Queremos demasiado a River

Porque lo llevamos en el ADN.
Porque sabemos lo que supimos siempre: ESTO ES RIVER, NO CUALQUIER EQUIPO.
Porque los grandes talentos de la historia del fóbal argentino, aquéllos que justificaban pagar una entrada, se hicieron grandes luciendo el Manto.
Porque la Gran historia del Millo, esa que lamentablemente los más jóvenes pueden llegar a desconocer, se nutre de EQUIPOS REALMENTE LETALES, sin recurrir a supuestos tridentes ofensivos que a gatas ganan 1-0 y con el upite en la mano.
Porque ir al Gallinero, era una fiesta de fútbol y goles, que hasta los hinchas rivales reverenciaban. Ésos que hoy mismo se burlan de nos, con sobrados motivos.
Porque hasta los jugadores suplentes eran convocados a la Selección Nacional (ó la de otros países latinoamericanos).

Y finalmente, porque FUIMOS LA HINCHADA MÁS EXIGENTE. Mientras otros nos gastaban por amargados, callados ó poco originales, nosotros respondíamos en el verde césped. Con goles. Con Clásicos y Superclásicos. Con Campeonatos. Con Copas. Con Vueltas Olímpicas.
Pero nada de eso impedía lo que siempre empujó desde afuera: NUNCA FUIMOS CONDESCENDIENTES CON NADIE. Hemos silbado a equipos campeones por jugar mal, hemos cuestionado a DTs ampliamente ganadores porque no hacían brillar al equipo, hemos amenazado con quemar el club si se vendía a uno de nuestros ídolos, hemos hecho sentir como en su casa a todos los jugadores de buen pié que nos pagaron la entrada con su jerarquía.

Y digo, FUIMOS EXIGENTES porque YA NO LO SOMOS. Hemos mutado. Nos hemos racinguizado. Hemos comprado la falsa imagen de que el triunfo sobreviene con una hinchada con aguante, hincha de sí misma. Que no importa si estamos en la A, la B ó la Z, mientras seamos los que más gente llevamos. Nos convertimos en exponentes de la competencia mediática por saber quién la tiene más grande (ó vende más entradas, es lo mismo). Pasamos de votar gente ladrona, a votar gente identificada con la contra: De Guatemala a Guatepeor.

Así que muchachos, suena muy lindo eso de” ponerle un poco más de onda y tirar entre todos para un mismo lado”, pero sépanlo:
Ser solidarios, tirar para un mismo lado y sobre todo ALENTAR CIEGAMENTE, NO SIRVIÓ PARA NADA cuando salimos ÚLTIMOS.
NO SIRVIÓ PARA NADA durante las pobres campañas de 2009 / 2010 / 2011, ni de local ni de visitantes.
NO SIRVIÓ PARA NADA el año pasado contra Godoy Cruz.
Ni contra All Boys.
Ni contra San Lorenzo.
Ni contra Lanús.
Ni contra Belgrano.

Cuando queda categóricamente demostrado que algo NO SIRVE PARA NADA, precisamente porque va a contramano de toda nuestra historia, SE ASUME OTRA ACTITUD. MÁS ACORDE A LO QUE TIENE QUE VER CON LA ESCENCIA DE RIVER.

Y si no comparten esa manera de ver las cosas, no problem. Busquen en otros Foros más amigables con nuestro presente, sigan votando a los que están, sigan idolatrando a los que unos pocos abucheamos; total, si somos una simple minoría insignificante, en qué los podemos afectar, verdad?

Igual, la convocatoria sigue en pie: VOLVAMOS A SER RIVER TAMBIÉN DESDE AFUERA. COMO HINCHAS DESDE LA TRIBUNA (Y COMO SOCIOS AL VOTAR), VOLVAMOS A HACERNOS VALER. VAMOS POR MENOS AGUANTE Y MAS EXIGENCIA.

Un abrazo
Angel

Porque lo llevamos en el ADN.
Porque sabemos lo que supimos siempre: ESTO ES RIVER, NO CUALQUIER EQUIPO.
Porque los grandes talentos de la historia del fóbal argentino, aquéllos que justificaban pagar una entrada, se hicieron grandes luciendo el Manto.
Porque la Gran historia del Millo, esa que lamentablemente los más jóvenes pueden llegar a desconocer, se nutre de EQUIPOS REALMENTE LETALES, sin recurrir a supuestos tridentes ofensivos que a gatas ganan 1-0 y con el upite en la mano.
Porque ir al Gallinero, era una fiesta de fútbol y goles, que hasta los hinchas rivales reverenciaban. Ésos que hoy mismo se burlan de nos, con sobrados motivos.
Porque hasta los jugadores suplentes eran convocados a la Selección Nacional (ó la de otros países latinoamericanos).

Y finalmente, porque FUIMOS LA HINCHADA MÁS EXIGENTE. Mientras otros nos gastaban por amargados, callados ó poco originales, nosotros respondíamos en el verde césped. Con goles. Con Clásicos y Superclásicos. Con Campeonatos. Con Copas. Con Vueltas Olímpicas.
Pero nada de eso impedía lo que siempre empujó desde afuera: NUNCA FUIMOS CONDESCENDIENTES CON NADIE. Hemos silbado a equipos campeones por jugar mal, hemos cuestionado a DTs ampliamente ganadores porque no hacían brillar al equipo, hemos amenazado con quemar el club si se vendía a uno de nuestros ídolos, hemos hecho sentir como en su casa a todos los jugadores de buen pié que nos pagaron la entrada con su jerarquía.

Y digo, FUIMOS EXIGENTES porque YA NO LO SOMOS. Hemos mutado. Nos hemos racinguizado. Hemos comprado la falsa imagen de que el triunfo sobreviene con una hinchada con aguante, hincha de sí misma. Que no importa si estamos en la A, la B ó la Z, mientras seamos los que más gente llevamos. Nos convertimos en exponentes de la competencia mediática por saber quién la tiene más grande (ó vende más entradas, es lo mismo). Pasamos de votar gente ladrona, a votar gente identificada con la contra: De Guatemala a Guatepeor.

Así que muchachos, suena muy lindo eso de” ponerle un poco más de onda y tirar entre todos para un mismo lado”, pero sépanlo:
Ser solidarios, tirar para un mismo lado y sobre todo ALENTAR CIEGAMENTE, NO SIRVIÓ PARA NADA cuando salimos ÚLTIMOS.
NO SIRVIÓ PARA NADA durante las pobres campañas de 2009 / 2010 / 2011, ni de local ni de visitantes.
NO SIRVIÓ PARA NADA el año pasado contra Godoy Cruz.
Ni contra All Boys.
Ni contra San Lorenzo.
Ni contra Lanús.
Ni contra Belgrano.

Cuando queda categóricamente demostrado que algo NO SIRVE PARA NADA, precisamente porque va a contramano de toda nuestra historia, SE ASUME OTRA ACTITUD. MÁS ACORDE A LO QUE TIENE QUE VER CON LA ESCENCIA DE RIVER.

Y si no comparten esa manera de ver las cosas, no problem. Busquen en otros Foros más amigables con nuestro presente, sigan votando a los que están, sigan idolatrando a los que unos pocos abucheamos; total, si somos una simple minoría insignificante, en qué los podemos afectar, verdad?

Igual, la convocatoria sigue en pie: VOLVAMOS A SER RIVER TAMBIÉN DESDE AFUERA. COMO HINCHAS DESDE LA TRIBUNA (Y COMO SOCIOS AL VOTAR), VOLVAMOS A HACERNOS VALER. VAMOS POR MENOS AGUANTE Y MAS EXIGENCIA.

Un abrazo
Angel

Saludos,