nunca te paso 4, no soy vegetariano.

Como en el verano, vengo aportar mi grano d arena y les dejo esta si esta otra historia, q ocurrio en ek año 57 , estabamos por dar la vuelta , era el primer tricampeonato , el CABEZON la rompia , pero la rompia ,ese año venia q volaba caños apiladas, todas las gambetas , en fin , resulta q me llega la carta para presentarme a la conscripcion , gobierno de aramburu rojas y toda la milicada, bueno me tenia q presentar un vuernes yo fui el lunes xq obvio fui ala cancha , el lunes cuando llege a la tablada , me metieron en un camion, juntocon otros forajidos, de ahi a un tren y de ahi a babhia blanca donde nos dieron un tazon con caldo y un fideo ,lo primero desde la mañana y era media noche de inviero , y de ahi a otro tren , nadie nos decia a donde ibamos, , ala mañana una taza de matecocido era neuquen, ala madrugada siguiente llegamos a destino… CObunco, una base del ejercito e la precordillera chubutense, imaginense el cuadro todos de 18 a 21 , pibes q venian de chaco corrientes de pueblitos d bsas mas algunos desertores agarrados, eramos 6 batallones… mas oficiales , y gente del grado mayor y TODOS HOMBRES, el pueblo mas cercano lo teniamos a 20 km, camino de aqellos tiempos caminando o en algun camion q bajara, y se iba si tte portabas bien cada quince dias y lo peor nos esperaban 2 años de esa vida …les q cto q las cuatro señoras q ofrecin su servicios eran de la edad d nuestras abuelas con la cara del abuelo y los olores de una vaca muerta , aparte ser el numero 47 o 62 era bastante bueno, algunos se volvian con el numero en el orto y los huevos llenos x q se os vencia el franco y si llegabas tarde calabozo. Obvio q enseguida afloraron un par de rosas, pero a los muy guachas se las llevaban para el casino de oficiales. Una llegada tarde ´pr esperar mi turno ,me mandaron al calabozo, q era una piecita de dos por dos, py nada mas , alejado de los cuarteles , ahi hacia mas frio q en ningun lugar , 2 dias me iba a pasar ahi solo,pero no aa la hora metieron un rosa, efrain un dulce de chacabuco muy timido , pero prolijito, calentito y suavecito,el estaba en el casino de oficiales y le pedi q me llevara y a el parece qe le entre bien de entrda xq se dio, yo le cumpli , el me cumplio. una noche , ya ehabian pasado mas de un año ahi, q con los of mas copdos le dabamos a la joda y al wiskyal aniz y a la ginebra todas las noches y una noche , juro q no recuerdo como pero aparecio una oveja ,el sargento benites q la ovejita q el llamaba rizitos, su cachufleta era major q los culos mal olientes sangrantes y arruinados de los rosas , y salio la apuesta y ahi estabamos como diez tipos haciendo fil para garcharse a rizitos…y la verdad q pocas conchas recuerdo como la rizitos , un mnjar era como ponerla en 2 nubes de crema ,esa fue mi primera experiencia con el reino animal,no soy vegetariano. buenas noches y cuenten ovejitas para dormir.

Como en el verano, vengo aportar mi grano d arena y les dejo esta si esta otra historia, q ocurrio en ek año 57 , estabamos por dar la vuelta , era el primer tricampeonato , el CABEZON la rompia , pero la rompia ,ese año venia q volaba caños apiladas, todas las gambetas , en fin , resulta q me llega la carta para presentarme a la conscripcion , gobierno de aramburu rojas y toda la milicada, bueno me tenia q presentar un vuernes yo fui el lunes xq obvio fui ala cancha , el lunes cuando llege a la tablada , me metieron en un camion, juntocon otros forajidos, de ahi a un tren y de ahi a babhia blanca donde nos dieron un tazon con caldo y un fideo ,lo primero desde la mañana y era media noche de inviero , y de ahi a otro tren , nadie nos decia a donde ibamos, , ala mañana una taza de matecocido era neuquen, ala madrugada siguiente llegamos a destino… CObunco, una base del ejercito e la precordillera chubutense, imaginense el cuadro todos de 18 a 21 , pibes q venian de chaco corrientes de pueblitos d bsas mas algunos desertores agarrados, eramos 6 batallones… mas oficiales , y gente del grado mayor y TODOS HOMBRES, el pueblo mas cercano lo teniamos a 20 km, camino de aqellos tiempos caminando o en algun camion q bajara, y se iba si tte portabas bien cada quince dias y lo peor nos esperaban 2 años de esa vida …les q cto q las cuatro señoras q ofrecin su servicios eran de la edad d nuestras abuelas con la cara del abuelo y los olores de una vaca muerta , aparte ser el numero 47 o 62 era bastante bueno, algunos se volvian con el numero en el orto y los huevos llenos x q se os vencia el franco y si llegabas tarde calabozo. Obvio q enseguida afloraron un par de rosas, pero a los muy guachas se las llevaban para el casino de oficiales. Una llegada tarde ´pr esperar mi turno ,me mandaron al calabozo, q era una piecita de dos por dos, py nada mas , alejado de los cuarteles , ahi hacia mas frio q en ningun lugar , 2 dias me iba a pasar ahi solo,pero no aa la hora metieron un rosa, efrain un dulce de chacabuco muy timido , pero prolijito, calentito y suavecito,el estaba en el casino de oficiales y le pedi q me llevara y a el parece qe le entre bien de entrda xq se dio, yo le cumpli , el me cumplio. una noche , ya ehabian pasado mas de un año ahi, q con los of mas copdos le dabamos a la joda y al wiskyal aniz y a la ginebra todas las noches y una noche , juro q no recuerdo como pero aparecio una oveja ,el sargento benites q la ovejita q el llamaba rizitos, su cachufleta era major q los culos mal olientes sangrantes y arruinados de los rosas , y salio la apuesta y ahi estabamos como diez tipos haciendo fil para garcharse a rizitos…y la verdad q pocas conchas recuerdo como la rizitos , un mnjar era como ponerla en 2 nubes de crema ,esa fue mi primera experiencia con el reino animal,no soy vegetariano. buenas noches y cuenten ovejitas para dormir.

Bua

Dejó de dar gracia desde que se inventó la rueda.

zoofilico tambien

Falta decir que te cojiste un muerto y cerramos el foro.

Cuantos años tenés, 108?

Maestro, con todo respeto, ¿Nunca un punto aparte, una oración bien redactada? Siento que me da cáncer en los ojos cada vez que leo una de sus historias.

Como en el verano, vengo a aportar mi grano de arena y les dejo ésta, sí, ésta otra historia, que ocurrió en el año '57. Estábamos por dar la vuelta, era el primer tricampeonato, el Cabezón la rompía (¡pero la rompía!). Ese año venía que volaba, caños, apiladas, todas las gambetas, en fin.

Resulta que me llega la carta para presentarme a la conscripción, gobierno de Aramburu, Rojas, y todos los militares. Me tenía que presentar un viernes. Yo fuí el lunes porque naturalmente fuí a la cancha. El lunes cuando llegué a la tablada me metieron en un camión, junto con otros forajidos, luego a un tren y de ahí a Bahía Blanca donde nos dieron un tazón con caldo y fideos, lo primero desde la mañana y era media noche de invierno, y de ahí a otro tren. Nadie nos decía a dónde íbamos. A la mañana una taza de mate cocido, en Neuquén. A la madrugada siguiente llegamos a destino: Cobunco, una base del ejército de la precordillera chubutense. Imagínense el cuadro, todos de 18 a 21 años, chicos que venían de Chaco, Corrientes, de pueblitos de Buenos Aires, más algunos desertores encontrados. Éramos 6 batallones, más oficiales. Gente del grado mayor y todos hombres . El pueblo más cercano lo teníamos a 20 kilómetros, camino de aquellos tiempos caminando o en algún camión que bajara, y se iba si te portabas bien cada quince días y lo peor nos esperaban 2 años de esa vida…

Les cuento que las cuatro señoras que ofrecían sus servicios eran de la edad de nuestras abuelas, con la cara del abuelo, y los olores de una vaca muerte. Además, ser el número 47 o 62 era bastante bueno. Algunos se volvían con el número en el trasero y los testículos llenos porque se nos vencía el día libre y si llegabas tarde, ibas al calabozo. Naturalmente, rápidamente afloraron un par de homosexuales, pero a las más “lindas” se las llevaban hacia el casino de oficiales.

Una vez, al llegar tarde por esperar mi turno, me enviaron al calabozo, una pieza de 4 metros cúbicos, alejado de los cuarteles.
Allí hacía más frío que en ningún lugar. 2 días iba a pasar allí sólo. Pero no, a la hora metieron un “rosa”, Efraín, un dulce de Chacabuco, muy tímido, pero prolijo, suave y de elevado calor corporal. Él estaba en el casino de oficiales y le pedí que me llevara, y al parecer le caí bien de entrada, porque se dió. Yo le cumplí, él me cumplió.

Una noche, ya había pasado más de un año ahí, con los más agradables del grupo nos emborrachamos con whisky y ginebra. Juro que no recuerdo cómo, pero apareció una oveja. Esa oveja se llamaba Rizitos, según el sargento Benítez. Su orificio vaginal era mayor que los traseros malolientes, sangrantes y arruinados de los homosexuales, y surgió una apuesta: ahí estábamos como diez personas haciendo fila para tener coito con Rizitos.

Y en verdad no miento cuando digo que pocas vaginas recuerdo como la de Rizitos, un manjar, similar a introducir el pene entre dos nubes de crema. Esa fue mi primera experiencia con el Reino Animal.

Vale aclarar que no soy vegetariano. Buenas noches, y cuenten ovejitas para dormir.

Beeee.

Peleblancooo dijiste que me queriias que me queriaaas

Enviado utilizando la aplicación móvil de tuRiver

LARGA EL GINEBRA VIEJO PUTO

Una poronga todoterreno.

humille viejoooooo

Che, peteblanco, vos que lo viste jugar, era tan bueno como dicen Di Stefano?

:lol:

JAJAJAJAAJAJAJ “efrain”

JAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

prolijito, calentito y suavecito

Estalle

un mnjar era como ponerla en 2 nubes de crema

JAJAJAJAJAJAJJ pero que viejo degenerado

elbi
elmor
elzoo

El año 57 jajajajaj cuantos años tenes viejo borracho?