Pinhas Zahavi & River

para quienes no leyeron los post ya creados acerca de este tipo les dejo lo que salió hoy en Urgente24

http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=79078&tx_ttnews[backPid]=17&cHash=781bd6afa5

El israelí Pinhas Zahavi y su relación con River: ¿El nuevo ‘dueño’ de la pelota?

Zahavi es un hombre vinculado a Roman Abramovich. Se relacionó con el fútbol gracias a su trabajo como periodista en el diario Yedioth Ahronoth. Escondido detrás de una máquina de escribir, Zahavi se ganó una fama que, con el tiempo, sería su marca registrada: la discreción. ¿Qué dicen en River de este hombre? ¿Alguien lo conoce?

Zahavi nació en Ness Ziona, Israel. Se relacionó con el fútbol gracias a su trabajo como periodista en el diario Yedioth Ahronoth. Escondido detrás de una máquina de escribir, Zahavi se ganó una fama que, con el tiempo, sería su marca registrada: la discreción.

Luego de un viaje por Europa, abordó en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, a un dirigente del Liverpool. Y lo convenció de adquirir a un desconocido delantero israelí de apellido Cohen. Zahavi había dado el puntapié inicial de una meteórica carrera como agente y gerenciador de fondos de inversión.

El punto de inflexión en el currículum del nuevo superagente ocurrió en 1998. Ese año aterrizó en Moscú, con el objetivo de interiorizarse acerca del progreso del fútbol ruso. En la ciudad del Kremlin y el vodka conoció a quien sería su principal aliado y, en el futuro, le proveería de millones con los que alimentar sus empresas: el oligarca ruso Roman Abramovich.

Primer paso. Abramovich y Zahavi compartían el origen judío y la pasión por el fútbol. El destino quiso que el multimillonario ruso cayera en desgracia y tuviera que buscar asilo en Inglaterra. Cuatro años después del primer encuentro entre ambos, en 2002, la sociedad Zahavi-Abramovich formalizó por 233 millones de dólares su primer gran negocio con la compra del Chelsea, tradicional club londinense hundido en deudas. Abramovich se transformaba en dueño y presidente. Zahavi, en agente plenipotenciario y responsable máximo de conseguir buenos jugadores, sin importar su precio.

“Sus mecanismos como agente no son tradicionales. Sabe lo que quiere, y lo quiere ya”, cuenta un agente español que lidió con Zahavi en la compra de un jugador. En Inglaterra, donde tiene una oficina y suele hacer sus negocios, lo conocen con el nombre de “Señor arreglatodo” (Mr. Fixit). A base de una chequera infinita o métodos persuasivos, Zahavi consigue el talento futbolístico que busca. Siempre. Que su licencia como agente sea israelí y Zahavi haga negocios en todo el mundo es apenas un detalle anecdótico.

Con la caja millonaria del Chelsea bajo el brazo, Zahavi se lanzó a la conquista del globo. Y empezó a tirar redes. Bien podría haber puesto un anuncio en algún periódico de gran tirada:

“Se busca club endeudado y en bancarrota para compra urgente. Se ofrecen jugadores de primer nivel y técnicos capaces de ganar títulos. Estricta reserva”. Ése fue el mecanismo que usó en Suiza, con un ignoto equipo de segunda división llamado Locarno. Con el tiempo, el Locarno se transformaría en satélite de los principales clubes financiados por los rusos.

A la hora de hacer negocios, Pinhas Zahavi es un camaleón. Si alguien se lo encuentra en el lobby de un hotel, donde suele reunirse con técnicos, agentes y hasta presidentes de clubes, el interlocutor puede recibir una tarjeta en la que el bueno de Zahavi se anuncie como empleado de alguna de las siguientes empresas: GSI (Global Soccer Investments), GSA (Global Soccer Agency), Gol International Ltd., HAZ Football Worldwide Limited y la famosa MSI (Media Sports Investment Ltd.).

Todas ellas tienen algo en común: sus sedes centrales están radicadas en paraísos fiscales como Gibraltar y las Islas Vírgenes. Allí, nadie se hace problema por el origen de los fondos. Y Zahavi no tiene que dar explicaciones a la hora de contar a quiénes representa.

Zahavi y su relación con River, Israel, y Aguilar:

En agosto pasado, agobiado por un déficit que ponía en jaque el cierre del balance de la temporada 2005-2006, River firmó un ‘acuerdo económico’ por la cesión de los porcentajes de 5 de sus jóvenes promesas al club Locarno, de la Segunda División de Suiza, por us$13 millones.

Ese acuerdo incluyó el 50% de Gonzalo Higuaín a cambio de 6 millones. En realidad, si el Real Madrid quiere profundizar la compra del delantero, tendrá que iniciar contactos simultáneos con la empresa ‘GOL International Limited’ (con sede en Islas Vírgenes), cuyo asesor es el empresario israelí Pinhas Zahavi, amigo personal de Roman Abramovich, y operador de empresas rusas, como el ‘MSI’ que gestiona el Corinthians de Brasil, que hizo el puente con el Locarno de Suiza…

Se duda de la procedencia de ese dinero:

La procedencia de los fondos que la empresa le prestó a River a cambio del 50% de Gonzalo Higuaín es dudosa. La AFIP habría comenzado una investigación de la compra de los pases de Higuaín, y los otros 4 jugadores.

Según se investigó, en el contrato firmado en Londres el 29 de agosto pasado (aprobado por la junta directiva de River el jueves 18 de septiembre), el club argentino vendió al Locarno el 50% de los derechos económicos de Gonzalo Higuaín. El convenio fue firmado por el presidente de River Plate, José María Aguilar, el secretario general, Mario Israel y los directivos del Locarno Stefano Gilardi y Bruno Bariswil.

De esta forma, River debió devolver al grupo inversor los 6 millones cobrados, y además, dividir en partes iguales el excedente de esa cifra millonaria. ¿Cual habrá sido el negocio para River?

…una joyita que, de seguir con Aguilar como prescindente, lo vamos a empezar a ver más seguido.

Saludos

para quienes no leyeron los post ya creados acerca de este tipo les dejo lo que salió hoy en Urgente24

http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=79078&tx_ttnews[backPid]=17&cHash=781bd6afa5

El israelí Pinhas Zahavi y su relación con River: ¿El nuevo ‘dueño’ de la pelota?

Zahavi es un hombre vinculado a Roman Abramovich. Se relacionó con el fútbol gracias a su trabajo como periodista en el diario Yedioth Ahronoth. Escondido detrás de una máquina de escribir, Zahavi se ganó una fama que, con el tiempo, sería su marca registrada: la discreción. ¿Qué dicen en River de este hombre? ¿Alguien lo conoce?

Zahavi nació en Ness Ziona, Israel. Se relacionó con el fútbol gracias a su trabajo como periodista en el diario Yedioth Ahronoth. Escondido detrás de una máquina de escribir, Zahavi se ganó una fama que, con el tiempo, sería su marca registrada: la discreción.

Luego de un viaje por Europa, abordó en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, a un dirigente del Liverpool. Y lo convenció de adquirir a un desconocido delantero israelí de apellido Cohen. Zahavi había dado el puntapié inicial de una meteórica carrera como agente y gerenciador de fondos de inversión.

El punto de inflexión en el currículum del nuevo superagente ocurrió en 1998. Ese año aterrizó en Moscú, con el objetivo de interiorizarse acerca del progreso del fútbol ruso. En la ciudad del Kremlin y el vodka conoció a quien sería su principal aliado y, en el futuro, le proveería de millones con los que alimentar sus empresas: el oligarca ruso Roman Abramovich.

Primer paso. Abramovich y Zahavi compartían el origen judío y la pasión por el fútbol. El destino quiso que el multimillonario ruso cayera en desgracia y tuviera que buscar asilo en Inglaterra. Cuatro años después del primer encuentro entre ambos, en 2002, la sociedad Zahavi-Abramovich formalizó por 233 millones de dólares su primer gran negocio con la compra del Chelsea, tradicional club londinense hundido en deudas. Abramovich se transformaba en dueño y presidente. Zahavi, en agente plenipotenciario y responsable máximo de conseguir buenos jugadores, sin importar su precio.

“Sus mecanismos como agente no son tradicionales. Sabe lo que quiere, y lo quiere ya”, cuenta un agente español que lidió con Zahavi en la compra de un jugador. En Inglaterra, donde tiene una oficina y suele hacer sus negocios, lo conocen con el nombre de “Señor arreglatodo” (Mr. Fixit). A base de una chequera infinita o métodos persuasivos, Zahavi consigue el talento futbolístico que busca. Siempre. Que su licencia como agente sea israelí y Zahavi haga negocios en todo el mundo es apenas un detalle anecdótico.

Con la caja millonaria del Chelsea bajo el brazo, Zahavi se lanzó a la conquista del globo. Y empezó a tirar redes. Bien podría haber puesto un anuncio en algún periódico de gran tirada:

“Se busca club endeudado y en bancarrota para compra urgente. Se ofrecen jugadores de primer nivel y técnicos capaces de ganar títulos. Estricta reserva”. Ése fue el mecanismo que usó en Suiza, con un ignoto equipo de segunda división llamado Locarno. Con el tiempo, el Locarno se transformaría en satélite de los principales clubes financiados por los rusos.

A la hora de hacer negocios, Pinhas Zahavi es un camaleón. Si alguien se lo encuentra en el lobby de un hotel, donde suele reunirse con técnicos, agentes y hasta presidentes de clubes, el interlocutor puede recibir una tarjeta en la que el bueno de Zahavi se anuncie como empleado de alguna de las siguientes empresas: GSI (Global Soccer Investments), GSA (Global Soccer Agency), Gol International Ltd., HAZ Football Worldwide Limited y la famosa MSI (Media Sports Investment Ltd.).

Todas ellas tienen algo en común: sus sedes centrales están radicadas en paraísos fiscales como Gibraltar y las Islas Vírgenes. Allí, nadie se hace problema por el origen de los fondos. Y Zahavi no tiene que dar explicaciones a la hora de contar a quiénes representa.

Zahavi y su relación con River, Israel, y Aguilar:

En agosto pasado, agobiado por un déficit que ponía en jaque el cierre del balance de la temporada 2005-2006, River firmó un ‘acuerdo económico’ por la cesión de los porcentajes de 5 de sus jóvenes promesas al club Locarno, de la Segunda División de Suiza, por us$13 millones.

Ese acuerdo incluyó el 50% de Gonzalo Higuaín a cambio de 6 millones. En realidad, si el Real Madrid quiere profundizar la compra del delantero, tendrá que iniciar contactos simultáneos con la empresa ‘GOL International Limited’ (con sede en Islas Vírgenes), cuyo asesor es el empresario israelí Pinhas Zahavi, amigo personal de Roman Abramovich, y operador de empresas rusas, como el ‘MSI’ que gestiona el Corinthians de Brasil, que hizo el puente con el Locarno de Suiza…

Se duda de la procedencia de ese dinero:

La procedencia de los fondos que la empresa le prestó a River a cambio del 50% de Gonzalo Higuaín es dudosa. La AFIP habría comenzado una investigación de la compra de los pases de Higuaín, y los otros 4 jugadores.

Según se investigó, en el contrato firmado en Londres el 29 de agosto pasado (aprobado por la junta directiva de River el jueves 18 de septiembre), el club argentino vendió al Locarno el 50% de los derechos económicos de Gonzalo Higuaín. El convenio fue firmado por el presidente de River Plate, José María Aguilar, el secretario general, Mario Israel y los directivos del Locarno Stefano Gilardi y Bruno Bariswil.

De esta forma, River debió devolver al grupo inversor los 6 millones cobrados, y además, dividir en partes iguales el excedente de esa cifra millonaria. ¿Cual habrá sido el negocio para River?

…una joyita que, de seguir con Aguilar como prescindente, lo vamos a empezar a ver más seguido.

Saludos

ZAHAVI, ARRIBAS E HIDALGO

Los negocios en River de los amigos de Macri

Los tres empresarios cerraron hace una semana la compra de los porcentajes de cinco jugadores del club, y ahora negocian con José María Aguilar la explotación de la marca River.

Pero algunos, como Roberto Digón (ex vice de Boca), dicen que Hidalgo y Arribas son testaferros del presidente de Boca, al que otros acusan de estar detrás de la operación.

por FEDERICO BASSAHUN / ANDRES ELICECHE10.09.2006

En el libro de investigación Broken dreams (Sueños rotos), el periodista Tom Bower describe la corrupción en el mercado de pases del fútbol inglés. En dos capítulos de ese libro se nombra, como parte de ese entramado corrupto, a un empresario que hasta hace una semana habría pasado
inadvertido para cualquier lector en la Argentina: Pinhas Zahavi. El tema es que el tal Zahavi, según le confirmó a PERFIL el presidente de River, José María Aguilar, es el comprador de los porcentajes de cinco jugadores del equipo. Pero nadie se preguntó quién es Zahavi, el hombre que, con sus millones de dólares, es hoy al económicamente asfixiado River lo que una balsa en el medio del mar a un náufrago.

Los contactos de Zahavi no gozan de muy buena reputación: es amigo del millonario ruso Roman Abramovich, al que le aconsejó que comprara el Chelsea; de otro oligarca ruso, Boris Berezovsky, exiliado en Londres y acusado de corrupción en Rusia; del socio de Berezovsky, el también millonario Badri Patarkatsishvili, dueño del Dinamo Tbilisi de Georgia y presidente del Comité Olímpico de ese país, y de Kia Joorabchian, acusado por dos fiscales en Brasil de lavar dinero en el Corinthians, club que el iraní manejaba a través del grupo inversor MSI.

La vinculación de Zahavi, alias Pini, con el fútbol argentino no se agota en la adquisición del combo de jugadores de River. También intervino en los misteriosos (por no decir sospechosos) pases de Carlos Tevez y Javier Mascherano al West Ham United. El nexo con River tampoco es novedoso: Zahavi participó, con el argentino Gustavo Mascardi, de la transferencia de Juan Pablo Angel al Aston Villa en 2000 y, según denuncia Bower en su libro, cobró más dinero del que le correspondía como intermediario.

Pero Zahavi no está solo en sus negocios con River. “Zahavi vino con Fernando Hidalgo y Gustavo Arribas”, explica Aguilar. El vínculo entre esos tres empresarios se corporizó en HAZ Football World Wide Limited, compañía dedicada a hacer operaciones con futbolistas, que intermedió en la controvertida transferencia de Carlos Tevez de Boca al Corinthians. La sigla HAZ está conformada por las iniciales de los apellidos de los tres empresarios: Hidalgo, Arribas, Zahavi. Esta empresa, radicada en Gibraltar (un paraíso fiscal), tiene una subsidiaria en la Argentina: HAZ Sport Agency SA, comandada por Hidalgo y Arribas.

Algunas voces van más allá, y afirman que Hidalgo y Arribas responden directamente a Mauricio Macri.

Socios argentinos. “Hidalgo y Arribas son testaferros de Macri”, dispara Roberto Digón, ex vicepresidente de Boca, actualmente enfrentado al presidente de su club. “Cuando habla de Arribas, el propio Macri lo presenta como a ‘un amigo de la infancia’. Trabajaba como escribano en SOCMA (una empresa del Grupo Macri) en los 90 y ahora es millonario. Está claro que sigue trabajando para Mauricio”, agrega.
El antecedente del affaire Tevez y la relación personal que une al ingeniero con Arribas e Hidalgo son suficientes para que un dirigente de River lance su especulación, en consonancia con Digón: “Detrás de la venta de los derechos de los pibes está Macri”. Otros dos allegados a las dirigencias de los clubes, que pidieron reserva de sus nombres, respaldaron la teoría.
Ironías. Aguilar, que se tomará un mes de licencia en su cargo desde el 20 de septiembre, se ríe de la acusación: “Sí, atrás de esto están Macri, el Séptimo de Caballería y el sionismo internacional… Los que dicen eso están cansados de perder elecciones en River, odian que nos vaya bien. Es ridículo, no tengo ningún elemento para pensar que Macri tenga algo que ver con esta operación”.

Pero los negocios entre River, Zahavi y sus socios argentinos podrían estar apenas en su fase inicial; el agente FIFA también le planteó a Aguilar la semana pasada en Londres, cuando cerraron la venta de los juveniles, que estaba interesado en explotar la marca River. Para ello realizaría una inversión que rondaría los 25 millones de dólares, a cambio de compartir las ganancias en futuras ventas de futbolistas del club.
Por ahora, el plan no pasó de la conversación informal entre Zahavi y el presidente “devaluado”, tal como Aguilar se autodefinió el viernes en una entrevista radial, a raíz de las críticas que recibió en los últimos meses.
En eso anda hoy River. ¿En eso anda hoy Macri?
http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0141/dep_001.html

“Se busca club endeudado y en bancarrota para compra urgente. Se ofrecen jugadores de primer nivel y técnicos capaces de ganar títulos. Estricta reserva”.

Zahavi mucho al Kaiser no lo conoce :roll:

Fernando Hidalgo era amigo de Mascardi ,más adelante se pelearon, entre sus representados está uno de los jugadores más criticados o discutidos de River el Tecla Farías.
No me extraña que haya llegado por ese motivo a River porque en el Palermo no tenía lugar más que por un interés desmedido de Astrada.

Mascardi y Pa$$arella no hay mucho para agregar arrancan hace añs en sus negocios, además Mascardi lo hizo pelota a Ferro se llevó muchos jugadores y que probablemente baje a la B Metropolitana otra vez.

Se puede entender también porque llegaron algunos jugadores de Ferro a River no hace mucho 2 eran Tula y Klein .