Boludeces que hiciste de chico

Gusto a mierda jajajajaja. Sabes que estoy pensando lo mismo, al final termina saliendo más caro el alimento “balanceado”. Y, la verdad que habria que ponerse a investigar, no me sorpenderia que los “científicos” que afirman la importancia esa cosa artificial para la alimentación de los bichos, estén en el payroll de las empresas que los fabrican.
Es un negocio rendondo, debe tener pura mierda y sale carisimo.

2 Likes

Petardos en los buzones era un clasico mio. Que recuerdos

3 Likes

Me corte el pelo con tijera lo mas corto que pude y me hice con marcador los 6 puntitos en la frente para parecerme a Krillin. mucho dragon ball z en ese entonces. Los cascarrones que me comí

2 Likes

Después de leer la de Angelito, recuerdo que una vez en la primaria tenía un examen y mi vieja (que daba clases en mi misma escuela) se quedó dormida y no tuvo tiempo para despertar a sus 3 hijos y se fue a dar clases nomás.

Cuando me desperté y me ví que estaba durmiendo en casa y no tomando el examen me re calenté, fui a su cuarto y le rompi un perfume jaja

El sorete

4 Likes

No se si contara como boludez o no, pero ahi va:

Yo iba a la primaria en una escuela de esas con monjas y capilla. Resulta que la clase se sentaba en mesas de 4 las cuales eran dos nenes y dos nenas, y un dia no recuerdo bien que paso y le dije a una de las que se sentaba conmigo: “te garche”. Yo ni sabia que significaba “garchar”, habia escuchado la palabra y pense que era como cagar a alguien, lo asocie con garcar. La pibita pregunto: “que es te garche?” y el forro que se sentaba conmigo (amigo mio, QEPD) le dice: “viste la pelicula El Duro, la parte tal, bueno eso”, y parece que la piba habia visto la peli de Patric Yueiz porque fue directo a contarle al maestro, que termino llamando a mis viejos, etc, etc, etc.

Fin

9 Likes

Imagino que te dieron el buen tratamiento del cinto o la chancleta en el ojete!

4 Likes

Me acuerdo que cuando era chico, 7 u 8 años, un día en la escuela dibujé la esvástica como ochenta veces en la mesa porque me gustaba y ni me acordaba donde la había visto. Llamaron a mi vieja y todo jaja.

9 Likes

Y estaba bien hecha la asociacion de “te garche” a “te garque”. Jaja

6 Likes

Era fanático de la serie de Zaboomafoo y jugaba que descubría nuevas especies de animales.
El pastor alemán de mi tia abuela me mordió el ojo.

6 Likes

Tenia 6/7 por ahi… mi viejo se había comprado una maquina de escribir electrica, esas Olivetti. Impecable.

Como vi que los botones se hundían, agarre un pegamento (no me acuerdo cual). y le pegué todas las teclas.

De mas está decir que me hicieron re cagar.

Al tiempo, estaba al re pedo en casa y no se porque se me dio por prender fuego la cobija de mi cama. De pedo no se quemó la casa.

De nuevo, me hicieron re cagar.

16 Likes

Jajajaj

Miles de boludeses, una vez me acuerdo que mi mamá en el fondo de casa tenía un chango de supermercado lleno de ropa y yo lo llene con cohetes de todo tipo. Cebollas,cañas,mortero etc. E hice una unión para que la mecha se prenda en conjunto. Cuestión que lo hice y hubo terrible explosión que en eso mi mamá estaba con mi abuela en la cocina y escucharon mis gritos y toda la ropa prendida fuego. Me ree cago a piñas por eso jajaja.

5 Likes

Tranqui hay cosas peores

4 Likes

Tenía 8 y me sentía con curiosidad de qué pasaba si prendía fuego unas flores secas.

En casa hay una estanteria dónde hay varias cosas (libros, la tele, botellas de vino etc) y arriba de todo había un jarrón con muchisimas flores secas, así que me subí a una silla y las prendí fuego

El punto es que todo el jarrón se prendió fuego al instante, así que le empecé a tirar agua que había preparado antes, pero no sirvió de nada…

Quemé el techo e hice mierda la tele con el agua, hasta recuerdo la secuencia de canales que se pusieron solos cuando le llegó el agua kjjj

5 Likes

kjjjjj muchas acnedotas con fuego

1 Like

Volvi loco a un conocido enviándole deliverys. Hace mas de 10 años fue esto igual. Hacia el pedido y me iba enfrente de su casa con otro amigo a ver como llegaban. Nos cagabamos de risa. Nunca supo que era yo.

1 Like

siempre queriendo ser más que todos…aaaay dios

1 Like

tranca les tiraba piedras a los vecinos. una tarde que estaba aburrido me encontre huesos de osobuco y les apuntaba a los autos que pasaban.le di a un auto rojo en la puerta trasera, el dueño del coche me recontra cago a puteadas inolvidable :stuck_out_tongue:

1 Like

no muchas, hago karate de toda la vida y cuando era chico (e inamaduro) me hice el malo en la escuela y le fueron a buchonear a mi sensei, casi me vetan de los dojos de por vida, me recagaron a pedos y me quemaron la cabeza a lecciones morales y humildad, supongo que hoy en dia me sirvio porque evito las peleas a morir siempre

4 Likes

Tengo unas cuantas a decir verdad, y y eso que yo me consideré siempre una persona tranquila, pero de pibe entre que sos justamente un borrego y las compañías, claramente influye. Je.

En casa, tenía justo al lado un perro de esos que eran bien malos (o al menos en mi mente así lo era). Empecé una tarde a tirarle bocha de piedras, aunque por suerte yo tenía menos puntería que Higuaín, creo que apenas le acerté en una, pero fue leve. Cuestión que el patio del vecino quedó lleno de piedras, pero mal, y una vez la vecina dueña de la casa se encontró con mi vieja y le remarcó lo de las piedras, encima es de esas personas que pegan tremendos gritos.

Después, jugando con amigos de la infancia en época pre navideña, empezamos a comprar cohetes por primera vez y le agarramos el gustito. Cuestión que justo enfrente de mi casa había una agencia de remises, y tiramos un cohete (no me acuerdo el nombre) que justo fue abajo de una llanta de los autos. Cuando lo vio el dueño, nos recriminó (estábamos en la calle aún) y yo tratando de aguantar mis ganas de cagarme de risa. El cohete le hizo más daño a la llanta de lo que creíamos, a lo que el chabón remató todo con: “Que lo parió, estos pendejos…”.

Otra vuelta, fuimos a comer en familia al patio de comidas de Coto. Resulta que estaba lleno de gente el lugar, encontramos una mesa y se me vienen tremendas ganas de tirarme un pedo. Cuestión que levanto la pierna (estilo perro cuando van a mear) y hace tremendo sonido fuerte, pareció una moto. Mi vieja se tapaba la cara y mis tíos se reían onda queriendo zafar de la situación, justo al lado había una mesa con una familia que fueron espectadores VIP del asunto. Después me comí obviamente una buena cagada a “pedo”.

Ya en el colegio, una vez en la secundaria hicimos enojar por rebeldes a una profesora. Fue una joda que medio se nos fue de las manos porque ella era media sensible, y la idea nació espontánea en la clase. Ella pedía silencio y nadie hacía caso, nos pusimos todos de acuerdo y el aula se transformó en un loquero en un momento, puros gritos y todos en la suya. Después vinieron los directivos y nos dijeron que nos sacaban cosas si seguíamos así, onda el viaje y eso. Se fue llorando esa profe. Ja, que pendejos pelotudos que eramos.

Por último, de lo que me acuerdo, fue en el colegio también (por algo que hoy iría preso, etapa de pendejo pajero también). Teníamos edad de andar cerca de la secundaria (tipo 14/15 años) y tenía una compañera que era típica putita por así decir, la regalada. Cuestión que en un momento en el aula, se produjo como empujones en una zona estando ella cerca, y creyó que yo la había empujado de atrás (falso), pero me quise hacer el gracioso y dije/hice: “Te empujaron y te tocaron así…” y le metí tremenda toqueteada en el toor. Me tiró una patada (que al final fue lo de menos) y alrededor me decían: “Qué carajo hiciste?”. Un compañero me tiró: “Al menos lo hubieras hecho cuando estamos todos juntos” :joy:
Obviamente se lo dijo al profesor, el mismo me llamó aparte hablándome como de padre a hijo (sabía él que fue un desliz, no era de andar en esos quilombos) y tuve que pedir disculpas hasta en japonés. Ah, también llamaron a mis viejos. Por suerte fue algo que quedó en eso, no me quedó ningún mote ni nada (había otros mucho peores que yo, pero que no los "denunciaban"o no pasaba nada). Leyendo todo el texto, suena a que fue algo grave pero fue más anécdota del momento que otra cosa. Yo un pelotudo, pero era pendejo. Hoy me prenderían fuego en la plaza.

3 Likes