¿Qué nos pasa en la previa?

¿Qué nos pasa en la previa?

Empezamos mal la previa del superclásico. La crisis futbolística lleva al técnico a optar por una una cautelosa línea de 5 al fondo con Ferrari y Villagra como laterales y entre ellos los tres centrales: Cabral, Almeyda y Nico Sánchez.

Pero todo arranca mal desde el antiestatutario canje de entradas impuesto a los socios. Como a partir de las 6 am del martes se abrieron las boleterías para que el socio obtuviera su entrada al superclásico, que de verdad es el último partido trascencente en lo que queda del año, allí estábamos los verdaderos socios, como en la imagen de abajo.


Ya al mediodía el canje se agotó según las autoridades y privaron a muchísimos socios de asistir al último (¿único?) encuentro que a esta altura interesa a los riverplatenses.

El argumento esgrimido fue que se agotaron las 39.000 entradas del canje en tan pocas horas debido a la alta concurrencia de socios, lo que resulta racionalmente imposible.

A ello se agregó la pueril explicación del tesorero Besteiro, afirmando que era lógico que ello ocurriera ya que River cuenta con 79.000 socios, a pesar que el mismo Besteiro hace menos de 2 meses reconoció en Asamblea ante la Representante de La Tradicional que ignoraba cuantos socios estaban al día.

Nos encontramos ante una explicación que muestra dos tristes facetas:

  1. La preparación de un inmenso FRAUDE electoral, porque de los balances y presupuestos surge que los socios al día somos muchísimos menos; de hecho en el padrón 2005 éramos 25.000.

  2. La existencia de una obscena reventa a la que nos tiene acostumbrados la peor Comisión Directiva de la historia riverplatense.


Esta imagen es una de las muchísimas propagandas de reventa de entradas que aparecieron en internet (por ejemplo, Mercado Libre) y lo que es peor, en otros medios de circulación masiva de imposible acceso para "negocitos individuales" a pesar de lo que argumentaron los responsables del área.

Ésta es una práctica habitual de esta conducción y así seguirá siendo si los socios no sabemos ponernos de pie o no decidimos no hacerlo por intereses personales. Lo venimos diciendo desde nuestras páginas y también lo denuncian otros medios informáticos alternativos independientes como A River lo quiero (Hasta el minuto final), así como también el blog River Mi Buen Amigo (Una vergüenza).

Mas allá de las acciones judiciales que La Tradicional se encuentra analizando y preparando para defender los derechos de los socios, cabe una pregunta clave: ¿Qué nos pasa a los riverplatenses?

¿Qué nos pasa en la previa?

Empezamos mal la previa del superclásico. La crisis futbolística lleva al técnico a optar por una una cautelosa línea de 5 al fondo con Ferrari y Villagra como laterales y entre ellos los tres centrales: Cabral, Almeyda y Nico Sánchez.

Pero todo arranca mal desde el antiestatutario canje de entradas impuesto a los socios. Como a partir de las 6 am del martes se abrieron las boleterías para que el socio obtuviera su entrada al superclásico, que de verdad es el último partido trascencente en lo que queda del año, allí estábamos los verdaderos socios, como en la imagen de abajo.


Ya al mediodía el canje se agotó según las autoridades y privaron a muchísimos socios de asistir al último (¿único?) encuentro que a esta altura interesa a los riverplatenses.

El argumento esgrimido fue que se agotaron las 39.000 entradas del canje en tan pocas horas debido a la alta concurrencia de socios, lo que resulta racionalmente imposible.

A ello se agregó la pueril explicación del tesorero Besteiro, afirmando que era lógico que ello ocurriera ya que River cuenta con 79.000 socios, a pesar que el mismo Besteiro hace menos de 2 meses reconoció en Asamblea ante la Representante de La Tradicional que ignoraba cuantos socios estaban al día.

Nos encontramos ante una explicación que muestra dos tristes facetas:

  1. La preparación de un inmenso FRAUDE electoral, porque de los balances y presupuestos surge que los socios al día somos muchísimos menos; de hecho en el padrón 2005 éramos 25.000.

  2. La existencia de una obscena reventa a la que nos tiene acostumbrados la peor Comisión Directiva de la historia riverplatense.


Esta imagen es una de las muchísimas propagandas de reventa de entradas que aparecieron en internet (por ejemplo, Mercado Libre) y lo que es peor, en otros medios de circulación masiva de imposible acceso para "negocitos individuales" a pesar de lo que argumentaron los responsables del área.

Ésta es una práctica habitual de esta conducción y así seguirá siendo si los socios no sabemos ponernos de pie o no decidimos no hacerlo por intereses personales. Lo venimos diciendo desde nuestras páginas y también lo denuncian otros medios informáticos alternativos independientes como A River lo quiero (Hasta el minuto final), así como también el blog River Mi Buen Amigo (Una vergüenza).

Mas allá de las acciones judiciales que La Tradicional se encuentra analizando y preparando para defender los derechos de los socios, cabe una pregunta clave: ¿Qué nos pasa a los riverplatenses?

cuando entre pense que era algo relacionado con la previa del partido ese dia… como ya argumente en otro tema es una verdadera verguenza lo que se hizo con las entradas y los socios, y vuelvo a revivir la alegria inmenza que seria para mi que se dispute despues de este partido el resto del torneo a cancha vacia…

saludos