OLE ME DAS ASCO

00:00 | ARGENTINA 0 - CHILE 0
No engancho

La Selección local perdió la primera oportunidad de enamorar a la gente. Jugó mal, sintió la falta de un Riquelme y se fue silbada.

ADRIAN PIEDRABUENA apiedrabuena@ole.com.ar

Si el mejor habilitador del primer tiempo es el arquero, algo no funciona. Juan Pablo Carrizo, con dos salidas perfectas para Palacio, marcó un camino. Tampoco es cuestión de hacer leña del fútbol caído, pero fue elocuente que Argentina no tuvo el juego que su técnico pregona, alimenta y sostiene.

Chile se juntó apenas horas antes del partido, pero pareció más un equipo que ése que Basile preparó, más allá de las ausencias por Copa, durante varios días en Ezeiza. La idea del Coco se vio en la permanente intención de ir por abajo y, a partir del toque, generar espacios y desequilibrio. Para eso necesita un organizador, un estratega, un dueño del equipo, un Riquelme. Iba a ser Verón, pero la Brujita se lesionó y vio el estreno de la Selección local por TV. Y su ausencia se notó.

Argentina tuvo la actitud y la decisión de jugar, pero no lo consiguió. Le faltó elaboración de juego, desequilibrio colectivo e individual, esas sociedades tan necesarias en cualquier formación. No hay que culpar sólo a Montenegro, el enganche que nunca fue tal. Además, es mejor que pase ahora, en un amistoso, y no en la Copa América o mucho menos en el Mundial. El Rolfi estuvo más en la finalización de las jugadas que en la creación y casi la mete con uno de sus típicos teledirigidos. Esta falencia creativa se vio reflejada en lo que le costó a la Selección pisar el área chilena. Entonces, pateó desde afuera o esperó las pelotas paradas para generar miedo. Bottinelli fue el mejor arma en ese sentido y el travesaño le impidió un gol de zurda.

El conductor del partido estuvo vestido de rojo, juega en Brasil y se llama Jorge Valdivia. Un estratega combativo y con gran lectura del desarrollo. Así, se movió a los costados de Cristian Ledesma, a quien dejó al borde de la expulsión. El capitán chileno aprovechó que a Belluschi y a Sosa les cuesta ser volantes externos si no los contiene un doble cinco como sucede en sus equipos.

Igual, Argentina pudo ganar. Ese tiro en el palo de Belluschi, en el verano era gol. Ese centro de Lavezzi, en el torneo pasado lo metía Pavone. Ese tiro libre del Cata, con el Coco en Boca iba adentro. Esos cabezazos de Bottinelli, con Ramón son grito desaforado. No ligó en al arco rival y sí en el propio a partir de su mejor jugador: Carrizo. Es cierto que Fierros, en el mano a mano del primer tiempo, pateó al cuerpo. Pero a cuántos arqueros igual le hacen goles cuando les patean al cuerpo. Como después del primer minuto del superclásico, Juan Pablo parece invulnerable.

Para cerrar el partido y sin dejar de ir al frente, Basile apostó por un 4-4-2, con Ponzio, los Ledesma y Neri en el medio. Fue, tuvo ganas de ganar hasta el último minuto, ilusionó con las arranques de Lavezzi, pero un dato es concluyente: los silbidos del final actuaron como sentencia. Igual, hay tiempo para engancharse…

http://www.ole.com.ar/notas/2007/04/19/01402879.html

ESTE DIARIO CADA DIA ME TIENE LAS PELOTAS MAS LLENAS. A LA SELECCION LE FALTO TRISTELME? POR DIOS, CUALQUIERA ESTOS PERIODISTAS…

00:00 | ARGENTINA 0 - CHILE 0
No engancho

La Selección local perdió la primera oportunidad de enamorar a la gente. Jugó mal, sintió la falta de un Riquelme y se fue silbada.

ADRIAN PIEDRABUENA apiedrabuena@ole.com.ar

Si el mejor habilitador del primer tiempo es el arquero, algo no funciona. Juan Pablo Carrizo, con dos salidas perfectas para Palacio, marcó un camino. Tampoco es cuestión de hacer leña del fútbol caído, pero fue elocuente que Argentina no tuvo el juego que su técnico pregona, alimenta y sostiene.

Chile se juntó apenas horas antes del partido, pero pareció más un equipo que ése que Basile preparó, más allá de las ausencias por Copa, durante varios días en Ezeiza. La idea del Coco se vio en la permanente intención de ir por abajo y, a partir del toque, generar espacios y desequilibrio. Para eso necesita un organizador, un estratega, un dueño del equipo, un Riquelme. Iba a ser Verón, pero la Brujita se lesionó y vio el estreno de la Selección local por TV. Y su ausencia se notó.

Argentina tuvo la actitud y la decisión de jugar, pero no lo consiguió. Le faltó elaboración de juego, desequilibrio colectivo e individual, esas sociedades tan necesarias en cualquier formación. No hay que culpar sólo a Montenegro, el enganche que nunca fue tal. Además, es mejor que pase ahora, en un amistoso, y no en la Copa América o mucho menos en el Mundial. El Rolfi estuvo más en la finalización de las jugadas que en la creación y casi la mete con uno de sus típicos teledirigidos. Esta falencia creativa se vio reflejada en lo que le costó a la Selección pisar el área chilena. Entonces, pateó desde afuera o esperó las pelotas paradas para generar miedo. Bottinelli fue el mejor arma en ese sentido y el travesaño le impidió un gol de zurda.

El conductor del partido estuvo vestido de rojo, juega en Brasil y se llama Jorge Valdivia. Un estratega combativo y con gran lectura del desarrollo. Así, se movió a los costados de Cristian Ledesma, a quien dejó al borde de la expulsión. El capitán chileno aprovechó que a Belluschi y a Sosa les cuesta ser volantes externos si no los contiene un doble cinco como sucede en sus equipos.

Igual, Argentina pudo ganar. Ese tiro en el palo de Belluschi, en el verano era gol. Ese centro de Lavezzi, en el torneo pasado lo metía Pavone. Ese tiro libre del Cata, con el Coco en Boca iba adentro. Esos cabezazos de Bottinelli, con Ramón son grito desaforado. No ligó en al arco rival y sí en el propio a partir de su mejor jugador: Carrizo. Es cierto que Fierros, en el mano a mano del primer tiempo, pateó al cuerpo. Pero a cuántos arqueros igual le hacen goles cuando les patean al cuerpo. Como después del primer minuto del superclásico, Juan Pablo parece invulnerable.

Para cerrar el partido y sin dejar de ir al frente, Basile apostó por un 4-4-2, con Ponzio, los Ledesma y Neri en el medio. Fue, tuvo ganas de ganar hasta el último minuto, ilusionó con las arranques de Lavezzi, pero un dato es concluyente: los silbidos del final actuaron como sentencia. Igual, hay tiempo para engancharse…

ESTE DIARIO CADA DIA ME TIENE LAS PELOTAS MAS LLENAS. A LA SELECCION LE FALTO TRISTELME? POR DIOS, CUALQUIERA ESTOS PERIODISTAS…

En el Mundial 2006 a la Selección también le falto Riquelme.

Ni mas ni menos, por ahì hacen referencia a que Basile no pudo ponerle un hielito al whisky.

Saludos Amigo! Maxx

Se fue silbada? :lol: :lol: :lol:

Pobre Coco…ya no es Numero 1 del Mundo para la FIFA :roll:

es como cuando dicen que a River le hace falta Gallardo… si nunca hubiesen estado, vaya y pase, seria “tela para cortar”… pero ambos estuvieron y no mostraron que puedan cambiar para nada ninguna historia.

Exactamente, ademas la selección necesita un armador que juegue los 90 minutos, no 20, 10, 15 o como mucho 30.

Con todas las incorporaciones que hizo River Y Gallardo la historia seria otra… no se si ganariamos por 5 goles todos los partidos, pero seguro tendriamos mas volumen de juego y por ende nos iria mejor

Saludos

Exactamente, ademas la selección necesita un armador que juegue los 90 minutos, no 20, 10, 15 o como mucho 30
[/QUOTE]
Siempre dicen que el que está arafue es mejor (afuera del equipo, no del pais).

Pero a mí me suena como una operación o bajada de linea de las mas altas esferas bostosas para que este tipo vuelva a ensuciar la Celeste y Blanca (cómo me decepcionó en el mundial).

Es lamentable la campaña que le hacen a un tipo que por 4 millones de dólares, solo resiste jugar, a buen nivel, un solo tiempo.
No me parece un muerto, tiene calidad. Pero su (pésimo) estado físico y su irregularidad dentro de la cancha, principalmente, hacen que no sea un gran jugador más allá de lo que la prensa diga o deje de decir.
Es evidente que, desde que llegó al país se le hace campaña para un eventual retorno al seleccionado Nacional. Seleccionado, al que él mismo decidió renunciar “por que su mamá se ponía mal”.
Los jugadores de fútbol pueden jugar muy bien, bien, regular o mal, pero solo una cosa es certera: cuando abren la boca, la embarran y, este muchacho, no es la excepción a la regla.
Si bien en el fútbol local está teniendo un nivel aceptable (juega de a ratitos, bah, como siempre), colgarle el cartel de “jugador-conductor” que nos hace falta le queda enorme, tan enorme como le quedó en el Mundial y tan enorme como cada vez que tiene que demostrar y justificar el por qué de lo que dicen de él.
Veremos si el Coco Basile (4 partidos jugados, ¿1 solo ganado?, pregunto) se deja influenciar por una prensa NECESITADA de Tristelme o sigue haciendo la suya.
Saludos.

Con todas las incorporaciones que hizo River Y Gallardo la historia seria otra… no se si ganariamos por 5 goles todos los partidos, pero seguro tendriamos mas volumen de juego y por ende nos iria mejor

Saludo
[/QUOTE]

lo que decis son puras especulaciones que nunca se van a comprobar… la realidad muestra que se tuvo que ir por rendimientos bajisimos producto de su alarmante declive fisico.

Coincido.
Y agrego: Riquelme es un jugador cafiolo. No corre, no marca, no se para en posiciones defensivas (al menos como “obstáculo” a esquivar) para colaborar con el equipo, no presiona arriba, no gambetea para adelante, su tiro de media distancia es mediocre y sin fuerza, no patea buenos tiros libres, y COMO SI TODO ESTO FUERA POCO, no puede mantener por más de un tiempo (o solo por chispazos) su frescura mental para dar buenos pases habilitadores a sus compañeros (que es lo único que lo hace disitinto a los demás). Con todas estas carencias notorias, Riquelme se quiere “hacer dueño” del equipo de turno sin entender que su autoridad en el campo PRIMERO debe legitimarse en los hechos, y después en las palabras y las señas indicatorias.

Me da un asco Olé , estos bosteros hijos de puta

estos son los conductores que la seleccion necesita…

si, es malisimo, pero lo tenia que hacer…