El kirchnerismo necesita su propio Nunca Más

A medida que el 10 de diciembre de 2015 se acerque, el concepto de “post kirchnerismo” comenzará a resonar cada vez más en los medios. Lamentablemente sobre post-kirchnerismo sólo se discutirá acerca de quién sucederá a Cristina Kirchner, cómo quedará estructurado el poder después de las elecciones, y cuáles son los cambios que se esperan de una nueva administración —si es que hay alguno.

Es lamentable, porque en el probable caso de que se repita la historia de nuestro país el post-kirchnerismo encontrará a la familia Kirchner y a sus acólitos en libertad. Los escandalosos actos de corrupción, la indiferencia hacia las instituciones republicanas, y las violaciones sistemáticas a los derechos individuales, por el momento, están destinadas a quedar impunes. Así funcionan los esquemas para garantizar impunidad, diseñados por la corporación política que, mediante el intercambio de garantías de inmunidad por mayor poder, se preserva a sí misma.

La situación se torna más oscura si agregamos a la ecuación la falta de transparencia que caracterizó a la era kirchnerista. Como en cualquier régimen de tinte autoritario las acciones de gobierno son ocultadas tras un halo de secretismo, de normas no escritas y de tejemanejes que dificultan aún más la atribución de responsabilidades.

Con la finalización inminente de este período, nos situamos —una vez más— ante la encrucijada de buscar un remedio que nos prevenga de los próximos atropellos a nuestros derechos que podrían tener lugar con los próximos gobiernos.

Argentina necesita otra vez una Comisión de la Verdad.

El ejemplo más cercano es el del informe Nunca Más de 1984, elaborado por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), que documenta las violaciones masivas a los derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas entre 1976 y 1983. Este informe fue fundamental para determinar la magnitud de los delitos cometidos durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional y esclarecer los atropellos constitucionales que fueron consumados.

Chile y Sudáfrica tuvieron sus propias comisiones de la verdad después de la dictadura de Pinochet y del fin del apartheid, respectivamente. En 1997, seis años después de la caída de la Unión Soviética, un grupo de intelectuales franceses, compiló el “Libro Negro del Comunismo”, en el cual se hace un relevamiento de las prácticas aberrantes que tuvieron lugar en los países comunistas durante los casi 70 años de existencia de ese bloque.

Salvando las distancias, los gobiernos del período 2003-2015 administraron el país como señores feudales y estuvieron marcados por una variada gama de abusos perpetrados desde el Estado. Solamente a modo ilustrativo podemos mencionar algunos de los hechos que deberían ser incluidos en El Libro Negro o el Nunca Más del kirchnerismo.
Es indispensable investigar la desaparición de Julio López y Luciano Arruga, junto al asesinato de Mariano Ferreyra. Un capítulo dedicado a las torturas sistemáticas en las cárceles, otro dedicado al desconocimiento, e incumplimiento, de los fallos judiciales de la Corte Suprema y a las presiones y amenazas sobre los jueces. La implementación de un plan de vigilancia masiva, como lo fue el “Proyecto X”, junto al sistema de información biométrica SIBIOS, y la legislación antiterrorista, también deberían tener su propio capítulo. Sin dejar de lado la represión a los Qom, y el tratamiento en general hacia los indígenas.

La actuación de la AFIP durante esta etapa merecerá un apartado especial. La utilización del aparato recaudador del estado como organismo de persecución política —y ya no solo fiscal— a periodistas y otros que se expresaban contra el gobierno, además de la constante recolección de datos de la vida privada de las personas, como las normas no escritas acerca de la compraventa de dólares (el único salvoconducto disponible para protegerse del robo de la inflación) serán solamente una parte de los atropellos documentados en este capítulo.

Otro protagonista, cuyos actos también deberían ser investigados es el ex-Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, responsable de aprietes y extorsiones a empresarios, e instrumentador de la falsificación de las estadísticas. También, en el capítulo sobre Moreno, deberían tratarse las sanciones a consultoras privadas por publicar los índices de inflación reales; sobre éstas la impunidad, todavía, no se hizo presente y ex-Secretario aguarda la resolución de un juicio en su contra por este asunto.

En cuanto a los hechos de corrupción, la lista es interminable. Desde los famosos fondos de Santa Cruz, las valijas de Claudio Uberti y Guido Antonini Wilson, hasta las compras de terrenos fiscales en Santa Cruz, la bolsa con dinero en el baño de Felisa Miceli, los millonarios fondos destinados a la Asociación Madres de Plaza de Mayo, y su fiel escudero Sergio Schoklender, las constantes licitaciones truchas a empresarios amigos del poder, las sociedades en Londres, las cuentas bancarias en las islas Seychelles‎, o los vínculos entre el triple crimen de General Rodríguez, el dinero proveniente del mercado negro de la efedrina y la financiación de la campaña de Cristina Kirchner, son solamente algunos de los episodios de corrupción que deberían ser investigados y documentados, sin contar el extraño enriquecimiento de decenas de funcionarios públicos durante el ejercicio de sus funciones.

Por cuestiones de espacio dejé muchos episodios escandalosos en los que la arbitrariedad, la corrupción, o el autoritarismo, son los hilos principales pero la idea se comprende. En definitiva, Argentina necesita un libro que compile las consecuencias del estatismo, del poder político desenfrenado, y de los excesos de una familia afín a las maniobras y mensajes mafiosos. Un libro que nos recuerde que la utilización del poder del Estado es siempre dañina y perniciosa para la sociedad, pero cuando éste tiene escasos controles las consecuencias pueden ser catastróficas. Es este el motivo por el que vale documentar y comenzar a echar luz sobre todos estos atropellos y anhelar que se haga justicia.

Adam Dubove

El kirchnerismo necesita su propio Nunca Más ~ Adam Dubove ~ Infobae.com

A medida que el 10 de diciembre de 2015 se acerque, el concepto de “post kirchnerismo” comenzará a resonar cada vez más en los medios. Lamentablemente sobre post-kirchnerismo sólo se discutirá acerca de quién sucederá a Cristina Kirchner, cómo quedará estructurado el poder después de las elecciones, y cuáles son los cambios que se esperan de una nueva administración —si es que hay alguno.

Es lamentable, porque en el probable caso de que se repita la historia de nuestro país el post-kirchnerismo encontrará a la familia Kirchner y a sus acólitos en libertad. Los escandalosos actos de corrupción, la indiferencia hacia las instituciones republicanas, y las violaciones sistemáticas a los derechos individuales, por el momento, están destinadas a quedar impunes. Así funcionan los esquemas para garantizar impunidad, diseñados por la corporación política que, mediante el intercambio de garantías de inmunidad por mayor poder, se preserva a sí misma.

La situación se torna más oscura si agregamos a la ecuación la falta de transparencia que caracterizó a la era kirchnerista. Como en cualquier régimen de tinte autoritario las acciones de gobierno son ocultadas tras un halo de secretismo, de normas no escritas y de tejemanejes que dificultan aún más la atribución de responsabilidades.

Con la finalización inminente de este período, nos situamos —una vez más— ante la encrucijada de buscar un remedio que nos prevenga de los próximos atropellos a nuestros derechos que podrían tener lugar con los próximos gobiernos.

Argentina necesita otra vez una Comisión de la Verdad.

El ejemplo más cercano es el del informe Nunca Más de 1984, elaborado por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), que documenta las violaciones masivas a los derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas entre 1976 y 1983. Este informe fue fundamental para determinar la magnitud de los delitos cometidos durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional y esclarecer los atropellos constitucionales que fueron consumados.

Chile y Sudáfrica tuvieron sus propias comisiones de la verdad después de la dictadura de Pinochet y del fin del apartheid, respectivamente. En 1997, seis años después de la caída de la Unión Soviética, un grupo de intelectuales franceses, compiló el “Libro Negro del Comunismo”, en el cual se hace un relevamiento de las prácticas aberrantes que tuvieron lugar en los países comunistas durante los casi 70 años de existencia de ese bloque.

Salvando las distancias, los gobiernos del período 2003-2015 administraron el país como señores feudales y estuvieron marcados por una variada gama de abusos perpetrados desde el Estado. Solamente a modo ilustrativo podemos mencionar algunos de los hechos que deberían ser incluidos en El Libro Negro o el Nunca Más del kirchnerismo.
Es indispensable investigar la desaparición de Julio López y Luciano Arruga, junto al asesinato de Mariano Ferreyra. Un capítulo dedicado a las torturas sistemáticas en las cárceles, otro dedicado al desconocimiento, e incumplimiento, de los fallos judiciales de la Corte Suprema y a las presiones y amenazas sobre los jueces. La implementación de un plan de vigilancia masiva, como lo fue el “Proyecto X”, junto al sistema de información biométrica SIBIOS, y la legislación antiterrorista, también deberían tener su propio capítulo. Sin dejar de lado la represión a los Qom, y el tratamiento en general hacia los indígenas.

La actuación de la AFIP durante esta etapa merecerá un apartado especial. La utilización del aparato recaudador del estado como organismo de persecución política —y ya no solo fiscal— a periodistas y otros que se expresaban contra el gobierno, además de la constante recolección de datos de la vida privada de las personas, como las normas no escritas acerca de la compraventa de dólares (el único salvoconducto disponible para protegerse del robo de la inflación) serán solamente una parte de los atropellos documentados en este capítulo.

Otro protagonista, cuyos actos también deberían ser investigados es el ex-Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, responsable de aprietes y extorsiones a empresarios, e instrumentador de la falsificación de las estadísticas. También, en el capítulo sobre Moreno, deberían tratarse las sanciones a consultoras privadas por publicar los índices de inflación reales; sobre éstas la impunidad, todavía, no se hizo presente y ex-Secretario aguarda la resolución de un juicio en su contra por este asunto.

En cuanto a los hechos de corrupción, la lista es interminable. Desde los famosos fondos de Santa Cruz, las valijas de Claudio Uberti y Guido Antonini Wilson, hasta las compras de terrenos fiscales en Santa Cruz, la bolsa con dinero en el baño de Felisa Miceli, los millonarios fondos destinados a la Asociación Madres de Plaza de Mayo, y su fiel escudero Sergio Schoklender, las constantes licitaciones truchas a empresarios amigos del poder, las sociedades en Londres, las cuentas bancarias en las islas Seychelles‎, o los vínculos entre el triple crimen de General Rodríguez, el dinero proveniente del mercado negro de la efedrina y la financiación de la campaña de Cristina Kirchner, son solamente algunos de los episodios de corrupción que deberían ser investigados y documentados, sin contar el extraño enriquecimiento de decenas de funcionarios públicos durante el ejercicio de sus funciones.

Por cuestiones de espacio dejé muchos episodios escandalosos en los que la arbitrariedad, la corrupción, o el autoritarismo, son los hilos principales pero la idea se comprende. En definitiva, Argentina necesita un libro que compile las consecuencias del estatismo, del poder político desenfrenado, y de los excesos de una familia afín a las maniobras y mensajes mafiosos. Un libro que nos recuerde que la utilización del poder del Estado es siempre dañina y perniciosa para la sociedad, pero cuando éste tiene escasos controles las consecuencias pueden ser catastróficas. Es este el motivo por el que vale documentar y comenzar a echar luz sobre todos estos atropellos y anhelar que se haga justicia.

Adam Dubove

El kirchnerismo necesita su propio Nunca Más ~ Adam Dubove ~ Infobae.com

2 Likes

:smiley:

Amplían la causa contra De Vido por presunto enriquecimiento ilícito
El juez Rodríguez pidió investigar la evolución de su patrimonio hasta la actualidad y no sólo hasta 2007; preparan una serie de medidas de prueba

Hernán CappielloLA NACION
Miércoles 07 de octubre de 2015


De Vido, ayer, junto a Teresa Parodi en una recorrida por Tecnópolis.Foto:Ministerio de Cultura

En 12 años Julio De Vido se mantuvo indemne ante las acusaciones en la Justicia. Fue un ministro de muy alta exposición y nunca tuvo mucho de qué preocuparse en los tribunales. Pero con el final del ciclo kirchnerista las causas en su contra comenzaron a recalentarse y ahora amenazan con crearle problemas.

El juez federal Luis Rodríguez motorizó una vieja denuncia por enriquecimiento ilícito contra el ministro de Planificación y pidió al fiscal federal Patricio Evers que amplíe el objeto de la investigación hasta la actualidad.

La causa abarca a de Vido y a su esposa, Alessandra Minnicelli, imputada al igual que el ministro. Se les cuestionan la adquisición de una chacra de cuatro hectáreas en Zárate, el alquiler de otro inmueble en la Capital y la relación de los imputados con distintas sociedades cuyos directivos y/o accionistas tomaron intervención en esas operaciones inmobiliarias.

Originalmente la denuncia del abogado Ricardo Monner Sans ponía bajo la lupa el crecimiento patrimonial de De Vido desde 2003, cuando asumió como ministro de Planificación Federal, hasta 2007, cuando la revista Noticias publicó una nota en la que describía su chacra de la zona norte de la provincia de Buenos Aires. Ahora, el juez Rodríguez entendió que como esa propiedad se terminó de pagar en 2008, el caso debe ampliarse hasta ese año y, aún más, debe abarcar los bienes del funcionario hasta el presente.

Con ese objetivo le envió el expediente al fiscal Evers, para que realice una ampliación del objeto procesal y así evitar futuros planteos de nulidad de los defensores de De Vido.

Mientras tanto, en el juzgado federal ya preparan una batería de medidas de prueba para ahondar la investigación sobre el patrimonio del ministro que manejó un presupuesto multimillonario en todas las obras públicas nacionales realizadas en los últimos 12 años.

Se trata de oficios a la Oficina Anticorrupción, para pedir las declaraciones juradas de bienes, las públicas y las reservadas; oficios al Banco Central, para conocer sus cuentas bancarias y saber con qué bancos opera el funcionario, y a la Bolsa de Valores, para saber si tiene acciones u otros instrumentos de inversión.

También prepara un pedido para que la Unidad de Información Financiera (UIF) le informe si algún banco o aseguradora emitió algún reporte de operación sospechosa (ROS) que involucre al funcionario y oficios a los registros de la Propiedad Inmueble, Automotor, de yates y de aviones, para saber qué propiedades y vehículos tiene a su nombre. Se trata del protocolo estándar para averiguar datos en las investigaciones de enriquecimiento ilícito.

Esta causa contra De Vido tuvo un largo derrotero que la llevó hasta la Corte Suprema de Justicia. Estuvo a punto de quedar enterrada para siempre y sólo le dio sobrevida un fallo de la Sala IV de la Cámara de Casación, que finalmente revocó el sobreseimiento del funcionario. Lo firmaron los jueces Mariano Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos, que hicieron además lugar a un recurso de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.

En su fallo, los jueces usaron palabras del ex presidente Néstor Kirchner contra la corrupción, y advirtieron que en el caso de bienes de funcionarios públicos se debe investigar “cuando ese aumento del patrimonio excede crecidamente y con evidencia las posibilidades económicas provenientes de los ingresos legítimos del sujeto, sin justa causa comprobada”.

Casación ordenó profundizar la causa sobre De Vido y su esposa, que fue adjunta de la Sindicatura General de la Nación (Sigen). En 2009 el entonces juez federal subrogante Octavio Aráoz de Lamadrid consideró justificado el incremento patrimonial y los sobreseyó, pero la medida fue apelada por el fiscal de Investigaciones Administrativas, Guillermo Noailles. La Cámara Federal confirmó el sobreseimiento, pero hubo una serie de apelaciones que llegaron hasta la Corte Suprema, ante la posibilidad de que la FIA pudiera apelar como querellante.

El año pasado, la Sala I de la Cámara Federal ratificó el sobreseimiento de De Vido y su esposa, pero la Casación dio vuelta esa sentencia. Allí se mencionó la necesidad de retomar la investigación desde el principio con nuevas medidas, como las que planea Rodríguez, que además decidió, con el fin del kirchnerismo, ampliar la pesquisa.

Una vieja pesquisa, con nuevo impulso

Bienes

El juez Luis Rodríguez le dio renovado impulso a la causa por presunto enriquecimiento ilícito contra De Vido y su mujer, Alessandra Minnicelli, en la que se investigaba la evolución de su patrimonio entre 2003 y 2007

Ampliación

El juez federal quiere ahora que esa investigación incluya también la evolución posterior de los bienes de la pareja y que llegue hasta la actualidad; para eso le envió el pedido al fiscal patricio Evers, a fin de que éste disponga la ampliación del objeto procesal

Pruebas

En el juzgado de Rodríguez preparan en tanto una serie de medidas de prueba, como pedir las declaraciones juradas de bienes del funcionario, oficios al Banco Central para que detalle con qué bancos opera y a la Bolsa de Valores para saber si tiene acciones u otros instrumentos financieros.

1 Like

SI SEÑOR! NUNCA MAS KERNERISMO DELINCUENTE!!!

No se pueden salvar las diferencias entre regímenes asesinos como los de Chile, Sudáfrica o la propia Argentina, con un gobierno democrático, por más corrupto que sea.

Concuerdo en que hubo escandalosos actos de corrupción y en que fue un gobierno autoritario.

Ahora bien, me gustaría saber cuáles fueron “la indiferencia hacia las instituciones republicanas, y las violaciones sistemáticas a los derechos individuales”

1 Like

:heart:

---------- Mensaje unificado a las 19:39 ---------- El mensaje anterior habia sido a las 19:39 ----------

No es nota si no hay un “escandaloso”

1 Like

Aparte, posta que es graciosísimo que Infobae justamente sea quien hable de la “indiferencia hacia las instituciones republicanas” cuando sus cronistas, factótums e ideólogos se pasaron toda la década del '90 lamiéndole el culo al patilludo que se la pasó gobernando por decreto y cagándose en el Congreso. :lol::lol::lol::lol::lol:

6 Likes

3 Likes

A esos dos hijos de puta me refería, justísimamente.

Creo que me generaron más repulsión que Neustadt y Mariano Grondona juntos, y eso sí que es decir mucho.

3 Likes

Creo que hay formas que nos gustarían que se eviten. Es mas, quizás los momentos de mayor abuso de autoridad se vivieron entre el 2007 y 2011 especialmente a través de Moyano, D’Elia, escraches, etc, y no durante este último mandato. Después también quiero diferenciar autoritarismo de autoridad. O sea, a mi me hubiera gustado que en los 80 al menos hubiéramos ejercido algo mas que simplemente dejarse llevar. Pegar un golpe en la mesa y no ser tan “respetuosos” de los demás. Porque acá al que juega limpio se lo llevan puesto los mismo que escriben esas notas. Entonces si algo le envidio un poco al kirchnerismo es que en algún momento supo pegar un golpe en la mesa que nosotros solo pegamos con la boca de Raúl y nunca en los hechos. Se que era otra época, pero me da bronca que ni siquiera intentamos el 10% para no dejarse torcer el brazo, mas al principio cuando la sociedad acompañaba y estaba dispuesta a bancar la parada.

2 Likes

Sí sí, en eso estoy de acuerdo. Pero me parece que hay autoritarismos al pedo de este gobierno. Una cosa es que Moreno le ponga el revolver arriba de un escritorio a unos empresarios hijos de puta que siempre se cagaron absolutamente en todo y en todos, y otra cosa es que te plantes en “esto sale sin tocar una coma” con gente que REALMENTE apunta a cambios lógicos en algo y que REALMENTE está tirando para tu mismo lado.

O sea, hay gente con la cual no podés negociar. Y hay gente que hasta VOTÓ A FAVOR tuyo en ciertas iniciativas, y que cuando pretenden discutir una clausulita le pegues con una regla en la mano no da.

---------- Mensaje unificado a las 20:04 ---------- El mensaje anterior habia sido a las 20:03 ----------

Sí sí, en eso estoy de acuerdo. Pero me parece que hay autoritarismos al pedo de este gobierno. Una cosa es que Moreno le ponga el revolver arriba de un escritorio a unos empresarios hijos de puta que siempre se cagaron absolutamente en todo y en todos, y otra cosa es que te plantes en “esto sale sin tocar una coma” con gente que REALMENTE apunta a cambios lógicos en algo y que REALMENTE está tirando para tu mismo lado.

O sea, hay gente con la cual no podés negociar. Y hay gente que hasta VOTÓ A FAVOR tuyo en ciertas iniciativas, y que cuando pretenden discutir una clausulita le pegues con una regla en la mano no da.

1 Like

Moyano y D’elia no fueron funcionarios ¿Qué tienen que ver con el gobierno?

Es como que alguno de los que apoyamos al kirchnerismo salgamos a matar, violar y salgan a hacer responsable al gobierno (?)

En cuanto al resto, ahí sí involucro al gobierno. Si no te imponés, acá en este país te llevan puesto.

Por eso son tan fuertes las figuras de Néstor y Cristina, porque supieron plantarse y la gente lo reconoce y se identifica con ambos.

Coincido, hay gente que la pudo tener de su lado y por exagerar los tantos disparó para otro lado. O sea, en parte con esa forma de ejercer el poder alejó gente que hoy tranquilamente podría estar de su lado. A mi criterio se pasó de rosca. O sea, en algún momento quedó en la trinchera y empezó a los tiros. Eso se lo aplaudo por no poner la bandera blanca a los intereses de siempre. Pero en ese revoleo no miró a quien le tiraba y la emprendió contra todos incluso contra quienes hoy deberían estar del mismo lado. Y fijate que tanto tiroteo y al final termina dependiendo de los intendentes del conurbano, llevando una contradicción en si misma en su fórmula presidencial y potenciando a lo peor que pudo gestar la oposición que es Macri, cuando de haber elegido bien a los enemigos hoy probablemente se estaría ante otra fórmula y la derecha rancia reducida a una expresión insignificante.

---------- Mensaje unificado a las 20:18 ---------- El mensaje anterior habia sido a las 20:16 ----------

Bueno Angelito tampoco podemos ser tan boludos. Es como que me digas que tiene que ver Broda con Macri si no es funcionario. No fueron funcionarios pero actuaron bajo el amparo del gobierno. Fueron excesos al pedo.

1 Like

Ni más ni menos.

No es lo mismo. A Broda y toda esa runfla los vimos al lado de funcionarios del PRO contando los planes del futuro gobierno ¿Dónde viste vos que el gobierno “ampare” o “mande a” no sé que cosa que no pusiste tampoco?

¿ Viste [MENTION=9010]Ariel Santillan[/MENTION]; ?

Acá tenés un ejemplo de cómo espantan hasta a los que tienen a favor. :twisted::mrgreen:

“salvando las distancias”, mas que salvarlas les propinaron una picana electrica y las tiraron al rio, que hdps.

1 Like

Yo no gobierno querido!!

:mrgreen:

[quote=“melezama, post:6, topic:107002”]

No se pueden salvar las diferencias entre regímenes asesinos como los de Chile, Sudáfrica o la propia Argentina, con un gobierno democrático, por más corrupto que sea. Concuerdo en que hubo escandalosos actos de corrupción y en que fue un gobierno autoritario. Ahora bien, me gustaría saber cuáles fueron "la indiferencia hacia las instituciones republicanas, y las violaciones sistemáticas a los derechos individuales
[/QUOTE] Creo que nadie compara, Tincho. Lo que yo interpreto es que se ruega que no vuelvan jamás esta manga de corruptos alcahuetes y garcas. Desde la recuperación de la democracia es la peor basura que tuve que vivir (y mirá que incluyo el califato del turco ladrón). Estos lo dejaron como un pibito de salita verde al turco. ---------- Mensaje unificado a las 22:44 ---------- El mensaje anterior habia sido a las 22:37 ----------

[quote=“SergioAngel, post:13, topic:107002”]

Moyano y D’elia no fueron funcionarios ¿Qué tienen que ver con el gobierno?
[/QUOTE] "Néstor Kirchner estalló de bronca. “¡Este muchacho se volvió loco!”, le dijo por teléfono desde Santa Cruz a uno de sus ministros de máxima confianza. “Lo quiero afuera ya mismo”, soltó luego, fulminante. El blanco de la ira era Luis D’Elía: el Presidente ordenó ayer expulsar del Gobierno al subsecretario de Tierras para el Hábitat Social y ex líder piquetero, que ayer respaldó abiertamente a Irán en el conflicto que se abrió con la Justicia argentina por los pedidos de captura internacional contra nueve ex funcionarios iraníes acusados de haber provocado el atentado a la AMIA. "

Link: http://www.lanacion.com.ar/858648-kirchner-ordeno-expulsar-a-delia-del-gobierno

Se nota que el aire es gratis.

Btw: encima demostré educación y respeto porque no dije que en política no parás de decir pelotudeces. Igual te quiero, Angie.