Déja Vu

La falta de respuesta anímica y actitud que tuvo el equipo estas últimas fechas se asemeja mucho al final de River en primera, cuando tuvimos todo en nuestras manos para salvarnos y no lo logramos.

El próximo partido con Almirante Brown se parece mucho al que tuvimos con Lanús, que definía si zafábamos o no de la promoción dependiendo de otros resultados también, con varios partidos en simultáneo, y según una serie de resultados quizás teníamos que ir a desempate con Olimpo (el paralelismo hoy sería con Instituto). Recuerdo haber ido a ese partido con las últimas fuerzas de mi optimismo, que creía que se podía, que tenía que ir a poner mi voz de aliento como siempre para darlo vuelta todos juntos; me volví llorando, como muchos otros, y que escribí esto: http://www.turiver.com/foros/tribuna/72226-sangre.html

Lo demás es historia sabida, y herida abierta.

Pongo el link porque ese texto demuestra que no soy un tirabombas ni quiero ser pesimista. La realidad es que siento que no hemos aprendido nada, estamos repitiendo los mismos errores de jugar sin brújula, con miedo y con presión. Ese texto que escribí antes, hoy sigue representando el sentimiento de muchos 1 año después. Me alarma mucho la falta de reacción de este equipo, cómo le cuesta ponerse los pantalones y hacerse valer en la cancha. Hy River tenía que salir a comerse crudo en el 2do tiempo a ¡Patronato! y, al contrario, pareciera que ni lo salió a jugar. El penal clave que erramos es la imagen cruda de la realidad; el equipo no puede soportar la presión, juega desordenado y tensionado esperando ayuda de la suerte, que raras veces pasa por Núñez, como contra Boca Unidos.¿Se los imaginan ganando una promoción? Y mucho peor, ¿se los imaginan ganando contra Alte. Brown con el Monumental hecho una hoguera?

Basta, River, que termine ya esto, basta.

La falta de respuesta anímica y actitud que tuvo el equipo estas últimas fechas se asemeja mucho al final de River en primera, cuando tuvimos todo en nuestras manos para salvarnos y no lo logramos.

El próximo partido con Almirante Brown se parece mucho al que tuvimos con Lanús, que definía si zafábamos o no de la promoción dependiendo de otros resultados también, con varios partidos en simultáneo, y según una serie de resultados quizás teníamos que ir a desempate con Olimpo (el paralelismo hoy sería con Instituto). Recuerdo haber ido a ese partido con las últimas fuerzas de mi optimismo, que creía que se podía, que tenía que ir a poner mi voz de aliento como siempre para darlo vuelta todos juntos; me volví llorando, como muchos otros, y que escribí esto: http://www.turiver.com/foros/tribuna/72226-sangre.html

Lo demás es historia sabida, y herida abierta.

Pongo el link porque ese texto demuestra que no soy un tirabombas ni quiero ser pesimista. La realidad es que siento que no hemos aprendido nada, estamos repitiendo los mismos errores de jugar sin brújula, con miedo y con presión. Ese texto que escribí antes, hoy sigue representando el sentimiento de muchos 1 año después. Me alarma mucho la falta de reacción de este equipo, cómo le cuesta ponerse los pantalones y hacerse valer en la cancha. Hy River tenía que salir a comerse crudo en el 2do tiempo a ¡Patronato! y, al contrario, pareciera que ni lo salió a jugar. El penal clave que erramos es la imagen cruda de la realidad; el equipo no puede soportar la presión, juega desordenado y tensionado esperando ayuda de la suerte, que raras veces pasa por Núñez, como contra Boca Unidos.¿Se los imaginan ganando una promoción? Y mucho peor, ¿se los imaginan ganando contra Alte. Brown con el Monumental hecho una hoguera?

Basta, River, que termine ya esto, basta.

Esto es peor porque el día del partido contra Lanús nos salvaba automaticamente una derrota o empate de Olimpo. Con esa ilusión fui a la cancha porque en River ya no confiaba. Acá Instituto puede empatar, nosotros perder o empatar, y ni siquiera ahí se habría acabado el calvario porque dependeríamos de Quilmes. Esto es mucho peor, y menos probable de tener una resolución positiva.

Es valido lo que decís, coincido en una cosa, lamentablemente hay mucha gente que no aprendió nada, yo pensé cuando descendimos que iba a haber una revolución fulera, la gente no iba a tener paciencia y las cabezas comenzarían a rodar….pero lamentablemente lo único que esta girando acá es la guita de los socios en una mesa redonda y adentro de una lata. Gran parte tenemos nosotros la culpa por nuestra pasividad, me incluyo.

Esperemos que el próximo finde SAFEMOS DE PROMOCIÓN, como no se nos dió el año pasado

Lo que acaba de pasar en Rosario es el nuevo condimento, es un milagro! Ahora: ¿Cómo carajo le ganamos a Almirante Brown jugando tan mal y con tan poca actitud!?