaniCarp95[/MENTION];. El laburo está organizado en 6 etapas históricas y cada torneo tiene su desarrollo.
Busqué darle un largo más o menos uniforme al contenido y una redacción tirando a neutral, por si lo quieren usar los que vienen laburando en wikipedia, aunque probablemente en varios pasajes no sea tan así :).
Sujeto a la revisión de todos, se puede ir corrigiendo o sumándole contenido.

[HR][/HR]
La década del 80

La del 80 fue una década fructífera para River en cuanto a la envergadura de los títulos logrados, aunque antes tendría que atravesar momentos de crisis deportiva y económica, varias disputas internas y movimientos de plantel que definirían la suerte posterior. Ya un lustro atrás, y bajo la dirección técnica del máximo ídolo y referente del club, Ángel Labruna, había quedado sepultada en forma definitiva la sequía de 18 años, cosechándose en los 5 años subsiguientes la misma cantidad de títulos (3 Metropolitanos y 2 Nacionales). Sin embargo, aún había una deuda pendiente; la consagración en la Copa Libertadores, logro que había quedado cerca en más de una oportunidad, especialmente en las finales de 1976 y 1966, y que parecía esquivo para el club. Hasta esa década.

Comienza la década como nuevo tricampeón - 1980

Metropolitano 1980 – Campeón

River encara el Torneo Metropolitano 1980 como el vigente bicampeón (Metro y Nacional 79), aún bajo la dirección técnica de Labruna. Este fue el primer torneo regular disputado por equipos directa e indirectamente afiliados a la AFA, debido a la inclusión del Club Atlético Talleres de Córdoba, mediante una resolución que establecía que los equipos que disputaran las instancias finales de los Nacionales durante dos de tres años consecutivos, con carácter retroactivo, serían incorporados a la disputa de los campeonatos regulares, como el Metropolitano.

Existía el doble objetivo de lograr por ese entonces la aún esquiva Copa Libertadores en el plano continental y también la meta de conseguir el segundo tricampeonato, hecho que se había dado por última vez en el fútbol argentino por otro equipo millonario, el de los torneos 1955-56-57. Al plantel que integraban entre otras figuras, Fillol, Passarella, Saporiti, Pavoni, JJ López, Merlo, Alonso, Commisso, Carrasco, Pedro González, Luque, Ramón Díaz y Ortiz; se les sumó el ex Boca, Alberto César Tarantini y Juan Carlos Heredia como refuerzos del equipo dirigido por Ángel Labruna.


Arriba: Passarella, Merlo, Saporiti, Pavoni, Tarantini y Fillol. Abajo: P. González, J. J. López, Ramón Díaz, Alonso y Commisso.

River comenzaría el torneo con dos empates, pero rápidamente toma la senda del triunfo, logrando 5 victorias consecutivas, incluida una histórica goleada a Boca. La racha se corta en la octava fecha versus Huracán en Parque Patricios (3-2). El 2 de marzo en la 4ta fecha visita a Boca Juniors. Luego de ir 1 a 1 en el primer tiempo logra una victoria histórica por 5 a 2, la mayor propinada al día de hoy por River Plate en la Bombonera. Fueron 2 goles de Ramón Díaz, 2 goles de Carrasco (y dos asistencias) y un gol de Ortiz. Juan Ramón Carrasco, dueño de una gran pegada, era normalmente suplente ya que el titular era Norberto Alonso, ídolo indiscutible del club. Labruna decidió que formara parte del equipo titular en la previa del clásico. Ese día River formó con: Fillol, Saporiti, Pavoni, Passarella, Tarantini, JJ López, Merlo, Carrasco, Comisso, Ramón Díaz y Ortiz. Luego ingresaron Omar Labruna por Comisso y Pedro González por Ortiz.


El día de la goleada histórica

La primera ronda del torneo se cierra con números relativamente buenos aunque sin lograr despegarse; 8 victorias, 7 empates y 3 derrotas. Ya en la segunda ronda, sobresale nítidamente y saca una ventaja que por lo amplia, resta interés a la competencia. El 15 de junio River recibe a Boca en el Monumental, logrando una victoria por 2-1, con goles de Pasarella de tiro libre y de Luque, luego de comenzar abajo con un gol de Salinas. A partir de ese partido, el equipo continúa con una racha de triunfos (fueron 7 victorias, un empate y una sola derrota frente a Huracán por 0-1) que le daría el envión necesario para campeonar con varias fechas de antelación.

Finalmente, River Plate se alza con el título Metropolitano 1980 en forma holgada cuatro fechas antes, en la número 34, ante Tigre, por 3-1 en el Monumental, con 9 puntos de diferencia sobre el segundo, Argentinos Juniors. Los dirigidos por Labruna el día de la consagración ante Tigre fueron: Fillol, Saporiti, Pavoni, Passarella, Tarantini, JJ López, Merlo, Alonso, Pedro González, Luque y Commisso. A los 11 minutos, River se puso en ventaja luego de que el defensor Ros interceptara un pase de Luque a Alonso y venciera su propia valla, defendida por Sergio García, arquero un año antes campeón mundial juvenil en Japón. Sin embargo, a los 37 igualó Márquez de tiro libre. En la segunda parte Commisso puso el 2-1 con un cabezazo tras centro de Pedro González. A los 33, Luque cerró el resultado tras eludir a García y convertir desde un ángulo muy cerrado.


Gol de Luque - River 2 - Boca 1

El equipo dio la vuelta olímpica ante su gente, una semana después en Avellaneda contra Independiente se repitió el festejo y culminó con una celebración en el último partido contra Ferro Carril Oeste, en dónde se entregó una copa especial que conmemoraba el cuarto centenario porteño y que dio nombre al torneo, trofeo que actualmente atesora el club en sus vitrinas.Los números finales arrojarían 20 victorias, 11 empates y 5 derrotas; con 51 puntos en total. Este título significa el segundo tricampeonato de la historia del club (único equipo en conseguirlo en dos ocasiones), constituye además su 19° campeonato nacional en la era profesional, y el 4to y último torneo metropolitano, siendo el club que más ganó dicho formato. River Plate fue el equipo más goleador del certamen, con 64 goles. Obtuvo una efectividad del 70,8%, y el máximo anotador del equipo en el torneo fue Ramón Díaz con 14 goles. Lo siguen en la lista, Luque con 9 goles, Carrasco y Passarella con 8 y Alonso con 7.

Copa Libertadores 1980 - Fase de grupos

River formó parte del grupo 1 con Vélez, Sporting Cristal (Pe) y Atlético Chalaco (Pe), en el antiguo formato de copa en el que clasificaba sólo un equipo por grupo. El equipo inició su participación el 27 de febrero mientras se disputaba el Metro, con un empate en cero frente a Vélez en el Monumental. Luego se lograrían sendas victorias de local ante Sporting Cristal y Atl. Chalaco. La primera, por 3 a 2 con goles de Carrasco, J.J. López y Luque; la segunda, por 3 a 0 con dos goles de Ramón Díaz y uno de Comisso. También se obtienen triunfos en Perú, por 2-1 (Luque y Ramón Díaz) y 2-0 (Luque y Carrasco). El último partido, en Liniers, termina sin goles. Al finalizar la fase de grupos, y aun habiendo realizado una buena performance con 4 triunfos y 2 empates, no era suficiente para quedar en primer lugar, ya que Vélez tenía los mismos puntos.

Se definió entonces en un partido de desempate, jugado el 28 de abril con Vélez en Liniers, y cuyo resultado fue un empate en uno. Ese día River formó con Ubaldo Fillol, Eduardo Saporiti, Daniel Lonardi, Daniel Passarella, Héctor López, Juan José López, Reinaldo Merlo, Pedro González (61’ Juan Ramón Carrasco), Norberto Alonso, Leopoldo Luque (46’ Ramón Díaz) y Emilio Commisso. Luego de 90 minutos sin quebrar el marcador, se jugaron 30 minutos suplementarios; en el minuto 94 Damiano abriría la cuenta para el equipo local. Ocho minutos después lo empata Ramón Díaz, pero no le alcanzaría. Finalmente accede Vélez como primero del grupo, por diferencia de un solo gol (+8 vs +7). La mala fortuna se hacía una vez más presente en el torneo continental. Los máximos anotadores del equipo en el certamen serían Ramón Díaz y Leopoldo Luque, ambos con 3 goles.

Nacional 1980 - Cuartos de final

El torneo Nacional 1980 comenzó en la segunda mitad del año, el 6 de septiembre. En este certamen el equipo tuvo su base en Fillol, Passarella, Merlo, Comelles, Pavoni, Tarantini, Pedro González, Luque, O. Labruna, Alonso y Commisso. Roberto Gordon, proveniente de la cantera, apareció en la primera de River Plate como la opción de reemplazo de los grandes delanteros del equipo de Labruna; Leopoldo Luque, Víctor Marchetti, Milonguita Heredia, Ramón Díaz. Jugó 3 temporadas en forma esporádica y anotó 9 goles, habiendo debutado en el Metro 1980 cuando River se disputaba por Copa Libertadores el pase a la siguiente fase con Vélez.


Parados: Passarella, Merlo, Comelles, Pavoni, Tarantini y Fillol. Agachados: Pedro González, Luque, Labruna, Norberto Alonso y Commisso

River comienza la fase de grupos con altibajos, ganando en la primera fecha ante Independiente de Rivadavia por 2 a 0, luego cayendo de visitante ante Colón de Santa Fe. En la tercera fecha, el 21 de septiembre, se juega en el Monumental el partido correspondiente al interzonal versus Boca Juniors, que termina en empate en 2, con goles de Ramón Díaz y Ortiz para el local, y Outes y Pernía para Boca. Luego de una victoria ante San Lorenzo por 2 a 1 y sufrir otro traspié, en este caso frente a Platense por 0 – 1, el equipo gana y golea en 4 partidos consecutivos, incluido un 5 a 0 a Independiente Rivadavia en el estadio de Mendoza. En el partido revancha del interzonal, jugado el 2 de noviembre en la Bombonera, River cae por uno a cero con gol de Hugo Perotti.


La tarde del 2 a 2 en Núñez.

Finalmente, River se clasifica con justeza como segundo de la zona D (liderada por Instituto de Córdoba), venciendo en la última fecha a Cipolletti de Río Negro por 4 a 2, y logrando mejor diferencia de gol que Platense (+14 vs +11), ambos con 17 puntos. Los goles de River en ese partido fueron marcados por Tarantini, Passarella, Ramón Díaz y Alonso. En el grupo sumó 8 victorias, 1 empate y 5 derrotas, habiendo anotado 30 goles a favor y recibido 16 en contra.

Posteriormente toca enfrentar a Newell´s Old Boys por los cuartos de final. El partido de ida, jugado de local, fue un vibrante triunfo por 3 a 2, que es remontado luego de ir abajo en el marcador, con dos goles de Gordon (del cual sería su partido más recordado), y el restante anotado por Alonso. En el partido revancha, no obstante, River sufre una dura goleada el 3 de diciembre en Rosario por 6 a 2 y queda eliminado. El campeón del Nacional finalmente fue Rosario Central, clasificando junto a River a la Copa Libertadores del año siguiente. El máximo goleador del equipo sería nuevamente Ramón Díaz con 8 goles. El delantero logró 25 goles en 40 partidos en el transcurso de 1980, un promedio de 0,625. Lo seguirían en la lista Alonso con 7 anotaciones y Leopoldo Luque con 5.

El desgaste Labruna / Aragón Cabrera - La llegada de Di Stéfano - 1981

Metropolitano 1981 – Cuarto

A principios del año la gestión de Aragón contrata a Mario Kempes por una cifra millonaria. Proveniente del Valencia, llega a River en marzo de 1981. Existía la necesidad de contrarrestar la contratación de Maradona de parte de Boca Juniors. Por tal motivo, lanzó un “Bono pro adquisición de Kempes”, por el que se invitaba a los socios a “colaborar con el esfuerzo de la comisión directiva” para repatriar al matador. El delantero llegó a Núñez lesionado y no pudo rendir en la medida que se esperaba de él. En el metropolitano anota 9 goles, es recordado su gol a Boca en el partido revancha, luego de un rebote por un tiro libre de Passarella. Recién hacia fin de año, con el Nacional, aportó sus goles para el título. También llegaría como refuerzo el campeón mundial René el loco Houseman, quien tendría un corto paso por el club, jugando sólo 12 partidos y anotando un gol en un 4 a 0 a Colón; ya no era la mejor versión física del loco.

El Metropolitano 1981 se desarrolló desde el 22 de febrero al 15 de agosto, en dos ruedas de todos contra todos. Este torneo tuvo la peculiaridad de que por primera vez perdió la categoría uno de los cinco clubes denominados grandes, al descender San Lorenzo de Almagro, perdedor ante Argentinos Juniors en la última fecha en un cotejo decisivo. River no termina de despegar en el torneo, tiene un rendimiento con vaivenes; con una buena media anotadora pero con nivel irregular, en algunos casos goleando, como fue el 31 de mayo con un 6-1 a Argentinos Juniors en la Paternal (partido en el que Labruna hace debutar a Jorge Gordillo, proveniente de las inferiores, quien con mala fortuna convierte en contra el único gol del rival, a medias con Fillol, al darle un pase atrás desde mitad de la cancha), o aquel 5-2 frente a Newell´s el 9 de agosto en el Monumental; y en otros casos siendo goleado, como en el 2-5 versus Instituto en el Monumental el 17 de mayo.

El 10 de abril por el partido de primera ronda, River sufre una dura derrota de visitante de parte de Boca, en una cancha complicada por la lluvia y el barro, cayendo por 3-0 con dos goles de Brindisi y uno de Maradona, figura que conduciría a su equipo al título del Metropolitano de aquel año, lográndolo ajustadamente con un punto más que Ferro Carril Oeste. En el partido de la segunda ronda, jugado en el Monumental, sería empate en uno; Maradona abre el marcador capturando un rebote y picando la pelota sobre Fillol, Kempes hace lo suyo con un disparo fuerte al ángulo para empatar el partido.

Luego de 34 partidos, ganó 14, empató 11 y perdió 9, quedando en 4to lugar a 11 puntos de Boca Juniors, que llegó a los 50 pts. El goleador de River en el certamen fue una vez más Ramón Díaz, con 12 anotaciones; varios clubes europeos ponen la mirada en el delantero. Además de Kempes con 9, Passarella anota 8 goles y Alonso 6. River Plate marca en total 62 goles, siendo el equipo más goleador del torneo. No logra tener el mismo rendimiento en la defensa, liderada por Passarella y Tarantini, la cual recibe 50 goles.

Copa Libertadores 1981 - Fase de grupos

River comparte el grupo 1 junto a Rosario Central (campeón del Nacional 80) y los colombianos Junior de Barranquilla y Deportivo Cali. El torneo da comienzo a principios de Marzo y se juega en simultáneo con el Metro de ese año. Los 3 primeros partidos fueron de visitante, consiguiendo una victoria prometedora en la primera fecha por 1-0 con gol de Alonso en Rosario el 18 de marzo, luego un empate en cero en Barranquilla y finalmente una derrota por 2-1 en Cali el 3 de Abril, lo que dejaba a River con 3 puntos, pero con los partidos de local por disputar.

Llegaba el partido de vuelta en Núñez con Deportivo Cali, que ya tenía 6 puntos (3pg - 1pp). Por irregularidades en el armado del fixture del grupo, el equipo colombiano enfrentaba a River con un partido más en su haber (4 vs 3), lo que le otorgaba la chance de clasificar como primero si obtenía un triunfo. Y así fue, el 22 de abril, luego de comenzar ganando River con gol de Kempes a los seis minutos, Deportivo Cali logra dar vuelta el marcador, mediante un penal en el primer tiempo y un posterior gol de Willington Ortiz en el complemento tras un pique largo y luego de eludir al Pato Fillol, frustrando una vez más el sueño de la copa. Esa noche, el equipo formó con Ubaldo Fillol; Eduardo Saporiti, José Pavoni, Daniel Pasarella, Alberto Tarantini; J. J. López, Reinaldo Merlo, Juan Heredia; Emilio Comisso (Ramón Díaz), René Houseman, Mario Kempes.

La eliminación desgastó la relación de la dirigencia con el director técnico. Los dos partidos restantes, ya sin chances de clasificar, fueron victorias en Núñez, por 3-0 ante Junior y 3-2 ante Rosario Central, el 19 de mayo. El goleador de River en el certamen fue Ramón Díaz, con 3 goles. El torneo finalmente quedaría en manos del Flamengo.

Nacional 1981 – Campeón

Con el fracaso en el Metro ’81, Aragón se propuso descabezar a los referentes del plantel. A mediados de año, el presidente desplaza a Labruna, ganador de seis títulos como técnico de River, y cuya relación ya se encontraba en cortocircuito; y contrata a Alfredo Di Stéfano, el cual hacía énfasis en la búsqueda de un River con pressing. El ex DT millonario lo siente como una traición de la dirigencia y así lo manifestaría tiempo después en varias declaraciones. Las contrataciones son de gran calibre: además de Kempes y Houseman a principio de año, se suman Julio Olarticoechea (Racing), Bulleri y Américo Gallego (Newell´s), el lateral Jorge García (Rosario Central) y el arquero sanjuanino Alberto Platero. El plantel hizo una gira por México y Estados Unidos. Di Stéfano tenía órdenes precisas. Y las fue cumpliendo, al punto que el 14 de Octubre del ’81, River Plate le ganó 2-1 a Sarmiento y mientras Daniel Messina debutaba en la primera, J.J. López jugaba en Reserva.


Parados: Passarella, Gallego, Saporiti, Olarticoechea, Tarantini y Fillol. Agachados: Tévez, Bulleri, Kempes, Commisso y Vieta.

River necesitó las primeras fechas para adaptarse a la modalidad de juego que le pedía el nuevo DT. Pasada esa prueba, su campaña se vio coronada por el éxito: todos los partidos terminaban en victorias, excepto dos encuentros con Ferro Carril Oeste, que superó ambas veces a River. Alonso tuvo un desgarro que lo postergó varias fechas y luego se resintió en la recuperación, jugando un total de 9 partidos. Los clásicos del torneo fueron una victoria 3-2 de River de visitante y un empate en 2 goles en el Monumental en el segundo encuentro. En el Nacional se vería la mejor versión de Kempes. El 27 de septiembre logra marcar un nuevo gol al Boca de Maradona, Gareca y Mouzo, para un recordado 3 a 2 en la Bombonera; con goles de Jorge García (debutante ese día), Passarella y el matador. Maradona abre el marcador con un tiro desde ángulo cerrado al primer palo. Ya en el segundo tiempo, Kempes empata el partido mediante un tiro libre rasante que no logra retener Gatti. Luego Passarella pondría en 2-1 mediante un tiro penal. Jorge chiqui García anota el tercero de River, tras eludir a dos rivales y al arquero. Gareca descontaría minutos después para el 3-2 final. Mario Alberto Kempes juega en el millonario un total de 33 partidos y anota 16 goles, uno de ellos en la recordada final con Ferro Carril Oeste.


Gol de Kempes - Boca 2 - River 3

River clasifica ajustadamente en la zona B como segundo de Ferro Carril Oeste, con un total de 7 victorias, 5 empates y las 2 derrotas antes mencionadas. En el último partido del grupo precisaba que Loma Negra de Olavarría no gane ante Talleres de Córdoba, equipo en el que había recalado Labruna como Director Técnico. River hizo lo suyo, venciendo por 2 a 0 a Sarmiento de Junín, con goles de Roberto Gordon y Pedro Vega. Paradójicamente, el equipo de Labruna, quien había sido desplazado poco tiempo antes por Aragón Cabrera, aguantó el arco en cero y le otorgó a River Plate la posibilidad del pase a cuartos. En el último tramo, superó a Rosario Central por 2 a 1 por cuartos de final. El empate sin goles posterior llevó a River a la semifinal. En esa instancia, el primer partido fue un empate de 1 a 1 frente a Independiente, con gol de Passarella y un expulsión a Gallego por protestar el gol rival. En el desquite, Independiente atacó pero River se defendió. Por eso llegaron a un 0 a 0 y el millonario lograría el pase a la final por el gol de visitante.


El dia que el Talleres de Labruna le dio la clasificación a River

Con un juego poco vistoso y basado en una sólida defensa que mantuvo el arco en cero en 11 encuentros, con Tarantini en gran nivel, River sumó 31 puntos en 20 partidos y se consagró campeón, logrando su 20° campeonato nacional en la era profesional, tras derrotar en las dos finales a Ferrocarril Oeste por 1 a 0 en ambos partidos, sin Alonso, lesionado, que había jugado cuartos de final y semifinal infiltrado. Luego se sabría que había sido marginado por Di Stéfano, y que su relación con el presidente tampoco era buena. Finalmente emigra a Vélez Sarsfield.

A dos días del partido definitorio, Di Stéfano decidió no concentrar al “Beto” Alonso, sin explicación previa. La prensa buscó el testimonio del jugador, quien dijo: “Di Stéfano no fue de frente; uno de los dos está de más: él o yo”. En tanto, el entrenador se despachó con frases de su sello: “El que decide las inclusiones o exclusiones soy yo; no saqué a ningún ídolo, sólo a un jugador”. En el partido final de ida ante Ferro, el gol lo anota Olarticoechea. En la revancha, el 20 de diciembre en cancha de Ferro, marca Kempes de cabeza tras un centro de Vieta. River Plate formó en el partido de vuelta con: Fillol; Saporiti, Tarantini, Passarella, Olarticoechea; Bulleri, Gallego, Commisso, Vieta (67’ Merlo); Téves (45’ Díaz), Kempes. A su cierre, en el momento de la vuelta olímpica, se dio un caso paradójico: la hinchada de River salió a apoyar masivamente al jugador y a manifestarse en contra del DT. Tiempo después, ante la consulta periodística, Di Stéfano fue taxativo con su respuesta: “Me dolió que la gente gritara en mi contra, pero me guío por mi criterio y no por capricho”.
Los goleadores de River en el Nacional fueron Kempes y Pasarella, ambos con 6 goles. Los sigue Ramón Díaz con 4 goles y J.J. López y Vieta con 3 cada uno.


Primera final en cancha de River


El gol de Kempes en el partido de vuelta

La depuración de Aragón – Crisis deportiva y económica – 1982/1983

Nacional 1982 - 6to en zona A

J.J. López dejó en malos términos River Plate a fines del año 1981, marginado por la dirigencia y el DT, para unirse a Talleres de Córdoba donde jugó durante 1982. En Enero, River logra la Copa de Oro, en Mar del Plata. El torneo empezó con Independiente venciendo a Racing, y luego un River - Racing 0 a 0. Boca luego le ganó a Racing 4 a 1 y a Independiente 1 a 0. River le ganó a Independiente 2 a 0. La final fue disputada entre Boca y River, que ganó el encuentro 1 a 0, con gol de Ramón Díaz. Fillol terminó el torneo con el arco invicto. A mediados de 1982, Adidas comienza a vestir al club de Núñez, siendo un vínculo que se mantiene hasta la fecha, el tercero más extenso en la historia de la marca deportiva, sólo por detrás de la Asociación Alemana de Fútbol y el Bayern Munich. Anteriormente habían sido las marcas Olimpia (1981-1982) y Topper (1980-1981).


River luciendo indumentaria de Sportlandia, que no sería utilizada oficialmente en torneo. Parados: Carlos Russo, Savarese, Jorge Tévez, Claudio Cabrera, Montes y Claudio Giúdice. Hincados: Jorge Gordillo, Gabriel Messina, Adrián De Vicente, Carlos Tapia y Costantino.

Para febrero se programó un partido amistoso entre River y Peñarol por disputarse en Mar del Plata. Allí se congregaron unas 10.000 personas que no pudieron presenciar el encuentro. Como los jugadores de River mantenían un conflicto con los dirigentes por razones económicas, decidieron no presentarse, los medios y la gente que ya había pagado la entrada reprobaron duramente la actitud de los jugadores. Eran los primeros indicios de que los números no cerraban. El Nacional 1982 se jugó invirtiendo el orden establecido hasta ese momento durante las temporadas anteriores, disputándose en la primera parte del año, entre el 12 de febrero y el 27 de junio. El certamen, que no se detuvo por la Guerra de Malvinas, transcurrida entre el 2 de abril y el 14 de junio, finalizó mientras Argentina disputaba la fase de grupos del Mundial España '82.

River sufrió la baja de varios jugadores convocados al Mundial de España; siete en total, entre ellos Fillol, Tarantini, Passarella, Díaz y Kempes. Houseman, que no había tenido un buen rendimiento, emigró al Colo-Colo. Se apuesta entonces por la camada de juveniles, más la llegada de Randazzo, delantero iniciado en las inferiores de Boca, que tras un paso por Argentinos Juniors quedó libre. Sumado a eso, el director técnico, influenciado por el presidente, dejaba a J.J. López y Alonso fuera del equipo titular. Este último tras la pelea con el DT, finalmente cede a las presiones de Aragón Cabrera por marginarlo, y emigra a Vélez Sársfield. Ramón Díaz le pone fin a su primera etapa en River, tras haber ganado para sus vitrinas dos títulos del Campeonato Metropolitano (1979 y 1980) y otros dos del Campeonato Nacional (1979 y 1981) y es vendido al Nápoli. Tras el mundial, Passarella es comprado por la Fiorentina en 2,5 millones de dólares.


La llegada de Randazzo

La situación financiera del club comenzaba a empeorar, no había dinero para renovar contratos ni para pagar el millonario pase del matador al Valencia; por lo que River posteriormente no tiene otra salida que devolverlo a su lugar de origen, pero con una deuda por el uso de su pase. Al comienzo del torneo, varios de los jugadores profesionales se encontraban en conflicto por deudas salariales. River debuta el 14 de febrero en el torneo con un equipo juvenil, venciendo a Nueva Chicago por 3 a 2 en cancha de Huracán. Para la segunda fecha, el conflicto ya se había trasladado a la AFA.

Luego de 2 empates y 2 victorias, el 7 de marzo llegaría el superclásico. River recibe a Boca en el Monumental por el partido interzonal con un equipo juvenil y sólo con Jorge García y Carlos Randazzo como profesionales de experiencia que al tener contratos vigentes no podían sumarse al reclamo de los otros. Esa tarde River formó con Montes; Savarese, Russo, Coccimano, García; Vega, Giúdice, Messina, Tévez; Alegre y Randazzo. Comienza el equipo local ganando con gol de Jorge Tévez, pero el equipo visitante reaccionaría en forma rotunda, anotando 5 goles en lo que constituye la mayor goleada de Boca a River en el Monumental, vengándose de aquella sufrida dos años antes en La Boca. Los goles del equipo visitante fueron de Oscar Ruggeri (quien pocos años después vestiría la casaca riverplatense ganando varios títulos), Ricardo Gareca (2) y Carlos Córdoba (2). El clásico de vuelta, el 25 de abril, fue un empate en cero en la Bombonera.

El andar de River en el torneo no fue bueno, producto principal de la ausencia de sus principales figuras y de los conflictos salariales. Se apostó entonces por los juveniles buscando un segundo ciclo Didí, que fracasó rotundamente. Si bien los futbolistas promovidos tuvieron dificultades para asentarse, algunos tuvieron una aceptable campaña, tales los casos de Tapia, Gordillo, De Vicente o Claudio Cabrera. La campaña fue peor de lo esperado: de 16 partidos solo gana 4, empata 6 y pierde 6; recibiendo 27 goles en contra y anotando 20. El equipo finaliza 6to en la zona A. Luego de este torneo se termina el ciclo de Di Stéfano como Director Técnico de River Plate, habiendo logrado un título en 2 torneos disputados. El goleador del equipo en el certamen sería Jorge Tévez con 5 goles, seguido de Jorge García con 3.

Adidas & River, desde 1982

Metro 1982 - 10mo puesto

Se desarrolló en la segunda mitad del año, desde el 18 de julio de 1982 al 14 de febrero de 1983, en dos ruedas de todos contra todos. El Metro arrancaba luego del Mundial de España con Vladislao Cap como DT, proveniente de Boca, y con las contrataciones de Nieto y Chaparro que llegaban de Instituto de CBA, y del delantero uruguayo Antonio Alzamendi proveniente de Independiente, que juega en River solo durante ese año para recalar en 1983 en Nacional de Uruguay. Volvería dos años después.
Hechos como la venta de Alonso a Vélez por su pelea con Di Stéfano, la vuelta de Kempes al Valencia español por incumplimiento de pagos por parte de River y las transferencias de Ramón Díaz al Nápoli y Passarella a Fiorentina crearon grandes huecos difíciles de compensar. La llegada de Cap al bando de River significó el primer –y hasta ahora único- caso de un Director Técnico que pasó de dirigir uno de los dos equipos directamente al otro. Apenas dirigió a River en 11 partidos. Había arrancado correctamente con 3 victorias seguidas en el Metropolitano y con un buen paso en la Libertadores, también con 3 éxitos y 1 empate. Pero a partir de la caída en el Monumental ante Vélez 3-2 (el día del gol de Alonso a Fillol), el sistema de Cap comenzó a sufrir fisuras y a perder rendimiento.


Primera fecha ante Argentinos, dos goles de Vieta

Tiempo después sufrió un severo agravamiento de su afección pulmonar de la que ya no se recuperaría. A la fecha siguiente –ante Huracán en el Ducó- su lugar fue ocupado por su ayudante José Manuel “Pistola” Vázquez. Vladislao Cap falleció el viernes 10 de septiembre de 1982, luego de diez días de internación, a los 48 años. Al miércoles siguiente, y por Copa Libertadores, River le ganaba a Jorge Wilstermann 3-0. El equipo con Vázquez como DT deambula perdiendo y empatando una serie de partidos. En la fecha 12, el 19 de septiembre recibe a Boca, en lo que sería un empate en uno, Mouzo en contra para River y Gareca anotarían los goles. Esa tarde River formó con Ubaldo Matildo Fillol; Eduardo Saporiti, Alberto Tarantini, Enrique Nieto, Julio Olarticoechea; Bulleri, Reinaldo Merlo, Carlos Daniel Tapia (Alegre); Antonio Alzamendi, Vieta, Emilio Commisso.


Gallego y Bulleri, 3era fecha. 1 a 0 a Racing

El campeonato siguió su transcurso en forma irregular para River, que no terminó de enderezar su rumbo, destacándose una victoria aislada por 3 a 0 ante Racing Club y otra en Rosario ante Central por 1 a 0, que dieron cierto un aire esperanzador temporal. Llegada la fecha 31, el 20 de diciembre con José Ramos Delgado como nuevo DT, River visita a Boca logrando una victoria de 2 a 0, con goles marcados por Vieta y Messina, ambos en el segundo tiempo. Esa tarde formó con: Fillol; Saporiti, Tarantini, Nieto, J.García; Olarticoechea, Merlo, Messina, Commisso; Chaparro (Gallego), Vieta (Giúdice). El equipo finaliza en la décima posición del torneo, a 20 puntos del campeón Estudiantes, con 12 triunfos, 14 derrotas y 10 empates. Anota 43 goles y recibe 46. El goleador del equipo es Vieta con 8 anotaciones, seguido de Antonio Alzamendi con 6.


El día de la victoria ante Central

Copa libertadores 1982 – Semifinales

La edición 1982 de la Libertadores comenzó luego del Mundial de España, en el segundo semestre. River Plate compartió el grupo A con Boca Juniors, The Strongest y Jorge Wilstermann de Bolivia. El primer partido fue en La Paz versus The Strongest, el cual finaliza 1-0 a favor del local, aunque posteriormente perdería los puntos al hacer inclusión de Waldino Palacios, jugador que se encontraba inhabilitado. La Conmebol le dio por ganado el partido a River por 1 a 0. El 5 de agosto fue el turno del primero clásico, visita a Boca Juniors, partido que termina en un empate en cero. En Cochabamba, River vence por 1 a cero a Jorge Wilstermann, con gol de Alzamendi. En la ronda de vuelta, el 3 de septiembre River recibe en su estadio y vence por 4 a 1 a The Strongest. Once días después, ya con Vázquez en la dirección técnica tras el deceso de Cap, sería el turno de recibir a Jorge Wilstermann, al que golea por 3 a 0, victoria con la cual River logra la clasificación a la ronda semifinal. Con el grupo ya definido, el 30 de septiembre River también se dio el gusto de vencer por 1 a 0 en Núñez al archirrival, con gol de Enzo Bulleri.


[i]El primer clásico, empate en cero.


La noche de la clasificación a semifinales ante Jorge Wilstermann, tras el fallecimiento de Cap.
[/i]
El armado de la segunda fase fue consensuado entre los clubes participantes; Aragón Cabrera se aventuró a compartir grupo con los equipos más fuertes, Flamengo, campeón defensor, y Peñarol. Tenía en consideración la importante suma de dinero en las recaudaciones que significaría en medio de la crisis económica que pasaba el club. La experiencia fue completamente adversa, perdiendo los 4 encuentros, el primero el 22 de octubre en Buenos Aires, en una goleada por 3-0 contra Flamengo, y la semana siguiente por 4-2 frente a Peñarol. En las revanchas sería un 4-2 en Rio de Janeiro y un 2-1 en Montevideo. El campeón finalmente fue Peñarol. El goleador de River en el certamen fue Enzo Bulleri con 4 tantos.


Críticas de la prensa partidaria a la decisión del presidente.

Nacional 1983 - Cuartos de final

1983 no será recordado por el hincha de River como un año fantástico. Los aires de renovación en el país después de la oscuridad de la dictadura, coincidían con un cambio de época en el club que se venía gestando desde un año atrás. Se fueron yendo los cracks de la era Labruna, empujados algunos (Alonso, J.J. López), por el irremediable paso del tiempo otros (Ortiz, Luque, Héctor López, Pedro González, Lonardi, entre otros). Passarella y Ramón Díaz eran las joyas a vender a Europa, para paliar el desastre económico por las vicisitudes del país y el tema Kempes. Para el Nacional ’83 Aragón elige a otro DT de moda: José Varacka quien venía de buena campaña en Huracán. Aragón Cabrera lo había llamado para ocupar una silla que ardía tras las frustradas experiencias de Di Stéfano, Cap, Pistola Vázquez y Ramos Delgado, y tenía una misión difícil de cumplir: Levantar a River de la mediocridad que lo había embargado durante toda la temporada de 1982. Trató de conformar un cuadro sólido, basándose en la experiencia de Fillol, Tarantini, Saporiti, Gallego, Comisso y Merlo, para sumarle la cuota de desequilibrio que prometían las llegadas de Francescoli, Bica y Trossero.

Llegan Oscar Trossero, un juvenil Sergio Goycochea, Héctor Enrique y Roque Erba como promisorias figuras del ascenso, José Luis Zuttión por especial pedido de Puchero, Alberto Bica y el pase más trascendental: Enzo Francescoli, proveniente de Montevideo Wanderers, después de larguísimas negociaciones. Ese año llega del América de Cali el mediocampista Roque Alfaro, que sería titular indiscutible en el equipo de Veira los años posteriores. Jugó hasta la mitad del 87 un total de 100 partidos, marcando 12 goles en torneos de AFA .


Gol de García en el empate en uno frente a Nueva Chicago por la tercera fecha

Nuevamente se juega el Nacional en la primera parte del año, comenzando el 12 de marzo. La estructura del torneo se volvió a modificar, estableciéndose dos fases de grupos previas a la fase eliminatoria. River clasifica en la zona G como tercero del grupo, detrás de Loma Negra y Nueva Chicago. Había comenzado con dos triunfos, contra Loma Negra y Andino de La Rioja, pero luego empataría con Chicago y perdería de visitante en Mataderos y La Rioja. De todas formas le alcanza para pasar de rueda, con 2 victorias, 2 empates y 2 derrotas.


Parados: Saporiti, Merlo, García, Nieto, Tarantini y Fillol. Agachados: Bica, Gallego, Trossero, Francescoli y Erba

El 15 de Mayo juega con Vélez el partido de ida por los octavos de final en el Monumental, logrando un uno a cero con gol de Chaparro; diferencia que mantuvo con el empate en cero, tres días después en Liniers. El 22 sería el turno de enfrentar por cuartos de final a Argentinos Juniors, equipo que justamente tenía como Director Técnico a Ángel Labruna. River no logra sacar diferencias de local, en un empate sin goles. En la revancha, jugada en Liniers, perdería de manos de su antiguo DT e histórico ídolo, por uno a cero con gol de Mario Videla. Nuevamente Labruna le gana la pulseada a la dirigencia que había prescindido de sus servicios. El campeón del Nacional 83 finalmente sería Estudiantes de la Plata, dirigido por Eduardo Manera. Los máximos anotadores de River Plate en el torneo fueron Enzo Francescoli, Raúl Chaparro, Carlos Tapia, Oscar Trossero y Jorge García, todos ellos con 2 goles.

Metro 1983 - 18vo puesto

En ese campeonato, que comenzó el 11 de Junio, se reflotó el sistema de promedio de puntos para determinar los descensos a la segunda división, que había sido utilizado con anterioridad entre 1957 y 1966. Al finalizar el torneo, descenderían a Primera B los equipos que ocuparon los dos últimos lugares en la tabla de promedios. La salida de Tarantini a Francia no fue paliativo suficiente en lo económico, quedaban Fillol y Gallego como estrellas, los jóvenes Olarticoechea, García y el recién llegado Francescoli. Merlo, Commisso y Saporiti, los sobrevivientes de los no tan lejanos viejos y buenos tiempos.


Arriba: Saporiti, García, Olarticoechea, Gallego, Puentedura y Enrique Nieto. Abajo: Bica, Messina, Francescoli, Tapia y De Vicente

Para el Metro no hubo contrataciones por la crisis económica del Club. En Junio detona otro problema, mes de arduas negociaciones; la CD de Aragón decidió suspender a Ubaldo Fillol por usar ropa Le Coq Sportif; y el equipo que había comenzado jugando bien en el Metropolitano, con 2 victorias y un empate, explotó. La falta de pago de los premios del Nacional fue el detonante, la venta de Chaparro y el tema Fillol, las gotas que derramaron el vaso. Asesorados por FAA, ante la evidencia que les querían pagar una suma menor de la percibida por Chaparro previo a su salida del club, los demás 26 profesionales decidieron enviar intimación de pago al club y dejar la concentración. Fillol era el único Profesional que no podía reclamar ya que era el único con su contrato al día. El Pato se solidarizó con sus compañeros y el conflicto se profundizó. El 28 de agosto de 1983, Sergio Goycochea debutaba en Primera División con la camiseta de River. Fue en el empate 2 a 2 ante Estudiantes de La Plata.

En el ojo de la tormenta, Varacka acató la decisión de Aragón Cabrera de incluir juveniles. Cuando los profesionales volvieron, tras 7 partidos jugados con la cuarta, ellos y el cuerpo técnico tenían toda la gente en contra. River jugaba mal, no ganaba, peleaba los últimos puestos, estaba lleno de deudas. Así debieron actuar por espacio de siete fechas un elenco de juveniles de la categoría 64, famosa en el mundo River, pero tal vez no estaba del todo lista para poner la cara y aguantar la cachetada. Entre ellos formarían parte del equipo el lateral izquierdo Alejandro Montenegro quien había jugado solo 6 partidos en las divisiones inferiores, proveniente de Ferro; el volante derecho Mariano el loco Dalla Líbera, el volante Pedro Troglio, el defensor central Carlos Karabín, el volante central Néstor “pipo” Gorosito y el volante izquierdo Néstor De Vicente. El equipo en este lapso gana dos partidos (Platense e Instituto), pierde 4 (Unión, Huracán, San Lorenzo y Racing de Córdoba) y araña una igualdad frente a Independiente. Cuando la solución al conflicto económico llegó, la relación Aragón – Fillol no tenía retorno. Tuvo que intervenir la AFA, abriendo excepcionalmente el libro de pases, para que el Pato sea transferido a Argentinos Juniors.

El 5 de Octubre sería el turno de recibir a Boca Juniors, clásico en el que sufre una derrota por 2 a 1; Carlos Tapia abriría la cuenta para River con un zurdazo al primer palo. Sin embargo empata Passucci de cabeza, tras centro de JJ López, que luego de jugar durante el año 82 en Talleres, había emigrado en un polémico pase al equipo archirrival, aún dolido con la dirigencia por haberse ido por la puerta de atrás. Fue una de las transferencias que más le dolió al hincha de River, y acerca de la cual, posteriormente declararía que se arrepintió. En el segundo tiempo Stocco marcó el 2 a 1 para el visitante tras capturar un rebote a falta de 5 minutos.

El 12 de octubre de 1983, había terminado el partido que Rosario Central le ganó al Millonario por 2-1 en Arroyito. Oscar Víctor Trossero se fue rápido del campo de juego, con dolores de cabeza. Luego de ingresar a las duchas del vestuario, sufrió un desmayo y el posterior fallecimiento por un aneurisma. El juvenil Carlos Tapia estaba a su lado y no podía atinar a ninguna reacción por el dramatismo del cuadro. Había cumplido 30 años, fue velado al día siguiente en River.

En este contexto duro, en el segundo clásico, el 19 de octubre en Liniers, sería una nueva derrota, en este caso por uno a cero con un zurdazo de afuera del área de José Berta. Las dos caídas en 15 días ante Boca terminaron de decidir una suerte que de antemano parecía ya echada. Luego de 8 meses de turbulencia, Varacka terminaba su vínculo con el club.

River finaliza en el puesto 18, quedando 16° en la tabla de promedios por encima de Platense, Nueva Chicago y Racing, descendiendo los dos últimos. El metro del 83 fue el segundo peor campeonato de River en el profesionalismo. De un total de 36 partidos, gana 10, empata 9 y pierde en 17, convirtiendo un total de 37 goles y recibiendo 50. El goleador de River en el certamen sería Francescoli con 9 goles, seguido de Oscar Trossero y Carlos Tapia con 5, y Gallego y Bica con 3. Los días de Aragón como Presidente ya tenían fecha de vencimiento con las inminentes elecciones. La situación de River Plate y su anteúltima posición en el Torneo Metropolitano de 1983, nació dos años antes, durante el Metro ’81. Con el fracaso de la Operación Kempes y el título de Boca, el sucesivo descabezamiento de las figuras del plantel y la grave crisis económica que atravesó el club. Hasta ese entonces no había representantes y la relación jugador - dirigente era directa, sin intermediarios. Después fue el turno del Beto, borrado para las finales en el Nacional. Esto fue acordado entre Di Stéfano y Passarella, quienes consensuaron con Aragón. Además quedaron libres: Cejas, Comelles, Abrahamián, Héctor López, J. J. López y P. González.

En suma, 5 campeones del ‘75 más el técnico ya no estaban. El panorama con el título bajo el brazo y la figura del Di Stéfano alentaba a esos cambios, a un Presidente que se sentía omnipotente y a dos años de las elecciones. Los Millonarios habían tenido muchos éxitos deportivos durante el mandato de Don Rafael (“Con Aragón, River campeón” solía ser el lema) y creció enormemente en cantidad de socios, pero los años 1982 y 1983 marcaron un serio retroceso, a tal punto de estar en riesgo la estabilidad y el futuro institucional. Para fines del 83, River estaba sumido en una profunda crisis deportiva, económica y social. De todos modos, salió adelante.

Llega Enzo Francescoli - Primera etapa en River 1983/1986


Enzo se pone la Banda por primera vez

En 1983, River Plate, después de ver su juego en la Copa América de ese año, lo contrató por $ 310.000. Su inicio, sin embargo, sería irregular en el campeonato Metropolitano. Al año siguiente, Francescoli pasó a demostrar su potencial de manera más consistente, incluso con magníficas jugadas. En la primera mitad, cuando el Campeonato Nacional se jugaba (donde el sistema era eliminación directa), el equipo llegó a la final, pero fue derrotado por Ferro Carril Oeste. En el campeonato Metropolitano, el uruguayo fue el máximo goleador con 24 goles, pero los millonarios terminaron cuartos, once puntos por detrás del campeón Argentinos Juniors. Aun así, Francescoli, fue elegido mejor futbolista sudamericano de 1984. Recibió una oferta del América de Cali pero dispuesto a triunfar en River, Francescoli decidió quedarse. Incluso con el equipo quedado en el camino en el Nacional 1985, el uruguayo fue nombrado oficialmente el mejor jugador de Argentina, siendo el primer extranjero en recibir este premio.

El título argentino finalmente llegaría el próximo campeonato, 1985-1986 y terminando con él de nuevo en la cima de los artilleros (ahora con 25 goles, tres de ellos en un frenético 5-4 a Argentinos Juniors, el entonces campeón de la Copa Libertadores). El 23 de enero de 1986, pausa del campeonato, el uruguayo anotó su más famoso gol, en la victoria de 5-4 (con tres goles conseguidos en los últimos siete minutos) ante la respetada Selección de Polonia, que participaron en el torneo amistoso que los cinco grandes clubes argentinos organizan en el verano. Después del Mundial 1986, el uruguayo fue contratado por el fútbol europeo en Racing de París, el recién ascendido club de la Ligue 2. Él podría haber llegado a Francia antes del torneo: el Nantes estaba dispuesto a pagar $ 2.5 millones para su pase, pero luego el presidente riverplatense Hugo Santilli, prefirió apostar a que la estrella subiría su precio después de la Copa Mundial.

La era Santilli 1983/1986 – En la cima del mundo

Nacional 1984 – Subcampeón


Propaganda del FRP

A fines de 1983 es elegido Hugo Santilli como presidente (1983-1989), bajo promesas de repatriar Alonso y obtener la ansiada copa Libertadores. Cubilla había jugado en River 4 años en la década del 60. A principios de 1984, Santilli anunció su contratación como DT. Venía de varios años de triunfos con Olimpia de Paraguay, y su llegada a Buenos Aires significaba un desafío importante en su carrera. En ese momento la prioridad de la dirigencia estaba en la sumatoria de puntos para engrosar el promedio, luego de haber sufrido en el torneo anterior. El torneo Nacional, comenzado en febrero y finalizado el 30 de mayo, se superpuso en la parte final con el Torneo Metropolitano, que comenzó el 1 de abril. Una vez más, se cambió la estructura del certamen, con los 32 equipos divididos en 8 zonas de 4 equipos cada una, de los que clasificaron la mitad para la segunda fase.

Cubilla estuvo solo 7 meses en River, y su gestión no será recordada como de las mejores, aunque tampoco fue un fracaso. Para ese año el equipo se reforzó; Nery Pumpido proveniente de Vélez, Cacho Borelli, Teglia, Craiyacich, el paraguayo Enrique Villalba, Roque Alfaro, el retorno de Beto Alonso. Debutó ganándole a Huracán 2-0 un lunes a la noche, el 19 de febrero. Cerraría la primera fase como primero del grupo D, con 5 victorias y un empate, 22 goles a favor y 5 en contra. En la ronda final, primero deja atrás a Instituto en octavos al vencerlo por 2 a 0 el 11 de Abril en el partido de vuelta en Núñez, tras empatar sin goles en la ida. Luego hace lo mismo con Belgrano en cuartos de final. Luego de golear 4 a 0 en Córdoba el 18 de Abril, no le alcanzaría al pirata con la posterior victoria por 2 goles en Núñez.

En semifinales sería el turno del San Lorenzo de Veira que se encontraba en gran nivel. Pero River logra vencerlo por 2 a 1, tanto en la ida como en la revancha, con goles de Francescoli y Alonso en el primer partido en Liniers; y de Villalba y Alonso en el segundo en el Monumental. River logra acceder a la final del torneo. Pero en la definición fue superado en forma aplastante por el Ferro de Griguol, que abrochó la serie en el primer tiempo del partido de ida, cuando se fue al entretiempo ganando 3-0. No pudo cambiar la situación en la revancha, en la que también triunfo Ferro, por 1 a 0 en un partido que se suspendió en el segundo tiempo por incidentes en la tribuna de River y cuyo resultado fue definitivo. Sin un gran juego, llegó a la final con Ferro, siendo superado ampliamente, pero armando la base del que un año después con retoques, brillara de la mano de Veira. Los números finales del torneo arrojarían 9 victorias, 2 empates y 3 derrotas. Los máximos anotadores riverplatenses del certamen serían Roque Alfaro y Edgardo Teglia con 6, Enzo Francescoli con 5, Alonso, Gallego y Villalba con 3.

Metro 1984 – 4ta posición

En su pelea por el Nacional, River descuidó el Metropolitano que se terminó jugando simultáneamente. Este fue el último certamen disputado bajo la modalidad de dos torneos anuales. Se desarrolló entre el 1 de abril y el 23 de diciembre en dos ruedas. Una formación usual del equipo en el torneo fue Pumpido, Saporiti, Olarticoechea, De los Santos, Karabín, García, Tapia, Francescoli, Alonso, Enrique y Teglia. En la primera ronda, el equipo obtiene 6 victorias, 8 empates y 4 derrotas. El 24 de Junio fue el turno de enfrentar a Boca, que tenía La Bombonera clausurada por consecuencias del mal estado de sus instalaciones. Como solución, el conjunto de la ribera decidió alquilarle el estadio a River, su clásico rival, en una situación sin precedentes. El resultado fue un empate en uno, con goles de Ivar Stafuza en contra y Ariel Krasouski para el rival.

Al terminar la primera rueda, una caída como local ante Newell´s y una catastrófica derrota ante Unión de Santa Fe 1-5 obligaron a renunciar a Cubilla. Era el 5 de Agosto de 1984. Era un técnico con personalidad y convicciones, de mano firme. Se peleó con Francescoli (enfrentamiento que se mantiene hasta hoy) y lo quiso enviar al América de Cali a cambio del pase de Alfaro. Tenía sus jugadores de confianza y en esa estructura, el uruguayo solo cuadraba como volante por la derecha, quien no obstante rindió bien. A pesar de tener un plantel de cierta riqueza, River no logró brillar con Cubilla como DT. El estilo de juego batallador que pregonaba, no se adaptó nunca al paladar millonario ni a las características de sus jugadores. De todos modos, su impronta ganadora sirvió mucho para sacar a River de la imagen que había mostrado en año anterior, cuando había finalizado anteúltimo en el Torneo Metropolitano orillando la pérdida de la categoría.


Camiseta utilizada en la gira europea del 84

Aprovechando el receso por una gira de la Selección Argentina, River participó de una serie de partidos en el continente europeo. Del 15 al 17 de Agosto, jugaría junto al Hamburgo el trofeo Naranja, organizado por el Valencia español. El primer partido es una derrota por 2 a 1 de parte del local; Roque Alfaro había puesto en ventaja a River, pero luego Subirats y Saura dieron vuelta el resultado. Luego sería una derrota por 1 a 0 con el Hamburgo. El 19 de Agosto enfrentó al Nápoli en el que sería el partido debut de Maradona en el equipo italiano. Fue un empate en cero, en un encuentro en que se pudo ver en la misma cancha a Alonso, Francescoli, Maradona y Bertoni. Finalmente volvió a España y participó del triangular Trofeo Fútbol Región de Murcia. Allí, luego de empatar sin goles frente a Peñarol, llegó a la última fecha con la obligación de ganarle al local, el Real Murcia, para coronarse campeón. El partido decisivo se jugó el 23 de agosto de 1984 ante 12.000 personas en el estadio del Murcia. Fue empate en dos (2 goles de Francescoli) en un partido con varios errores arbitrales y polémicas que encendieron al público. El empate final coronó al equipo local. Los once que puso en cancha el técnico interino Federico Vairo (Cubilla había renunciado unos días atrás) fueron: Gay, Gordillo, Borelli, Nicosia, Olarticoechea, Enrique, Gallego, Alonso (expulsado por protestar), Alfaro, Francescoli y Tapia.

Durante esta gira se dio el primer experimento de la camiseta de River sin la banda roja en la espalda. Allí utilizó una casaca totalmente distinta a lo que se usó en toda la historia millonaria. Cuello rojo, con un triángulo grande de ese color, logo de Adidas en el pecho y de tamaño mayor y el número en el costado opuesto. En la espalda, blanco absoluto y números en rojo, luego de casi cuatro décadas de cifras negras. Incluso también se estrenó en el partido contra el Valencia de esa misma gira una suplente invertida, es decir de las mismas características, pero roja con la banda blanca. La blanca con la banda roja de esa gira, jamás se volvió a utilizar, mientras que la suplente solamente se usó en un partido contra Cipolletti en el Nacional 1985.


El partido contra el Nápoli

La salida de Cubilla propició la llegada de Héctor Veira a la Dirección Técnica de River, hombre de frases explosivas, quién escribiría páginas gloriosas en la historia del Club. Cubilla dirigió River en 32 partidos. Ganó 15, empató 10 y perdió 7. Veira tenía un objetivo muy diferente al que finalmente consiguió. Sumar lo más posible porque el descenso era un problema no muy lejano. El comienzo de la segunda ronda sería auspicioso, con una victoria 2-1 ante Temperley y una goleada por 4-1 a Chacarita. Aunque el andar en el resto del torneo sería algo irregular, el hecho destacable es la victoria por 4 a 1 a Boca en el Monumental, el 11 de noviembre, con dos goles de Alonso y dos de Francescoli. El primero llegaría con un tiro del Beto desde afuera del área que a Gatti se le escabulle de las manos. Luego empataría Herrera tras un rebote de Pumpido luego de un tiro libre. Alonso adelanta nuevamente a River con un cabezazo y luego Francescoli anotaría en dos ocasiones de penal para redondear una goleada.

River finaliza el metro en cuarta posición, a 8 puntos del campeón Argentinos Juniors, habiendo ganado 15 partidos, empatado 13 y perdido 8. Anotó 51 goles y recibió 38.Francescoli fue el máximo goleador del torneo, con 24 tantos. El último goleador de River en un campeonato había sido Morete, 10 años antes, en el Metropolitano 74. Lo siguen en la lista, Alonso con 7 y Teglia con 5.


La tarde de la goleada a Boca

Beto Alonso – Tercera etapa en River


Intercontinental 1986

En 1984 retornó a River de la mano del recientemente elegido Presidente de la institución, Hugo Santilli, que había hecho de la vuelta de Alonso uno de los ejes de su campaña electoral. Mantuvo su habitual alto rendimiento y se retiró con un triplete: la Copa Libertadores 1986, la Primera División argentina de 1985-86 y la Copa Intercontinental 1986. En la liga argentina de 1985-86, River enfrentaba a Boca en la Bombonera, y ganó con 2 goles de Alonso. River llegó campeón a este partido, pero igualmente dio la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival.La coronación de su carrera fue la Copa Intercontinental que logró en diciembre de 1986 en Japón, frente al Steaua de Bucarest de Rumania, en la cual asistió a Alzamendi para el único gol del partido.

Se retiró ante 85.000 almas en Estadio Monumental, en el momento cumbre de su carrera luego de haber ganado todos los títulos posibles para un jugador, el 13 de junio de 1987. Su último partido oficial fue el 14 de noviembre de 1986 frente a Steaua de Bucarest. En el año 1989 volvió a la escena riverplatense al asumir como mánager de fútbol, colaborando en parte con la obtención del primer campeonato de la década de los 90 con Reinaldo Merlo y luego Daniel Passarella como técnicos.
Sus números en la tercera etapa arrojan 75 partidos jugados y 26 goles. Alonso juega en total 384 partidos en River Plate y anota 157 goles.


Su despedida

Nacional 1985 – Tercero (Final rueda perdedores)

El Campeonato Nacional 1985 fue el último de este tipo que se jugó en la Primera, ya que a partir de la siguiente temporada, con la reestructuración de los torneos, se produjo la participación de los equipos indirectamente afiliados. Comenzó el 17 de febrero y finalizó el 4 de septiembre, superponiéndose en sus etapas finales con el Campeonato de Primera División 1985/86, que se inició el 6 de julio del mismo año. La estructura del torneo tuvo un formato especial, convirtiéndolo en uno de los más complicados de la historia del fútbol argentino. La fase de grupos se disputó con los 32 participantes divididos en 8 zonas de 4 equipos cada una, mientras que en la fase eliminatoria se empleó, por única vez, la modalidad conocida como Doble K.O. o de doble eliminación.

Tras la huelga de jugadores profesionales de principios de 1985, Ruggeri logró que Boca le diera el pase libre y él optó por emigrar a River junto a Ricardo Gareca. El cabezón participó en 94 partidos oficiales y marcó 5 goles en el equipo millonario, logrando 3 títulos internacionales (libertadores 86, intercontinental 86 e interamericana 87) y 1 torneo nacional (1985/86). Gareca por su parte jugaría sólo 12 partidos y anotaría 4 goles, para luego ser transferido al América de Cali, recibiendo el club en parte de pago al volante de Huracán, Alberto Morresi. Además retornaba del préstamo a Chacarita el marcador lateral Alejandro Montenegro y llegaba de San Lorenzo el delantero Luis Amuchástegui, quien anotaría un total de 19 goles en 47 partidos. Veira le quitó a Roque Alfaro el peso de la conducción del equipo y lo envió a la izquierda del mediocampo donde encontró espacio para correr y tiempo para pensar. Bajó al Negro Enrique de wing a volante derecho y descubrió un jugador colosal, virtuoso y arrojado. Desató las alas de Francescoli colocándolo en la delantera con el simple mandato de hacer lo que quisiera. “Si Francescoli no triunfa en River, yo no dirijo nunca más”, dijo. Sus cambios fueron tan evidentes como beneficiosos.


Parados: Gordillo, Gallego, Borelli, Pumpido, Ruggeri y Montenegro. Abajo: Amuchástegui, Francescoli, Morresi, Héctor Enrique y Alfaro.

Morresi llegó a River a mediados del 1985 con antecedentes de ser jugador de muy buen pie. Formó con el Enzo Francescoli una de las duplas más temidas por los arqueros rivales ya que en el campeonato 85-86 ayudó al Príncipe a convertir la gran mayoría de sus goles. Era un excelente asistidor y acompañaba siempre la jugada para abrir espacios. Fue titular del equipo hasta que se fue el Enzo a Francia antes del Mundial 86, ya que Veira optó por el Beto en lugar de Enzo y por Centurión (luego Funes) como centrodelantero para la Copa. Nunca pudo volver a recuperar la titularidad con el Bambino en lo se jugó en el resto del 86, ni con Griguol en el 87-88.

River forma parte del grupo D junto a Unión, Gimnasia y Cipolletti, el cual termina como primero luego de 4 victorias y 2 empates. Una de las formaciones de River Plate en 1985 era: Gordillo, Gallego, Borelli, Pumpido, Ruggeri y Montenegro, Amuchástegui, Francescoli, Morresi, Héctor Enrique y Alfaro. El último partido de la ronda clasificatoria se jugó un 10-03, y el 20-03 empezó la ronda de los ganadores y segundos de cada grupo en partidos de ida y vuelta. River juega con el Deportivo Español, al que elimina luego de perder el primer partido 1-2 y golear 5 a 0 en el Monumental.El siguiente paso fue a partido de eliminación directa contra Estudiantes LP en cancha neutral al que le gana 2 a 0, con dos goles del Tigre Gareca. Luego en cancha de Huracán fue el turno de jugar con el Vélez del Coco Basile, que derrota a River por 3 a 0 y lo envía a la rueda de perdedores.

Hubo que hacer el receso obligado por las eliminatorias del Mundial del 86, que se jugaba durante un mes en el Invierno del 85, por lo tanto se retoma la rueda de perdedores el 10 de Julio, 3 meses después , jugando contra Unión de Santa Fé, con un triufo por 1 a 0. Una semana después daba comienzo en simultáneo el Campeonato 85/86 de Primera División, con el nuevo formato de campeonato largo con un breve receso veraniego. En la sexta fase toca nuevamente jugar contra Estudiantes LP, al que le gana en forma clara por 4 a 1, luego sería el turno de Newell´s, con victoria por 2 a 0. En la final de la rueda de perdedores tocaría nuevamente enfrentar a Vélez, partido jugado entre semana el 07/08. Esa noche River formó con Pumpido, Gordillo, Borelli, Ruggeri, Montenegro, Enrique, Gallego, Morresi, Amuchástegui, Francescoli y Alfaro. Prácticamente era la base del posterior campeón del torneo 85-86. Vélez tenía entre otros jugadores a Jorge Comas, una de las figuras del momento, y posterior goleador del torneo con 12 tantos. River comenzó ganando con un gol de Francescoli en el segundo tiempo, pero Vélez logra darlo vuelta con tantos de Larraquy y Comas, accediendo a la final el torneo, que luego perdería en manos del campeón Argentinos Juniors. River finaliza el certamen con 9 victorias, 3 empates y 2 derrotas, habiendo anotado 25 goles y recibido 13. El goleador del equipo fue Luis Amuchástegui con 9 goles, segundo en la tabla general. Alonso y Francescoli anotan 3 goles en el torneo.


Amuchástegui contra Estudiantes.

Campeonato 1985/1986 – Campeón

Santilli llamó a un concurso de logotipos en el que participaron diversos artistas del país. Resultó ganador un dibujo de Caloi, el reconocido caricaturista argentino creador del popular Clemente. El dibujo en cuestión era un León, hecho con unas pocas linea interconectadas, que emergía del Monumental con la casaca de River y el bastón de millonario. Este ícono se lució en la camiseta en los sucesivos logros alcanzados durante esa temporada.

El torneo, de formato largo, dio comienzo el 6 de julio mientras aún se jugaban las últimas fases del campeonato anterior. Se disputó a dos ruedas de todos contra todos, modificado para que se asemeje al utilizado en las principales ligas europeas. Se incorporan regularmente a los equipos indirectamente afiliados a los campeonatos oficiales por medio de un sistema de ascensos y descensos, a través de la creación de una división intermedia, el Nacional B. River luce en su camiseta el Logo de Fate por cuatro temporadas a partir de 1985. El equipo de Veira, ya afianzado, comienza a paso firme en el torneo, con 5 victorias y 1 empate en los primeros 6 partidos, cayendo derrotado por primera vez en la fecha 8 por la mínima ante Independiente en Núñez. A partir de ahí el equipo enarbola una nueva racha, de 6 triunfos —incluido Boca, una goleada por 5 a 1 a Newell´s y otra por 4 a 1 a Vélez en Liniers— y dos empates; que se corta recién el 4 de diciembre contra Ferro por 2-1 en Caballito.

El 27 de Octubre River recibe por la 17ma fecha a Boca. El encuentro fue muy parejo; el resultado se resolvió en el minuto 27 del primer tiempo, con un zapatazo con rosca desde afuera del área de Alejandro Montenegro, el cual se clavó en el ángulo de Hugo Gatti, que solo pudo contemplar. Ruggeri cumple una gran actuación y la victoria genera un envión anímico clave en los posteriores logros. Luego del tropezón en la fecha siguiente ante Ferro, River cierra 1985 con 4 victorias más y 2 empates, entre estos partidos se recuerdan la goleada por 6 a 0 a Temperley y el 5 a 1 contra Estudiantes de La Plata. El 14 de diciembre del 85 hace su debut en primera el delantero Claudio Caniggia, salido de las inferiores, en un 3 a 0 a Unión de visitante. Participa tres temporadas en River, en el que juega 53 partidos y marca 8 goles, para luego emigrar en la temporada 88/89 al Verona italiano junto a Troglio.


La tarde del golazo de Montenegro en el clásico.

Para ese torneo, Francescoli ya era una garantía de gol. Él junto al Ruggeri, Gallego y Alonso formaban una columna vertebral de alta performance. La llegada de Morresi completó el cuadro, y con Francescoli armaron un dúo imbatible. Además se contaba con Pumpido y Goycochea, dos arqueros en un gran nivel. En resumen, el River que se estaba gestando a fines del 85 contaba con 5 jugadores que en poco tiempo serían campeones del mundo con Argentina y con el club: Pumpido, Ruggeri, Enrique, Gallego y Alonso. Más otros 3 jugadores de la selección de Uruguay: Nelson Gutiérrez, Francescoli y Alzamendi. Una férrea defensa y mediocampo, más un ataque certero y letal.

River continúa la racha en 1986 ganando el 20 de Enero la Copa de Oro de Mar del Plata, luego de empatar con Boca en uno y ganarle a Racing por 4 a 2, con un hattrick de Alonso. Habían ingresado al plantel los jugadores Saralegui de Uruguay, Sperandío de Rosario Central, Funes del Millonarios de Colombia, Rubén Gómez, Erbin y Patricio Hernández de Instituto, Rubens Navarro de San Lorenzo, Ramón Centurión, delantero proveniente del archirrival, y retornaba una pieza clave, Antonio Alzamendi. En Febrero se jugaría la segunda edición de la Copa de Oro, obteniendo nuevamente el título luego de 2 victorias; el recordado 5 a 4 frente a Polonia, con hattrick y chilena de Francescoli, y un posterior 1 a 0 sobre Boca con gol de Gorosito.


La recordada chilena de Francescoli frente a Polonia.

El equipo retoma el campeonato el 19 de enero ganando por 1 a 0 ante San Lorenzo, luego con un memorable triunfo ante Argentinos Juniors por 5 a 4 en Núñez, y continúa a paso firme, logrando 5 triunfos y 2 empates en los siguientes partidos (incluidas una victoria por 2 a 0 a Independiente y una goleada por 4 a 0 a Racing de Córdoba); racha que le permite coronarse campeón 5 fechas antes, al ganarle por 3 a 0 a Vélez en el Monumental, el 9 de Marzo, logrando así su 21° campeonato nacional en el profesionalismo. Con el equipo ya coronado campeón, tres fechas después, se juega el superclásico en la Bombonera el 6 de Abril. La peculiaridad de dicho partido se dio en el uso de una pelota de color naranja para disputar el encuentro durante el primer tiempo. Al salir al campo de juego los jugadores dieron la vuelta olímpica. El partido fue una recordada victoria por 2 a 0, con dos goles de Alonso, el primero de cabeza y el segundo luego de un desvío en un tiro libre que le cambia el palo a Gatti.


River da la vuelta olímpica en la Bombonera.

El partido final fue un empate 4 a 4 frente a Platense, y River resultó campeón con números para recordar: 74 goles a favor, 23 partidos ganados, 3 perdidos, 10 empatados, 26 goles en contra y 56 puntos. Francescoli, al igual que el año anterior, fue el goleador absoluto con 25 tantos, seguido por Morresi con 16 y Amuchástegui con 10. Ruggeri deslumbra, demostrando una notable fortaleza y velocidad, más un quite efectivo. Además, es el jugador que en más partidos participó: 35, sólo faltó a uno. Este título le posibilitó a River entrar a participar en la Copa Libertadores junto con Boca, Wanderers y Peñarol de Uruguay.

Los jugadores fueron agasajados con una “Cena de Campeones” en la que se les entregó el León de Plata a los mejores deportistas de River. Los jugadores del equipo de fútbol recibieron el premio junto a otras figuras descollantes en varias disciplinas como Gabriela Sabatini, Darío Álvarez (Campeón Sudamericano de patín artístico), Laura Martinel (Campeona Mundial de lucha), Federico Bluthgen (Campeón Panamericano de lucha) Alejandro Hoffman y Oscar Panno en ajedrez, y Beatriz Capotosto (Campeona Sudamericana de 100 metros con vallas). El plantel premiado estaba compuesto por Ruggeri, Amuchástegui, Gordillo, Enrique, Morresi, Francescoli, Gallego, Alfaro, Pumpido, Borelli, Alonso, Saporiti, Goycochea, Gorosito, Karabin, Rinaldi, Crasiyacich, Gutiérrez, Villazán, Spotorno y Centurión. También se les entregó el León de Oro a Francescoli por ser el “Mejor jugador sudamericano de fútbol”, a Gabriela Sabatini por ser representante internacional, y otro a la atleta ganadora del León de Plata Beatriz Capotosto y al plantel de la primera de básquetbol. Francescoli emigraría luego del Mundial de México al Racing de París.

Copa Libertadores 1986 – Campeón

La partida de Enzo obligó a Veira a conformar un River más cauto, contragolpeador y –tal vez- más apto para jugar la Libertadores, en cuyos partidos a veces conviene tener una armadura de hierro debajo de la camiseta. River comparte el grupo A con Wanderers, Peñarol y Boca Juniors. El primer partido sería el 9 de Julio en la Bombonera, para un empate en uno en el que abre la cuenta Graciani para el local, de penal, en el minuto 33. Poco antes del final del primer tiempo empata Alfaro para River. A partir de ahí el equipo enarbola 5 victorias consecutivas en el grupo, finalizando la fase invicto. Primero de visitante ante los equipos uruguayos; 2 a 0 al Wanderers (2 goles de Alzamendi) y 2 a 0 a Peñarol (2 goles de Centurión). Luego consigue una victoria de local por 3 a 1 a Peñarol, y el 14 de Agosto logra la clasificación a semifinales una fecha antes, con un 4 a 2 al Wanderers. Cierra el grupo con Boca en Núñez; sería triunfo por 1 a 0 con gol de Alzamendi en el minuto 62, anticipándose de cabeza tras un centro. Alonso fue haciéndose titular en la Copa, dejando a Morresi (“Mozart” según el Bambino) como un suplente de lujo.

Por aquel entonces, las semifinales se jugaban en grupos de tres equipos y River accedió al Grupo A junto al Barcelona de Guayaquil y al campeón vigente, Argentinos Juniors. El primer partido fue el 4 de Septiembre ante el equipo de La Paternal, en Vélez, en el que fue un empate sin goles. Luego fue el turno del Barcelona, logrando dos victorias con comodidad (3-0 jugando de contraataque en Guayaquil y 4-1 en el Monumental, partido en el que ya se ganaba por 3 a 0 a los 12 minutos). El gran equipo dirigido por José Yudica fue, en cambio, un hueso difícil de roer para River. En la 4ta fecha, se pierde el invicto ante Argentinos por 0-2 en el Monumental cuando a River le bastaba un empate para pasar a la final. Ante la igualdad de puntos, se juega un tercer partido el 4 de Octubre entre ambos conjuntos argentinos, ya que el Bicho pudo vencer al Barcelona en Buenos Aires, pero cayó en Guayaquil. Los 120 minutos en el estadio de Vélez fueron durísimos, hubo tiros en los palos de Batista y Olguín. El marcador no se abrió y, por mejor diferencia de gol, River luego de 10 años accedió por tercera vez en su historia a la final de la Copa. La tercera sería la vencida.

El rival en la final era el América de Cali, poderoso equipo colombiano que había caído por penales en la final del año anterior frente a Argentinos Juniors. El América contaba con tres argentinos en su plantel titular, el arquero Julio César Falcioni, el volante Carlos Ischia y el delantero Ricardo Gareca, que un año antes había jugado en River. El 22 de octubre, el “Millonario” derrotó en Cali al América por 2 a 1. A los 23 minutos de la primera mitad, Juan Gilberto Funes abrió el marcador, aunque Roberto Cabañas empató transitoriamente para los locales, al minuto del complemento. A falta de 20 minutos para el final, Norberto Alonso selló el 2 a 1 final que le dio al equipo la tranquilidad necesaria para recibir a los colombianos en el Monumental. El domingo siguiente, y con un equipo lleno de suplentes, River goleó a Deportivo Italiano por 4-2 por el Campeonato 86/87. Todos los que estuvieron en el hall esa tarde, se percataron del hueco dejado en la vitrina de trofeos, esperando al título más buscado de los últimos 20 años.

El partido de vuelta se jugó el 29 de octubre, el árbitro brasileño Wright dio comienzo a las 21:47 bajo una lluvia que se había iniciado unas horas antes, ante un estadio completo por 80.000 personas: la recaudación fue de 1.393.120 australes. Se da un primer tiempo sin goles y muchas fricciones. Segunda parte, el gol que no llega, hay una cabeza salvadora de Ruggeri que evita el gol colombiano en el arco de la Centenario. Cuando iban 24 minutos del segundo tiempo, Enrique roba una pelota y le da un pase profundo a Juan Gilberto Funes, que aguantó la pelota de espaldas, giró para su zurda y sacudió cruzado, ahí donde era imposible que Falcioni llegara. Corrió hacia la cabecera Almirante Brown ofreciéndole el festejo a los hinchas en una noche que el hincha de River jamás olvidará. Gareca y Montenegro son expulsados; ingresan Daniel Sperandío y Rubén Gómez por Alzamendi y Alfaro respectivamente, cambios decididos por Veira para cerrar el partido. Pese a no tratarse de un hombre de la casa, Héctor Rodolfo Veira entró rápidamente en la historia del club. Considerado un motivador nato, el “Bambino” gestó un equipo compacto y con una característica de juego inconfundible: era letal en el contragolpe. "River es la Casa Blanca, un club espectacular. En 1986 armamos un grupo muy sólido y, por sobre todas las cosas, de hombres. Sabíamos bien lo que buscábamos, y por eso lo conseguimos".

Esa noche, River formó con Nery Pumpido, Jorge Gordillo, Nelson Gutiérrez, Oscar Ruggeri, Alejandro Montenegro, Héctor Enrique, Américo Gallego ©, Norberto Alonso, Roque Alfaro, Antonio Alzamendi y Juan Gilberto Funes. En las estadísticas, el plantel de Veira ganó nueve partidos, empató tres y perdió uno, con 23 tantos a favor y sólo ocho en contra. Ramón Centurión fue el goleador del equipo con 7 tantos, seguido por Antonio Alzamendi con 6, Norberto Alonso con 4, Juan Funes con 2 y Roque Alfaro, Néstor Gorosito y Héctor Enrique anotaron uno cada uno. Tras su onceava participación en la Copa Libertadores, River y la historia ya no se debían nada.

Copa Intercontinental 1986 – Campeón

El título de América le da la chance a River de jugar por primera vez la copa Intercontinental de clubes. El partido sería el 14 de Diciembre en el Estadio Nacional de Tokio ante 62.000 espectadores, contra el campeón europeo vigente, Steaua de Bucarest (el cual había vencido en la final al Barcelona por penales tras un empate en cero). El árbitro fue el uruguayo José Martínez Bazán. El equipo el día de la final formó con Pumpido al arco; Gordillo, Gutiérrez, Ruggeri y Montenegro en la defensa; Enrique, Gallego, Alfaro (Sperandío) y Alonso en el mediocampo; y los delanteros Alzamendi y Funes. El rival tenía a las recientes figuras Belodedici, Lacatus, Balint, Bölöni, Piturca, Ducadam, e Iordanescu, el equipo sería la base de una de las mejores selecciones rumanas que se recuerden.

El trámite del partido fue áspero y parejo, pero River terminó levantando el máximo trofeo en su primera participación. El autor del único gol fue el uruguayo Antonio Alzamendi, quien aprovechó un tiro libre realizado rápidamente por Norberto Alonso para batir al arquero con un toque corto de cabeza a los 28’ del primer tiempo. El gol del delantero uruguayo, quien fue elegido además como el Jugador del Partido, definió la suerte del equipo argentino, que tras el gol supo cuidar el resultado con inteligencia y con la experiencia de sus futbolistas campeones del mundo en México 1986: Nery Pumpido, Oscar Ruggeri y Héctor Enrique. La victoria fue ampliamente celebrada en la mañana argentina, donde miles de hinchas se congregaron en las calles para homenajear a los campeones.


Avivada de Alonso…


…cabezazo y gol de Alzamendi

El líder, capitán y figura de aquel plantel Millonario, Norberto Osvaldo Alonso, tras la victoria ante el Steaua en Tokio, decidió colgar los botines. “En el momento en que terminó el partido, mientras daba la vuelta olímpica, supe que tenía que retirarme así”, explicaría luego. Le dedica el triunfo a Labruna. En los vestuarios, el director técnico Veira dijo: “Fue la victoria de la inteligencia. No cometimos errores tácticos ni estratégicos. Eso se llama inteligencia: ganamos con la cabeza.” Alzamendi, por haber hecho el gol, ganó un automóvil Toyota que prefirió cambiar por el valor en dinero y repartirlo entre todo el equipo, manifestando “era mi deber”. Es elegido posteriormente como Futbolista Sudamericano de 1986. Enrique, Ruggeri y Pumpido, además, fueron dueños de un récord casi único. Los tres son parte de un grupo selecto de 10 jugadores que en la misma temporada ganaron la Copa Libertadores, la Intercontinental, el Campeonato y el Mundial. Con ellos, están siete jugadores del Santos de 1962, cuyo símbolo era Pelé.

Claro está que todos estos triunfos le valieron a Hugo Santilli ganar nuevamente las elecciones del 28 de Diciembre e iniciar un segundo período como dirigente de River. Fue reelecto por cifras abrumadoras. Sobre 6.273 socios votantes obtuvo 3.979 votos contra 1.066 de Davicce, 950 de Aragón y 274 de Lancioni.

El segundo ciclo Santilli 1987/1989 – Griguol y Menotti

Campeonato 1986/1987 – 10°puesto

Al mismo tiempo había comenzado el torneo por la Copa Libertadores, por eso la formación del torneo nacional se cambió por la llamada “Los niños terribles”, un equipo formado por Goycochea; Gómez, Perrone (Navarro), Gutiérrez, Míguez, Troglio, Vittor, Alonso, Hernández, Caniggia y Funes como titulares, y Miguel, Maseiro, Zapata y Salaberry como suplentes, aún cuando Veira aseguraba que “en River no hay titulares y suplentes: son todos jugadores”. El 13 de Julio, 4 días después del empate inicial de River y Boca por la Copa Libertadores, empezó el campeonato en el Monumental con una pálida actuación ante Racing, que terminó en 1 a 1, con goles de Medina Bello para el rival (quien posteriormente vestiría la casaca millonaria) y Alzamendi para el local. La prioridad del semestre sería el torneo continental, por lo que gran cantidad de partidos del campeonato serían afrontados sin los jugadores titulares. El plantel de River formó esa tarde con Goycochea; Saporiti, Karabín, Gómez, Saralegui, Sperandío, Hernández, Navarro (Caniggia), Centurión y Gorosito (Troglio). Luego hubo un empate en uno con Talleres en Córdoba, una derrota con Rosario Central, un triunfo ante Gimnasia, y otra victoria en un 3 a 1 contra Temperley.


Parados: Gordillo, Gallego, Nelson Gutiérrez, Pumpido, Ruggeri y Montenegro. Agachados: Alzamendi, Gorosito, Morresi, Patricio Hernández y Alfaro.

Ese triunfo quedó reducido a un 1 a 0 favorable a Temperley por el Tribunal de Disciplina de la AFA, después de que se comprobara un resultado de antidoping positivo para el riverplatense Ramón Centurión. El jugador explicó entonces que había tomado un antigripal sin permiso del médico del plantel, que le dio como resultado la existencia de metanfetaminas en la orina, por lo cual fue sancionado con un año de suspensión a partir del 5 de Septiembre de 1986. A River se lo sancionó con el descuento de dos puntos que se le otorgaron a Temperley, y el pago de una multa equivalente al precio de 750 entradas. Centurión pidió disculpas a sus compañeros por el desliz.

Entre la fecha 11 y 15 del torneo, el equipo sufre 4 derrotas y 1 empate, racha que lo comienza a alejar de la pelea. Luego vendría una recuperación por 4 a 2 ante Deportivo Italiano, días antes del partido de vuelta de la final de la Libertadores, y una fecha antes del Superclásico. El 2 de Noviembre River visitó a Boca, el resultado termina siendo para el local por 1 a 0 con gol de Jorge Comas. River cierra ese año con 3 empates (ante Vélez, Platense y Racing) y 3 triunfos (Talleres, Rosario Central y Argentinos Juniors). Retoma el torneo tras un receso de un mes, el 25 de enero del 87, con un empate en dos en Núñez ante Unión de Santa Fe.

La segunda victoria ante Temperley no fue casual. Coincidió que para esa fecha se habían incorporado al plantel las más importantes figuras de River, que venían de haber terminado de jugar la Copa Libertadores y de formar los seleccionados nacionales para el Mundial '86. Claro que la energía que le insuflaron al plantel llegó cuando ya era demasiado tarde para repuntar en la tabla. El 13 de Abril se disputa el superclásico de la segunda rueda en el Monumental. Terminó 1 a 1 con un polémico arbitraje de Francisco Lamolina, que no sancionó un legítimo gol de Alzamendi, y una mano penal de Higuaín en la boca del arco. Abre el marcador en el primer tiempo Alzamendi, en el complemento Rinaldi empata para Boca.

El campeón fue Rosario Central con 49 puntos. Segundo, los rosarinos de Newell’s. River quedó en el décimo puesto, con 39 puntos, 38 partidos jugados, 13 ganados, 13 empatados y 12 perdidos. Anotó 54 goles y recibió 49 en contra. Obtuvo el segundo mejor promedio de goles por partido: 1, 25, mientras que el campeón tenía 1, 29. Alzamendi fue el máximo anotador de River con 13 goles. Lo siguen en la tabla P. Hernández con 11, Morresi con 10, Gorosito con 5. A mediados de 1987, Héctor Veira culmina su labor como Director Técnico de River; es sucedido por Carlos Timoteo Griguol, proveniente de Ferro Carril Oeste. Además, de Rosario Central llega el mediocampista Omar Palma.

Copa Interamericana 1987 – Campeón

River al haberse adjudicado la Copa Libertadores del año anterior, se enfrentó por la décima edición de la Interamericana al campeón vigente de la Concacaf, Liga Deportiva Alajuense de Costa Rica en una serie de ida y vuelta. El primer partido fue el 21 de Julio en Alajuela, y el resultado fue un empate en cero, con algunas chances tanto para el local como para los delanteros de River. River formó con Sergio Goycochea; Nelson Gutiérrez, Alejandro Montenegro; Jorge Borelli, Américo Gallego, Oscar Ruggeri; Claudio Paul Caniggia, Néstor Gorosito, Juan Gilberto Funes, Omar Palma y Roque Alfaro.

El partido de vuelta en el Monumental fue el 16 de Agosto. Ese día el equipo de Griguol formó con Sergio Goycochea; Nelson Gutiérrez, Oscar Ruggeri; Rubén Darío Gómez, Américo Gallego, Jorge Borelli; Ramón Centurión, Héctor Enrique, Juan Gilberto Funes, Omar Palma y Jorge Villazán. En este caso fue triunfo de River por 3 a 0, obteniendo así el tercer título internacional en menos de un año. Abriría el marcador Villazán a los 16 del primer tiempo. Luego amplía en el segundo tiempo Funes a los 15, y Enrique sella el resultado 7 minutos después. River obtiene así su tercer título internacional Conmebol en menos de un año, la cuádruple corona con la obtención del torneo local y dos competiciones interconfederaciones en la misma temporada, hito compartido en el fútbol argentino con Independiente, Estudiantes y Vélez.

Copa Libertadores 1987 – Semifinales

River ingresa en la ronda semifinal como campeón vigente. Le toca formar parte del Grupo 2 junto a Independiente y Peñarol. Los dos primeros partidos resultan en un empate sin goles en Núñez frente a Independiente el 26 de Agosto y en Montevideo frente a Peñarol el 16 de Septiembre. Una semana después sería el turno de visitar a Independiente. River cae derrotado por 2 a 1 con goles de Merlini y Marangoni para el local, y de Juan Gilberto Funes para River. El delantero desperdicia un gol con el arco libre cuando el equipo millonario ganaba por 1 a 0.

Este resultado complica las chances de River de acceder a la final, ya que precisaría que Independiente empate con Peñarol y luego debería ganarle por buena diferencia a los uruguayos en la fecha final. De todos modos Peñarol obtiene un gran triunfo en Avellaneda por 4 a 2, quedando así como primero del grupo. Luego sería el campeón del certamen después de ganarle un partido desempate el América de Cali, que nuevamente se queda en las albores del título. La fecha final del grupo, con el equipo ya sin chances, fue victoria por 1 a 0 sobre Peñarol con gol de Ruggeri.

Campeonato 1987/1988 – Cuarto

A mediados de 1987 llega proveniente del Atlético Madrid el delantero uruguayo Jorge Da Silva, quien formaría la delantera con Caniggia, Alzamendi y Funes. Anota en sus dos años en el club un total de 23 goles en 59 partidos. Además se incorpora el volante central Ernesto Corti, tras su paso por Instituto de Córdoba, comenzaría jugando en el mediocampo; luego, en sus últimas etapas de River hizo dupla con Higuaín como segundo zaguero central. El torneo da inicio en el segundo semestre del año, el 30 de agosto. Una de las formaciones base de River Plate para ese torneo fue Gordillo, Gallego, Borelli, Goycochea, Ruggeri, Erbín, Troglio, Da Silva, Alzamendi, Corti y Caniggia. River comienza con un empate de visitante sin goles ante Gimnasia de La Plata. Luego de un nuevo empate ante Argentinos y una derrota por la mínima ante Independiente, el equipo enarbola 4 victorias y un empate, para volver a sufrir una derrota, en este caso por 3 goles ante Rosario en Núñez.


Parados: Gordillo, Gallego, Borelli, Goycochea, Ruggeri y Erbín. Agachados: Troglio, Da Silva, Alzamendi, Corti y Caniggia.

El 22 de Diciembre se juega el primer superclásico del torneo en el Monumental. Luego de comenzar dos goles abajo, River logra dar vuelta el marcador y lo termina ganando 3 a 2, con goles de Jorge Da Silva, Enrique Corti y Omar Palma para el local y Jorge Rinaldi (2) para Boca. Comas malogra un penal en la última jugada del encuentro. Una victoria 2 fechas antes del superclásico, ante Racing por 2 a 0, y una goleada posterior a Banfield por 4 a 1, hacen generar expectativas y mantener al equipo en los puestos de arriba. Algunas fechas después, entre diciembre y enero, River sufre 3 derrotas consecutivas, ante Newell´s, Gimnasia y Argentinos, que lo alejan de la pelea, sumado a algunos empates posteriores. El equipo se recupera de esa racha adversa con una victoria ante Independiente con gol de Alzamendi de penal.


La tarde del 3 a 2 a Boca.

El 30 de Abril sería el segundo partido contra Boca, en la Bombonera. En este caso es un empate en 2 con goles de Graciani (2) para el local y Alzamendi y Ruggeri para River. Ya no es posible alcanzar a Newell´s, quien finalmente se alza como campeón con 55 puntos. El equipo termina en la 4ta posición con 9 puntos menos, habiendo ganado 17 partidos, empatado 12 y perdido 9. La racha de 3 partidos perdidos a principio del año había sido determinante. River anota 51 goles y recibe 40. Su ubicación en la tabla lo clasifica para disputar la Liguilla Pre-Libertadores. El goleador de River en el torneo fue Jorge Omar Da Silva con 14 goles, seguido por Antonio Alzamendi con 8, Omar Palma con 5 y Claudio Caniggia con 4.

El equipo de Timoteo contaba con muchas estrellas, algo que terminaría por decidir su continuidad a futuro, ante la falta de control del vestuario. Heredó un plantel ganador de todo y con sus respectivos egos por las nubes. Pumpido, Nelson Gutiérrez, Ruggeri, Alzamendi, Enrique, Funes, Da Silva. Retener la Libertadores era el objetivo y este se truncó de inmediato en la segunda fase a manos de Peñarol de Montevideo.

Supercopa 1988 – Semifinales

Luego de la caída en la Copa Libertadores el año anterior, la flamante Supercopa pasó a ser la prioridad del equipo de Timoteo. Era la primera edición de un torneo que reunía a los 13 campeones de la Copa Libertadores que hasta ese momento existían; 6 clubes argentinos, 4 brasileños, 2 uruguayos y 1 paraguayo. River comenzó su participación en octavos visitando a Olimpia en Asunción, el 13 de Abril, en la que sería una derrota por 2 a 0. Una semana después en Núñez, el equipo logra revertir el resultado con una rotunda goleada por 4 a 0 con 2 goles de Alzamendi y 2 de Jorge Da Silva. En cuartos de final sería el turno de visitar a Gremio en Porto Alegre, que había eliminado a Boca en la ronda anterior. El 3 de mayo River cae derrotado por 1 a 0, y al cabo de una semana revierte nuevamente el escenario, esta vez ganando por 3 a 1 con 2 goles de Alzamendi y 1 de Alfinete, en contra.

Racing aguó la fiesta en semifinales con un gol agónico de Néstor Fabbri en el Monumental. El partido de ida, jugado el 25 de mayo, había sido derrotado por 2 a 1 con gol de Jorge Borelli. Una semana después, el equipo forzaba un desempate mediante un gol de penal de Nelson Gutiérrez, pero en el tiempo cumplido, Fabbri cabecea un centro, Pumpido no logra tapar y anota el empate para Racing, asegurando su clasificación. El equipo de Avellaneda sería el posterior campeón del certamen al derrotar en la final al Cruzeiro. El goleador del torneo fue Antonio Alzamendi, junto a Sergio Oliveira de Nacional anotaron 4 goles. Jorge Da Silva marca 2 goles en el certamen.

Para cuando esto ocurrió, Newell’s Old Boys de Rosario ya se había escapado lo suficiente en el torneo Local, como para ilusionarse con un título. Jaqueado y ya sin puertas por golpear. Timoteo comprendió que su ciclo se había terminado. Su año en Núñez tiene como saldo positivo la Copa Interamericana, el afianzamiento de Claudio Caniggia y Pedro Troglio como jugadores titulares y el inolvidable 3-2 a Boca, luego de estar 2-0 abajo en el segundo tiempo.

Liguilla Pre-Libertadores 1988 – Semifinales

Este certamen octogonal otorgaba la segunda plaza a la Copa Libertadores 1988. Se jugó por eliminación directa, con partido y revancha. En la primera llave tocó enfrentar a Rosario Central, el 8 de Junio fue empate en cero en Arroyito. Cuatro días después se jugó la revancha en el Monumental, en el que fue triunfo de River con gol de Antonio Alzamendi y clasificación a la siguiente ronda, donde se enfrentaría con Racing Club, quien había eliminado a River de la Supercopa 11 días antes.

El primer partido fue en cancha de River el 15 de Junio, y terminó en un empate en 3 con goles de Gutiérrez de penal, Gorosito y Alzamendi para el local, y Decoud, Medina Bello, quien poco después sería transferido a River y se transformaría en una recordada figura riverplatense, y Víctor Rabuñal. El 20 de Junio fue la revancha en el cilindro, nuevamente anotaría Rabuñal para Racing, quedando el marcador en ese resultado. Una vez más River era eliminado de manos del club de Avellaneda. Finalmente fue San Lorenzo quien lograría la segunda plaza para la Libertadores de ese año. Este torneo fue el último jugado por Pumpido en River, quien continuaría su carrera en el Betis español. El goleador de River en la liguilla fue Antonio Alzamendi con 2 tantos.

Campeonato 1988/1989 – Cuarto

Hacia mediados de 1988 y de cara a la próxima temporada, la dirigencia realiza un número importante de contrataciones, en total 17 jugadores; además de la noticia principal: César Luis Menotti pasaba a la dirección técnica del equipo. El paladar futbolero, y la prédica de sus convicciones siempre tuvieron un parentesco muy cercano con lo que puede entenderse como el estilo futbolístico de River Plate. A mediados de 1988, ambas partes se juntaron y prometieron armar el fútbol espectáculo. Como sabemos, las promesas solamente quedaron en eso. También significó el último golpe de timón del presidente para mantenerse en su cargo, cuando las críticas comenzaban a crecer. A partir de 1989 y por el plazo de 3 temporadas, el nuevo sponsor de la camiseta sería la marca Peugeot.


Parados: Passarella, Batista, Basualdo, Higuaín, Carlos Enrique y Comizzo. Agachados: Héctor Enrique, Borghi, Zamora, Palma y Reinoso.

Menotti no iba a llegar a River para poner jugadores de las inferiores. Exigió figuras, y así fue que ingresaron a las filas del club el lateral izquierdo Carlos “el loco” Enrique y el volante Gerardo Reinoso, ambos provenientes de Independiente, en donde habían sido campeones de la Libertadores y la Intercontinental en 1984. Es contratado el arquero Ángel Comizzo, proveniente de Talleres de Córdoba, quien pronto se gana la titularidad. Ganaría 4 títulos en sus dos etapas en el club. Sergio Goycochea continúa su carrera en Millonarios de Colombia, Néstor Gorosito haría lo suyo en San Lorenzo. Regresa tras un exitoso paso por Fiorentina e Inter el defensor Daniel Passarella. Otros debutantes con la banda en este torneo serían Fabián Basualdo, Abel Balbo y Julio Zamora, provenientes de Newell´s; el volante Claudio Borghi, tras un breve paso por Europa; el delantero Rinaldi y el mediocampista Milton Melgar, ambos provenientes del archirrival; Mario Bevilacqua de Talleres, José T. Serrizuela de Racing de Córdoba, Sergio Batista de Argentinos Juniors y el ex Boca Jorge Higuaín, tras un paso por el fútbol francés. Hacia fines de 1988 Antonio Alzamendi emigraría al Logroñés español.

El plantel fue presentado en una serie de amistosos ante Verona de Italia en Buenos Aires, en conmemoración de los 50 años del Monumental, en el que además formaban parte de la cláusula de los contratos de Claudio Caniggia y Pedro Troglio, transferidos a ese equipo. Uno de los cuales gana River por 2 a 1 con dos goles de Reinoso. El torneo dio comienzo en el segundo semestre de 1988, el 11 de Septiembre. Tuvo una reglamentación particular que establecía el desempate por tiros desde el punto penal de los partidos igualados. Se otorgaban tres puntos por partido ganado, un punto por el empate y un punto extra para el equipo que ganara el desempate. Las tandas de penales se ejecutaban al finalizar el partido respectivo, lo que, en muchos casos, postergó la finalización de los encuentros de manera exagerada. Ésa y otras razones, como la falta de interés del público, hicieron que se tratara de un ensayo fallido, que se discontinuó en el siguiente torneo.
Además, el certamen se dividió en dos etapas. La primera, jugada hasta fin de año, definió a los dos clubes que clasificarían a la Copa Libertadores de 1989. A su vez, al finalizar la segunda etapa jugada en el primer semestre del año siguiente, los primeros 7 lugares, exceptuando al campeón, más Platense (ganador de la liguilla del año anterior) jugarían un torneo que otorgaba la segunda plaza de clasificación a la Libertadores 1990. Una de las formaciones de River Plate para el Torneo de 1ra. División de 1988/89 era Passarella, Batista, Basualdo, Higuaín, Carlos Enrique, Comizzo, Héctor Enrique, Borghi, Zamora, Palma y Reinoso.

Enseguida, River quedó fuera de la discusión, destrozando las expectativas creadas. Pierde la primera fecha con Platense, y la segunda de local frente a Boca, por 2 a 0 con goles de Perazzo y Graciani. Comenzó a vegetar en la mitad de la tabla sin ninguna chance de pelear por el título. El 1 de Octubre, hace su debut el volante Juan José Borrelli en un 4 a 0 a Racing de Córdoba en el Monumental. Tenía 17 años y provenía de las inferiores. Su precoz aparición estaba asociada a la necesidad de encontrar un jugador habilidoso que pudiera cumplir el rol que años atrás había dejado vacante Norberto Alonso, y que no había podido suplir la contratación de Omar Palma, ni la promoción de los juveniles Néstor Gorosito y Mariano Dalla Líbera. Tuvo dos períodos con la camiseta Millonaria. El primero entre 1988 y 1991, y el segundo en el año 1997. En total jugó 98 partidos y convirtió diez goles por torneos locales. Tiene en su palmarés 3 torneos nacionales y 1 internacional.


Nuevo sponsor

En ese contexto, el 5 de febrero de 1989 por la 21ª fecha, el equipo de Menotti fue a visitar a un Boca puntero que soñaba con lograr un título que se le negaba desde hacía ocho años. Los boquenses sumaban 42 puntos, seguidos por Independiente con 39, mientras que River estaba noveno con 30. La gente millonaria se sintió más visitante que nunca y el escenario era por demás hostil y desfavorable. Sin embargo, River jugó un clásico de igual a igual y mereció llevarse los tres puntos, cosa que hubiera logrado de no ser por el insólito gol que el árbitro Juan Bava le anuló a Passarella tras un tiro libre a la media hora de juego. Tras el 0-0 final llegó la hora de la tanda de penales para lograr el botín del punto extra. Se llegó al quinto penal, que sería ejecutado por Passarella, quien respondió a la enorme silbatina tapándose los oídos para convertir con calma. El primer remate de a uno para Boca lo pateó Cuciuffo, pero Comizzo detuvo su tercer penal de la tanda. Era el turno de Batista, el Checho no falló y le dio a River un festejado punto que sirvió para hundir a Boca, que finalmente no pudo ganar el torneo. El equipo de Menotti mejoró el perfil en la segunda rueda pero ya estaba muy lejos de pelear algo serio. La estadía del flaco en Núñez dejó sabor a poco, sobre todo por no poder plasmar en el juego, aquel respeto inalterable hacia el espectáculo que siempre ha manifestado.

De 13 definiciones de penal que se dieron tras empatar, River consiguió el punto extra en 6 de ellas. El equipo hacia el final del torneo había recuperado algo de terreno, pero de todos modos quedó lejos del campeón Independiente (84 puntos), en el 4to lugar a 17 puntos; con 16 partidos ganados, 13 empates y 9 derrotas. No obstante River tuvo el mejor ataque del torneo, con 61 goles. La defensa recibió 36 goles. Los goleadores del equipo fueron Abel Balbo con 12, Jorge Da Silva con 9, Ramón Centurión y Daniel Passarella con 6 y José T. Serrizuela con 5.

Octogonal 1989 – Cuartos de final

River, al haber quedado entre los primeros puestos del campeonato, se enfrentó el 3 de Junio en el Amalfitani frente a Argentinos Juniors por el partido de ida de cuartos de final del Octogonal, que otorgaba la chance de jugar una final contra el ganador de la rueda de perdedores, llamada Liguilla Clasificación, cuyo ganador obtendría la segunda plaza para la Copa Libertadores 1990. El partido resultó en un 0-2 a favor de Argentinos, con goles de Dertycia, reciente goleador del campeonato, y Ereros. El partido de vuelta, jugado 4 días después en el Monumental, sería una victoria de River por uno a cero con gol de Centurión, resultado que lo deja afuera de la siguiente ronda del octogonal. Automáticamente pasaba a jugar la Liguilla Clasificación.

Liguilla Clasificación 1989 – Ganador – Clasificado a la Liguilla Pre-Libertadores

River Plate quedó cuarto en la temporada 1988/89, lejos del campeón Independiente. Enseguida fue eliminado por Argentinos Juniors en la Liguilla Pre Libertadores. Y Menotti ya no tenía mas nada que hacer. Su último partido fue en Resistencia, ante Chaco For Ever por la rueda de perdedores.
Vaya paradoja, renunció a River luego de un partido que el millonario ganó 5-1 y liquidó la serie en el partido de ida. Luego empata en uno en Núñez, con Vairo de Técnico interino. En la 4ta fase, ya con el ex-jugador Reinaldo Merlo como flamante DT, vuelve a enfrentar a Argentinos Juniors, esta vez lo deja en el camino ganándole ambos encuentros, el primero por 1 a 0 en Liniers con gol de Centurión, partido en el que hace su debut el volante Leonardo Astrada proveniente de las inferiores. Su carrera en el club sería enorme, llegando a ser el séptimo jugador de River en obtener más títulos, con 12 (diez nacionales y dos internacionales). En el partido revancha fue goleada, por 4 a 0 en Núñez. En la 5ta fase serían dos victorias por 1 a 0 frente a Deportivo Español.

Parados: Passarella, Basualdo, Higuaín, Corti, Comizzo y Carlos Enrique. Agachados: Borghi, Melgar, Centurión, Balbo y Palma

Llegaría la fase final, contra Boca Juniors, que había perdido la final del octogonal frente a San Lorenzo y tenía una nueva chance jugando la final de la Liguilla Clasificación. Fue así que el 17 y 24 se enfrentaron en Núñez y La Boca respectivamente, no pudiéndose quebrar el cero en ambos encuentros. Esto forzó a un partido desempate, jugado el 27 de Agosto en Liniers bajo una lluvia torrencial. Finalmente River se haría con el certamen y la posibilidad de enfrentar en la final a San Lorenzo, al ganarle a su archirrival por 2 a 1. Apenas iniciado el partido, Serrizuela aprovechó un doble error de Navarro Montoya y Soñora y abrió el marcador. A los 13 de la segunda parte, una espectacular jugada de Palma terminó con un remate en el travesaño cuyo rebote fue conectado por Centurión para convertir el segundo tanto. Sobre el final, un remate de Marangoni que se desvió en Héctor Enrique puso incertidumbre en el resultado, pero River finalmente se quedó con el triunfo. Éste fue el último partido de Passarella como jugador, ya que los rumores de retiro que había en esos días, fueron confirmados poco después del clásico. Sufrió una expulsión a los 35 minutos de parte del árbitro Juan Bava, quien meses antes le había anulado un gol en la Bombonera de manera insólita.


Basualdo, Batista, Passarella y Comizzo, festejando por el gran triunfo logrado en el clásico.

Liguilla Pre-Libertadores 1989 – Ganador –Clasificado a la Copa Libertadores 1990

River jugó la final frente al ganador del octogonal, San Lorenzo de Almagro. El primer partido fue de visitante en Parque Patricios, el 27 de Septiembre. Fue victoria por uno a cero con gol de Gabriel Batistuta, quien había sido recientemente fichado y provenía de Newell´s Old Boys. El delantero jugó entre 1989 y 1990 un total de 24 partidos y anotó 4 goles. Luego recaló en el archirrival, en el cual también jugaría durante dos temporadas, para luego emigrar a la Fiorentina. Ese día también hacía su debut el defensor uruguayo Hugo De León, contratado por Di Carlo; un jugador de gran temple que no supo ser voz de mando en un equipo que se encontraba en pleno recambio generacional. Jugó durante esa temporada; fue suplente en la mayoría de los partidos. En 1991 emigraría al Botafogo. Cuatro días después, en el partido de revancha, River conserva su ventaja en Núñez, y luego de terminar en un empate en cero, el equipo gana la Liguilla y consigue la segunda plaza a la Copa Libertadores del año siguiente.

El comienzo de la era Davicce - 1989/90

Supercopa 1989 Octavos de final

La segunda edición de este certamen se inició el 3 de Octubre. River tuvo un paso fugaz, jugó dos días después por el partido de ida de los octavos de final frente a Gremio de Porto Alegre. Fue victoria por 2 a 1 en el Monumental, con goles de Ramón Centurión y Juan José Borrelli para el local, y de Adilson Heleno para los brasileños. Seis días después, en el partido revancha en Porto Alegre se daría el mismo resultado pero a la inversa, con dos goles de Kita y Heleno para el local, y de Centurión para River. En la definición por penales fue victoria de Gremio 4-1. Para los brasileños convirtieron Edinho, Adilson Heleno, Jandir y Elcio. Para River convirtió Sergio Batista, mientras que Gomes detuvo el ejecutado por Medina Bello y Batistuta remató desviado. El campeón de la Supercopa del 89 finalmente sería Boca Juniors.

Campeonato 1989/1990 – Campeón

En julio, el presidente Santilli, cerca del final de su segundo mandato, renunció a su cargo cuando fue llamado a ocupar el cargo de presidente del Banco Nación. En su lugar quedó Osvaldo Di Carlo, quien hasta ese momento era el vicepresidente del club. Un mes antes, el Beto Alonso es designado como manager de fútbol. A su vez, llega un ídolo y ex jugador millonario a la dirección técnica, Reinaldo Merlo, quien solo estaría a cargo del equipo durante la primera rueda del torneo, para luego ser sucedido por un reciente ex jugador, Daniel Passarella. Mostaza logra el segundo puesto en la primera rueda, pero renuncia a su cargo al ser electo Alfredo Davicce en las elecciones presidenciales de fines de 1989. Volvería al club 15 años después.

Proveniente de Unión de Santa Fe, llega el arquero Oscar Passet, quien forma parte del equipo hasta el año 92 en el cual recaló en San Lorenzo. Además, llega de Danubio el delantero uruguayo Rubén Polillita Da Silva, que jugaría dos etapas en River, y que luego sería muy recordado su pase posterior a Boca, en una práctica, la de cruzar de vereda al archirrival, que se dio más a menudo hacia fines de los 80 y principios de los 90 que en resto de las décadas. Otro ejemplo es la posterior operación en 1990 por intermedio de un trueque entre Sergio Berti (con problemas contractuales y mala relación con el plantel de Boca, luego en River se transforma en ídolo) y Gabriel Batistuta, este último relegado por el técnico de River en ese momento, Passarella. Sumado a esto, proveniente de Racing Club, llega el delantero Ramón el Mencho Medina Bello, quien jugaría 4 años en el club, convirtiéndose en ídolo de la hinchada. En su primera etapa en River, jugó un total de 126 partidos y convirtió 80 goles, un promedio de 0,63. Entre sus dos ciclos, obtuvo 6 títulos nacionales y 2 internacionales. La diáspora producida tras el fracaso de la era Menotti, alentó a River a un cambio de imagen en la que los pibes de la cantera eran los protagonistas.


Parados: Basualdo, Astrada, Corti, Higuaín, Carlos Enrique y Miguel. Agachados: Medina Bello, Borrelli, Da Silva, Héctor Enrique y Zapata.

El torneo dio comienzo el 13 de Agosto del 89, y se extendería hasta fines de mayo del año siguiente. En esta edición se dejó de lado la reglamentación que establecía el desempate por penales de los cotejos que terminaran igualados. Una de las formaciones base de River Plate en este torneo era Comizzo, Basualdo, Astrada, Corti, Higuaín, Carlos Enrique, Medina Bello, Borrelli, Rubén Da Silva, Héctor Enrique y Zapata. El equipo comienza con un empate frente a Newell´s y una derrota en la Bombonera por 1 a 0, el 6 de Septiembre, con gol de Cuciuffo. Pero se recupera rápido, con 4 victorias y un empate en las fechas siguientes, incluidos San Lorenzo y Racing en el Monumental. El 13 de Septiembre, hace su debut el delantero Wálter Silvani en el empate sin goles en Córdoba frente a Talleres. El cuqui jugaría 6 años en River, con un breve paso por Argentinos de por medio, logrando 4 títulos locales.

Luego de una derrota frente a Gimnasia en el bosque por un a cero, River nuevamente enarbola una serie de 5 victorias y 3 empates que lo mantienen en la lucha por el primer lugar. De León hizo dupla central con Jorge Higuaín. Eran protagonistas de un River que preponderaba la lucha al juego, el orden a la fantasía. Un River utilitario que, al comando de Mostaza Merlo, privilegiaba el cero en su valla como precepto fundamental. River cierra la primera ronda ubicado en el segundo lugar, con una derrota por uno a cero en Santa Fé. Este fue el último partido de De León en River: la elección a fin de año de Davicce, la salida de Merlo y la llegada de Passarella le minaron el futuro; este último tenía cierta aversión a las figuras que puedan eclipsarle el liderazgo. Optó entonces por la sumisión de jugadores como Serrizuela, Corti y Oldrá. Ante el cambio de presidente, Alonso también decide finalizar su vínculo como manager deportivo. El 2 de febrero de 1990 se jugó el superclásico por la fecha 21 en Núñez bajo la lluvia torrencial. Fue empate en uno, con goles de Zamora para el local y Latorre para Boca. La campaña del Káiser, que como primera medida decidió darle la titularidad al Mencho Medina Bello en lugar de Batistuta, comenzó con tres igualdades, frente a Newell’s en Rosario (gol del Polillita Da Silva), frente a Boca en el Monumental, y frente a Argentinos en cancha de Huracán. La primera victoria de la era Passarella llegó el 16 de febrero frente a Platense (dos de Medina Bello y uno de Serrizuela), y se repitió el triunfo una semana después frente a San Lorenzo en el José Amalfitani (Zapata).

El Kaiser, secundado por el Tolo Gallego, le imprimió su sello al equipo. Por un lado se empezó a ver un River mucho más agresivo, más ofensivo. Passarella llegó a Nuñez con la escoba en la mano y no sólo reemplazó a varios jugadores, sino que colgó a otros tantos. Con sólo ver la formación utilizada al final del torneo se nota como cambió el esquema. Comizzo; Basualdo, Higuaín, Corti y Carlos Enrique; Héctor Enrique, Zapata, Astrada y JJ Borrelli, Medina Bello y Ruben Da Silva. Comenzó jugando con Zamora arriba, con Serrizuela como 6 y Corti como 5 (Astrada afuera). Cuando Tiburcio se fue con la selección a la gira previa del Mundial ´90, Corti pasó al fondo, y el Negro se afianzó como titular.

Medina Bello y Da Silva tuvieron un torneo de alto nivel, y el Negro Enrique le dio un plus de jerarquía. Hubo varios partidos memorables, un 5-1 a Español, o un 3-1 a Ferro en el que el Da Silva hace revolcar a Cancelarich antes de enviar el centro para el gol de Medina Bello.


Gol del Mencho a Estudiantes

River –en un notable cambio de cara- salió campeón con holgura de este torneo, consagrándose dos fechas antes con una importante diferencia sobre Independiente. El 13 de mayo de 1990, con dos goles de Medina Bello, River Plate derrotó a Estudiantes de La Plata y se coronó campeón. El equipo que salió a jugar contra el Pincha formó con: José Miguel; Fabián Basualdo, Jorge Higuaín, Enrique Corti y Carlos Enrique; Héctor Enrique, Leonardo Astrada (Jorge Vázquez), Rubén Da Silva (Walter Silvani) y Gustavo Zapata; Ramón Ismael Medina Bello y Juan José Borrelli. Passarella, con la base de Merlo más jugadores como Medina Bello, Enrique, Da Silva, Hernán Díaz y los juveniles Astrada, Zapata y Borrelli obtiene el campeonato nacional número 22 para River en el profesionalismo.Los números finales del equipo fueron 20 partidos ganados, 13 empates y 5 derrotas. Sería la mejor defensa del torneo junto a Ferro, con 20 goles recibidos. A su vez, anota en 48 ocasiones. El goleador de River en el torneo fue Medina Bello con 9 goles, seguido de Da Silva con 7 y Borrelli y Corti con 4 cada uno.


Una imagen que resume el final de una década muy recordada, que luego se continuaría en una nueva época dorada de títulos.

[HR][/HR]

Listado cronológico de directores técnicos 1980/89:

1980/1981 Labruna - 1 título (en la década) - Metro 1980
1981/1982 Di Stéfano - 1 título - Nacional 1981
1982 Cap – Vázquez
1982 Ramos Delgado (interino)
1983 José Varacka
1983 Martín Pando (interino)
1984 Luis Cubilla
1984 Federico Vairo (interino)
1984/1987 Héctor Veira - 3 títulosCamp. 1985/86 – Libertadores e Intercontinental 1986
1987 Fernando Areán (interino)
1987/1988 Carlos Griguol - 1 tituloCopa Interamericana 1987
1988/1989 César Luis Menotti
1989 Reinaldo Merlo

Presidentes 1980/89

1980/1983 - Aragón Cabrera
1983/1986 - Hugo Santilli
1986/1989 - Hugo Santilli
1989 - Osvaldo Di Carlo.
1989 – Alfredo Davicce

Títulos 1980/89

-Metropolitano 1980
-Nacional 1981
-Campeonato de primera división 1985/86
-Copa Libertadores 1986
-Copa Intercontinental 1986
-Copa Interamericana 1987

El clásico River-Boca 1980/89

1980 06-Feb BOCA 1 RIVER 1 Amistoso
1980 02-Mar BOCA 2 RIVER 5 Campeonato Metropolitano
1980 15-Jun RIVER 2 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1980 16-Ago BOCA 1 RIVER 1Amistoso
1980 15-Jun RIVER 2 BOCA 2 Campeonato Nacional
1980 15-Jun BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Nacional
1981 10-Abr BOCA 3 RIVER 0 Campeonato Metropolitano
1981 05-Jul RIVER 1 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1981 27-Sep BOCA 2 RIVER 3 Campeonato Nacional
1981 01-Nov RIVER 2 BOCA 2 Campeonato Nacional
1982 06-Feb RIVER 1 BOCA 0 Amistoso
1982 07-Mar RIVER 1 BOCA 5 Campeonato Nacional
1982 25-Abr BOCA 0 RIVER 0 Campeonato Nacional
1982 05-Ago BOCA 0 RIVER 0 Copa Libertadores de América
1982 19-Sep RIVER 1 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1982 30-Sep RIVER 1 BOCA 0 Copa Libertadores de América
1982 22-Dic BOCA 0 RIVER 2 Campeonato Metropolitano
1983 26-Feb BOCA 2 RIVER 1 Amistoso
1983 05-Oct RIVER 1 BOCA 2 Campeonato Metropolitano
1983 19-Oct BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Metropolitano
1984 01-Feb BOCA 2 RIVER 0 Amistoso
1984 17-Feb BOCA 3 RIVER 0 Amistoso
1984 24-Jun BOCA 1 RIVER 1 Campeonato Metropolitano
1984 11-Nov RIVER 4 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1985 26-Feb RIVER 3 BOCA 2 Amistoso
1985 27-Oct RIVER 1 BOCA 0 Campeonato Primera División
1985 20-Dic RIVER 1 BOCA 1 Amistoso
1986 11-Ene RIVER 1 BOCA 1 Amistoso
1986 12-Feb RIVER 1 BOCA 0 Amistoso
1986 28-Mar BOCA 1 RIVER 1 Amistoso
1986 06-Abr BOCA 0 RIVER 2 Campeonato Primera División
1986 09-Jul BOCA 1 RIVER 1 Copa Libertadores de América
1986 20-Ago RIVER 1 BOCA 0 Copa Libertadores de América
1986 02-Nov BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Primera División
1987 28-Ene RIVER 3 BOCA 3 Amistoso
1987 11-Feb RIVER 3 BOCA 1 Amistoso
1987 25-Feb RIVER 2 BOCA 2 Amistoso
1987 13-Abr RIVER 1 BOCA 1 Campeonato Primera División
1987 22-Nov RIVER 3 BOCA 2 Campeonato Primera División
1988 27-Ene BOCA 1 RIVER 0 Amistoso
1988 23-Feb BOCA 2 RIVER 1 Amistoso
1988 30-Abr BOCA 2 RIVER 2 Campeonato Primera División
1988 18-Sep RIVER 0 BOCA 2 Campeonato Primera División
1989 05-Feb BOCA 0 RIVER 0 Campeonato Primera División
1989 19-Jul RIVER 0 BOCA 0 Liguilla Pre-Libertadores
1989 24-Jul BOCA 0 RIVER 0 Liguilla Pre-Libertadores
1989 27-Jul BOCA 1 RIVER 2 Liguilla Pre-Libertadores
1989 06-Sep BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Primera División

PARTIDOS TOTALES 1980/89
PARTIDOS JUGADOS: 48
RIVER GANO: 15
BOCA GANO: 13
EMPATES: 20

PARTIDOS OFICIALES 1980/89
PARTIDOS JUGADOS: 32
RIVER GANO: 11
BOCA GANO: 8
EMPATES: 13

Campañas + Copas de Oro

Lo que te había prometido [MENTION=53269]JuaaniCarp95[/MENTION];. El laburo está organizado en 6 etapas históricas y cada torneo tiene su desarrollo.
Busqué darle un largo más o menos uniforme al contenido y una redacción tirando a neutral, por si lo quieren usar los que vienen laburando en wikipedia, aunque probablemente en varios pasajes no sea tan así :).
Sujeto a la revisión de todos, se puede ir corrigiendo o sumándole contenido.

[HR][/HR]
La década del 80

La del 80 fue una década fructífera para River en cuanto a la envergadura de los títulos logrados, aunque antes tendría que atravesar momentos de crisis deportiva y económica, varias disputas internas y movimientos de plantel que definirían la suerte posterior. Ya un lustro atrás, y bajo la dirección técnica del máximo ídolo y referente del club, Ángel Labruna, había quedado sepultada en forma definitiva la sequía de 18 años, cosechándose en los 5 años subsiguientes la misma cantidad de títulos (3 Metropolitanos y 2 Nacionales). Sin embargo, aún había una deuda pendiente; la consagración en la Copa Libertadores, logro que había quedado cerca en más de una oportunidad, especialmente en las finales de 1976 y 1966, y que parecía esquivo para el club. Hasta esa década.

Comienza la década como nuevo tricampeón - 1980

Metropolitano 1980 – Campeón

River encara el Torneo Metropolitano 1980 como el vigente bicampeón (Metro y Nacional 79), aún bajo la dirección técnica de Labruna. Este fue el primer torneo regular disputado por equipos directa e indirectamente afiliados a la AFA, debido a la inclusión del Club Atlético Talleres de Córdoba, mediante una resolución que establecía que los equipos que disputaran las instancias finales de los Nacionales durante dos de tres años consecutivos, con carácter retroactivo, serían incorporados a la disputa de los campeonatos regulares, como el Metropolitano.

Existía el doble objetivo de lograr por ese entonces la aún esquiva Copa Libertadores en el plano continental y también la meta de conseguir el segundo tricampeonato, hecho que se había dado por última vez en el fútbol argentino por otro equipo millonario, el de los torneos 1955-56-57. Al plantel que integraban entre otras figuras, Fillol, Passarella, Saporiti, Pavoni, JJ López, Merlo, Alonso, Commisso, Carrasco, Pedro González, Luque, Ramón Díaz y Ortiz; se les sumó el ex Boca, Alberto César Tarantini y Juan Carlos Heredia como refuerzos del equipo dirigido por Ángel Labruna.


Arriba: Passarella, Merlo, Saporiti, Pavoni, Tarantini y Fillol. Abajo: P. González, J. J. López, Ramón Díaz, Alonso y Commisso.

River comenzaría el torneo con dos empates, pero rápidamente toma la senda del triunfo, logrando 5 victorias consecutivas, incluida una histórica goleada a Boca. La racha se corta en la octava fecha versus Huracán en Parque Patricios (3-2). El 2 de marzo en la 4ta fecha visita a Boca Juniors. Luego de ir 1 a 1 en el primer tiempo logra una victoria histórica por 5 a 2, la mayor propinada al día de hoy por River Plate en la Bombonera. Fueron 2 goles de Ramón Díaz, 2 goles de Carrasco (y dos asistencias) y un gol de Ortiz. Juan Ramón Carrasco, dueño de una gran pegada, era normalmente suplente ya que el titular era Norberto Alonso, ídolo indiscutible del club. Labruna decidió que formara parte del equipo titular en la previa del clásico. Ese día River formó con: Fillol, Saporiti, Pavoni, Passarella, Tarantini, JJ López, Merlo, Carrasco, Comisso, Ramón Díaz y Ortiz. Luego ingresaron Omar Labruna por Comisso y Pedro González por Ortiz.


El día de la goleada histórica

La primera ronda del torneo se cierra con números relativamente buenos aunque sin lograr despegarse; 8 victorias, 7 empates y 3 derrotas. Ya en la segunda ronda, sobresale nítidamente y saca una ventaja que por lo amplia, resta interés a la competencia. El 15 de junio River recibe a Boca en el Monumental, logrando una victoria por 2-1, con goles de Pasarella de tiro libre y de Luque, luego de comenzar abajo con un gol de Salinas. A partir de ese partido, el equipo continúa con una racha de triunfos (fueron 7 victorias, un empate y una sola derrota frente a Huracán por 0-1) que le daría el envión necesario para campeonar con varias fechas de antelación.

Finalmente, River Plate se alza con el título Metropolitano 1980 en forma holgada cuatro fechas antes, en la número 34, ante Tigre, por 3-1 en el Monumental, con 9 puntos de diferencia sobre el segundo, Argentinos Juniors. Los dirigidos por Labruna el día de la consagración ante Tigre fueron: Fillol, Saporiti, Pavoni, Passarella, Tarantini, JJ López, Merlo, Alonso, Pedro González, Luque y Commisso. A los 11 minutos, River se puso en ventaja luego de que el defensor Ros interceptara un pase de Luque a Alonso y venciera su propia valla, defendida por Sergio García, arquero un año antes campeón mundial juvenil en Japón. Sin embargo, a los 37 igualó Márquez de tiro libre. En la segunda parte Commisso puso el 2-1 con un cabezazo tras centro de Pedro González. A los 33, Luque cerró el resultado tras eludir a García y convertir desde un ángulo muy cerrado.


Gol de Luque - River 2 - Boca 1

El equipo dio la vuelta olímpica ante su gente, una semana después en Avellaneda contra Independiente se repitió el festejo y culminó con una celebración en el último partido contra Ferro Carril Oeste, en dónde se entregó una copa especial que conmemoraba el cuarto centenario porteño y que dio nombre al torneo, trofeo que actualmente atesora el club en sus vitrinas.Los números finales arrojarían 20 victorias, 11 empates y 5 derrotas; con 51 puntos en total. Este título significa el segundo tricampeonato de la historia del club (único equipo en conseguirlo en dos ocasiones), constituye además su 19° campeonato nacional en la era profesional, y el 4to y último torneo metropolitano, siendo el club que más ganó dicho formato. River Plate fue el equipo más goleador del certamen, con 64 goles. Obtuvo una efectividad del 70,8%, y el máximo anotador del equipo en el torneo fue Ramón Díaz con 14 goles. Lo siguen en la lista, Luque con 9 goles, Carrasco y Passarella con 8 y Alonso con 7.

Copa Libertadores 1980 - Fase de grupos

River formó parte del grupo 1 con Vélez, Sporting Cristal (Pe) y Atlético Chalaco (Pe), en el antiguo formato de copa en el que clasificaba sólo un equipo por grupo. El equipo inició su participación el 27 de febrero mientras se disputaba el Metro, con un empate en cero frente a Vélez en el Monumental. Luego se lograrían sendas victorias de local ante Sporting Cristal y Atl. Chalaco. La primera, por 3 a 2 con goles de Carrasco, J.J. López y Luque; la segunda, por 3 a 0 con dos goles de Ramón Díaz y uno de Comisso. También se obtienen triunfos en Perú, por 2-1 (Luque y Ramón Díaz) y 2-0 (Luque y Carrasco). El último partido, en Liniers, termina sin goles. Al finalizar la fase de grupos, y aun habiendo realizado una buena performance con 4 triunfos y 2 empates, no era suficiente para quedar en primer lugar, ya que Vélez tenía los mismos puntos.

Se definió entonces en un partido de desempate, jugado el 28 de abril con Vélez en Liniers, y cuyo resultado fue un empate en uno. Ese día River formó con Ubaldo Fillol, Eduardo Saporiti, Daniel Lonardi, Daniel Passarella, Héctor López, Juan José López, Reinaldo Merlo, Pedro González (61’ Juan Ramón Carrasco), Norberto Alonso, Leopoldo Luque (46’ Ramón Díaz) y Emilio Commisso. Luego de 90 minutos sin quebrar el marcador, se jugaron 30 minutos suplementarios; en el minuto 94 Damiano abriría la cuenta para el equipo local. Ocho minutos después lo empata Ramón Díaz, pero no le alcanzaría. Finalmente accede Vélez como primero del grupo, por diferencia de un solo gol (+8 vs +7). La mala fortuna se hacía una vez más presente en el torneo continental. Los máximos anotadores del equipo en el certamen serían Ramón Díaz y Leopoldo Luque, ambos con 3 goles.

Nacional 1980 - Cuartos de final

El torneo Nacional 1980 comenzó en la segunda mitad del año, el 6 de septiembre. En este certamen el equipo tuvo su base en Fillol, Passarella, Merlo, Comelles, Pavoni, Tarantini, Pedro González, Luque, O. Labruna, Alonso y Commisso. Roberto Gordon, proveniente de la cantera, apareció en la primera de River Plate como la opción de reemplazo de los grandes delanteros del equipo de Labruna; Leopoldo Luque, Víctor Marchetti, Milonguita Heredia, Ramón Díaz. Jugó 3 temporadas en forma esporádica y anotó 9 goles, habiendo debutado en el Metro 1980 cuando River se disputaba por Copa Libertadores el pase a la siguiente fase con Vélez.


Parados: Passarella, Merlo, Comelles, Pavoni, Tarantini y Fillol. Agachados: Pedro González, Luque, Labruna, Norberto Alonso y Commisso

River comienza la fase de grupos con altibajos, ganando en la primera fecha ante Independiente de Rivadavia por 2 a 0, luego cayendo de visitante ante Colón de Santa Fe. En la tercera fecha, el 21 de septiembre, se juega en el Monumental el partido correspondiente al interzonal versus Boca Juniors, que termina en empate en 2, con goles de Ramón Díaz y Ortiz para el local, y Outes y Pernía para Boca. Luego de una victoria ante San Lorenzo por 2 a 1 y sufrir otro traspié, en este caso frente a Platense por 0 – 1, el equipo gana y golea en 4 partidos consecutivos, incluido un 5 a 0 a Independiente Rivadavia en el estadio de Mendoza. En el partido revancha del interzonal, jugado el 2 de noviembre en la Bombonera, River cae por uno a cero con gol de Hugo Perotti.


La tarde del 2 a 2 en Núñez.

Finalmente, River se clasifica con justeza como segundo de la zona D (liderada por Instituto de Córdoba), venciendo en la última fecha a Cipolletti de Río Negro por 4 a 2, y logrando mejor diferencia de gol que Platense (+14 vs +11), ambos con 17 puntos. Los goles de River en ese partido fueron marcados por Tarantini, Passarella, Ramón Díaz y Alonso. En el grupo sumó 8 victorias, 1 empate y 5 derrotas, habiendo anotado 30 goles a favor y recibido 16 en contra.

Posteriormente toca enfrentar a Newell´s Old Boys por los cuartos de final. El partido de ida, jugado de local, fue un vibrante triunfo por 3 a 2, que es remontado luego de ir abajo en el marcador, con dos goles de Gordon (del cual sería su partido más recordado), y el restante anotado por Alonso. En el partido revancha, no obstante, River sufre una dura goleada el 3 de diciembre en Rosario por 6 a 2 y queda eliminado. El campeón del Nacional finalmente fue Rosario Central, clasificando junto a River a la Copa Libertadores del año siguiente. El máximo goleador del equipo sería nuevamente Ramón Díaz con 8 goles. El delantero logró 25 goles en 40 partidos en el transcurso de 1980, un promedio de 0,625. Lo seguirían en la lista Alonso con 7 anotaciones y Leopoldo Luque con 5.

El desgaste Labruna / Aragón Cabrera - La llegada de Di Stéfano - 1981

Metropolitano 1981 – Cuarto

A principios del año la gestión de Aragón contrata a Mario Kempes por una cifra millonaria. Proveniente del Valencia, llega a River en marzo de 1981. Existía la necesidad de contrarrestar la contratación de Maradona de parte de Boca Juniors. Por tal motivo, lanzó un “Bono pro adquisición de Kempes”, por el que se invitaba a los socios a “colaborar con el esfuerzo de la comisión directiva” para repatriar al matador. El delantero llegó a Núñez lesionado y no pudo rendir en la medida que se esperaba de él. En el metropolitano anota 9 goles, es recordado su gol a Boca en el partido revancha, luego de un rebote por un tiro libre de Passarella. Recién hacia fin de año, con el Nacional, aportó sus goles para el título. También llegaría como refuerzo el campeón mundial René el loco Houseman, quien tendría un corto paso por el club, jugando sólo 12 partidos y anotando un gol en un 4 a 0 a Colón; ya no era la mejor versión física del loco.

El Metropolitano 1981 se desarrolló desde el 22 de febrero al 15 de agosto, en dos ruedas de todos contra todos. Este torneo tuvo la peculiaridad de que por primera vez perdió la categoría uno de los cinco clubes denominados grandes, al descender San Lorenzo de Almagro, perdedor ante Argentinos Juniors en la última fecha en un cotejo decisivo. River no termina de despegar en el torneo, tiene un rendimiento con vaivenes; con una buena media anotadora pero con nivel irregular, en algunos casos goleando, como fue el 31 de mayo con un 6-1 a Argentinos Juniors en la Paternal (partido en el que Labruna hace debutar a Jorge Gordillo, proveniente de las inferiores, quien con mala fortuna convierte en contra el único gol del rival, a medias con Fillol, al darle un pase atrás desde mitad de la cancha), o aquel 5-2 frente a Newell´s el 9 de agosto en el Monumental; y en otros casos siendo goleado, como en el 2-5 versus Instituto en el Monumental el 17 de mayo.

El 10 de abril por el partido de primera ronda, River sufre una dura derrota de visitante de parte de Boca, en una cancha complicada por la lluvia y el barro, cayendo por 3-0 con dos goles de Brindisi y uno de Maradona, figura que conduciría a su equipo al título del Metropolitano de aquel año, lográndolo ajustadamente con un punto más que Ferro Carril Oeste. En el partido de la segunda ronda, jugado en el Monumental, sería empate en uno; Maradona abre el marcador capturando un rebote y picando la pelota sobre Fillol, Kempes hace lo suyo con un disparo fuerte al ángulo para empatar el partido.

Luego de 34 partidos, ganó 14, empató 11 y perdió 9, quedando en 4to lugar a 11 puntos de Boca Juniors, que llegó a los 50 pts. El goleador de River en el certamen fue una vez más Ramón Díaz, con 12 anotaciones; varios clubes europeos ponen la mirada en el delantero. Además de Kempes con 9, Passarella anota 8 goles y Alonso 6. River Plate marca en total 62 goles, siendo el equipo más goleador del torneo. No logra tener el mismo rendimiento en la defensa, liderada por Passarella y Tarantini, la cual recibe 50 goles.

Copa Libertadores 1981 - Fase de grupos

River comparte el grupo 1 junto a Rosario Central (campeón del Nacional 80) y los colombianos Junior de Barranquilla y Deportivo Cali. El torneo da comienzo a principios de Marzo y se juega en simultáneo con el Metro de ese año. Los 3 primeros partidos fueron de visitante, consiguiendo una victoria prometedora en la primera fecha por 1-0 con gol de Alonso en Rosario el 18 de marzo, luego un empate en cero en Barranquilla y finalmente una derrota por 2-1 en Cali el 3 de Abril, lo que dejaba a River con 3 puntos, pero con los partidos de local por disputar.

Llegaba el partido de vuelta en Núñez con Deportivo Cali, que ya tenía 6 puntos (3pg - 1pp). Por irregularidades en el armado del fixture del grupo, el equipo colombiano enfrentaba a River con un partido más en su haber (4 vs 3), lo que le otorgaba la chance de clasificar como primero si obtenía un triunfo. Y así fue, el 22 de abril, luego de comenzar ganando River con gol de Kempes a los seis minutos, Deportivo Cali logra dar vuelta el marcador, mediante un penal en el primer tiempo y un posterior gol de Willington Ortiz en el complemento tras un pique largo y luego de eludir al Pato Fillol, frustrando una vez más el sueño de la copa. Esa noche, el equipo formó con Ubaldo Fillol; Eduardo Saporiti, José Pavoni, Daniel Pasarella, Alberto Tarantini; J. J. López, Reinaldo Merlo, Juan Heredia; Emilio Comisso (Ramón Díaz), René Houseman, Mario Kempes.

La eliminación desgastó la relación de la dirigencia con el director técnico. Los dos partidos restantes, ya sin chances de clasificar, fueron victorias en Núñez, por 3-0 ante Junior y 3-2 ante Rosario Central, el 19 de mayo. El goleador de River en el certamen fue Ramón Díaz, con 3 goles. El torneo finalmente quedaría en manos del Flamengo.

Nacional 1981 – Campeón

Con el fracaso en el Metro ’81, Aragón se propuso descabezar a los referentes del plantel. A mediados de año, el presidente desplaza a Labruna, ganador de seis títulos como técnico de River, y cuya relación ya se encontraba en cortocircuito; y contrata a Alfredo Di Stéfano, el cual hacía énfasis en la búsqueda de un River con pressing. El ex DT millonario lo siente como una traición de la dirigencia y así lo manifestaría tiempo después en varias declaraciones. Las contrataciones son de gran calibre: además de Kempes y Houseman a principio de año, se suman Julio Olarticoechea (Racing), Bulleri y Américo Gallego (Newell´s), el lateral Jorge García (Rosario Central) y el arquero sanjuanino Alberto Platero. El plantel hizo una gira por México y Estados Unidos. Di Stéfano tenía órdenes precisas. Y las fue cumpliendo, al punto que el 14 de Octubre del ’81, River Plate le ganó 2-1 a Sarmiento y mientras Daniel Messina debutaba en la primera, J.J. López jugaba en Reserva.


Parados: Passarella, Gallego, Saporiti, Olarticoechea, Tarantini y Fillol. Agachados: Tévez, Bulleri, Kempes, Commisso y Vieta.

River necesitó las primeras fechas para adaptarse a la modalidad de juego que le pedía el nuevo DT. Pasada esa prueba, su campaña se vio coronada por el éxito: todos los partidos terminaban en victorias, excepto dos encuentros con Ferro Carril Oeste, que superó ambas veces a River. Alonso tuvo un desgarro que lo postergó varias fechas y luego se resintió en la recuperación, jugando un total de 9 partidos. Los clásicos del torneo fueron una victoria 3-2 de River de visitante y un empate en 2 goles en el Monumental en el segundo encuentro. En el Nacional se vería la mejor versión de Kempes. El 27 de septiembre logra marcar un nuevo gol al Boca de Maradona, Gareca y Mouzo, para un recordado 3 a 2 en la Bombonera; con goles de Jorge García (debutante ese día), Passarella y el matador. Maradona abre el marcador con un tiro desde ángulo cerrado al primer palo. Ya en el segundo tiempo, Kempes empata el partido mediante un tiro libre rasante que no logra retener Gatti. Luego Passarella pondría en 2-1 mediante un tiro penal. Jorge chiqui García anota el tercero de River, tras eludir a dos rivales y al arquero. Gareca descontaría minutos después para el 3-2 final. Mario Alberto Kempes juega en el millonario un total de 33 partidos y anota 16 goles, uno de ellos en la recordada final con Ferro Carril Oeste.


Gol de Kempes - Boca 2 - River 3

River clasifica ajustadamente en la zona B como segundo de Ferro Carril Oeste, con un total de 7 victorias, 5 empates y las 2 derrotas antes mencionadas. En el último partido del grupo precisaba que Loma Negra de Olavarría no gane ante Talleres de Córdoba, equipo en el que había recalado Labruna como Director Técnico. River hizo lo suyo, venciendo por 2 a 0 a Sarmiento de Junín, con goles de Roberto Gordon y Pedro Vega. Paradójicamente, el equipo de Labruna, quien había sido desplazado poco tiempo antes por Aragón Cabrera, aguantó el arco en cero y le otorgó a River Plate la posibilidad del pase a cuartos. En el último tramo, superó a Rosario Central por 2 a 1 por cuartos de final. El empate sin goles posterior llevó a River a la semifinal. En esa instancia, el primer partido fue un empate de 1 a 1 frente a Independiente, con gol de Passarella y un expulsión a Gallego por protestar el gol rival. En el desquite, Independiente atacó pero River se defendió. Por eso llegaron a un 0 a 0 y el millonario lograría el pase a la final por el gol de visitante.


El dia que el Talleres de Labruna le dio la clasificación a River

Con un juego poco vistoso y basado en una sólida defensa que mantuvo el arco en cero en 11 encuentros, con Tarantini en gran nivel, River sumó 31 puntos en 20 partidos y se consagró campeón, logrando su 20° campeonato nacional en la era profesional, tras derrotar en las dos finales a Ferrocarril Oeste por 1 a 0 en ambos partidos, sin Alonso, lesionado, que había jugado cuartos de final y semifinal infiltrado. Luego se sabría que había sido marginado por Di Stéfano, y que su relación con el presidente tampoco era buena. Finalmente emigra a Vélez Sarsfield.

A dos días del partido definitorio, Di Stéfano decidió no concentrar al “Beto” Alonso, sin explicación previa. La prensa buscó el testimonio del jugador, quien dijo: “Di Stéfano no fue de frente; uno de los dos está de más: él o yo”. En tanto, el entrenador se despachó con frases de su sello: “El que decide las inclusiones o exclusiones soy yo; no saqué a ningún ídolo, sólo a un jugador”. En el partido final de ida ante Ferro, el gol lo anota Olarticoechea. En la revancha, el 20 de diciembre en cancha de Ferro, marca Kempes de cabeza tras un centro de Vieta. River Plate formó en el partido de vuelta con: Fillol; Saporiti, Tarantini, Passarella, Olarticoechea; Bulleri, Gallego, Commisso, Vieta (67’ Merlo); Téves (45’ Díaz), Kempes. A su cierre, en el momento de la vuelta olímpica, se dio un caso paradójico: la hinchada de River salió a apoyar masivamente al jugador y a manifestarse en contra del DT. Tiempo después, ante la consulta periodística, Di Stéfano fue taxativo con su respuesta: “Me dolió que la gente gritara en mi contra, pero me guío por mi criterio y no por capricho”.
Los goleadores de River en el Nacional fueron Kempes y Pasarella, ambos con 6 goles. Los sigue Ramón Díaz con 4 goles y J.J. López y Vieta con 3 cada uno.


Primera final en cancha de River


El gol de Kempes en el partido de vuelta

La depuración de Aragón – Crisis deportiva y económica – 1982/1983

Nacional 1982 - 6to en zona A

J.J. López dejó en malos términos River Plate a fines del año 1981, marginado por la dirigencia y el DT, para unirse a Talleres de Córdoba donde jugó durante 1982. En Enero, River logra la Copa de Oro, en Mar del Plata. El torneo empezó con Independiente venciendo a Racing, y luego un River - Racing 0 a 0. Boca luego le ganó a Racing 4 a 1 y a Independiente 1 a 0. River le ganó a Independiente 2 a 0. La final fue disputada entre Boca y River, que ganó el encuentro 1 a 0, con gol de Ramón Díaz. Fillol terminó el torneo con el arco invicto. A mediados de 1982, Adidas comienza a vestir al club de Núñez, siendo un vínculo que se mantiene hasta la fecha, el tercero más extenso en la historia de la marca deportiva, sólo por detrás de la Asociación Alemana de Fútbol y el Bayern Munich. Anteriormente habían sido las marcas Olimpia (1981-1982) y Topper (1980-1981).


River luciendo indumentaria de Sportlandia, que no sería utilizada oficialmente en torneo. Parados: Carlos Russo, Savarese, Jorge Tévez, Claudio Cabrera, Montes y Claudio Giúdice. Hincados: Jorge Gordillo, Gabriel Messina, Adrián De Vicente, Carlos Tapia y Costantino.

Para febrero se programó un partido amistoso entre River y Peñarol por disputarse en Mar del Plata. Allí se congregaron unas 10.000 personas que no pudieron presenciar el encuentro. Como los jugadores de River mantenían un conflicto con los dirigentes por razones económicas, decidieron no presentarse, los medios y la gente que ya había pagado la entrada reprobaron duramente la actitud de los jugadores. Eran los primeros indicios de que los números no cerraban. El Nacional 1982 se jugó invirtiendo el orden establecido hasta ese momento durante las temporadas anteriores, disputándose en la primera parte del año, entre el 12 de febrero y el 27 de junio. El certamen, que no se detuvo por la Guerra de Malvinas, transcurrida entre el 2 de abril y el 14 de junio, finalizó mientras Argentina disputaba la fase de grupos del Mundial España '82.

River sufrió la baja de varios jugadores convocados al Mundial de España; siete en total, entre ellos Fillol, Tarantini, Passarella, Díaz y Kempes. Houseman, que no había tenido un buen rendimiento, emigró al Colo-Colo. Se apuesta entonces por la camada de juveniles, más la llegada de Randazzo, delantero iniciado en las inferiores de Boca, que tras un paso por Argentinos Juniors quedó libre. Sumado a eso, el director técnico, influenciado por el presidente, dejaba a J.J. López y Alonso fuera del equipo titular. Este último tras la pelea con el DT, finalmente cede a las presiones de Aragón Cabrera por marginarlo, y emigra a Vélez Sársfield. Ramón Díaz le pone fin a su primera etapa en River, tras haber ganado para sus vitrinas dos títulos del Campeonato Metropolitano (1979 y 1980) y otros dos del Campeonato Nacional (1979 y 1981) y es vendido al Nápoli. Tras el mundial, Passarella es comprado por la Fiorentina en 2,5 millones de dólares.


La llegada de Randazzo

La situación financiera del club comenzaba a empeorar, no había dinero para renovar contratos ni para pagar el millonario pase del matador al Valencia; por lo que River posteriormente no tiene otra salida que devolverlo a su lugar de origen, pero con una deuda por el uso de su pase. Al comienzo del torneo, varios de los jugadores profesionales se encontraban en conflicto por deudas salariales. River debuta el 14 de febrero en el torneo con un equipo juvenil, venciendo a Nueva Chicago por 3 a 2 en cancha de Huracán. Para la segunda fecha, el conflicto ya se había trasladado a la AFA.

Luego de 2 empates y 2 victorias, el 7 de marzo llegaría el superclásico. River recibe a Boca en el Monumental por el partido interzonal con un equipo juvenil y sólo con Jorge García y Carlos Randazzo como profesionales de experiencia que al tener contratos vigentes no podían sumarse al reclamo de los otros. Esa tarde River formó con Montes; Savarese, Russo, Coccimano, García; Vega, Giúdice, Messina, Tévez; Alegre y Randazzo. Comienza el equipo local ganando con gol de Jorge Tévez, pero el equipo visitante reaccionaría en forma rotunda, anotando 5 goles en lo que constituye la mayor goleada de Boca a River en el Monumental, vengándose de aquella sufrida dos años antes en La Boca. Los goles del equipo visitante fueron de Oscar Ruggeri (quien pocos años después vestiría la casaca riverplatense ganando varios títulos), Ricardo Gareca (2) y Carlos Córdoba (2). El clásico de vuelta, el 25 de abril, fue un empate en cero en la Bombonera.

El andar de River en el torneo no fue bueno, producto principal de la ausencia de sus principales figuras y de los conflictos salariales. Se apostó entonces por los juveniles buscando un segundo ciclo Didí, que fracasó rotundamente. Si bien los futbolistas promovidos tuvieron dificultades para asentarse, algunos tuvieron una aceptable campaña, tales los casos de Tapia, Gordillo, De Vicente o Claudio Cabrera. La campaña fue peor de lo esperado: de 16 partidos solo gana 4, empata 6 y pierde 6; recibiendo 27 goles en contra y anotando 20. El equipo finaliza 6to en la zona A. Luego de este torneo se termina el ciclo de Di Stéfano como Director Técnico de River Plate, habiendo logrado un título en 2 torneos disputados. El goleador del equipo en el certamen sería Jorge Tévez con 5 goles, seguido de Jorge García con 3.

Adidas & River, desde 1982

Metro 1982 - 10mo puesto

Se desarrolló en la segunda mitad del año, desde el 18 de julio de 1982 al 14 de febrero de 1983, en dos ruedas de todos contra todos. El Metro arrancaba luego del Mundial de España con Vladislao Cap como DT, proveniente de Boca, y con las contrataciones de Nieto y Chaparro que llegaban de Instituto de CBA, y del delantero uruguayo Antonio Alzamendi proveniente de Independiente, que juega en River solo durante ese año para recalar en 1983 en Nacional de Uruguay. Volvería dos años después.
Hechos como la venta de Alonso a Vélez por su pelea con Di Stéfano, la vuelta de Kempes al Valencia español por incumplimiento de pagos por parte de River y las transferencias de Ramón Díaz al Nápoli y Passarella a Fiorentina crearon grandes huecos difíciles de compensar. La llegada de Cap al bando de River significó el primer –y hasta ahora único- caso de un Director Técnico que pasó de dirigir uno de los dos equipos directamente al otro. Apenas dirigió a River en 11 partidos. Había arrancado correctamente con 3 victorias seguidas en el Metropolitano y con un buen paso en la Libertadores, también con 3 éxitos y 1 empate. Pero a partir de la caída en el Monumental ante Vélez 3-2 (el día del gol de Alonso a Fillol), el sistema de Cap comenzó a sufrir fisuras y a perder rendimiento.


Primera fecha ante Argentinos, dos goles de Vieta

Tiempo después sufrió un severo agravamiento de su afección pulmonar de la que ya no se recuperaría. A la fecha siguiente –ante Huracán en el Ducó- su lugar fue ocupado por su ayudante José Manuel “Pistola” Vázquez. Vladislao Cap falleció el viernes 10 de septiembre de 1982, luego de diez días de internación, a los 48 años. Al miércoles siguiente, y por Copa Libertadores, River le ganaba a Jorge Wilstermann 3-0. El equipo con Vázquez como DT deambula perdiendo y empatando una serie de partidos. En la fecha 12, el 19 de septiembre recibe a Boca, en lo que sería un empate en uno, Mouzo en contra para River y Gareca anotarían los goles. Esa tarde River formó con Ubaldo Matildo Fillol; Eduardo Saporiti, Alberto Tarantini, Enrique Nieto, Julio Olarticoechea; Bulleri, Reinaldo Merlo, Carlos Daniel Tapia (Alegre); Antonio Alzamendi, Vieta, Emilio Commisso.


Gallego y Bulleri, 3era fecha. 1 a 0 a Racing

El campeonato siguió su transcurso en forma irregular para River, que no terminó de enderezar su rumbo, destacándose una victoria aislada por 3 a 0 ante Racing Club y otra en Rosario ante Central por 1 a 0, que dieron cierto un aire esperanzador temporal. Llegada la fecha 31, el 20 de diciembre con José Ramos Delgado como nuevo DT, River visita a Boca logrando una victoria de 2 a 0, con goles marcados por Vieta y Messina, ambos en el segundo tiempo. Esa tarde formó con: Fillol; Saporiti, Tarantini, Nieto, J.García; Olarticoechea, Merlo, Messina, Commisso; Chaparro (Gallego), Vieta (Giúdice). El equipo finaliza en la décima posición del torneo, a 20 puntos del campeón Estudiantes, con 12 triunfos, 14 derrotas y 10 empates. Anota 43 goles y recibe 46. El goleador del equipo es Vieta con 8 anotaciones, seguido de Antonio Alzamendi con 6.


El día de la victoria ante Central

Copa libertadores 1982 – Semifinales

La edición 1982 de la Libertadores comenzó luego del Mundial de España, en el segundo semestre. River Plate compartió el grupo A con Boca Juniors, The Strongest y Jorge Wilstermann de Bolivia. El primer partido fue en La Paz versus The Strongest, el cual finaliza 1-0 a favor del local, aunque posteriormente perdería los puntos al hacer inclusión de Waldino Palacios, jugador que se encontraba inhabilitado. La Conmebol le dio por ganado el partido a River por 1 a 0. El 5 de agosto fue el turno del primero clásico, visita a Boca Juniors, partido que termina en un empate en cero. En Cochabamba, River vence por 1 a cero a Jorge Wilstermann, con gol de Alzamendi. En la ronda de vuelta, el 3 de septiembre River recibe en su estadio y vence por 4 a 1 a The Strongest. Once días después, ya con Vázquez en la dirección técnica tras el deceso de Cap, sería el turno de recibir a Jorge Wilstermann, al que golea por 3 a 0, victoria con la cual River logra la clasificación a la ronda semifinal. Con el grupo ya definido, el 30 de septiembre River también se dio el gusto de vencer por 1 a 0 en Núñez al archirrival, con gol de Enzo Bulleri.


[i]El primer clásico, empate en cero.


La noche de la clasificación a semifinales ante Jorge Wilstermann, tras el fallecimiento de Cap.
[/i]
El armado de la segunda fase fue consensuado entre los clubes participantes; Aragón Cabrera se aventuró a compartir grupo con los equipos más fuertes, Flamengo, campeón defensor, y Peñarol. Tenía en consideración la importante suma de dinero en las recaudaciones que significaría en medio de la crisis económica que pasaba el club. La experiencia fue completamente adversa, perdiendo los 4 encuentros, el primero el 22 de octubre en Buenos Aires, en una goleada por 3-0 contra Flamengo, y la semana siguiente por 4-2 frente a Peñarol. En las revanchas sería un 4-2 en Rio de Janeiro y un 2-1 en Montevideo. El campeón finalmente fue Peñarol. El goleador de River en el certamen fue Enzo Bulleri con 4 tantos.


Críticas de la prensa partidaria a la decisión del presidente.

Nacional 1983 - Cuartos de final

1983 no será recordado por el hincha de River como un año fantástico. Los aires de renovación en el país después de la oscuridad de la dictadura, coincidían con un cambio de época en el club que se venía gestando desde un año atrás. Se fueron yendo los cracks de la era Labruna, empujados algunos (Alonso, J.J. López), por el irremediable paso del tiempo otros (Ortiz, Luque, Héctor López, Pedro González, Lonardi, entre otros). Passarella y Ramón Díaz eran las joyas a vender a Europa, para paliar el desastre económico por las vicisitudes del país y el tema Kempes. Para el Nacional ’83 Aragón elige a otro DT de moda: José Varacka quien venía de buena campaña en Huracán. Aragón Cabrera lo había llamado para ocupar una silla que ardía tras las frustradas experiencias de Di Stéfano, Cap, Pistola Vázquez y Ramos Delgado, y tenía una misión difícil de cumplir: Levantar a River de la mediocridad que lo había embargado durante toda la temporada de 1982. Trató de conformar un cuadro sólido, basándose en la experiencia de Fillol, Tarantini, Saporiti, Gallego, Comisso y Merlo, para sumarle la cuota de desequilibrio que prometían las llegadas de Francescoli, Bica y Trossero.

Llegan Oscar Trossero, un juvenil Sergio Goycochea, Héctor Enrique y Roque Erba como promisorias figuras del ascenso, José Luis Zuttión por especial pedido de Puchero, Alberto Bica y el pase más trascendental: Enzo Francescoli, proveniente de Montevideo Wanderers, después de larguísimas negociaciones. Ese año llega del América de Cali el mediocampista Roque Alfaro, que sería titular indiscutible en el equipo de Veira los años posteriores. Jugó hasta la mitad del 87 un total de 100 partidos, marcando 12 goles en torneos de AFA .


Gol de García en el empate en uno frente a Nueva Chicago por la tercera fecha

Nuevamente se juega el Nacional en la primera parte del año, comenzando el 12 de marzo. La estructura del torneo se volvió a modificar, estableciéndose dos fases de grupos previas a la fase eliminatoria. River clasifica en la zona G como tercero del grupo, detrás de Loma Negra y Nueva Chicago. Había comenzado con dos triunfos, contra Loma Negra y Andino de La Rioja, pero luego empataría con Chicago y perdería de visitante en Mataderos y La Rioja. De todas formas le alcanza para pasar de rueda, con 2 victorias, 2 empates y 2 derrotas.


Parados: Saporiti, Merlo, García, Nieto, Tarantini y Fillol. Agachados: Bica, Gallego, Trossero, Francescoli y Erba

El 15 de Mayo juega con Vélez el partido de ida por los octavos de final en el Monumental, logrando un uno a cero con gol de Chaparro; diferencia que mantuvo con el empate en cero, tres días después en Liniers. El 22 sería el turno de enfrentar por cuartos de final a Argentinos Juniors, equipo que justamente tenía como Director Técnico a Ángel Labruna. River no logra sacar diferencias de local, en un empate sin goles. En la revancha, jugada en Liniers, perdería de manos de su antiguo DT e histórico ídolo, por uno a cero con gol de Mario Videla. Nuevamente Labruna le gana la pulseada a la dirigencia que había prescindido de sus servicios. El campeón del Nacional 83 finalmente sería Estudiantes de la Plata, dirigido por Eduardo Manera. Los máximos anotadores de River Plate en el torneo fueron Enzo Francescoli, Raúl Chaparro, Carlos Tapia, Oscar Trossero y Jorge García, todos ellos con 2 goles.

Metro 1983 - 18vo puesto

En ese campeonato, que comenzó el 11 de Junio, se reflotó el sistema de promedio de puntos para determinar los descensos a la segunda división, que había sido utilizado con anterioridad entre 1957 y 1966. Al finalizar el torneo, descenderían a Primera B los equipos que ocuparon los dos últimos lugares en la tabla de promedios. La salida de Tarantini a Francia no fue paliativo suficiente en lo económico, quedaban Fillol y Gallego como estrellas, los jóvenes Olarticoechea, García y el recién llegado Francescoli. Merlo, Commisso y Saporiti, los sobrevivientes de los no tan lejanos viejos y buenos tiempos.


Arriba: Saporiti, García, Olarticoechea, Gallego, Puentedura y Enrique Nieto. Abajo: Bica, Messina, Francescoli, Tapia y De Vicente

Para el Metro no hubo contrataciones por la crisis económica del Club. En Junio detona otro problema, mes de arduas negociaciones; la CD de Aragón decidió suspender a Ubaldo Fillol por usar ropa Le Coq Sportif; y el equipo que había comenzado jugando bien en el Metropolitano, con 2 victorias y un empate, explotó. La falta de pago de los premios del Nacional fue el detonante, la venta de Chaparro y el tema Fillol, las gotas que derramaron el vaso. Asesorados por FAA, ante la evidencia que les querían pagar una suma menor de la percibida por Chaparro previo a su salida del club, los demás 26 profesionales decidieron enviar intimación de pago al club y dejar la concentración. Fillol era el único Profesional que no podía reclamar ya que era el único con su contrato al día. El Pato se solidarizó con sus compañeros y el conflicto se profundizó. El 28 de agosto de 1983, Sergio Goycochea debutaba en Primera División con la camiseta de River. Fue en el empate 2 a 2 ante Estudiantes de La Plata.

En el ojo de la tormenta, Varacka acató la decisión de Aragón Cabrera de incluir juveniles. Cuando los profesionales volvieron, tras 7 partidos jugados con la cuarta, ellos y el cuerpo técnico tenían toda la gente en contra. River jugaba mal, no ganaba, peleaba los últimos puestos, estaba lleno de deudas. Así debieron actuar por espacio de siete fechas un elenco de juveniles de la categoría 64, famosa en el mundo River, pero tal vez no estaba del todo lista para poner la cara y aguantar la cachetada. Entre ellos formarían parte del equipo el lateral izquierdo Alejandro Montenegro quien había jugado solo 6 partidos en las divisiones inferiores, proveniente de Ferro; el volante derecho Mariano el loco Dalla Líbera, el volante Pedro Troglio, el defensor central Carlos Karabín, el volante central Néstor “pipo” Gorosito y el volante izquierdo Néstor De Vicente. El equipo en este lapso gana dos partidos (Platense e Instituto), pierde 4 (Unión, Huracán, San Lorenzo y Racing de Córdoba) y araña una igualdad frente a Independiente. Cuando la solución al conflicto económico llegó, la relación Aragón – Fillol no tenía retorno. Tuvo que intervenir la AFA, abriendo excepcionalmente el libro de pases, para que el Pato sea transferido a Argentinos Juniors.

El 5 de Octubre sería el turno de recibir a Boca Juniors, clásico en el que sufre una derrota por 2 a 1; Carlos Tapia abriría la cuenta para River con un zurdazo al primer palo. Sin embargo empata Passucci de cabeza, tras centro de JJ López, que luego de jugar durante el año 82 en Talleres, había emigrado en un polémico pase al equipo archirrival, aún dolido con la dirigencia por haberse ido por la puerta de atrás. Fue una de las transferencias que más le dolió al hincha de River, y acerca de la cual, posteriormente declararía que se arrepintió. En el segundo tiempo Stocco marcó el 2 a 1 para el visitante tras capturar un rebote a falta de 5 minutos.

El 12 de octubre de 1983, había terminado el partido que Rosario Central le ganó al Millonario por 2-1 en Arroyito. Oscar Víctor Trossero se fue rápido del campo de juego, con dolores de cabeza. Luego de ingresar a las duchas del vestuario, sufrió un desmayo y el posterior fallecimiento por un aneurisma. El juvenil Carlos Tapia estaba a su lado y no podía atinar a ninguna reacción por el dramatismo del cuadro. Había cumplido 30 años, fue velado al día siguiente en River.

En este contexto duro, en el segundo clásico, el 19 de octubre en Liniers, sería una nueva derrota, en este caso por uno a cero con un zurdazo de afuera del área de José Berta. Las dos caídas en 15 días ante Boca terminaron de decidir una suerte que de antemano parecía ya echada. Luego de 8 meses de turbulencia, Varacka terminaba su vínculo con el club.

River finaliza en el puesto 18, quedando 16° en la tabla de promedios por encima de Platense, Nueva Chicago y Racing, descendiendo los dos últimos. El metro del 83 fue el segundo peor campeonato de River en el profesionalismo. De un total de 36 partidos, gana 10, empata 9 y pierde en 17, convirtiendo un total de 37 goles y recibiendo 50. El goleador de River en el certamen sería Francescoli con 9 goles, seguido de Oscar Trossero y Carlos Tapia con 5, y Gallego y Bica con 3. Los días de Aragón como Presidente ya tenían fecha de vencimiento con las inminentes elecciones. La situación de River Plate y su anteúltima posición en el Torneo Metropolitano de 1983, nació dos años antes, durante el Metro ’81. Con el fracaso de la Operación Kempes y el título de Boca, el sucesivo descabezamiento de las figuras del plantel y la grave crisis económica que atravesó el club. Hasta ese entonces no había representantes y la relación jugador - dirigente era directa, sin intermediarios. Después fue el turno del Beto, borrado para las finales en el Nacional. Esto fue acordado entre Di Stéfano y Passarella, quienes consensuaron con Aragón. Además quedaron libres: Cejas, Comelles, Abrahamián, Héctor López, J. J. López y P. González.

En suma, 5 campeones del ‘75 más el técnico ya no estaban. El panorama con el título bajo el brazo y la figura del Di Stéfano alentaba a esos cambios, a un Presidente que se sentía omnipotente y a dos años de las elecciones. Los Millonarios habían tenido muchos éxitos deportivos durante el mandato de Don Rafael (“Con Aragón, River campeón” solía ser el lema) y creció enormemente en cantidad de socios, pero los años 1982 y 1983 marcaron un serio retroceso, a tal punto de estar en riesgo la estabilidad y el futuro institucional. Para fines del 83, River estaba sumido en una profunda crisis deportiva, económica y social. De todos modos, salió adelante.

Llega Enzo Francescoli - Primera etapa en River 1983/1986


Enzo se pone la Banda por primera vez

En 1983, River Plate, después de ver su juego en la Copa América de ese año, lo contrató por $ 310.000. Su inicio, sin embargo, sería irregular en el campeonato Metropolitano. Al año siguiente, Francescoli pasó a demostrar su potencial de manera más consistente, incluso con magníficas jugadas. En la primera mitad, cuando el Campeonato Nacional se jugaba (donde el sistema era eliminación directa), el equipo llegó a la final, pero fue derrotado por Ferro Carril Oeste. En el campeonato Metropolitano, el uruguayo fue el máximo goleador con 24 goles, pero los millonarios terminaron cuartos, once puntos por detrás del campeón Argentinos Juniors. Aun así, Francescoli, fue elegido mejor futbolista sudamericano de 1984. Recibió una oferta del América de Cali pero dispuesto a triunfar en River, Francescoli decidió quedarse. Incluso con el equipo quedado en el camino en el Nacional 1985, el uruguayo fue nombrado oficialmente el mejor jugador de Argentina, siendo el primer extranjero en recibir este premio.

El título argentino finalmente llegaría el próximo campeonato, 1985-1986 y terminando con él de nuevo en la cima de los artilleros (ahora con 25 goles, tres de ellos en un frenético 5-4 a Argentinos Juniors, el entonces campeón de la Copa Libertadores). El 23 de enero de 1986, pausa del campeonato, el uruguayo anotó su más famoso gol, en la victoria de 5-4 (con tres goles conseguidos en los últimos siete minutos) ante la respetada Selección de Polonia, que participaron en el torneo amistoso que los cinco grandes clubes argentinos organizan en el verano. Después del Mundial 1986, el uruguayo fue contratado por el fútbol europeo en Racing de París, el recién ascendido club de la Ligue 2. Él podría haber llegado a Francia antes del torneo: el Nantes estaba dispuesto a pagar $ 2.5 millones para su pase, pero luego el presidente riverplatense Hugo Santilli, prefirió apostar a que la estrella subiría su precio después de la Copa Mundial.

La era Santilli 1983/1986 – En la cima del mundo

Nacional 1984 – Subcampeón


Propaganda del FRP

A fines de 1983 es elegido Hugo Santilli como presidente (1983-1989), bajo promesas de repatriar Alonso y obtener la ansiada copa Libertadores. Cubilla había jugado en River 4 años en la década del 60. A principios de 1984, Santilli anunció su contratación como DT. Venía de varios años de triunfos con Olimpia de Paraguay, y su llegada a Buenos Aires significaba un desafío importante en su carrera. En ese momento la prioridad de la dirigencia estaba en la sumatoria de puntos para engrosar el promedio, luego de haber sufrido en el torneo anterior. El torneo Nacional, comenzado en febrero y finalizado el 30 de mayo, se superpuso en la parte final con el Torneo Metropolitano, que comenzó el 1 de abril. Una vez más, se cambió la estructura del certamen, con los 32 equipos divididos en 8 zonas de 4 equipos cada una, de los que clasificaron la mitad para la segunda fase.

Cubilla estuvo solo 7 meses en River, y su gestión no será recordada como de las mejores, aunque tampoco fue un fracaso. Para ese año el equipo se reforzó; Nery Pumpido proveniente de Vélez, Cacho Borelli, Teglia, Craiyacich, el paraguayo Enrique Villalba, Roque Alfaro, el retorno de Beto Alonso. Debutó ganándole a Huracán 2-0 un lunes a la noche, el 19 de febrero. Cerraría la primera fase como primero del grupo D, con 5 victorias y un empate, 22 goles a favor y 5 en contra. En la ronda final, primero deja atrás a Instituto en octavos al vencerlo por 2 a 0 el 11 de Abril en el partido de vuelta en Núñez, tras empatar sin goles en la ida. Luego hace lo mismo con Belgrano en cuartos de final. Luego de golear 4 a 0 en Córdoba el 18 de Abril, no le alcanzaría al pirata con la posterior victoria por 2 goles en Núñez.

En semifinales sería el turno del San Lorenzo de Veira que se encontraba en gran nivel. Pero River logra vencerlo por 2 a 1, tanto en la ida como en la revancha, con goles de Francescoli y Alonso en el primer partido en Liniers; y de Villalba y Alonso en el segundo en el Monumental. River logra acceder a la final del torneo. Pero en la definición fue superado en forma aplastante por el Ferro de Griguol, que abrochó la serie en el primer tiempo del partido de ida, cuando se fue al entretiempo ganando 3-0. No pudo cambiar la situación en la revancha, en la que también triunfo Ferro, por 1 a 0 en un partido que se suspendió en el segundo tiempo por incidentes en la tribuna de River y cuyo resultado fue definitivo. Sin un gran juego, llegó a la final con Ferro, siendo superado ampliamente, pero armando la base del que un año después con retoques, brillara de la mano de Veira. Los números finales del torneo arrojarían 9 victorias, 2 empates y 3 derrotas. Los máximos anotadores riverplatenses del certamen serían Roque Alfaro y Edgardo Teglia con 6, Enzo Francescoli con 5, Alonso, Gallego y Villalba con 3.

Metro 1984 – 4ta posición

En su pelea por el Nacional, River descuidó el Metropolitano que se terminó jugando simultáneamente. Este fue el último certamen disputado bajo la modalidad de dos torneos anuales. Se desarrolló entre el 1 de abril y el 23 de diciembre en dos ruedas. Una formación usual del equipo en el torneo fue Pumpido, Saporiti, Olarticoechea, De los Santos, Karabín, García, Tapia, Francescoli, Alonso, Enrique y Teglia. En la primera ronda, el equipo obtiene 6 victorias, 8 empates y 4 derrotas. El 24 de Junio fue el turno de enfrentar a Boca, que tenía La Bombonera clausurada por consecuencias del mal estado de sus instalaciones. Como solución, el conjunto de la ribera decidió alquilarle el estadio a River, su clásico rival, en una situación sin precedentes. El resultado fue un empate en uno, con goles de Ivar Stafuza en contra y Ariel Krasouski para el rival.

Al terminar la primera rueda, una caída como local ante Newell´s y una catastrófica derrota ante Unión de Santa Fe 1-5 obligaron a renunciar a Cubilla. Era el 5 de Agosto de 1984. Era un técnico con personalidad y convicciones, de mano firme. Se peleó con Francescoli (enfrentamiento que se mantiene hasta hoy) y lo quiso enviar al América de Cali a cambio del pase de Alfaro. Tenía sus jugadores de confianza y en esa estructura, el uruguayo solo cuadraba como volante por la derecha, quien no obstante rindió bien. A pesar de tener un plantel de cierta riqueza, River no logró brillar con Cubilla como DT. El estilo de juego batallador que pregonaba, no se adaptó nunca al paladar millonario ni a las características de sus jugadores. De todos modos, su impronta ganadora sirvió mucho para sacar a River de la imagen que había mostrado en año anterior, cuando había finalizado anteúltimo en el Torneo Metropolitano orillando la pérdida de la categoría.


Camiseta utilizada en la gira europea del 84

Aprovechando el receso por una gira de la Selección Argentina, River participó de una serie de partidos en el continente europeo. Del 15 al 17 de Agosto, jugaría junto al Hamburgo el trofeo Naranja, organizado por el Valencia español. El primer partido es una derrota por 2 a 1 de parte del local; Roque Alfaro había puesto en ventaja a River, pero luego Subirats y Saura dieron vuelta el resultado. Luego sería una derrota por 1 a 0 con el Hamburgo. El 19 de Agosto enfrentó al Nápoli en el que sería el partido debut de Maradona en el equipo italiano. Fue un empate en cero, en un encuentro en que se pudo ver en la misma cancha a Alonso, Francescoli, Maradona y Bertoni. Finalmente volvió a España y participó del triangular Trofeo Fútbol Región de Murcia. Allí, luego de empatar sin goles frente a Peñarol, llegó a la última fecha con la obligación de ganarle al local, el Real Murcia, para coronarse campeón. El partido decisivo se jugó el 23 de agosto de 1984 ante 12.000 personas en el estadio del Murcia. Fue empate en dos (2 goles de Francescoli) en un partido con varios errores arbitrales y polémicas que encendieron al público. El empate final coronó al equipo local. Los once que puso en cancha el técnico interino Federico Vairo (Cubilla había renunciado unos días atrás) fueron: Gay, Gordillo, Borelli, Nicosia, Olarticoechea, Enrique, Gallego, Alonso (expulsado por protestar), Alfaro, Francescoli y Tapia.

Durante esta gira se dio el primer experimento de la camiseta de River sin la banda roja en la espalda. Allí utilizó una casaca totalmente distinta a lo que se usó en toda la historia millonaria. Cuello rojo, con un triángulo grande de ese color, logo de Adidas en el pecho y de tamaño mayor y el número en el costado opuesto. En la espalda, blanco absoluto y números en rojo, luego de casi cuatro décadas de cifras negras. Incluso también se estrenó en el partido contra el Valencia de esa misma gira una suplente invertida, es decir de las mismas características, pero roja con la banda blanca. La blanca con la banda roja de esa gira, jamás se volvió a utilizar, mientras que la suplente solamente se usó en un partido contra Cipolletti en el Nacional 1985.


El partido contra el Nápoli

La salida de Cubilla propició la llegada de Héctor Veira a la Dirección Técnica de River, hombre de frases explosivas, quién escribiría páginas gloriosas en la historia del Club. Cubilla dirigió River en 32 partidos. Ganó 15, empató 10 y perdió 7. Veira tenía un objetivo muy diferente al que finalmente consiguió. Sumar lo más posible porque el descenso era un problema no muy lejano. El comienzo de la segunda ronda sería auspicioso, con una victoria 2-1 ante Temperley y una goleada por 4-1 a Chacarita. Aunque el andar en el resto del torneo sería algo irregular, el hecho destacable es la victoria por 4 a 1 a Boca en el Monumental, el 11 de noviembre, con dos goles de Alonso y dos de Francescoli. El primero llegaría con un tiro del Beto desde afuera del área que a Gatti se le escabulle de las manos. Luego empataría Herrera tras un rebote de Pumpido luego de un tiro libre. Alonso adelanta nuevamente a River con un cabezazo y luego Francescoli anotaría en dos ocasiones de penal para redondear una goleada.

River finaliza el metro en cuarta posición, a 8 puntos del campeón Argentinos Juniors, habiendo ganado 15 partidos, empatado 13 y perdido 8. Anotó 51 goles y recibió 38.Francescoli fue el máximo goleador del torneo, con 24 tantos. El último goleador de River en un campeonato había sido Morete, 10 años antes, en el Metropolitano 74. Lo siguen en la lista, Alonso con 7 y Teglia con 5.


La tarde de la goleada a Boca

Beto Alonso – Tercera etapa en River


Intercontinental 1986

En 1984 retornó a River de la mano del recientemente elegido Presidente de la institución, Hugo Santilli, que había hecho de la vuelta de Alonso uno de los ejes de su campaña electoral. Mantuvo su habitual alto rendimiento y se retiró con un triplete: la Copa Libertadores 1986, la Primera División argentina de 1985-86 y la Copa Intercontinental 1986. En la liga argentina de 1985-86, River enfrentaba a Boca en la Bombonera, y ganó con 2 goles de Alonso. River llegó campeón a este partido, pero igualmente dio la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival.La coronación de su carrera fue la Copa Intercontinental que logró en diciembre de 1986 en Japón, frente al Steaua de Bucarest de Rumania, en la cual asistió a Alzamendi para el único gol del partido.

Se retiró ante 85.000 almas en Estadio Monumental, en el momento cumbre de su carrera luego de haber ganado todos los títulos posibles para un jugador, el 13 de junio de 1987. Su último partido oficial fue el 14 de noviembre de 1986 frente a Steaua de Bucarest. En el año 1989 volvió a la escena riverplatense al asumir como mánager de fútbol, colaborando en parte con la obtención del primer campeonato de la década de los 90 con Reinaldo Merlo y luego Daniel Passarella como técnicos.
Sus números en la tercera etapa arrojan 75 partidos jugados y 26 goles. Alonso juega en total 384 partidos en River Plate y anota 157 goles.


Su despedida

Nacional 1985 – Tercero (Final rueda perdedores)

El Campeonato Nacional 1985 fue el último de este tipo que se jugó en la Primera, ya que a partir de la siguiente temporada, con la reestructuración de los torneos, se produjo la participación de los equipos indirectamente afiliados. Comenzó el 17 de febrero y finalizó el 4 de septiembre, superponiéndose en sus etapas finales con el Campeonato de Primera División 1985/86, que se inició el 6 de julio del mismo año. La estructura del torneo tuvo un formato especial, convirtiéndolo en uno de los más complicados de la historia del fútbol argentino. La fase de grupos se disputó con los 32 participantes divididos en 8 zonas de 4 equipos cada una, mientras que en la fase eliminatoria se empleó, por única vez, la modalidad conocida como Doble K.O. o de doble eliminación.

Tras la huelga de jugadores profesionales de principios de 1985, Ruggeri logró que Boca le diera el pase libre y él optó por emigrar a River junto a Ricardo Gareca. El cabezón participó en 94 partidos oficiales y marcó 5 goles en el equipo millonario, logrando 3 títulos internacionales (libertadores 86, intercontinental 86 e interamericana 87) y 1 torneo nacional (1985/86). Gareca por su parte jugaría sólo 12 partidos y anotaría 4 goles, para luego ser transferido al América de Cali, recibiendo el club en parte de pago al volante de Huracán, Alberto Morresi. Además retornaba del préstamo a Chacarita el marcador lateral Alejandro Montenegro y llegaba de San Lorenzo el delantero Luis Amuchástegui, quien anotaría un total de 19 goles en 47 partidos. Veira le quitó a Roque Alfaro el peso de la conducción del equipo y lo envió a la izquierda del mediocampo donde encontró espacio para correr y tiempo para pensar. Bajó al Negro Enrique de wing a volante derecho y descubrió un jugador colosal, virtuoso y arrojado. Desató las alas de Francescoli colocándolo en la delantera con el simple mandato de hacer lo que quisiera. “Si Francescoli no triunfa en River, yo no dirijo nunca más”, dijo. Sus cambios fueron tan evidentes como beneficiosos.


Parados: Gordillo, Gallego, Borelli, Pumpido, Ruggeri y Montenegro. Abajo: Amuchástegui, Francescoli, Morresi, Héctor Enrique y Alfaro.

Morresi llegó a River a mediados del 1985 con antecedentes de ser jugador de muy buen pie. Formó con el Enzo Francescoli una de las duplas más temidas por los arqueros rivales ya que en el campeonato 85-86 ayudó al Príncipe a convertir la gran mayoría de sus goles. Era un excelente asistidor y acompañaba siempre la jugada para abrir espacios. Fue titular del equipo hasta que se fue el Enzo a Francia antes del Mundial 86, ya que Veira optó por el Beto en lugar de Enzo y por Centurión (luego Funes) como centrodelantero para la Copa. Nunca pudo volver a recuperar la titularidad con el Bambino en lo se jugó en el resto del 86, ni con Griguol en el 87-88.

River forma parte del grupo D junto a Unión, Gimnasia y Cipolletti, el cual termina como primero luego de 4 victorias y 2 empates. Una de las formaciones de River Plate en 1985 era: Gordillo, Gallego, Borelli, Pumpido, Ruggeri y Montenegro, Amuchástegui, Francescoli, Morresi, Héctor Enrique y Alfaro. El último partido de la ronda clasificatoria se jugó un 10-03, y el 20-03 empezó la ronda de los ganadores y segundos de cada grupo en partidos de ida y vuelta. River juega con el Deportivo Español, al que elimina luego de perder el primer partido 1-2 y golear 5 a 0 en el Monumental.El siguiente paso fue a partido de eliminación directa contra Estudiantes LP en cancha neutral al que le gana 2 a 0, con dos goles del Tigre Gareca. Luego en cancha de Huracán fue el turno de jugar con el Vélez del Coco Basile, que derrota a River por 3 a 0 y lo envía a la rueda de perdedores.

Hubo que hacer el receso obligado por las eliminatorias del Mundial del 86, que se jugaba durante un mes en el Invierno del 85, por lo tanto se retoma la rueda de perdedores el 10 de Julio, 3 meses después , jugando contra Unión de Santa Fé, con un triufo por 1 a 0. Una semana después daba comienzo en simultáneo el Campeonato 85/86 de Primera División, con el nuevo formato de campeonato largo con un breve receso veraniego. En la sexta fase toca nuevamente jugar contra Estudiantes LP, al que le gana en forma clara por 4 a 1, luego sería el turno de Newell´s, con victoria por 2 a 0. En la final de la rueda de perdedores tocaría nuevamente enfrentar a Vélez, partido jugado entre semana el 07/08. Esa noche River formó con Pumpido, Gordillo, Borelli, Ruggeri, Montenegro, Enrique, Gallego, Morresi, Amuchástegui, Francescoli y Alfaro. Prácticamente era la base del posterior campeón del torneo 85-86. Vélez tenía entre otros jugadores a Jorge Comas, una de las figuras del momento, y posterior goleador del torneo con 12 tantos. River comenzó ganando con un gol de Francescoli en el segundo tiempo, pero Vélez logra darlo vuelta con tantos de Larraquy y Comas, accediendo a la final el torneo, que luego perdería en manos del campeón Argentinos Juniors. River finaliza el certamen con 9 victorias, 3 empates y 2 derrotas, habiendo anotado 25 goles y recibido 13. El goleador del equipo fue Luis Amuchástegui con 9 goles, segundo en la tabla general. Alonso y Francescoli anotan 3 goles en el torneo.


Amuchástegui contra Estudiantes.

Campeonato 1985/1986 – Campeón

Santilli llamó a un concurso de logotipos en el que participaron diversos artistas del país. Resultó ganador un dibujo de Caloi, el reconocido caricaturista argentino creador del popular Clemente. El dibujo en cuestión era un León, hecho con unas pocas linea interconectadas, que emergía del Monumental con la casaca de River y el bastón de millonario. Este ícono se lució en la camiseta en los sucesivos logros alcanzados durante esa temporada.

El torneo, de formato largo, dio comienzo el 6 de julio mientras aún se jugaban las últimas fases del campeonato anterior. Se disputó a dos ruedas de todos contra todos, modificado para que se asemeje al utilizado en las principales ligas europeas. Se incorporan regularmente a los equipos indirectamente afiliados a los campeonatos oficiales por medio de un sistema de ascensos y descensos, a través de la creación de una división intermedia, el Nacional B. River luce en su camiseta el Logo de Fate por cuatro temporadas a partir de 1985. El equipo de Veira, ya afianzado, comienza a paso firme en el torneo, con 5 victorias y 1 empate en los primeros 6 partidos, cayendo derrotado por primera vez en la fecha 8 por la mínima ante Independiente en Núñez. A partir de ahí el equipo enarbola una nueva racha, de 6 triunfos —incluido Boca, una goleada por 5 a 1 a Newell´s y otra por 4 a 1 a Vélez en Liniers— y dos empates; que se corta recién el 4 de diciembre contra Ferro por 2-1 en Caballito.

El 27 de Octubre River recibe por la 17ma fecha a Boca. El encuentro fue muy parejo; el resultado se resolvió en el minuto 27 del primer tiempo, con un zapatazo con rosca desde afuera del área de Alejandro Montenegro, el cual se clavó en el ángulo de Hugo Gatti, que solo pudo contemplar. Ruggeri cumple una gran actuación y la victoria genera un envión anímico clave en los posteriores logros. Luego del tropezón en la fecha siguiente ante Ferro, River cierra 1985 con 4 victorias más y 2 empates, entre estos partidos se recuerdan la goleada por 6 a 0 a Temperley y el 5 a 1 contra Estudiantes de La Plata. El 14 de diciembre del 85 hace su debut en primera el delantero Claudio Caniggia, salido de las inferiores, en un 3 a 0 a Unión de visitante. Participa tres temporadas en River, en el que juega 53 partidos y marca 8 goles, para luego emigrar en la temporada 88/89 al Verona italiano junto a Troglio.


La tarde del golazo de Montenegro en el clásico.

Para ese torneo, Francescoli ya era una garantía de gol. Él junto al Ruggeri, Gallego y Alonso formaban una columna vertebral de alta performance. La llegada de Morresi completó el cuadro, y con Francescoli armaron un dúo imbatible. Además se contaba con Pumpido y Goycochea, dos arqueros en un gran nivel. En resumen, el River que se estaba gestando a fines del 85 contaba con 5 jugadores que en poco tiempo serían campeones del mundo con Argentina y con el club: Pumpido, Ruggeri, Enrique, Gallego y Alonso. Más otros 3 jugadores de la selección de Uruguay: Nelson Gutiérrez, Francescoli y Alzamendi. Una férrea defensa y mediocampo, más un ataque certero y letal.

River continúa la racha en 1986 ganando el 20 de Enero la Copa de Oro de Mar del Plata, luego de empatar con Boca en uno y ganarle a Racing por 4 a 2, con un hattrick de Alonso. Habían ingresado al plantel los jugadores Saralegui de Uruguay, Sperandío de Rosario Central, Funes del Millonarios de Colombia, Rubén Gómez, Erbin y Patricio Hernández de Instituto, Rubens Navarro de San Lorenzo, Ramón Centurión, delantero proveniente del archirrival, y retornaba una pieza clave, Antonio Alzamendi. En Febrero se jugaría la segunda edición de la Copa de Oro, obteniendo nuevamente el título luego de 2 victorias; el recordado 5 a 4 frente a Polonia, con hattrick y chilena de Francescoli, y un posterior 1 a 0 sobre Boca con gol de Gorosito.


La recordada chilena de Francescoli frente a Polonia.

El equipo retoma el campeonato el 19 de enero ganando por 1 a 0 ante San Lorenzo, luego con un memorable triunfo ante Argentinos Juniors por 5 a 4 en Núñez, y continúa a paso firme, logrando 5 triunfos y 2 empates en los siguientes partidos (incluidas una victoria por 2 a 0 a Independiente y una goleada por 4 a 0 a Racing de Córdoba); racha que le permite coronarse campeón 5 fechas antes, al ganarle por 3 a 0 a Vélez en el Monumental, el 9 de Marzo, logrando así su 21° campeonato nacional en el profesionalismo. Con el equipo ya coronado campeón, tres fechas después, se juega el superclásico en la Bombonera el 6 de Abril. La peculiaridad de dicho partido se dio en el uso de una pelota de color naranja para disputar el encuentro durante el primer tiempo. Al salir al campo de juego los jugadores dieron la vuelta olímpica. El partido fue una recordada victoria por 2 a 0, con dos goles de Alonso, el primero de cabeza y el segundo luego de un desvío en un tiro libre que le cambia el palo a Gatti.


River da la vuelta olímpica en la Bombonera.

El partido final fue un empate 4 a 4 frente a Platense, y River resultó campeón con números para recordar: 74 goles a favor, 23 partidos ganados, 3 perdidos, 10 empatados, 26 goles en contra y 56 puntos. Francescoli, al igual que el año anterior, fue el goleador absoluto con 25 tantos, seguido por Morresi con 16 y Amuchástegui con 10. Ruggeri deslumbra, demostrando una notable fortaleza y velocidad, más un quite efectivo. Además, es el jugador que en más partidos participó: 35, sólo faltó a uno. Este título le posibilitó a River entrar a participar en la Copa Libertadores junto con Boca, Wanderers y Peñarol de Uruguay.

Los jugadores fueron agasajados con una “Cena de Campeones” en la que se les entregó el León de Plata a los mejores deportistas de River. Los jugadores del equipo de fútbol recibieron el premio junto a otras figuras descollantes en varias disciplinas como Gabriela Sabatini, Darío Álvarez (Campeón Sudamericano de patín artístico), Laura Martinel (Campeona Mundial de lucha), Federico Bluthgen (Campeón Panamericano de lucha) Alejandro Hoffman y Oscar Panno en ajedrez, y Beatriz Capotosto (Campeona Sudamericana de 100 metros con vallas). El plantel premiado estaba compuesto por Ruggeri, Amuchástegui, Gordillo, Enrique, Morresi, Francescoli, Gallego, Alfaro, Pumpido, Borelli, Alonso, Saporiti, Goycochea, Gorosito, Karabin, Rinaldi, Crasiyacich, Gutiérrez, Villazán, Spotorno y Centurión. También se les entregó el León de Oro a Francescoli por ser el “Mejor jugador sudamericano de fútbol”, a Gabriela Sabatini por ser representante internacional, y otro a la atleta ganadora del León de Plata Beatriz Capotosto y al plantel de la primera de básquetbol. Francescoli emigraría luego del Mundial de México al Racing de París.

Copa Libertadores 1986 – Campeón

La partida de Enzo obligó a Veira a conformar un River más cauto, contragolpeador y –tal vez- más apto para jugar la Libertadores, en cuyos partidos a veces conviene tener una armadura de hierro debajo de la camiseta. River comparte el grupo A con Wanderers, Peñarol y Boca Juniors. El primer partido sería el 9 de Julio en la Bombonera, para un empate en uno en el que abre la cuenta Graciani para el local, de penal, en el minuto 33. Poco antes del final del primer tiempo empata Alfaro para River. A partir de ahí el equipo enarbola 5 victorias consecutivas en el grupo, finalizando la fase invicto. Primero de visitante ante los equipos uruguayos; 2 a 0 al Wanderers (2 goles de Alzamendi) y 2 a 0 a Peñarol (2 goles de Centurión). Luego consigue una victoria de local por 3 a 1 a Peñarol, y el 14 de Agosto logra la clasificación a semifinales una fecha antes, con un 4 a 2 al Wanderers. Cierra el grupo con Boca en Núñez; sería triunfo por 1 a 0 con gol de Alzamendi en el minuto 62, anticipándose de cabeza tras un centro. Alonso fue haciéndose titular en la Copa, dejando a Morresi (“Mozart” según el Bambino) como un suplente de lujo.

Por aquel entonces, las semifinales se jugaban en grupos de tres equipos y River accedió al Grupo A junto al Barcelona de Guayaquil y al campeón vigente, Argentinos Juniors. El primer partido fue el 4 de Septiembre ante el equipo de La Paternal, en Vélez, en el que fue un empate sin goles. Luego fue el turno del Barcelona, logrando dos victorias con comodidad (3-0 jugando de contraataque en Guayaquil y 4-1 en el Monumental, partido en el que ya se ganaba por 3 a 0 a los 12 minutos). El gran equipo dirigido por José Yudica fue, en cambio, un hueso difícil de roer para River. En la 4ta fecha, se pierde el invicto ante Argentinos por 0-2 en el Monumental cuando a River le bastaba un empate para pasar a la final. Ante la igualdad de puntos, se juega un tercer partido el 4 de Octubre entre ambos conjuntos argentinos, ya que el Bicho pudo vencer al Barcelona en Buenos Aires, pero cayó en Guayaquil. Los 120 minutos en el estadio de Vélez fueron durísimos, hubo tiros en los palos de Batista y Olguín. El marcador no se abrió y, por mejor diferencia de gol, River luego de 10 años accedió por tercera vez en su historia a la final de la Copa. La tercera sería la vencida.

El rival en la final era el América de Cali, poderoso equipo colombiano que había caído por penales en la final del año anterior frente a Argentinos Juniors. El América contaba con tres argentinos en su plantel titular, el arquero Julio César Falcioni, el volante Carlos Ischia y el delantero Ricardo Gareca, que un año antes había jugado en River. El 22 de octubre, el “Millonario” derrotó en Cali al América por 2 a 1. A los 23 minutos de la primera mitad, Juan Gilberto Funes abrió el marcador, aunque Roberto Cabañas empató transitoriamente para los locales, al minuto del complemento. A falta de 20 minutos para el final, Norberto Alonso selló el 2 a 1 final que le dio al equipo la tranquilidad necesaria para recibir a los colombianos en el Monumental. El domingo siguiente, y con un equipo lleno de suplentes, River goleó a Deportivo Italiano por 4-2 por el Campeonato 86/87. Todos los que estuvieron en el hall esa tarde, se percataron del hueco dejado en la vitrina de trofeos, esperando al título más buscado de los últimos 20 años.

El partido de vuelta se jugó el 29 de octubre, el árbitro brasileño Wright dio comienzo a las 21:47 bajo una lluvia que se había iniciado unas horas antes, ante un estadio completo por 80.000 personas: la recaudación fue de 1.393.120 australes. Se da un primer tiempo sin goles y muchas fricciones. Segunda parte, el gol que no llega, hay una cabeza salvadora de Ruggeri que evita el gol colombiano en el arco de la Centenario. Cuando iban 24 minutos del segundo tiempo, Enrique roba una pelota y le da un pase profundo a Juan Gilberto Funes, que aguantó la pelota de espaldas, giró para su zurda y sacudió cruzado, ahí donde era imposible que Falcioni llegara. Corrió hacia la cabecera Almirante Brown ofreciéndole el festejo a los hinchas en una noche que el hincha de River jamás olvidará. Gareca y Montenegro son expulsados; ingresan Daniel Sperandío y Rubén Gómez por Alzamendi y Alfaro respectivamente, cambios decididos por Veira para cerrar el partido. Pese a no tratarse de un hombre de la casa, Héctor Rodolfo Veira entró rápidamente en la historia del club. Considerado un motivador nato, el “Bambino” gestó un equipo compacto y con una característica de juego inconfundible: era letal en el contragolpe. "River es la Casa Blanca, un club espectacular. En 1986 armamos un grupo muy sólido y, por sobre todas las cosas, de hombres. Sabíamos bien lo que buscábamos, y por eso lo conseguimos".

Esa noche, River formó con Nery Pumpido, Jorge Gordillo, Nelson Gutiérrez, Oscar Ruggeri, Alejandro Montenegro, Héctor Enrique, Américo Gallego ©, Norberto Alonso, Roque Alfaro, Antonio Alzamendi y Juan Gilberto Funes. En las estadísticas, el plantel de Veira ganó nueve partidos, empató tres y perdió uno, con 23 tantos a favor y sólo ocho en contra. Ramón Centurión fue el goleador del equipo con 7 tantos, seguido por Antonio Alzamendi con 6, Norberto Alonso con 4, Juan Funes con 2 y Roque Alfaro, Néstor Gorosito y Héctor Enrique anotaron uno cada uno. Tras su onceava participación en la Copa Libertadores, River y la historia ya no se debían nada.

Copa Intercontinental 1986 – Campeón

El título de América le da la chance a River de jugar por primera vez la copa Intercontinental de clubes. El partido sería el 14 de Diciembre en el Estadio Nacional de Tokio ante 62.000 espectadores, contra el campeón europeo vigente, Steaua de Bucarest (el cual había vencido en la final al Barcelona por penales tras un empate en cero). El árbitro fue el uruguayo José Martínez Bazán. El equipo el día de la final formó con Pumpido al arco; Gordillo, Gutiérrez, Ruggeri y Montenegro en la defensa; Enrique, Gallego, Alfaro (Sperandío) y Alonso en el mediocampo; y los delanteros Alzamendi y Funes. El rival tenía a las recientes figuras Belodedici, Lacatus, Balint, Bölöni, Piturca, Ducadam, e Iordanescu, el equipo sería la base de una de las mejores selecciones rumanas que se recuerden.

El trámite del partido fue áspero y parejo, pero River terminó levantando el máximo trofeo en su primera participación. El autor del único gol fue el uruguayo Antonio Alzamendi, quien aprovechó un tiro libre realizado rápidamente por Norberto Alonso para batir al arquero con un toque corto de cabeza a los 28’ del primer tiempo. El gol del delantero uruguayo, quien fue elegido además como el Jugador del Partido, definió la suerte del equipo argentino, que tras el gol supo cuidar el resultado con inteligencia y con la experiencia de sus futbolistas campeones del mundo en México 1986: Nery Pumpido, Oscar Ruggeri y Héctor Enrique. La victoria fue ampliamente celebrada en la mañana argentina, donde miles de hinchas se congregaron en las calles para homenajear a los campeones.


Avivada de Alonso…


…cabezazo y gol de Alzamendi

El líder, capitán y figura de aquel plantel Millonario, Norberto Osvaldo Alonso, tras la victoria ante el Steaua en Tokio, decidió colgar los botines. “En el momento en que terminó el partido, mientras daba la vuelta olímpica, supe que tenía que retirarme así”, explicaría luego. Le dedica el triunfo a Labruna. En los vestuarios, el director técnico Veira dijo: “Fue la victoria de la inteligencia. No cometimos errores tácticos ni estratégicos. Eso se llama inteligencia: ganamos con la cabeza.” Alzamendi, por haber hecho el gol, ganó un automóvil Toyota que prefirió cambiar por el valor en dinero y repartirlo entre todo el equipo, manifestando “era mi deber”. Es elegido posteriormente como Futbolista Sudamericano de 1986. Enrique, Ruggeri y Pumpido, además, fueron dueños de un récord casi único. Los tres son parte de un grupo selecto de 10 jugadores que en la misma temporada ganaron la Copa Libertadores, la Intercontinental, el Campeonato y el Mundial. Con ellos, están siete jugadores del Santos de 1962, cuyo símbolo era Pelé.

Claro está que todos estos triunfos le valieron a Hugo Santilli ganar nuevamente las elecciones del 28 de Diciembre e iniciar un segundo período como dirigente de River. Fue reelecto por cifras abrumadoras. Sobre 6.273 socios votantes obtuvo 3.979 votos contra 1.066 de Davicce, 950 de Aragón y 274 de Lancioni.

El segundo ciclo Santilli 1987/1989 – Griguol y Menotti

Campeonato 1986/1987 – 10°puesto

Al mismo tiempo había comenzado el torneo por la Copa Libertadores, por eso la formación del torneo nacional se cambió por la llamada “Los niños terribles”, un equipo formado por Goycochea; Gómez, Perrone (Navarro), Gutiérrez, Míguez, Troglio, Vittor, Alonso, Hernández, Caniggia y Funes como titulares, y Miguel, Maseiro, Zapata y Salaberry como suplentes, aún cuando Veira aseguraba que “en River no hay titulares y suplentes: son todos jugadores”. El 13 de Julio, 4 días después del empate inicial de River y Boca por la Copa Libertadores, empezó el campeonato en el Monumental con una pálida actuación ante Racing, que terminó en 1 a 1, con goles de Medina Bello para el rival (quien posteriormente vestiría la casaca millonaria) y Alzamendi para el local. La prioridad del semestre sería el torneo continental, por lo que gran cantidad de partidos del campeonato serían afrontados sin los jugadores titulares. El plantel de River formó esa tarde con Goycochea; Saporiti, Karabín, Gómez, Saralegui, Sperandío, Hernández, Navarro (Caniggia), Centurión y Gorosito (Troglio). Luego hubo un empate en uno con Talleres en Córdoba, una derrota con Rosario Central, un triunfo ante Gimnasia, y otra victoria en un 3 a 1 contra Temperley.


Parados: Gordillo, Gallego, Nelson Gutiérrez, Pumpido, Ruggeri y Montenegro. Agachados: Alzamendi, Gorosito, Morresi, Patricio Hernández y Alfaro.

Ese triunfo quedó reducido a un 1 a 0 favorable a Temperley por el Tribunal de Disciplina de la AFA, después de que se comprobara un resultado de antidoping positivo para el riverplatense Ramón Centurión. El jugador explicó entonces que había tomado un antigripal sin permiso del médico del plantel, que le dio como resultado la existencia de metanfetaminas en la orina, por lo cual fue sancionado con un año de suspensión a partir del 5 de Septiembre de 1986. A River se lo sancionó con el descuento de dos puntos que se le otorgaron a Temperley, y el pago de una multa equivalente al precio de 750 entradas. Centurión pidió disculpas a sus compañeros por el desliz.

Entre la fecha 11 y 15 del torneo, el equipo sufre 4 derrotas y 1 empate, racha que lo comienza a alejar de la pelea. Luego vendría una recuperación por 4 a 2 ante Deportivo Italiano, días antes del partido de vuelta de la final de la Libertadores, y una fecha antes del Superclásico. El 2 de Noviembre River visitó a Boca, el resultado termina siendo para el local por 1 a 0 con gol de Jorge Comas. River cierra ese año con 3 empates (ante Vélez, Platense y Racing) y 3 triunfos (Talleres, Rosario Central y Argentinos Juniors). Retoma el torneo tras un receso de un mes, el 25 de enero del 87, con un empate en dos en Núñez ante Unión de Santa Fe.

La segunda victoria ante Temperley no fue casual. Coincidió que para esa fecha se habían incorporado al plantel las más importantes figuras de River, que venían de haber terminado de jugar la Copa Libertadores y de formar los seleccionados nacionales para el Mundial '86. Claro que la energía que le insuflaron al plantel llegó cuando ya era demasiado tarde para repuntar en la tabla. El 13 de Abril se disputa el superclásico de la segunda rueda en el Monumental. Terminó 1 a 1 con un polémico arbitraje de Francisco Lamolina, que no sancionó un legítimo gol de Alzamendi, y una mano penal de Higuaín en la boca del arco. Abre el marcador en el primer tiempo Alzamendi, en el complemento Rinaldi empata para Boca.

El campeón fue Rosario Central con 49 puntos. Segundo, los rosarinos de Newell’s. River quedó en el décimo puesto, con 39 puntos, 38 partidos jugados, 13 ganados, 13 empatados y 12 perdidos. Anotó 54 goles y recibió 49 en contra. Obtuvo el segundo mejor promedio de goles por partido: 1, 25, mientras que el campeón tenía 1, 29. Alzamendi fue el máximo anotador de River con 13 goles. Lo siguen en la tabla P. Hernández con 11, Morresi con 10, Gorosito con 5. A mediados de 1987, Héctor Veira culmina su labor como Director Técnico de River; es sucedido por Carlos Timoteo Griguol, proveniente de Ferro Carril Oeste. Además, de Rosario Central llega el mediocampista Omar Palma.

Copa Interamericana 1987 – Campeón

River al haberse adjudicado la Copa Libertadores del año anterior, se enfrentó por la décima edición de la Interamericana al campeón vigente de la Concacaf, Liga Deportiva Alajuense de Costa Rica en una serie de ida y vuelta. El primer partido fue el 21 de Julio en Alajuela, y el resultado fue un empate en cero, con algunas chances tanto para el local como para los delanteros de River. River formó con Sergio Goycochea; Nelson Gutiérrez, Alejandro Montenegro; Jorge Borelli, Américo Gallego, Oscar Ruggeri; Claudio Paul Caniggia, Néstor Gorosito, Juan Gilberto Funes, Omar Palma y Roque Alfaro.

El partido de vuelta en el Monumental fue el 16 de Agosto. Ese día el equipo de Griguol formó con Sergio Goycochea; Nelson Gutiérrez, Oscar Ruggeri; Rubén Darío Gómez, Américo Gallego, Jorge Borelli; Ramón Centurión, Héctor Enrique, Juan Gilberto Funes, Omar Palma y Jorge Villazán. En este caso fue triunfo de River por 3 a 0, obteniendo así el tercer título internacional en menos de un año. Abriría el marcador Villazán a los 16 del primer tiempo. Luego amplía en el segundo tiempo Funes a los 15, y Enrique sella el resultado 7 minutos después. River obtiene así su tercer título internacional Conmebol en menos de un año, la cuádruple corona con la obtención del torneo local y dos competiciones interconfederaciones en la misma temporada, hito compartido en el fútbol argentino con Independiente, Estudiantes y Vélez.

Copa Libertadores 1987 – Semifinales

River ingresa en la ronda semifinal como campeón vigente. Le toca formar parte del Grupo 2 junto a Independiente y Peñarol. Los dos primeros partidos resultan en un empate sin goles en Núñez frente a Independiente el 26 de Agosto y en Montevideo frente a Peñarol el 16 de Septiembre. Una semana después sería el turno de visitar a Independiente. River cae derrotado por 2 a 1 con goles de Merlini y Marangoni para el local, y de Juan Gilberto Funes para River. El delantero desperdicia un gol con el arco libre cuando el equipo millonario ganaba por 1 a 0.

Este resultado complica las chances de River de acceder a la final, ya que precisaría que Independiente empate con Peñarol y luego debería ganarle por buena diferencia a los uruguayos en la fecha final. De todos modos Peñarol obtiene un gran triunfo en Avellaneda por 4 a 2, quedando así como primero del grupo. Luego sería el campeón del certamen después de ganarle un partido desempate el América de Cali, que nuevamente se queda en las albores del título. La fecha final del grupo, con el equipo ya sin chances, fue victoria por 1 a 0 sobre Peñarol con gol de Ruggeri.

Campeonato 1987/1988 – Cuarto

A mediados de 1987 llega proveniente del Atlético Madrid el delantero uruguayo Jorge Da Silva, quien formaría la delantera con Caniggia, Alzamendi y Funes. Anota en sus dos años en el club un total de 23 goles en 59 partidos. Además se incorpora el volante central Ernesto Corti, tras su paso por Instituto de Córdoba, comenzaría jugando en el mediocampo; luego, en sus últimas etapas de River hizo dupla con Higuaín como segundo zaguero central. El torneo da inicio en el segundo semestre del año, el 30 de agosto. Una de las formaciones base de River Plate para ese torneo fue Gordillo, Gallego, Borelli, Goycochea, Ruggeri, Erbín, Troglio, Da Silva, Alzamendi, Corti y Caniggia. River comienza con un empate de visitante sin goles ante Gimnasia de La Plata. Luego de un nuevo empate ante Argentinos y una derrota por la mínima ante Independiente, el equipo enarbola 4 victorias y un empate, para volver a sufrir una derrota, en este caso por 3 goles ante Rosario en Núñez.


Parados: Gordillo, Gallego, Borelli, Goycochea, Ruggeri y Erbín. Agachados: Troglio, Da Silva, Alzamendi, Corti y Caniggia.

El 22 de Diciembre se juega el primer superclásico del torneo en el Monumental. Luego de comenzar dos goles abajo, River logra dar vuelta el marcador y lo termina ganando 3 a 2, con goles de Jorge Da Silva, Enrique Corti y Omar Palma para el local y Jorge Rinaldi (2) para Boca. Comas malogra un penal en la última jugada del encuentro. Una victoria 2 fechas antes del superclásico, ante Racing por 2 a 0, y una goleada posterior a Banfield por 4 a 1, hacen generar expectativas y mantener al equipo en los puestos de arriba. Algunas fechas después, entre diciembre y enero, River sufre 3 derrotas consecutivas, ante Newell´s, Gimnasia y Argentinos, que lo alejan de la pelea, sumado a algunos empates posteriores. El equipo se recupera de esa racha adversa con una victoria ante Independiente con gol de Alzamendi de penal.


La tarde del 3 a 2 a Boca.

El 30 de Abril sería el segundo partido contra Boca, en la Bombonera. En este caso es un empate en 2 con goles de Graciani (2) para el local y Alzamendi y Ruggeri para River. Ya no es posible alcanzar a Newell´s, quien finalmente se alza como campeón con 55 puntos. El equipo termina en la 4ta posición con 9 puntos menos, habiendo ganado 17 partidos, empatado 12 y perdido 9. La racha de 3 partidos perdidos a principio del año había sido determinante. River anota 51 goles y recibe 40. Su ubicación en la tabla lo clasifica para disputar la Liguilla Pre-Libertadores. El goleador de River en el torneo fue Jorge Omar Da Silva con 14 goles, seguido por Antonio Alzamendi con 8, Omar Palma con 5 y Claudio Caniggia con 4.

El equipo de Timoteo contaba con muchas estrellas, algo que terminaría por decidir su continuidad a futuro, ante la falta de control del vestuario. Heredó un plantel ganador de todo y con sus respectivos egos por las nubes. Pumpido, Nelson Gutiérrez, Ruggeri, Alzamendi, Enrique, Funes, Da Silva. Retener la Libertadores era el objetivo y este se truncó de inmediato en la segunda fase a manos de Peñarol de Montevideo.

Supercopa 1988 – Semifinales

Luego de la caída en la Copa Libertadores el año anterior, la flamante Supercopa pasó a ser la prioridad del equipo de Timoteo. Era la primera edición de un torneo que reunía a los 13 campeones de la Copa Libertadores que hasta ese momento existían; 6 clubes argentinos, 4 brasileños, 2 uruguayos y 1 paraguayo. River comenzó su participación en octavos visitando a Olimpia en Asunción, el 13 de Abril, en la que sería una derrota por 2 a 0. Una semana después en Núñez, el equipo logra revertir el resultado con una rotunda goleada por 4 a 0 con 2 goles de Alzamendi y 2 de Jorge Da Silva. En cuartos de final sería el turno de visitar a Gremio en Porto Alegre, que había eliminado a Boca en la ronda anterior. El 3 de mayo River cae derrotado por 1 a 0, y al cabo de una semana revierte nuevamente el escenario, esta vez ganando por 3 a 1 con 2 goles de Alzamendi y 1 de Alfinete, en contra.

Racing aguó la fiesta en semifinales con un gol agónico de Néstor Fabbri en el Monumental. El partido de ida, jugado el 25 de mayo, había sido derrotado por 2 a 1 con gol de Jorge Borelli. Una semana después, el equipo forzaba un desempate mediante un gol de penal de Nelson Gutiérrez, pero en el tiempo cumplido, Fabbri cabecea un centro, Pumpido no logra tapar y anota el empate para Racing, asegurando su clasificación. El equipo de Avellaneda sería el posterior campeón del certamen al derrotar en la final al Cruzeiro. El goleador del torneo fue Antonio Alzamendi, junto a Sergio Oliveira de Nacional anotaron 4 goles. Jorge Da Silva marca 2 goles en el certamen.

Para cuando esto ocurrió, Newell’s Old Boys de Rosario ya se había escapado lo suficiente en el torneo Local, como para ilusionarse con un título. Jaqueado y ya sin puertas por golpear. Timoteo comprendió que su ciclo se había terminado. Su año en Núñez tiene como saldo positivo la Copa Interamericana, el afianzamiento de Claudio Caniggia y Pedro Troglio como jugadores titulares y el inolvidable 3-2 a Boca, luego de estar 2-0 abajo en el segundo tiempo.

Liguilla Pre-Libertadores 1988 – Semifinales

Este certamen octogonal otorgaba la segunda plaza a la Copa Libertadores 1988. Se jugó por eliminación directa, con partido y revancha. En la primera llave tocó enfrentar a Rosario Central, el 8 de Junio fue empate en cero en Arroyito. Cuatro días después se jugó la revancha en el Monumental, en el que fue triunfo de River con gol de Antonio Alzamendi y clasificación a la siguiente ronda, donde se enfrentaría con Racing Club, quien había eliminado a River de la Supercopa 11 días antes.

El primer partido fue en cancha de River el 15 de Junio, y terminó en un empate en 3 con goles de Gutiérrez de penal, Gorosito y Alzamendi para el local, y Decoud, Medina Bello, quien poco después sería transferido a River y se transformaría en una recordada figura riverplatense, y Víctor Rabuñal. El 20 de Junio fue la revancha en el cilindro, nuevamente anotaría Rabuñal para Racing, quedando el marcador en ese resultado. Una vez más River era eliminado de manos del club de Avellaneda. Finalmente fue San Lorenzo quien lograría la segunda plaza para la Libertadores de ese año. Este torneo fue el último jugado por Pumpido en River, quien continuaría su carrera en el Betis español. El goleador de River en la liguilla fue Antonio Alzamendi con 2 tantos.

Campeonato 1988/1989 – Cuarto

Hacia mediados de 1988 y de cara a la próxima temporada, la dirigencia realiza un número importante de contrataciones, en total 17 jugadores; además de la noticia principal: César Luis Menotti pasaba a la dirección técnica del equipo. El paladar futbolero, y la prédica de sus convicciones siempre tuvieron un parentesco muy cercano con lo que puede entenderse como el estilo futbolístico de River Plate. A mediados de 1988, ambas partes se juntaron y prometieron armar el fútbol espectáculo. Como sabemos, las promesas solamente quedaron en eso. También significó el último golpe de timón del presidente para mantenerse en su cargo, cuando las críticas comenzaban a crecer. A partir de 1989 y por el plazo de 3 temporadas, el nuevo sponsor de la camiseta sería la marca Peugeot.


Parados: Passarella, Batista, Basualdo, Higuaín, Carlos Enrique y Comizzo. Agachados: Héctor Enrique, Borghi, Zamora, Palma y Reinoso.

Menotti no iba a llegar a River para poner jugadores de las inferiores. Exigió figuras, y así fue que ingresaron a las filas del club el lateral izquierdo Carlos “el loco” Enrique y el volante Gerardo Reinoso, ambos provenientes de Independiente, en donde habían sido campeones de la Libertadores y la Intercontinental en 1984. Es contratado el arquero Ángel Comizzo, proveniente de Talleres de Córdoba, quien pronto se gana la titularidad. Ganaría 4 títulos en sus dos etapas en el club. Sergio Goycochea continúa su carrera en Millonarios de Colombia, Néstor Gorosito haría lo suyo en San Lorenzo. Regresa tras un exitoso paso por Fiorentina e Inter el defensor Daniel Passarella. Otros debutantes con la banda en este torneo serían Fabián Basualdo, Abel Balbo y Julio Zamora, provenientes de Newell´s; el volante Claudio Borghi, tras un breve paso por Europa; el delantero Rinaldi y el mediocampista Milton Melgar, ambos provenientes del archirrival; Mario Bevilacqua de Talleres, José T. Serrizuela de Racing de Córdoba, Sergio Batista de Argentinos Juniors y el ex Boca Jorge Higuaín, tras un paso por el fútbol francés. Hacia fines de 1988 Antonio Alzamendi emigraría al Logroñés español.

El plantel fue presentado en una serie de amistosos ante Verona de Italia en Buenos Aires, en conmemoración de los 50 años del Monumental, en el que además formaban parte de la cláusula de los contratos de Claudio Caniggia y Pedro Troglio, transferidos a ese equipo. Uno de los cuales gana River por 2 a 1 con dos goles de Reinoso. El torneo dio comienzo en el segundo semestre de 1988, el 11 de Septiembre. Tuvo una reglamentación particular que establecía el desempate por tiros desde el punto penal de los partidos igualados. Se otorgaban tres puntos por partido ganado, un punto por el empate y un punto extra para el equipo que ganara el desempate. Las tandas de penales se ejecutaban al finalizar el partido respectivo, lo que, en muchos casos, postergó la finalización de los encuentros de manera exagerada. Ésa y otras razones, como la falta de interés del público, hicieron que se tratara de un ensayo fallido, que se discontinuó en el siguiente torneo.
Además, el certamen se dividió en dos etapas. La primera, jugada hasta fin de año, definió a los dos clubes que clasificarían a la Copa Libertadores de 1989. A su vez, al finalizar la segunda etapa jugada en el primer semestre del año siguiente, los primeros 7 lugares, exceptuando al campeón, más Platense (ganador de la liguilla del año anterior) jugarían un torneo que otorgaba la segunda plaza de clasificación a la Libertadores 1990. Una de las formaciones de River Plate para el Torneo de 1ra. División de 1988/89 era Passarella, Batista, Basualdo, Higuaín, Carlos Enrique, Comizzo, Héctor Enrique, Borghi, Zamora, Palma y Reinoso.

Enseguida, River quedó fuera de la discusión, destrozando las expectativas creadas. Pierde la primera fecha con Platense, y la segunda de local frente a Boca, por 2 a 0 con goles de Perazzo y Graciani. Comenzó a vegetar en la mitad de la tabla sin ninguna chance de pelear por el título. El 1 de Octubre, hace su debut el volante Juan José Borrelli en un 4 a 0 a Racing de Córdoba en el Monumental. Tenía 17 años y provenía de las inferiores. Su precoz aparición estaba asociada a la necesidad de encontrar un jugador habilidoso que pudiera cumplir el rol que años atrás había dejado vacante Norberto Alonso, y que no había podido suplir la contratación de Omar Palma, ni la promoción de los juveniles Néstor Gorosito y Mariano Dalla Líbera. Tuvo dos períodos con la camiseta Millonaria. El primero entre 1988 y 1991, y el segundo en el año 1997. En total jugó 98 partidos y convirtió diez goles por torneos locales. Tiene en su palmarés 3 torneos nacionales y 1 internacional.


Nuevo sponsor

En ese contexto, el 5 de febrero de 1989 por la 21ª fecha, el equipo de Menotti fue a visitar a un Boca puntero que soñaba con lograr un título que se le negaba desde hacía ocho años. Los boquenses sumaban 42 puntos, seguidos por Independiente con 39, mientras que River estaba noveno con 30. La gente millonaria se sintió más visitante que nunca y el escenario era por demás hostil y desfavorable. Sin embargo, River jugó un clásico de igual a igual y mereció llevarse los tres puntos, cosa que hubiera logrado de no ser por el insólito gol que el árbitro Juan Bava le anuló a Passarella tras un tiro libre a la media hora de juego. Tras el 0-0 final llegó la hora de la tanda de penales para lograr el botín del punto extra. Se llegó al quinto penal, que sería ejecutado por Passarella, quien respondió a la enorme silbatina tapándose los oídos para convertir con calma. El primer remate de a uno para Boca lo pateó Cuciuffo, pero Comizzo detuvo su tercer penal de la tanda. Era el turno de Batista, el Checho no falló y le dio a River un festejado punto que sirvió para hundir a Boca, que finalmente no pudo ganar el torneo. El equipo de Menotti mejoró el perfil en la segunda rueda pero ya estaba muy lejos de pelear algo serio. La estadía del flaco en Núñez dejó sabor a poco, sobre todo por no poder plasmar en el juego, aquel respeto inalterable hacia el espectáculo que siempre ha manifestado.

De 13 definiciones de penal que se dieron tras empatar, River consiguió el punto extra en 6 de ellas. El equipo hacia el final del torneo había recuperado algo de terreno, pero de todos modos quedó lejos del campeón Independiente (84 puntos), en el 4to lugar a 17 puntos; con 16 partidos ganados, 13 empates y 9 derrotas. No obstante River tuvo el mejor ataque del torneo, con 61 goles. La defensa recibió 36 goles. Los goleadores del equipo fueron Abel Balbo con 12, Jorge Da Silva con 9, Ramón Centurión y Daniel Passarella con 6 y José T. Serrizuela con 5.

Octogonal 1989 – Cuartos de final

River, al haber quedado entre los primeros puestos del campeonato, se enfrentó el 3 de Junio en el Amalfitani frente a Argentinos Juniors por el partido de ida de cuartos de final del Octogonal, que otorgaba la chance de jugar una final contra el ganador de la rueda de perdedores, llamada Liguilla Clasificación, cuyo ganador obtendría la segunda plaza para la Copa Libertadores 1990. El partido resultó en un 0-2 a favor de Argentinos, con goles de Dertycia, reciente goleador del campeonato, y Ereros. El partido de vuelta, jugado 4 días después en el Monumental, sería una victoria de River por uno a cero con gol de Centurión, resultado que lo deja afuera de la siguiente ronda del octogonal. Automáticamente pasaba a jugar la Liguilla Clasificación.

Liguilla Clasificación 1989 – Ganador – Clasificado a la Liguilla Pre-Libertadores

River Plate quedó cuarto en la temporada 1988/89, lejos del campeón Independiente. Enseguida fue eliminado por Argentinos Juniors en la Liguilla Pre Libertadores. Y Menotti ya no tenía mas nada que hacer. Su último partido fue en Resistencia, ante Chaco For Ever por la rueda de perdedores.
Vaya paradoja, renunció a River luego de un partido que el millonario ganó 5-1 y liquidó la serie en el partido de ida. Luego empata en uno en Núñez, con Vairo de Técnico interino. En la 4ta fase, ya con el ex-jugador Reinaldo Merlo como flamante DT, vuelve a enfrentar a Argentinos Juniors, esta vez lo deja en el camino ganándole ambos encuentros, el primero por 1 a 0 en Liniers con gol de Centurión, partido en el que hace su debut el volante Leonardo Astrada proveniente de las inferiores. Su carrera en el club sería enorme, llegando a ser el séptimo jugador de River en obtener más títulos, con 12 (diez nacionales y dos internacionales). En el partido revancha fue goleada, por 4 a 0 en Núñez. En la 5ta fase serían dos victorias por 1 a 0 frente a Deportivo Español.

Parados: Passarella, Basualdo, Higuaín, Corti, Comizzo y Carlos Enrique. Agachados: Borghi, Melgar, Centurión, Balbo y Palma

Llegaría la fase final, contra Boca Juniors, que había perdido la final del octogonal frente a San Lorenzo y tenía una nueva chance jugando la final de la Liguilla Clasificación. Fue así que el 17 y 24 se enfrentaron en Núñez y La Boca respectivamente, no pudiéndose quebrar el cero en ambos encuentros. Esto forzó a un partido desempate, jugado el 27 de Agosto en Liniers bajo una lluvia torrencial. Finalmente River se haría con el certamen y la posibilidad de enfrentar en la final a San Lorenzo, al ganarle a su archirrival por 2 a 1. Apenas iniciado el partido, Serrizuela aprovechó un doble error de Navarro Montoya y Soñora y abrió el marcador. A los 13 de la segunda parte, una espectacular jugada de Palma terminó con un remate en el travesaño cuyo rebote fue conectado por Centurión para convertir el segundo tanto. Sobre el final, un remate de Marangoni que se desvió en Héctor Enrique puso incertidumbre en el resultado, pero River finalmente se quedó con el triunfo. Éste fue el último partido de Passarella como jugador, ya que los rumores de retiro que había en esos días, fueron confirmados poco después del clásico. Sufrió una expulsión a los 35 minutos de parte del árbitro Juan Bava, quien meses antes le había anulado un gol en la Bombonera de manera insólita.


Basualdo, Batista, Passarella y Comizzo, festejando por el gran triunfo logrado en el clásico.

Liguilla Pre-Libertadores 1989 – Ganador –Clasificado a la Copa Libertadores 1990

River jugó la final frente al ganador del octogonal, San Lorenzo de Almagro. El primer partido fue de visitante en Parque Patricios, el 27 de Septiembre. Fue victoria por uno a cero con gol de Gabriel Batistuta, quien había sido recientemente fichado y provenía de Newell´s Old Boys. El delantero jugó entre 1989 y 1990 un total de 24 partidos y anotó 4 goles. Luego recaló en el archirrival, en el cual también jugaría durante dos temporadas, para luego emigrar a la Fiorentina. Ese día también hacía su debut el defensor uruguayo Hugo De León, contratado por Di Carlo; un jugador de gran temple que no supo ser voz de mando en un equipo que se encontraba en pleno recambio generacional. Jugó durante esa temporada; fue suplente en la mayoría de los partidos. En 1991 emigraría al Botafogo. Cuatro días después, en el partido de revancha, River conserva su ventaja en Núñez, y luego de terminar en un empate en cero, el equipo gana la Liguilla y consigue la segunda plaza a la Copa Libertadores del año siguiente.

El comienzo de la era Davicce - 1989/90

Supercopa 1989 Octavos de final

La segunda edición de este certamen se inició el 3 de Octubre. River tuvo un paso fugaz, jugó dos días después por el partido de ida de los octavos de final frente a Gremio de Porto Alegre. Fue victoria por 2 a 1 en el Monumental, con goles de Ramón Centurión y Juan José Borrelli para el local, y de Adilson Heleno para los brasileños. Seis días después, en el partido revancha en Porto Alegre se daría el mismo resultado pero a la inversa, con dos goles de Kita y Heleno para el local, y de Centurión para River. En la definición por penales fue victoria de Gremio 4-1. Para los brasileños convirtieron Edinho, Adilson Heleno, Jandir y Elcio. Para River convirtió Sergio Batista, mientras que Gomes detuvo el ejecutado por Medina Bello y Batistuta remató desviado. El campeón de la Supercopa del 89 finalmente sería Boca Juniors.

Campeonato 1989/1990 – Campeón

En julio, el presidente Santilli, cerca del final de su segundo mandato, renunció a su cargo cuando fue llamado a ocupar el cargo de presidente del Banco Nación. En su lugar quedó Osvaldo Di Carlo, quien hasta ese momento era el vicepresidente del club. Un mes antes, el Beto Alonso es designado como manager de fútbol. A su vez, llega un ídolo y ex jugador millonario a la dirección técnica, Reinaldo Merlo, quien solo estaría a cargo del equipo durante la primera rueda del torneo, para luego ser sucedido por un reciente ex jugador, Daniel Passarella. Mostaza logra el segundo puesto en la primera rueda, pero renuncia a su cargo al ser electo Alfredo Davicce en las elecciones presidenciales de fines de 1989. Volvería al club 15 años después.

Proveniente de Unión de Santa Fe, llega el arquero Oscar Passet, quien forma parte del equipo hasta el año 92 en el cual recaló en San Lorenzo. Además, llega de Danubio el delantero uruguayo Rubén Polillita Da Silva, que jugaría dos etapas en River, y que luego sería muy recordado su pase posterior a Boca, en una práctica, la de cruzar de vereda al archirrival, que se dio más a menudo hacia fines de los 80 y principios de los 90 que en resto de las décadas. Otro ejemplo es la posterior operación en 1990 por intermedio de un trueque entre Sergio Berti (con problemas contractuales y mala relación con el plantel de Boca, luego en River se transforma en ídolo) y Gabriel Batistuta, este último relegado por el técnico de River en ese momento, Passarella. Sumado a esto, proveniente de Racing Club, llega el delantero Ramón el Mencho Medina Bello, quien jugaría 4 años en el club, convirtiéndose en ídolo de la hinchada. En su primera etapa en River, jugó un total de 126 partidos y convirtió 80 goles, un promedio de 0,63. Entre sus dos ciclos, obtuvo 6 títulos nacionales y 2 internacionales. La diáspora producida tras el fracaso de la era Menotti, alentó a River a un cambio de imagen en la que los pibes de la cantera eran los protagonistas.


Parados: Basualdo, Astrada, Corti, Higuaín, Carlos Enrique y Miguel. Agachados: Medina Bello, Borrelli, Da Silva, Héctor Enrique y Zapata.

El torneo dio comienzo el 13 de Agosto del 89, y se extendería hasta fines de mayo del año siguiente. En esta edición se dejó de lado la reglamentación que establecía el desempate por penales de los cotejos que terminaran igualados. Una de las formaciones base de River Plate en este torneo era Comizzo, Basualdo, Astrada, Corti, Higuaín, Carlos Enrique, Medina Bello, Borrelli, Rubén Da Silva, Héctor Enrique y Zapata. El equipo comienza con un empate frente a Newell´s y una derrota en la Bombonera por 1 a 0, el 6 de Septiembre, con gol de Cuciuffo. Pero se recupera rápido, con 4 victorias y un empate en las fechas siguientes, incluidos San Lorenzo y Racing en el Monumental. El 13 de Septiembre, hace su debut el delantero Wálter Silvani en el empate sin goles en Córdoba frente a Talleres. El cuqui jugaría 6 años en River, con un breve paso por Argentinos de por medio, logrando 4 títulos locales.

Luego de una derrota frente a Gimnasia en el bosque por un a cero, River nuevamente enarbola una serie de 5 victorias y 3 empates que lo mantienen en la lucha por el primer lugar. De León hizo dupla central con Jorge Higuaín. Eran protagonistas de un River que preponderaba la lucha al juego, el orden a la fantasía. Un River utilitario que, al comando de Mostaza Merlo, privilegiaba el cero en su valla como precepto fundamental. River cierra la primera ronda ubicado en el segundo lugar, con una derrota por uno a cero en Santa Fé. Este fue el último partido de De León en River: la elección a fin de año de Davicce, la salida de Merlo y la llegada de Passarella le minaron el futuro; este último tenía cierta aversión a las figuras que puedan eclipsarle el liderazgo. Optó entonces por la sumisión de jugadores como Serrizuela, Corti y Oldrá. Ante el cambio de presidente, Alonso también decide finalizar su vínculo como manager deportivo. El 2 de febrero de 1990 se jugó el superclásico por la fecha 21 en Núñez bajo la lluvia torrencial. Fue empate en uno, con goles de Zamora para el local y Latorre para Boca. La campaña del Káiser, que como primera medida decidió darle la titularidad al Mencho Medina Bello en lugar de Batistuta, comenzó con tres igualdades, frente a Newell’s en Rosario (gol del Polillita Da Silva), frente a Boca en el Monumental, y frente a Argentinos en cancha de Huracán. La primera victoria de la era Passarella llegó el 16 de febrero frente a Platense (dos de Medina Bello y uno de Serrizuela), y se repitió el triunfo una semana después frente a San Lorenzo en el José Amalfitani (Zapata).

El Kaiser, secundado por el Tolo Gallego, le imprimió su sello al equipo. Por un lado se empezó a ver un River mucho más agresivo, más ofensivo. Passarella llegó a Nuñez con la escoba en la mano y no sólo reemplazó a varios jugadores, sino que colgó a otros tantos. Con sólo ver la formación utilizada al final del torneo se nota como cambió el esquema. Comizzo; Basualdo, Higuaín, Corti y Carlos Enrique; Héctor Enrique, Zapata, Astrada y JJ Borrelli, Medina Bello y Ruben Da Silva. Comenzó jugando con Zamora arriba, con Serrizuela como 6 y Corti como 5 (Astrada afuera). Cuando Tiburcio se fue con la selección a la gira previa del Mundial ´90, Corti pasó al fondo, y el Negro se afianzó como titular.

Medina Bello y Da Silva tuvieron un torneo de alto nivel, y el Negro Enrique le dio un plus de jerarquía. Hubo varios partidos memorables, un 5-1 a Español, o un 3-1 a Ferro en el que el Da Silva hace revolcar a Cancelarich antes de enviar el centro para el gol de Medina Bello.


Gol del Mencho a Estudiantes

River –en un notable cambio de cara- salió campeón con holgura de este torneo, consagrándose dos fechas antes con una importante diferencia sobre Independiente. El 13 de mayo de 1990, con dos goles de Medina Bello, River Plate derrotó a Estudiantes de La Plata y se coronó campeón. El equipo que salió a jugar contra el Pincha formó con: José Miguel; Fabián Basualdo, Jorge Higuaín, Enrique Corti y Carlos Enrique; Héctor Enrique, Leonardo Astrada (Jorge Vázquez), Rubén Da Silva (Walter Silvani) y Gustavo Zapata; Ramón Ismael Medina Bello y Juan José Borrelli. Passarella, con la base de Merlo más jugadores como Medina Bello, Enrique, Da Silva, Hernán Díaz y los juveniles Astrada, Zapata y Borrelli obtiene el campeonato nacional número 22 para River en el profesionalismo.Los números finales del equipo fueron 20 partidos ganados, 13 empates y 5 derrotas. Sería la mejor defensa del torneo junto a Ferro, con 20 goles recibidos. A su vez, anota en 48 ocasiones. El goleador de River en el torneo fue Medina Bello con 9 goles, seguido de Da Silva con 7 y Borrelli y Corti con 4 cada uno.


Una imagen que resume el final de una década muy recordada, que luego se continuaría en una nueva época dorada de títulos.

[HR][/HR]

Listado cronológico de directores técnicos 1980/89:

1980/1981 Labruna - 1 título (en la década) - Metro 1980
1981/1982 Di Stéfano - 1 título - Nacional 1981
1982 Cap – Vázquez
1982 Ramos Delgado (interino)
1983 José Varacka
1983 Martín Pando (interino)
1984 Luis Cubilla
1984 Federico Vairo (interino)
1984/1987 Héctor Veira - 3 títulosCamp. 1985/86 – Libertadores e Intercontinental 1986
1987 Fernando Areán (interino)
1987/1988 Carlos Griguol - 1 tituloCopa Interamericana 1987
1988/1989 César Luis Menotti
1989 Reinaldo Merlo

Presidentes 1980/89

1980/1983 - Aragón Cabrera
1983/1986 - Hugo Santilli
1986/1989 - Hugo Santilli
1989 - Osvaldo Di Carlo.
1989 – Alfredo Davicce

Títulos 1980/89

-Metropolitano 1980
-Nacional 1981
-Campeonato de primera división 1985/86
-Copa Libertadores 1986
-Copa Intercontinental 1986
-Copa Interamericana 1987

El clásico River-Boca 1980/89

1980 06-Feb BOCA 1 RIVER 1 Amistoso
1980 02-Mar BOCA 2 RIVER 5 Campeonato Metropolitano
1980 15-Jun RIVER 2 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1980 16-Ago BOCA 1 RIVER 1Amistoso
1980 15-Jun RIVER 2 BOCA 2 Campeonato Nacional
1980 15-Jun BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Nacional
1981 10-Abr BOCA 3 RIVER 0 Campeonato Metropolitano
1981 05-Jul RIVER 1 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1981 27-Sep BOCA 2 RIVER 3 Campeonato Nacional
1981 01-Nov RIVER 2 BOCA 2 Campeonato Nacional
1982 06-Feb RIVER 1 BOCA 0 Amistoso
1982 07-Mar RIVER 1 BOCA 5 Campeonato Nacional
1982 25-Abr BOCA 0 RIVER 0 Campeonato Nacional
1982 05-Ago BOCA 0 RIVER 0 Copa Libertadores de América
1982 19-Sep RIVER 1 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1982 30-Sep RIVER 1 BOCA 0 Copa Libertadores de América
1982 22-Dic BOCA 0 RIVER 2 Campeonato Metropolitano
1983 26-Feb BOCA 2 RIVER 1 Amistoso
1983 05-Oct RIVER 1 BOCA 2 Campeonato Metropolitano
1983 19-Oct BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Metropolitano
1984 01-Feb BOCA 2 RIVER 0 Amistoso
1984 17-Feb BOCA 3 RIVER 0 Amistoso
1984 24-Jun BOCA 1 RIVER 1 Campeonato Metropolitano
1984 11-Nov RIVER 4 BOCA 1 Campeonato Metropolitano
1985 26-Feb RIVER 3 BOCA 2 Amistoso
1985 27-Oct RIVER 1 BOCA 0 Campeonato Primera División
1985 20-Dic RIVER 1 BOCA 1 Amistoso
1986 11-Ene RIVER 1 BOCA 1 Amistoso
1986 12-Feb RIVER 1 BOCA 0 Amistoso
1986 28-Mar BOCA 1 RIVER 1 Amistoso
1986 06-Abr BOCA 0 RIVER 2 Campeonato Primera División
1986 09-Jul BOCA 1 RIVER 1 Copa Libertadores de América
1986 20-Ago RIVER 1 BOCA 0 Copa Libertadores de América
1986 02-Nov BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Primera División
1987 28-Ene RIVER 3 BOCA 3 Amistoso
1987 11-Feb RIVER 3 BOCA 1 Amistoso
1987 25-Feb RIVER 2 BOCA 2 Amistoso
1987 13-Abr RIVER 1 BOCA 1 Campeonato Primera División
1987 22-Nov RIVER 3 BOCA 2 Campeonato Primera División
1988 27-Ene BOCA 1 RIVER 0 Amistoso
1988 23-Feb BOCA 2 RIVER 1 Amistoso
1988 30-Abr BOCA 2 RIVER 2 Campeonato Primera División
1988 18-Sep RIVER 0 BOCA 2 Campeonato Primera División
1989 05-Feb BOCA 0 RIVER 0 Campeonato Primera División
1989 19-Jul RIVER 0 BOCA 0 Liguilla Pre-Libertadores
1989 24-Jul BOCA 0 RIVER 0 Liguilla Pre-Libertadores
1989 27-Jul BOCA 1 RIVER 2 Liguilla Pre-Libertadores
1989 06-Sep BOCA 1 RIVER 0 Campeonato Primera División

PARTIDOS TOTALES 1980/89
PARTIDOS JUGADOS: 48
RIVER GANO: 15
BOCA GANO: 13
EMPATES: 20

PARTIDOS OFICIALES 1980/89
PARTIDOS JUGADOS: 32
RIVER GANO: 11
BOCA GANO: 8
EMPATES: 13

Campañas + Copas de Oro

11 Likes

Uhhh, buenísimo, espectacular.

Ahora estoy zzz.
Mañana lo leo todo.

1 Like

Buenísimo considerar la década como se debe 1980-1989, a diferencia de los siglos (por ejemplo: 1901-2000, así está bien). La medida “década” no es un término formal del calendario, es un conjunto de 10 años cualesquiera. Cuando decimos “los '80” nos referimos culturalmente a los hechos ocurridos en “los 80” (80, 81, 82). Es una incoherencia decir que “el 90” pertenece a “los 80”.

Dejo esto como aporte:

3 Likes

Lo que sí, me extrañó que dentro de lo que fue 1983, no se mencionase la muerte de Nito Trossero. No fue un detalle menor en todas las cosas malas que pasaron en ese año, se te murió el 9 en el vestuario después de terminar el partido.

Otra cosa que no me cerraba, es el considerar “campeón” como DT a Passarella dentro de esta década. Passarella salió campeón en 1990, en la década siguiente. Está bien, fue campeón del campeonato 1989/90. Pero sería válido solamente si hubiese sido el DT en 1989 y no lo fue, el DT de River en 1989 fue Mostaza Merlo. Ese dato está errado, y además, ¿debería considerarse o no campeón a Merlo de ese campeonato también? Para mí sí.

Para mí el título del campeonato 1989/1990 no va. La consagración se dio en 1990 y corresponde a la década siguiente. Sí hay que contabilizar los partidos de ese campeonato jugados hasta el 31/12 de 1989.
Y por supuesto que Passarella no cuadra como DT en esta década; y tampoco le adjudicaría ningún título en esta década a Mostaza, por el motivo que dije arriba. Más allá de eso, es una discusión que puede ser eterna si considerarlo campeón o no. No es lo mismo pelear medio campeonato que dar el salto de calidad necesario para lograrlo. Yo sueldo considerar al DT de la consagración (acá sería Passarella). Pero ese criterio arma un bolonqui bárbaro porque entonces el DT campeón tras 18 años fue Vairo… así que, para mí, 1989/1990=Passarella. Metropolitano 1975=Labruna. Y lo dejamos así, jaja.

PD: hermoso laburo, jgabrielb.

1 Like

Sí, totalmente. Le clavé el “Me gusta” a Gaby pero no lo felicité por el laburo que se tomó, parece que simplemente entré para meter el dedo en la llaga jajaja, y nada que ver, me encantó el informe. Y muy detallado.

Ah, un comment de Passarella aliándose con la dirigencia y Di Stefano para colgar al Beto. Siempre fuiste un hijo de puta, Kanser sorete, eh.

4 Likes

Sí, justo estoy agregando algunas cosas que pase por alto en ese año, ahi lo incluiré.

Respecto de lo segundo, trate de guiarme en la lógica que incluya solo a los torneos que se jugaron dentro del espacio 1980/1989.
Por eso pensé que el desarrollo de torneo 89/90 había que incluirlo entero dado que arranco en la década en cuestión, no así la copa libertadores del 90.

Y por eso entró el Dani DT. Había leído por ahí que en diciembre luego de ser electo Davicce, Merlo presentó su renuncia antes de comenzar 1990. Ahora no lo encuentro, pero revisando las fechas de sus primeros partidos, creo altamente improbable que DAP se haya vinculado a River antes del 1 de enero del 90. Si alguno lo llega a saber en detalle, mejor; seguramente haya que sacarlo del listado de dt de la década. Finalmente, respecto de considerarle ese título a Merlo, yo pienso como vos, aunque estrictamente y estadísticamente no se lo suele incluir. Estoy en duda.

---------- Mensaje unificado a las 16:39 ---------- El mensaje anterior habia sido a las 16:37 ----------

Ahi lo saque del listado a DAP. Agregado el episodio de Trossero y siguiendo la lógica, saqué el título del 89/90 del listado

3 Likes

Merlo dirigió hasta el último partido oficial de 1989. Passarella dirigió a partir de 1990.

2 Likes

Por eso, lo mejor es tomar como marco desde el 1 de enero de 1980 hasta el 31 de diciembre de 1989 y ver qué pasó en River en ese lapso de tiempo.

1 Like

Muy lindo laburo, ahora con [MENTION=39701]George Costanza[/MENTION]; lo tenemos que incluir en la wikipedia.

3 Likes

Gran laburo crack, te felicito !

1 Like

El “Metropolitano” 1980 (que equipazo teníamos, por favor!!!) no es el nombre oficial (lo mismo para los años siguientes). Se lo conoce así, o se le dijo así por inercia, pero en realidad el último Metropolitano fue el de 1979 (también ganado por River).
En realidad el nombre verdadero es Campeonato de Primera División 1980, con un subtítulo un poco ridículo: “Cuarto Centenario de la Segunda Fundación de la Ciudad de Buenos Aires”.

Durante los '80 se dejó de jugar el Metro, no se jugó ninguno, estaba el Campeonato Nacional (última edición: 1985) y el Campeonato de Primera División.

(Es una pavada, todo el mundo los conoce así, sólo que “Metropolitano” fue oficialmente el nombre hasta el '79).

Así es, fue algo que descubrí durante el desarrollo. De todos modos, dado su uso en forma coloquial los menciono como metros, para evitar la confusión. Pero buena aclaración.

1 Like

:smile:heredia jugaba bien