Supercopa 1997

estubo ecpetacular el recibimientoo