20 años sin Freddie Mercury

Freddie Mercury, figura excepcional de la escena del rock mundial, falleció 20 años atrás, el 24 de noviembre de 1991, pero la estética que irradió como vocalista del grupo Queen es un faro que alumbra la necesidad del riesgo estético como elemento vital para generar hechos artísticos.
Destacado como cantante de voz imponente y gestualidad pomposa que sentó las bases de la teatralidad en el rock, Mercury fue mucho más que esa imagen dominante sobre el escenario y más vale apreciarlo como un creador multidisciplinario en tiempos donde el cruce de disciplinas no era tan habitual como ahora.
El músico nacido el 5 de septiembre de 1946 en la isla de Zanzíbar, entonces un protectorado británico y actualmente parte de Tanzania, componía, pintaba y también era el hacedor de las innovadoras puestas en escena que propuso como líder de Queen y también en su no tan atractiva tarea en solitario.
Junto al guitarrista Brian May, el baterista Roger Taylor y el bajista John Deacon, en 1971 dio forma a Queen, un cuarteto que supo amalgamar el arrasador sonido rockero con elementos musicales diversos (de la música negra a lo sinfónico y del pop a la electrónica) para construir una sonoridad personal e inimitable.
A lo largo de dos décadas y 14 álbumes, el conjunto británico hizo todo lo que le dio la gana en una aventura creativa integral a la que nadie pudo seguirle el paso y de la que Freddie fue un innegable bastión.
Mercury compuso hits que han atravesado el tiempo a fuerza de talento y originalidad como, por citar apenas algunos, Bohemian rhapsody, Don`t stop me now, Crazy little thing called love, Seven seas of rhye y We are the champions.

//youtu.be/irp8CNj9qBI

En pleno apogeo de su éxito, Queen llegó a la Argentina en marzo de 1981, en el marco de una gira sudamericana que también incluyó conciertos por Brasil, Venezuela y México.
Cientos de fanáticos recibieron al grupo en Buenos Aires, por lo que el grupo debió movilizarse durante toda su estadía en camiones policiales.
“Amo esto, parecemos putas llevadas a la cárcel después de ser levantadas por la policía”, recordó Mercury a raíz de la serie de conciertos en el estadio de Vélez Sarsfield que hasta incluyó, en su última noche, la presencia de Diego Maradona sobre el escenario para presentar la canción Another One Bites the Dust.
La agrupación inglesa continuó un camino donde experimentación y suceso generaron zonas grises que menguaron algo de su carácter innovador pero no restaron impacto planetario a cada nuevo álbum, a las reiteradas y millonarias giras por el mundo.
El último concierto de Freddie fue en el cierre de la gira de Queen en Knebworth Park, Inglaterra, el 9 de agosto de 1986, pero un año antes ya había empezado a despuntar el camino solista con la publicación de Mr. Bad Guy.
En esas inquietas búsquedas, conoce a la cantante de ópera Montserrat Caballé, con quien graba Barcelona, que se convertiría en el tema oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992​ y en el puntapié de una placa compartida.

//youtu.be/FqhpUfkfODI

Por entonces arreciaban los rumores acerca de la enfermedad -entonces terminal- que lo alejó de los escenarios pero no impidió que Queen publicara The Miracle (1989) e Innuendo (1991).
El agente de prensa de Freddie informó en noviembre de 1991 que el cantante de Queen sufría de HIV, oficializando una certeza que circulaba por todos lados.
La tarde del 24 de noviembre de 1991, Mercury falleció a los 45 años en su mansión del barrio londinense de Kensington, acompañado por su pareja Jim Hutton y un empleado doméstico.

20 años sin Freddie Mercury


Especial de TN:
A 20 años de la muerte del genial cantante, un informe especial de Bebe Contepomi

             Este jueves 24 de noviembre se cumplen[b] 20 años de la muerte[/b] de[Freddie Mercury](http://www.tn.com.ar/personajes/freddie-mercury), la voz y el líder de [Queen](http://www.tn.com.ar/tags/queen), la banda de rock británico que fue un clásico de los años 70 y 80 y marcó a generaciones enteras. Bebe Contepomi estuv[b]o donde nació y donde murió.[/b]
 Desde [b]Zanzíbar[/b], una isla africana que fue un protectorado británico y hoy pertenece a Tanzania, hasta [b]Londres[/b].
 Este primer capítulo cuenta sus orígenes en un lugar que casi se podría afirmar que [b]lo desconoce.[/b] Muy pocos saben quién fue Freddie Mercury y, mucho menos, que nació ahí con el nombre musulmán de Farrokh Bulsara.

[flash]http://player.longtailvideo.com/player.swf?file=http://contenidos2.tn.com.ar/2011/11/22/freddie.mp4&image=http://cdn.tn.com.ar/sites/default/files/imagecache/nota-600x338/2011/11/22/freddie.jpg[/flash]

En laprimera parte del informede Bebe Contepomiconocimos Zanzíbar, la isla africana donde en 1946 nacióFreddie Mercury. Un lugar en el que, curiosamente, casi nadie lo conoce ni sabe qué hizo.
En esta segunda parte, Londres, la ciudad a la que Freddie llegó siendo un adolescente y desde donde conquistaría al mundo conQueen, la banda que formó a comienzos de la década del 70. También, y especialmente, un repaso de su música.

[flash]http://player.longtailvideo.com/player.swf?file=http://contenidos2.tn.com.ar/2011/11/23/telenoche.mp4&image=http://cdn.tn.com.ar/sites/default/files/imagecache/nota-600x338/2011/11/23/freddie2.jpg[/flash]

Freddie reina I | Música La Viola | Todo Noticias
Freddie reina II | Música La Viola | Todo Noticias

Freddie Mercury, figura excepcional de la escena del rock mundial, falleció 20 años atrás, el 24 de noviembre de 1991, pero la estética que irradió como vocalista del grupo Queen es un faro que alumbra la necesidad del riesgo estético como elemento vital para generar hechos artísticos.
Destacado como cantante de voz imponente y gestualidad pomposa que sentó las bases de la teatralidad en el rock, Mercury fue mucho más que esa imagen dominante sobre el escenario y más vale apreciarlo como un creador multidisciplinario en tiempos donde el cruce de disciplinas no era tan habitual como ahora.
El músico nacido el 5 de septiembre de 1946 en la isla de Zanzíbar, entonces un protectorado británico y actualmente parte de Tanzania, componía, pintaba y también era el hacedor de las innovadoras puestas en escena que propuso como líder de Queen y también en su no tan atractiva tarea en solitario.
Junto al guitarrista Brian May, el baterista Roger Taylor y el bajista John Deacon, en 1971 dio forma a Queen, un cuarteto que supo amalgamar el arrasador sonido rockero con elementos musicales diversos (de la música negra a lo sinfónico y del pop a la electrónica) para construir una sonoridad personal e inimitable.
A lo largo de dos décadas y 14 álbumes, el conjunto británico hizo todo lo que le dio la gana en una aventura creativa integral a la que nadie pudo seguirle el paso y de la que Freddie fue un innegable bastión.
Mercury compuso hits que han atravesado el tiempo a fuerza de talento y originalidad como, por citar apenas algunos, Bohemian rhapsody, Don`t stop me now, Crazy little thing called love, Seven seas of rhye y We are the champions.

//youtu.be/irp8CNj9qBI

En pleno apogeo de su éxito, Queen llegó a la Argentina en marzo de 1981, en el marco de una gira sudamericana que también incluyó conciertos por Brasil, Venezuela y México.
Cientos de fanáticos recibieron al grupo en Buenos Aires, por lo que el grupo debió movilizarse durante toda su estadía en camiones policiales.
“Amo esto, parecemos putas llevadas a la cárcel después de ser levantadas por la policía”, recordó Mercury a raíz de la serie de conciertos en el estadio de Vélez Sarsfield que hasta incluyó, en su última noche, la presencia de Diego Maradona sobre el escenario para presentar la canción Another One Bites the Dust.
La agrupación inglesa continuó un camino donde experimentación y suceso generaron zonas grises que menguaron algo de su carácter innovador pero no restaron impacto planetario a cada nuevo álbum, a las reiteradas y millonarias giras por el mundo.
El último concierto de Freddie fue en el cierre de la gira de Queen en Knebworth Park, Inglaterra, el 9 de agosto de 1986, pero un año antes ya había empezado a despuntar el camino solista con la publicación de Mr. Bad Guy.
En esas inquietas búsquedas, conoce a la cantante de ópera Montserrat Caballé, con quien graba Barcelona, que se convertiría en el tema oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992​ y en el puntapié de una placa compartida.

//youtu.be/FqhpUfkfODI

Por entonces arreciaban los rumores acerca de la enfermedad -entonces terminal- que lo alejó de los escenarios pero no impidió que Queen publicara The Miracle (1989) e Innuendo (1991).
El agente de prensa de Freddie informó en noviembre de 1991 que el cantante de Queen sufría de HIV, oficializando una certeza que circulaba por todos lados.
La tarde del 24 de noviembre de 1991, Mercury falleció a los 45 años en su mansión del barrio londinense de Kensington, acompañado por su pareja Jim Hutton y un empleado doméstico.

20 años sin Freddie Mercury


Especial de TN:
A 20 años de la muerte del genial cantante, un informe especial de Bebe Contepomi

             Este jueves 24 de noviembre se cumplen[b] 20 años de la muerte[/b] de[Freddie Mercury](http://www.tn.com.ar/personajes/freddie-mercury), la voz y el líder de [Queen](http://www.tn.com.ar/tags/queen), la banda de rock británico que fue un clásico de los años 70 y 80 y marcó a generaciones enteras. Bebe Contepomi estuv[b]o donde nació y donde murió.[/b]
 Desde [b]Zanzíbar[/b], una isla africana que fue un protectorado británico y hoy pertenece a Tanzania, hasta [b]Londres[/b].
 Este primer capítulo cuenta sus orígenes en un lugar que casi se podría afirmar que [b]lo desconoce.[/b] Muy pocos saben quién fue Freddie Mercury y, mucho menos, que nació ahí con el nombre musulmán de Farrokh Bulsara.

[flash]http://player.longtailvideo.com/player.swf?file=http://contenidos2.tn.com.ar/2011/11/22/freddie.mp4&image=http://cdn.tn.com.ar/sites/default/files/imagecache/nota-600x338/2011/11/22/freddie.jpg[/flash]

En laprimera parte del informede Bebe Contepomiconocimos Zanzíbar, la isla africana donde en 1946 nacióFreddie Mercury. Un lugar en el que, curiosamente, casi nadie lo conoce ni sabe qué hizo.
En esta segunda parte, Londres, la ciudad a la que Freddie llegó siendo un adolescente y desde donde conquistaría al mundo conQueen, la banda que formó a comienzos de la década del 70. También, y especialmente, un repaso de su música.

[flash]http://player.longtailvideo.com/player.swf?file=http://contenidos2.tn.com.ar/2011/11/23/telenoche.mp4&image=http://cdn.tn.com.ar/sites/default/files/imagecache/nota-600x338/2011/11/23/freddie2.jpg[/flash]

Freddie reina I | Música La Viola | Todo Noticias
Freddie reina II | Música La Viola | Todo Noticias

Un groso! Tranquilamente podria estar vivo, pero si viese lo que es la “música”, preferiria estar muerto:P

GENIOOOOO, que su música hable por sí mismo; faltan las palabras ante tanta magnitud!

//youtu.be/a01QQZyl-_I&feature=related

//youtu.be/uMGjN8-9IG0&feature=related

Escuchar al mejor cantante de la historia cantar un tema con el nombre de mi ciudad me pone la piel de gallina :cry:

Un genio con todas las letras.

//youtu.be/5L8-FTvSVxs

//youtu.be/v3xwCkhmies

El mejor de todos, realmente.

Son artistas que se van terriblemente rápido y pasan a ser una especie de leyenda…
Este tipo es incomparable. Una voz increíble y un talento gigantesco.

//youtu.be/4ADh8Fs3YdU

La piel de gallina.

Anybody find me… Somebody to love!
Este tipo me inspira a gritar cantar, a todo…
Que música, que carisma, que artista!

Una voz imposible de igualar, el mejor cantante y el mejor frontman de la historia, realmente un GENIO!

Se pasa en ese tema con Montserrat, es bellísimo!

Cualquier tema cantado por Freddie es una obra maestra, una voz inigualable.
Una verdadera pena que haya muerto tan joven, creo que por mucho tiempo nos podia seguir deleitando con su musica.

//youtu.be/uMGjN8-9IG0&feature=related

20 años… When I look and I found I still love you.

//youtu.be/sDUmT3wm-0A

No habrá ninguno igual.

Freddie Mercury: Su vida en un post [Descargas] - Taringa!

Todo bien reconozco que es una banda grosa Queen y que Freddie Mercury es uno de los mejores cantantes de rock de la historia, pero, nunca me gusto Queen, un par de temas por ahí pero en general nunca termino de cerrarme, se que el que esta mal soy yo, pero no se solo nunca me gusto.

:lol::lol:

Bicho raro! No te gusta Queen! A la hoguera, Wachiturro!!

Ja ja, ni yo mismo lo entiendo, Me gusta el rock en general, Zeppelin, Sabbath,Pink Floyd, Credeence etc. es decir de los clasicos me gustan todos practicamente, actuales digamos de la decada del 90 para aca tambien , algunas bandas incluso reconozco que son inferiores a Queen como los Guns, pero me gustan mas estos, no se no encuentro una sola cancion de Queen que me haya marcado en algun momento de mi vida.
Musicalmente los encuentro geniales, pero en sentimiento me generan cero ja.
Como diria Homero Simpson, los misterios de la vida

Irrepetible.
Monstruo total.

Freddie Mercury: soy leyenda

[b]A 20 años de su muerte El líder de Queen murió a los 45 años, pero su figura y sus canciones continúan vivas. Un repaso de su vida y su obra. Las impresiones de un periodista argentino que lo entrevistó.

[/b]

Alcanza con vislumbrar apenas una silueta para identificarlo. La de Freddie Mercury es de esas imágenes que no tienen igual: con capa y corona de piedras precisosas en pose de “reina”, con el puño en alto y los pies separados, con esa musculosa blanca y su bigote de otra época. Lo mismo pasa con su increíble voz, de un registro casi lírico inabarcable e inalcanzable, no sólo para otros cantantes de rock sino para los de otros géneros también. A 20 años de su muerte, la estampa y la voz de Mercury siguen siendo únicas. En sus 45 años de vida vivió con la intensidad de varias existencias y dejó su identidad marcada a fuego en el show bussiness.
C uriosamente, quien hizo famoso el mote de Reina ( queen ) no había nacido en Gran Bretaña sino en la isla de Zanzíbar, en pleno Océano Indico (antiguo portectorado británico, hoy parte de Tanzania), el 5 de septiembre de 1946. Esa geografía exótica, a medio camino entre Africa y la India, le marcó el carácter desde muy niño, cuando aún se llamaba Farrokh Bulsara. De ascendencia persa, Mercury fue de esas personas que se inventan a sí mismas. Fue él quien impuso el nombre del grupo (Queen) que formó junto a Brian May, John Deacon y Roger Taylor y fue él quien forjó la impronta visual que marcó una época del rock. Su carisma lo desplegaba por igual frente a miles de personas en los estadios y en la intimidad junto a sus amigos, quienes lo recuerdan como a alguien incansable para la diversión, y muy generoso.
A los 8 años, sus padres lo enviaron a estudiar a la India, de donde eran originarios. En Bombay vivió con su abuela y su tía, y aprendió a tocar el piano y la guitarra. Su familia practicaba la religión zoroástrica y él nunca renegó de sus orígenes. Sus rasgos asiáticos le daban el toque naturalmente exótico que toda estrella de rock puede pretender. Antes de cumplir los 20 años se mudó a Londres y allí su vida cambió radicalmente: además de estudiar diseño gráfico, vender ropa y tocar en algunas bandas, decidió cambiar su nombre.
Nacía Freddie Mercury, nacía Queen, nacía la leyenda.
Por entonces también apareció una de las personas más importantes de su vida: Mary Austin. Esta mujer, de familia humilde, fue su esposa durante seis años, y cuando Freddie descubrió y asumió plenamente su homosexualidad, la relación se transformó, pero mantuvo el cariño y el respeto por el resto de sus vidas. Tanto que él fue padrino, años después, de uno de los hijos de Mary con su nueva pareja. Freddie declaró que Austin era su mejor amiga y una de las pocas personas que estuvieron a su lado en sus últimos momentos. Ella fue la primera en enterarse de que Freddie padecía VIH y en su testamento, el músico le dejó la mitad de su fortuna, incluso Garden Lodge, la lujosa mansión que Mercury tenía en el exclusivo barrio londinense de Kensington, repleta de muebles antiguos, pinturas originales y rodeada de un jardín japonés.
El resto fue legado para su compañero de muchos años, Jim Hut-ton, sus padres, su hermana, su ayudante personal, su cocinero y su chofer y guardaespaldas. A mediados de los ‘80 encontró el amor en su nueva pareja, el peluquero Hut- ton, con quien vivió hasta su muerte, pero en el apogeo y gloria de su reinado como rey del rock. Freddie transitó muchos de los excesos que, años después, colaborarían en su fatal desenlace. Los más allegados al músico decían que hubo épocas, principalmente durante las giras, en las que Freddie no pasaba dos noches seguidas con el mismo amante, frecuentando clubes y fiestas gays donde la promiscuidad era lo más común. Sin embargo, él declaraba que toda la extravagancia y extroversión que mostraba en el escenario, menguaban cuando se encontraba en la intimidad. Por eso, declaró públicamente en una carta que padecía sida, recién un día antes de morir. Así, terminó con todas las especulaciones sobre su salud que habían rondado por meses. Unos años antes, Mercury vio avecinarse la tragedia cuando dos amigos suyos, ex amantes, murieron de sida. Entonces, la enfermedad era mala palabra, no sólo por sus consecuencias fatales sino por la estigmatización social que implicaba.
Rapsodia Bohemia, Somebody to Love , Don’t Stop Me Now , Crazy Little Thing Called Love , We Will Rock You y We Are the Champions son algunas de las decenas de canciones que fueron éxito en el mundo. Mercury, junto a Queen, vendió unos 300 millones de álbumes en todo el planeta. La mayor parte de esos temas ya son parte de la historia grande del rock.
M ercury consiguió lo que pocos logran: trascender el espacio del rock y volverse universal. Y eso lo llevó a ser elegido, por ejemplo, para grabar (antes de su muerte) el himno de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 junto a Montserrat Caballé. Después de su muerte, Mercury fue votado en varias encuestas como uno de los mejores cantantes populares de la historia. En 2006, la revista Time Asia lo nombró como uno de los asiáticos más influyentes de los últimos 60 años. En 2010, una encuesta del diario británico The Sun lo ubicó como el Máximo dios del rock, lo que indica, como en su himno de despedida ( Show Must Go On ) que realmente Mercury nunca se fue (Paul Rodgers lo reemplazó como pudo años atrás, pero no era el mismo Queen).
La madrugada del 24 de noviembre de 1991, después de haber sufrido tremendos dolores, casi sin poder ver ni moverse solo, Freddie murió en su casa, en su habitación pintada de amarillo y rodeado de sus afectos más cercanos.


“Rapsodia bohemia”: su gran obra

Rapsodia Bohemia (1975) no sólo es la obra maestra de Freddie Mercury (y de Queen), sino que representó un acontecimiento en la historia del pop cuando volvió sus casi 6 minutos de collage un hit radial. E incluso televisivo, antes de que MTV existiera. Y mientras existió, fue en realidad gracias a una escena casi capusottiana en la película Wayne’s World (1992) que el simple volvió a los charts. Y hoy, post-MTV, la versión caricaturesca de Los Muppets es uno de los clips más bajados de Internet. En fin, algo de su intensidad camp, que exaltaba la cursilería de los tres géneros que contenía (balada de piano, Hard Rock con solo, tics de ópera con nombres italianos), se fue reproduciendo grotescamente, tanto en el mundo de Wayne como en el de los muñecos.
Esa “parodia apasionada” es marca de fábrica de Mercury. Catálogo definitivo de sus posibilidades compositivas y vocales, la Rapsodia Bohemia podría desprender de sí, como a gajos propios, a Love of My Life y We are the Champions . Pero, sobre todo, la pieza es una muestra de la genialidad de su productor, Roy Thomas Baker, encargado de armar el rompecabezas: grabar las casi 200 tomas de voces y superponerlas, ensamblar las partes y, además, agregar efectos (filtros, paneos, cámaras). Aún podríamos discutir si Queen inventó la fórmula de Bohemian Rhapsody , cuando un año atrás, el dúo Sparks editó dos álbumes de canciones de “pópera” y, ese mismo 1975, los 10CC grabarían The original Soundtrack , que contenía la “mini-operetta” Une Nuit a Paris . Sin embargo, el dúctil dramatismo con que la Rapsodia hilvana sus secciones es de una eficacia insuperable.
La transgresión, la culpa y la condena son ejes narrativos de la letra. Como el protagonista es un asesino que le pide piedad a su madre, no falta quien esgrima una interpretación edípica y hable del interior de un homosexual conflictuado. Quizá sea un antecedente el que aporte más claves: Liar , del debut Queen de 1973. Aquí también el personaje le ruega a su madre y pide ser absuelto ante el Padre por un pecado que cometió. Una escena de confesionario católico que los Pet Shop Boys recuperarían en It´s a Sin (87). Además, en Liar debuta un efecto que Queen toma prestado de una canción ajena llamada… Liar (1970) de Argent, que Three Dog Night hizo famosa: el relámpago coral. Se lo puede seguir en el “ah” de The March of the Black Queen (74), el “back” de Flick of the Wrist (74), el “bicycle” (78) de Bicycle Race (otro gran hit extravagante) y el “Flash” de Flash (Gordon) (80). Esa estocada de altas voces apelmazadas resume una aspiración de Queen: sublimar la fuerza del rock hasta dar con una potencia tan destilada que nunca podrá ser del todo pop (como Beach Boys), ni tampoco sucia y desprolija, ni siquiera en la pulsional Get Down, Make Love (77).

Freddie Mercury: soy leyenda
“Rapsodia bohemia”: su gran obra


Veinte años sin Freddie Mercury

         [b]El 24 de noviembre de 1991 moría uno de los más grandes cantantes de la historia del rock; recordamos su biografía y su incomparable legado[/b]

La información cruda dirá que Freddie Mercury nació el 5 de septiembre de 1946 y murió 45 años después, el 24 de noviembre de 1991 en su casa del barrio londinense de Kensington. Pero detrás de la historia del vocalista de Queen se esconde una historia mucho más rica, que tuvo su correlato en la magnitud de su obra, que mantiene su vigencia aun hoy, a veinte años de su deceso.
Mercury nació en Zanzíbar, al oeste de África en 1945 bajo el nombre de Farrookh Bulsara. Creció en la India hasta entrada su adolescencia, en donde empezó a tomar clases de piano a los 7 años. Un año después, fue enviado a un colegio pupilo en las afueras de Bombay y ya a los 12 formó su primera banda, The Hectics, con la que estableció contacto con el rock gracias a la obra de Little Richard. Una revuelta política en la región obligó a la familia Bulsara a mudarse a Inglaterra en 1964, lo que provocó un quiebre en el ya apodado Freddie. Manifestó sus inquietudes gracias al estudio de Bellas Artes y se graduó en Diseño Gráfico y Artístico, dos disciplinas clave en su carrera.
Tras pasar por Ibex y Sour Milk Sea, dos bandas sin pena ni gloria, la carrera artística de Mercury pegó el timonazo decisivo en 1970, al conocer a Brian May y Roger Taylor. Al formar el grupo, eligió no sólo el nombre de la banda (a pesar de algunas objeciones de sus compañeros), así como también el apellido artístico que lo acompañaría por el resto de su vida. Desde un primer momento, Queen impresionó no solo por su apuesta rockera y glamorosa, sino también por el registro vocal de Freddie, capaz de abarcar cuatro octavas completas, desde un bajo hasta un tenor alto.
A pesar de ser tímido en su vida privada, en su faceta artística Mercury apostaba por la constante provocación. No solo por la mezcla de estilos que complican encontrar una constante en la carrera de Queen (en sus quince discos de estudio hay rockabilly, hard rock, música disco, pop y rock progresivo), sino también en su extroversión escénica, caracterizada por una empatía magnética. Según declaró May en una oportunidad: “Podía hacer que hasta la última persona al fondo del estadio sintiera alguna conexión”. La ambición del grupo no fue sólo artística: fueron de los primeros en hacer puestas en escena grandilocuentes (toda una novedad en su época) y fueron también pioneros en las giras mundiales a gran escala. Fue así como a comienzos de 1981, Queen llegó por primera y única vez a la Argentina para dar tres shows en Buenos Aires y otros dos en Mar del Plata y Rosario. La euforia de los fans porteños aterrorizó a la comitiva de la banda, al punto que decidieron salir del estadio escondidos en una camioneta de la Policía. En la web Queen Concerts, Jorge Fregonese, coordinador de seguridad de la banda, declaró que, lejos de asustarse, Mercury contó risueño en esa situación: “¡Amo esto, parecemos putas llevadas a la cárcel después de ser levantadas por la policía!”

Queen - “Save Me” (En vivo en Buenos Aires, 1981)

//youtu.be/AWO9CAr5KXc

Ya entrados los 80, Mercury decidió que en escena debía ser un entertainer, alguien que se concentrase más en cantar, hablar con el público y pasearse por el escenario que a tocar un instrumento. Amparándose en lo riguroso que era consigo mismo, consiguió a dos tecladistas para que lo reemplazasen tanto en estudio como en vivo. Sus shows empezaron a ser cada vez más ambiciosos, como lo demuestran su aparición en Live Aid en 1985 y lo que fue la última performance de la banda en Knebworth Park un año después, ante 300 mil espectadores.
Mientras la actividad en vivo de la banda pasaba a un hiato indefinido, Mercury aprovechó para explorar un costado más bailable en su carrera solista con el álbum Mr. Bad Guy que, si bien no fue bien recibido por la crítica, tuvo un éxito moderado gracias a los simples “Living On My Own” y “I Was Born To Love You”. En 1988, volvió a desorientar a la prensa y a su público con su ambicioso segundo álbum, Barcelona, grabado en conjunto con la cantante de ópera Montserrat Caballé. Rodeado de orquestaciones apabullantes, en el disco Mercury canta en español en “Ensueño” e inclusive en japonés en “La Japonaise”. Si bien las reseñas del álbum fueron poco favorables en su momento, cuatro años después la canción que da nombre al álbum se volvió el himno oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

Queen - “Tie Your Mother Down” (del DVD Live at The Bowl)

//youtu.be/8V7KhDFW_Dg

                                                                       Mercury fue, ante todo, un constante provocador y su sexualidad pasó a ser casi un asunto de estado ante su estrafalaria personalidad escénica. A principios de los 70, Freddie conoció por vía de Brian May a Mary Austin, con quien se casó pocos años después pero su affaire con un ejecutivo discográfico norteamericano puso fin al matrimonio. Lejos del rencor, Austin permaneció muy cerca de Mercury. Se volvió su mejor amiga y confidente, y fue quien lo acompañó y lo cuidó en sus últimos días. A mediados de los 80, Mercury entabló relación con el estilista Jim Hutton, que se volvió su pareja estable y pasó junto a él los últimos seis años de su vida.
         Según asegura Hutton, Freddie fue diagnosticado como portador de HIV en abril de 1987. A pesar de que él hizo todo lo posible por negarlo, la prensa británica indagó respecto a su frágil estado de salud e hizo correr todo tipo de rumores al respecto, basados en su cada vez más demacrado aspecto físico. Su última aparición frente a las cámaras fue para el clip de 1991 de "These Are The Days of Our Lives", donde se lo ve consumido y frágil. A esta altura, su cuadro ya era irreversible. Confinado en su hogar, Mercury sobrellevó a su manera su lenta agonía. Comenzó a perder la vista y a padecer tanto los dolores que no podía levantarse de la cama, por lo que se negó a recibir más tratamientos para acelerar su deceso. Tras una larga discusión con su manager, decidió hacer pública su enfermedad en una carta abierta publicada el 23 de noviembre, en la que pedía respeto por su persona. Tan solo un día después de eso, Farrookh Bulsara moría víctima de una bronconeumonía.

Queen - Live Aid 1985 (show completo)

//youtu.be/eQsM6u0a038

La muerte de Freddie Mercury fue un golpe para la música, que no pudo evitar ser víctima de una extraña paradoja. En los últimos años de carrera del grupo, las ventas de sus discos fueron cada vez más en drástico descenso, sobre todo en los Estados Unidos. Sin embargo, en 1992, la demanda de toda su discografía aumentó considerablemente. Ese mismo año, los otros tres miembros de la banda decidieron conmemorar a su amigo y colega en el recital benéfico The Freddie Mercury Tribute Concert, que contó con la presencia de Guns 'N Roses, Elton John, David Bowie, George Michael y Metallica. El evento recaudó más de 20 millones de libras destinadas a instituciones dedicadas al estudio del HIV e ingresó al libro Guinness como “el concierto benéfico de rock más grande”.
Si bien Taylor, May y Deacon publicaron un disco con material que Mercury había dejado inconcluso en 1995 (Made in Heaven) e inclusive intentaron revivir el mito de la mano del ex vocalista de Bad Company en el proyecto Queen + Paul Rodgers, la historia del grupo tuvo su cierre el 24 de noviembre de 1991. Quedan sus canciones, su talento y un legado tan vasto que se reproduce en una también vasta comunidad de músicos que se miran en su obra, entre los que se encuentran Foo Fighters, Keane, Lady Gaga, Mika, Muse, The Darkness, Manic Street Preachers y The Flaming Lips, todos ellos fanáticos confesos. La diversidad de este enunciado de artistas grafica bastante el transversalismo de la obra de Mercury, y ese tal vez sea su mayor legado.

Queen, Elton John y Axl Rose - “Bohemian Rhapsody” (de The Freddie Mercury Tribute Concert)

//youtu.be/i26406_EldM

http://www.rollingstone.com.ar/1425733-veinte-anos-sin-freddie-mercury