A 39 años del golpe y caída de Allende

A 39 años del golpe, los fascistas siguen haciendo de las suyas en Chile

//youtu.be/JyoC5U5yrdM

Mi más profundo respeto a la memoria del Presidente Salvador Allende.


A 39 años del golpe, los fascistas siguen haciendo de las suyas en Chile

//youtu.be/JyoC5U5yrdM

Mi más profundo respeto a la memoria del Presidente Salvador Allende.


Chile fue el primer experimento de la teoría del shock friedmaniana combinado con los electroshocks de Ewen Cameron. Una combinación de mierda.

1 Like

Que hermoso ver como hoy se levantan miles en todo Chile, desde estudiantes, pescadores, pueblos orijinarios, etc… contra el Neoliberalismo. Vamos por el camino de “reabrir las grandes Alamedas”, como Allende quería…

NI OLVIDO NI PERDON

Una de las mejores presidencias que tuvo América Latina.
Allende fue contra las multinacionales que saqueaban a Chile e instauró una verdadera reforma agraria. Iba camino a ser una democracia real!
Pero bueno, la doctrina del shock fue perfectamente instaurada! Lo reventaron económicamente a Chile al mismo tiempo que armaban al ejército para ocasionar el golpe de Estado mientras que los medios de comunicación divulgaban la mentira del peligro comunista y la población (quienes no se los puede culpar del todo) compró.
Una verdadera lástima lo que sucedió!

“Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica.”

Respeto total.

La mentira del peligro comunista?? LA MENTIRA?? por dios que gente caradura!!! Allende se juntaba, en varias ocasiones con fidel castro, es mas eran muy amigos… La idea de Allende era instaurar un COMUNISMO, con todas sus letras… En chile en ese momento la mayoria del pais era pobre, todos autos usados, precios altisimos, una inflacion de la puta madre, para comprar en un almacen tenian que haccer filas larguisimas y solo podian comprar “un poco” porque no alcanzaba. Solo existian 2 o 3 familias con dinero, la clase media era minima… Nada que ver a lo que es ahora, que la clase media es mayoria… La mentira del comunsimo la tenes vos metida en tucabeza, vos crees que es el paraiso, pero lamentablemente para vos, NO ES ASI… Por este motivo que el unico pais comunista comunista es CUBA…

Original imagen.

No quería instaurar un comunismo dictatorial como fue el caso cubano.
Allende quería un gobierno socialista y llevarlo a cabo de manera democrática.
¿Sabes que fue lo grande que realizó la Unión Popular?
La nacionalización del cobre y lo que respecta a la reforma agraria.
Esta medida constituía un hito histórico en Chile, ya que el cobre, principal producto de exportación al mundo, siempre estuvo en manos extranjeras. En manos del Estado la producción de cobre se vio aumentada en un 20% durante el periodo de Allende. En 1970 la producción era de 541 mil toneladas, aumentando a 571 mil al año siguiente; en 1972 pasó a ser de 593 mil toneladas y llegó al máximo en 1973, produciéndose 617 mil toneladas de cobre.
Gracias a esta medida revolucionaria, en el transcurso de 1972 hasta 1985, Chile obtuvo alrededor de veinte mil seiscientos millones de dólares a su beneficio. Poniendo fin (temporalmente) a varios años de saqueo por parte de empresas transnacionales, y pudo financiar los gastos que su pueblo demandaba.
Las repercusiones que tuvo la nacionalización del cobre, fueron alentadoras para sus países vecinos, que veían como se podía salir adelante implementando medios democráticos y pacíficos. Pero, por otro lado, desde los sectores conservadores de la sociedad chilena – perjudicados relativamente con la ley- y las empresas que trabajaban el cobre en el país – Anaconda y Kennecott- no fue bien recibido y produjo malestar e inquietud. Las empresas mencionadas realizaron denuncias en los tribunales de Holanda y Francia, y al mismo tiempo comenzó una campaña de boicot al cobre chileno. Esta reacción es entendida desde el punto de vista de la expropiación del cobre por parte del gobierno de la UP; las empresas exigieron una indemnización exagerada, a los ojos de Allende, quien había decidido no pagar. Antes de promulgada la ley, Anaconda y Kennecott obtuvieron cifras que rondan los 10 mil millones de dólares, superando al valor total del patrimonio nacional antes de la nacionalización. Además, estas empresas en más de una ocasión habían actuado contra los intereses chilenos, manipulando el precio internacional del cobre, para obtener ventajas extras de la explotación. Desde esta perspectiva es entendible la posición de Salvador Allende, quien habría dicho que la indemnización había sido cobrada a lo largo de los años en donde Anaconda y Kennecott se encargaban del cobre en Chile.

La reforma agraria era una de las transformaciones más necesarias que la situación del país imponía. Desde los años 30, la tasa anual de producción agrícola era del 2% y, entre 1955-1965 la producción per cápita había descendido.
La política agraria en el período de Allende está concentrada en los siguientes puntos:
Modificación del sistema de tenencia de la tierra.
Modificación del sistema de interrelaciones económicas entre la agricultura y el resto de la economía.
Participación campesina en el proceso de cambios.
Reorientación de la estructura productiva.
Superación de la postergación y segregación de grupos significativos como la población indígena y los comuneros del Norte chico.

El tema de la economía de chile fue casi descarado diría… el gobierno de EEUU lo desestabilizó.
Se produjo un bloqueo económico hacia Chile. Se propuso reducir y terminar con el financiamiento de exportaciones de Estados Unidos, así como las garantías de inversión corporativa en el país. Presionó a inversionistas privados para que actuaran de manera similar. El bloqueo acaparó también a los bancos (Banco Mundial), los cuales durante el periodo de Allende no se otorgó ni un solo préstamo.
Otro golpe a la economía chilena fue el ‘dumping’ hacia el cobre. El gobierno de Washington manipuló al comercio internacional para que se opere una caída en el precio de aquel recurso.
El ‘boicot invisible’ como se lo llamó, fue producto de las políticas implementadas por la gestión de Allende, perjudicando a las empresas Anaconda y Kennecott (norteamericanas) que controlaban un 80% de la industria chilena en el cobre.

Che carpintero, durante Allende, el cobre estaba en manos Chilenas, la educacion era GRATIS, etc… y te comento que Allende alcanzó a estar menos de 4 años… todo ese panorama “negro”, estaba en todos lados. De hecho, la pobreza en Chile estubo en el 42% hasta los años 90, cuando el precio del cobre tubo un bum…

Y repito, el consepto de clase media es sumamente mentiroso. En Chile el sueldo minimo es mas bajo que el de Argentina, y el sueldo promedio de un trabajdor Chileno, es mas o menos lo mismo que un sueldo minimo Argentino…

Sin mencionar que Chile es de lo mas países mas inequitativos de la region…

Hoy, 22:30 por la TV Pública, no se lo pierdan:

EL PAIS › LA HISTORICA CONVERSACION SE PROYECTA HOY POR PRIMERA VEZ EN LA TELEVISION ARGENTINA, A 39 AÑOS DEL GOLPE EN CHILE

Allende y Fidel en un diálogo para todos los tiempos

Cuando Castro visitó Santiago, en noviembre de 1971, mantuvo una reunión con el presidente chileno. Hablaron sobre la revolución, el imperialismo, los medios y el futuro de América latina. Hoy resultan más habituales los encuentros entre líderes progresistas.

Por Emanuel Respighi

En noviembre de 1971, los ojos del mundo entero estuvieron puestos en este lado del planeta, probablemente como nunca antes. Es que el 10 de noviembre de ese año, a las 17, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, pisó suelo chileno para realizar una gira por el país trasandino que duraría veinte días y numerosos discursos. La atención mundial tenía un sentido: Castro se reuniría con Salvador Allende, el presidente que había logrado encabezar el primer gobierno socialista en ser electo de la región. Si bien hoy resultan habituales los encuentros entre mandatarios de gobiernos progresistas de la región, para la época el encuentro Allende-Castro era toda una novedad. Y también representaba una amenaza para el statu quo económico y político de entonces. De aquella visita, quedó registrada una histórica y jugosa charla que mantuvieron los líderes políticos, cuya cinta se creía perdida. Sin embargo, más de cuatro décadas después, El diálogo de América no sólo fue recuperado, sino también restaurado para su proyección, por primera vez en la TV argentina, a través de Canal 7, que lo estrena hoy a las 22.30.

Probablemente no haya explotado las posibilidades cinematográficas de su tiempo. Seguramente, desde el punto de vista técnico y creativo, el material deje mucho que desear. Pero ninguna de esas carencias visuales puede opacar el valor histórico y político de la charla en la que Castro y Allende se encontraron en noviembre de 1971. El encuentro, que se produjo en la casa presidencial de Tomás Moro, fue documentado por el periodista Augusto Olivares y el cineasta Alvaro Covacevich. Con motivo del aniversario a 39 años del golpe militar en Chile, que se cumplió ayer, Canal 7 emite dentro de Ficciones de lo real (presentada por Pedro Brieger) esta suerte de “clase abierta y charlada” entre dos de las máximas figuras de la política latinoamericana. En ella, los mandatarios intercambiaron opiniones sobre la revolución, el subdesarrollo, el imperialismo, la oligarquía, la dependencia cultural y económica y el futuro de América latina.

El diálogo de América fue estrenado mundialmente en París en abril de 1972, como testimonio de la lucha por el proceso chileno, siendo presentado por el escritor Pablo Neruda y por el actor Marcel Marceau. Luego de su presentación, se perdió la pista del documental, que recién fue recuperado entre el patrimonio de Covacevich, que tras el golpe militar de 1973 se exilió en México. Para esta proyección en la TV argentina, el film fue adaptado por Canal Encuentro para cumplir con ciertos parámetros técnicos, aunque el diálogo fue conservado en su totalidad y sin modificación alguna.

En una charla relajada, a pleno sol en los jardines de la casa presidencial chilena, Allende y Castro reflexionan sobre los procesos revolucionarios que –con sus diferencias– cada cual llevaba por entonces en sus países. A cuatro décadas de haberse producido, el registro de aquel diálogo íntimo, casi “casero”, adquiere trascendencia tanto por la vigencia de algunas problemáticas que los líderes visibilizaban, como por lo anacrónico que resultan algunas de sus opiniones, en virtud de los sucesos que, el 11 de septiembre de 1973, acabarían con el gobierno socialista y la vida del presidente chileno, que se suicidó en La Moneda tras una dura batalla con las Fuerzas Militares. También allí, ese día, acorralado por los golpistas, se suicidó Olivares, el periodista que condujo la entrevista de El diálogo de América.

La revolución y los obstáculos

–La motivación de los pueblos en su lucha a través de la historia es variadísima. ¿Cómo podría usted definir, Comandante, la motivación de la lucha del pueblo cubano?

Fidel Castro: –Digamos por lo menos, de acuerdo con nuestra concepción, que el gran motor de la historia han sido las luchas de las masas oprimidas contra los opresores. En nuestro país existía la doble motivación: era un país sometido y humillado por el imperialismo y, además, dentro de esa situación, una gran masa de campesinos sin tierra, una gran masa obrera explotada, en las condiciones de miseria espantosa, falta total de asistencia médica para las capas pobres de la población, deficiente sistema educacional y porcentaje altísimo de analfabetos, falta de perspectivas para la juventud, cientos de miles de desempleados. Es decir, que había una situación social desesperante, podríamos decir que la gran motivación de nuestro pueblo era la lucha por la vida.

–Presidente Allende, la experiencia política chilena es seguida con atención en todo el mundo. Es una experiencia que tiene obstáculos. ¿Cómo podría usted definir esos obstáculos?

Salvador Allende: –¿Te das cuenta, Fidel? ¡Tres minutos para definir los obstáculos de una revolución que tiene que hacerse dentro de la democracia burguesa y con los cauces legales de esa democracia! Hemos avanzado. Obstáculos… nacen de qué. En primer lugar, de una oligarquía con bastante experiencia, inteligente, que defiende muy bien sus intereses y que tiene el respaldo del imperialismo, dentro del marco de una institucionalidad en donde el Congreso tiene peso y atribuciones, y donde el gobierno no tiene mayoría. De allí entonces que las dificultades sean bastante serias y hace que el proceso revolucionario chileno, dentro de los marcos de esta legalidad, encuentre cada día y en cada momento obstáculos para el avance del cumplimiento del programa de la Unidad Popular. Usted comprende que las dificultades en el caso nuestro también están en relación con una libertad de prensa que es mucho más que una libertad de prensa. Que es un libertinaje de la prensa. Se deforma, se miente, se calumnia, se tergiversa. Los medios de difusión con que cuentan son poderosos, periodistas vinculados a intereses foráneos y a grandes intereses nacionales. No sólo no reconocen sino que deforman las iniciativas nuestras. Todo esto, teniendo nosotros que respetar las conquistas que el pueblo alcanzó y de las cuales lógicamente hace uso y mal uso la oposición al gobierno popular. Por eso, y tú lo has dicho también y lo has reconocido, que las dificultades que se nos presentan a nosotros son bastante…

F. C.: –¡Son admirables las dificultades que tienen!

S. A.: –Ya ves tú.

–Y a pesar de los obstáculos, ¿se puede llevar adelante el proceso?

S. A.: –Y se avanza. Ya lo he dicho: el cobre es nuestro, el hierro es nuestro, el salitre es nuestro, el acero es nuestro; es decir, las riquezas básicas las hemos conquistado para el pueblo.

F. C.: –Bueno, yo tengo una impresión, que esa resistencia acude a los procedimientos clásicos, además más desarrollados. Es un procedimiento que nosotros calificamos de fascista y que tratan por tanto de ganar masa, con la demagogia si es posible de los sectores más atrasados de las capas humildes, y ganar masa en las capas medias. Y entonces hará falta una cuestión por demostrar: si esos intereses se resignaran pasivamente a los cambios de estructura que la Unidad Popular y el pueblo chileno han querido llevar adelante. Y es de esperar, si nosotros vamos a analizar teóricamente esta cuestión, que hagan resistencia fuerte e incluso violenta. De manera que ése es un factor que no se puede descontar en absoluto en la actual situación chilena, a mi juicio, que es el juicio de un visitante, que viene de un país que está en otras condiciones. Es como un viaje de un mundo a otro mundo.

S. A.: –Tú lo has dicho y yo creo que es muy justo; los revolucionarios nunca han generado la violencia. Han sido los sectores de los grupos golpeados por la revolución los que generan la violencia en la contrarrevolución.

F. C.: –Mantuvieron los sistemas por la violencia, así los defienden, por la violencia.

Las convicciones y el golpe

–¿Qué piensa usted, presidente, que se produciría en Chile si la contrarrevolución se alzara?

S. A.: –El pueblo está en el gobierno, si lograran ellos lo que no van a conseguir, derrocar a este gobierno, se caería en el caos, en la violencia, en la lucha fratricida…

F. C.: ¡Y en el fascismo!

S. A.: ¡Ah! Claro. El imperialismo, que ha estado y está detrás de todos los procesos para atajar la revolución, que significa los cambios y su derrota, en Chile no va a poder desembarcar. En Chile no va a intervenir materialmente. Pero busca otros caminos, cual es alentar a los grupos reaccionarios e incubar a los grupos fascistas, y utilizan la demagogia y movilizan los grupos de menor conciencia social. Pero tengo la seguridad y la certeza absoluta de la respuesta implacable y dura del pueblo, y personalmente: yo cumplo una tarea. Yo no estoy ahí para satisfacer una vanidad personal. Yo soy un luchador de toda mi vida. He dedicado mi esfuerzo y mi capacidad a hacer posible el camino al socialismo. Y cumpliré el mandato que el pueblo me ha entregado. Lo cumpliré implacablemente. Cumpliré el programa que le hemos prometido a la conciencia política de Chile. Y aquellos que desataron siempre la violencia social, si desatan la violencia política, si el fascismo pretende utilizar los medios con que siempre arrasó a los que pretendieron hacer la revolución, se encontrarán con la respuesta nuestra y mi decisión implacable. Yo terminaré de presidente de la república cuando cumpla mi mandato. Tendrán que acribillarme a balazos, como lo dijera ayer, para que deje de actuar.

F. C.: –Yo realmente admiro mucho ese pronunciamiento tuyo. Y eso será una bandera para el pueblo. Porque cuando los dirigentes están dispuestos a morir, el pueblo está dispuesto a morir y dispuesto a hacer lo que sea necesario. Y ése ha sido un factor muy esencial en todo proceso político revolucionario.

Página/12 :: El país :: Allende y Fidel en un diálogo para todos los tiempos

Como te decía augusto, yo también los encané y los torturé a los comunistas y socialistas, pero me parece que a vos se te está yendo un poco la mano, no hace falta que corra tanta sangre…

Perón no sabía lo que hacía Augusto, diría VHM… (?)

Al margen de que cómo imagen es original y tiene una buena vuelta de tuerca y que no soy precisamente un pro-yanki ni mucho menos me parece que no tiene nada que ver, el día que cayeron las Torres murieron 3000 tipos que fueron a laburar (o a las Torres o a rescatar a los que estaban ahí) que no son los que manejaban ni la Escuela de las Américas ni los de la escuela de Chicago que son los ideólogos del golpe de Estado a Allende junto con sus pollos Pinochet y los Chicago Boys de la Universidad Católica de Chile, respectivamente.

No se puede asimilar las canalladas de la clase dirigente de un país con el pueblo que no tiene incidencia ni mucho menos en las barbarides que se mandan. Muchas veces las mejores críticas sobre el absurdo de las políticas de Estados Unidos vienen del propio Estados Unidos con películas como Wag the Dog (Mentiras que Matan, la de DeNiro y Dustin Hoffman), JFK, Dr. Strangelove, The Front de Martin Ritt, cientos de películas antibélicas (Regreso Sin Gloria, Apocalypse Now, Platoon, Nacido el cuatro de julio), por citar solo algunas. Ni hablar de una serie como Boss. Recomiendo “La Otra Historia de Estados Unidos” de Howard Zinn para el que lo pueda conseguir con el “otro lado del mostrador” de cada medida que convirtió en una superpotencia a Estados Unidos.

No tenía idea luis, cómo podés ser tan desconfiado, si el hubiera sabido se hubiera pronunciado en contra de las atrocidades cometidas por augusto. Tampoco nunca supo lo que hizo franco en españa, ni lo que hizo benito en italia. Tampoco sabía lo que hacía lopez rega y la triple A, era medio colgado el general. Ni sabía lo que hacía él…

Fueron sólo dos encuentros.

//youtu.be/G6F29BPDiFE

Terroristas de mierda!!! se cagan en la gente comun, se cagan en su pais… Que mas se puede esperar d3e la basura mas grande que a existido en la vida… EL COMUNISMO…

Autoridades entregan balance y responsabilizan a padres por violencia durante el 11 | Emol.com

Delincuentes queman bus del transporte pblico en La Pintana | Emol.com

Encapuchados provocaron principio de incendio en laboratorio de la U. de Concepcin | Emol.com

Barricadas y heridos a bala marcan incidentes del Once | Emol.com

Verguenza!!!

andá a chuparle la japi a Videla y Pinochet, facho igonrante y ridículo. La mayor basura que puede existir en la vida es que gente como vos siga pensando así