[Opina] COLON 0 – RIVER 0

Acorralados
En el postergado de la 8ª fecha el equipo de Passarella no pudo sumar de a tres y perdió la oportunidad de acercarse a San Lorenzo. El partido fue luchado y poco entretenido, con pocas situaciones. Prisioneros de su falta de fútbol, y debilitados por las lesiones, los de Núñez quedaron cuartos, a siete puntos del líder y a tres de Boca.
Mucho estudio en los primeros minutos. Con la pelota por el aire, algún que otro roce y mucha, pero mucha, imprecisión. Se planteó el juego en la mitad de la cancha, donde no había uno que intentara quebrar la monotonía general. El pelado Grisales, dentro de todo, mostraba la frescura de su pie derecho, pero antes de que gambeteara a un rival o metiera un pase en profundidad, terminaba en el piso o con un rival encima.

¿River? Salió a tantear el terreno. Dubitativo, en esos primeros minutos, no se decidía a ir para adelante. Tampoco adoptaba una total postura defensiva. Como que se lo veía indeciso. Repetía, una y otra vez, pelotazos frontales para encontrar en el camino una cabeza. Y ese, se sabe, no es el mejor camino para desequilibrar.

El partido se fue haciendo trabado. No extrañó, entonces, que el árbitro tuviera que frenarlo (por sucesivas faltas) a cada rato. En uno de esos tiros libres, Grisales le entró muy abajo, desde una posición frontal y con el arquero Carrizo jugada totalmente al segundo palo.

Carrizo, lentamente, se fue convirtiendo en protagonista excluyente del primer tiempo. Primero sacó una pelota tremenda abajo y enseguida vino un corner que se le fue cerrando a poco hasta terminar arriba junto a un ángulo. Pero el arquero, muy atento, estiró su brazo y evitó el gol.

Colón tenía la pelota y la manejaba bien hasta tres cuartos de cancha. Ahí empezaban sus complicaciones. Un poco porque River no daba espacios atrás, otro poco porque Carrizo siempre estaba atento y, fundamentalmente, porque Enría y Ramírez no lograban soltarse.

No fue nada buena esa media hora inicial del equipo de Passarella. La única chance neta hasta ahí se generó de un corner que se fue abriendo de a poco. Belluschi la trajo al punto del penal, donde Mussachio se encontró con el gol en su cabeza, pero la tiró por arriba.

El último cuarto de hora del primer tiempo mostró a otro River. Mucho más incisivo, aprovechó descuidos defensivos del local y casi abre el marcador cuando Belluschi se soltó en ataque por el callejón del 10. De golpe metió un freno descomunal y la cruzó al segundo palo. El arquero dio un paso adelante y la tapó.

El segundo tiempo tuvo, una vez más, a Colón como actor estelar. Se plantó en campo rival y enseguida puso en apuros a River. Primero con un tiro libre combado de Falcón, que Carrizo la descolgó del ángulo. El rebote quedó boyando, pero Reinoso y Enría se molestaron entre sí. Conclusión: entre los dos la mandaron afuera. Hubo más. Los centrales de River dudaron, Enría se tiró en palomita y Carrizo controló abajo. A esa altura, nadie dudaba que River aguantaba el empate por obra y gracia de su arquero.

Pudo convertir, sin embargo, el equipo de Passarella, cuando una pelota sin destino cruzó el área y, en medio de tantas dudas, Fede Domínguez la punteó arriba. Esta vez el que se lució fue el arquero de Colón.

Vinieron bostezos al por mayor. Pocas ideas de ambos largos y nula ambición, hicieron un partido aburrido. River, lógicamente, fue para adelante en los minutos finales. No tenía otra. El empate, ese frío cero a cero, lo dejaba más lejos todavía de San Lorenzo. Pero lo peor es que su fútbol, el que tanto necesita para aspirar a cosas grandes, sigue sin aparecer.

FORMACIONES Y CAMBIOS:

COLON: Laureano Tombolini; Diego Chitzoff, Marcelo Goux, Diego Reynoso, Hugo Iriarte (ST; 36m, Sebastián Malandra); Diego Armando Barrado, Esteban González, Gastón Esmerado (ST; 38m, Pablo Jerez), Freddy Grisales; Claudio Enría (ST; 26m, Martín Bravo) y Rubén Ramírez. DT: Ramón Mántaras.

RIVER: Juan Pablo Carrizo; Mateo Musacchio, Cristian Nasuti, Federico Lussenhoff, Federico Domínguez (ST; 26m, Sebastián Sciorilli); Augusto Fernández, Oscar Ahumada, Fernando Belluschi (ST; 13m, Diego Galván), Víctor Zapata; Mauro Rosales (ST; 25m, Andrés Ríos) y Marco Ruben. DT: Daniel Passarella.

Tarjetas
Domínguez ®
Lussenhoff ®
Falcón ©
Enría ©
Zapata ®w

Acorralados
En el postergado de la 8ª fecha el equipo de Passarella no pudo sumar de a tres y perdió la oportunidad de acercarse a San Lorenzo. El partido fue luchado y poco entretenido, con pocas situaciones. Prisioneros de su falta de fútbol, y debilitados por las lesiones, los de Núñez quedaron cuartos, a siete puntos del líder y a tres de Boca.
Mucho estudio en los primeros minutos. Con la pelota por el aire, algún que otro roce y mucha, pero mucha, imprecisión. Se planteó el juego en la mitad de la cancha, donde no había uno que intentara quebrar la monotonía general. El pelado Grisales, dentro de todo, mostraba la frescura de su pie derecho, pero antes de que gambeteara a un rival o metiera un pase en profundidad, terminaba en el piso o con un rival encima.

¿River? Salió a tantear el terreno. Dubitativo, en esos primeros minutos, no se decidía a ir para adelante. Tampoco adoptaba una total postura defensiva. Como que se lo veía indeciso. Repetía, una y otra vez, pelotazos frontales para encontrar en el camino una cabeza. Y ese, se sabe, no es el mejor camino para desequilibrar.

El partido se fue haciendo trabado. No extrañó, entonces, que el árbitro tuviera que frenarlo (por sucesivas faltas) a cada rato. En uno de esos tiros libres, Grisales le entró muy abajo, desde una posición frontal y con el arquero Carrizo jugada totalmente al segundo palo.

Carrizo, lentamente, se fue convirtiendo en protagonista excluyente del primer tiempo. Primero sacó una pelota tremenda abajo y enseguida vino un corner que se le fue cerrando a poco hasta terminar arriba junto a un ángulo. Pero el arquero, muy atento, estiró su brazo y evitó el gol.

Colón tenía la pelota y la manejaba bien hasta tres cuartos de cancha. Ahí empezaban sus complicaciones. Un poco porque River no daba espacios atrás, otro poco porque Carrizo siempre estaba atento y, fundamentalmente, porque Enría y Ramírez no lograban soltarse.

No fue nada buena esa media hora inicial del equipo de Passarella. La única chance neta hasta ahí se generó de un corner que se fue abriendo de a poco. Belluschi la trajo al punto del penal, donde Mussachio se encontró con el gol en su cabeza, pero la tiró por arriba.

El último cuarto de hora del primer tiempo mostró a otro River. Mucho más incisivo, aprovechó descuidos defensivos del local y casi abre el marcador cuando Belluschi se soltó en ataque por el callejón del 10. De golpe metió un freno descomunal y la cruzó al segundo palo. El arquero dio un paso adelante y la tapó.

El segundo tiempo tuvo, una vez más, a Colón como actor estelar. Se plantó en campo rival y enseguida puso en apuros a River. Primero con un tiro libre combado de Falcón, que Carrizo la descolgó del ángulo. El rebote quedó boyando, pero Reinoso y Enría se molestaron entre sí. Conclusión: entre los dos la mandaron afuera. Hubo más. Los centrales de River dudaron, Enría se tiró en palomita y Carrizo controló abajo. A esa altura, nadie dudaba que River aguantaba el empate por obra y gracia de su arquero.

Pudo convertir, sin embargo, el equipo de Passarella, cuando una pelota sin destino cruzó el área y, en medio de tantas dudas, Fede Domínguez la punteó arriba. Esta vez el que se lució fue el arquero de Colón.

Vinieron bostezos al por mayor. Pocas ideas de ambos largos y nula ambición, hicieron un partido aburrido. River, lógicamente, fue para adelante en los minutos finales. No tenía otra. El empate, ese frío cero a cero, lo dejaba más lejos todavía de San Lorenzo. Pero lo peor es que su fútbol, el que tanto necesita para aspirar a cosas grandes, sigue sin aparecer.

FORMACIONES Y CAMBIOS:

COLON: Laureano Tombolini; Diego Chitzoff, Marcelo Goux, Diego Reynoso, Hugo Iriarte (ST; 36m, Sebastián Malandra); Diego Armando Barrado, Esteban González, Gastón Esmerado (ST; 38m, Pablo Jerez), Freddy Grisales; Claudio Enría (ST; 26m, Martín Bravo) y Rubén Ramírez. DT: Ramón Mántaras.

RIVER: Juan Pablo Carrizo; Mateo Musacchio, Cristian Nasuti, Federico Lussenhoff, Federico Domínguez (ST; 26m, Sebastián Sciorilli); Augusto Fernández, Oscar Ahumada, Fernando Belluschi (ST; 13m, Diego Galván), Víctor Zapata; Mauro Rosales (ST; 25m, Andrés Ríos) y Marco Ruben. DT: Daniel Passarella.

Tarjetas
Domínguez ®
Lussenhoff ®
Falcón ©
Enría ©
Zapata ®w

Mamadera…

¿otro fracaso más?

CADA VEZ MÁS LEJOS.

Saludos.

Otro mas y van…

Nos falta un patròn de juego. No puede ser que River juegue constantemente al pelotazo y al centro indiscriminado. Si bien a veces es necesario salir o pegar un pelotazo, no podemos abusar de ellos. River, por historia, se caracterizò por jugar al piso.

Desgraciadamente perdimos la posibilidad de acercarnos a la punta. Es una diferencia importante para la etapa del torneo que tamos. Pero bue, desde el sentimiento esperemos a ver si revertimos esto de una buena vez.

Saludos,
Pablo.-

soy de cordoba nadie nos escucha, pero hay miles de hinchas, que se quieren espresar, no aguantamos mas tantos años de gloria y que venga un sinverguenza como este presidente gordo garca y nos cague la vida, bueno hermano tengo la sangre roja y blanca y ahora que encontre este sitio, mas vale que voy a decir lo que siento, se tiene que ir aguilar que te parece???
desde que esta el no hemos ganado nada vendio unos jugadorasos y estamos endeudados no se puede creer, vende mal compra mal, es yeta, y el muy cara dura como si nada de viaje, que pensas???

Mira Juancho, te digo mi opiniòn. Soy de Capital Federal, socio de River y voy a la cancha. Te cuento que veo con mis propios ojos todo lo que comentas.

La politica no me interesa para nada, pero hay cosas que superan la paciencia y llegan a un punto que es irreversible. Mira: El presidente que tenemos esta condenado en una causa por retenciòn indebida de fondos por el impuesto a las ganancias de jugadores y empleados. La ley de procedimiento sanciona con pena de prision este DELITO. El vice Diaz, esta acusado, al igual que Mario Israel de SOBREFACTURACION en obras como el museo de River y obras menores en el club. River tiene un deficit mensual de 3 millones de pesos. Esto entre otras cosas humillantes, como la suspensiòn de 3 fechas del Monumental, quedar afuera de la copa en la primera fase o escucharlo hacer declaraciones, en donde parece que River gano todo y es un club de elite bajo su conducciòn.

Aca lo importante es River, mas alla de todo.
Saludos,
Pablo.-

y como hizo para ganar de nuevo la presidencia?

Ganó con amplia mayoría en las elecciones presidenciales.