Noticias Ole 24/01

00:00 | SUPERCLASICO DE VERANO / UN PROCER: EN EL CENTRO DEL CAMPO

“Se verá quién pasa por arriba a quién”

Facundo Quiroga avisa que River no regalará nada en el superclásico de esta noche y, ya vestido de cinco, se planta ante las chicanas: “Hay que demostrar en la cancha”. Viatri había dicho: “Los quiero pasar por arriba”. Súper caliente…

Pese a que lleva los colores en la piel, se muestra cauto: “Vivo este clásico como jugador. Sé que mi familia está expectante, pero lo normal… Hay que estar tranquilos”.

Pichi Quiroga, el interminable utilero del plantel, va y viene cargando bolsones, cajas, cajitas y algunos souvenirs. Rodolfo Cuiña y Ricardo Goldemberg desfilan por la conserjería del Sheraton terminando el check-out. La mayoría de los jugadores espera la orden para subir al micro. Es la despedida de Mendoza y la primera escala de un día a puro viaje: primero a Buenos Aires, donde el plantel se dividirá, luego una hora de espera y después sí, otro vuelo hacia Mar del Plata. ¿Para qué? Para jugar el partido más importante desde que arrancó la era Gorosito: frente a Boca. Y la ansiedad se siente, se nota y se escucha. “Sí, estamos esperando que llegue ya el partido, con ganas de salir a la cancha y jugar. Es un clásico y todos queremos estar ahí”, le cuenta Facundo Quiroga a Olé. Y no exagera. Aunque de un lado hayan estado preocupados con la novela de Caranta y del otro, el culebrón de Fabbiani se haya robado el prime-time, el defensor cuenta las horas para vivir su primer derby. “Es especial. Más porque en el último (el 19 de octubre, en cancha de River) no me tocó estar. Así que no puedo negar que me entusiasma la idea de jugar”.

-¿Y ganar?

-Lógico. Todos queremos ganar este partido. Y llegamos con mucha confianza. Hemos trabajado bastante bien y de a poco vamos encontrando buenos momentos de fútbol.

-¿Es posible?

-Seguro. Lo que nos pasó el último semestre fue muy feo y todos tenemos ganas de reivindicarnos y demostrar que somos un equipo de alto nivel. Ojalá que podamos hacerlo en este partido.

-¿Lo decís como jugador o como hincha?

-Como jugador. Sé que mi familia está expectante, pero lo normal… Hay que estar tranquilos.

-¿No tenés miedo de que Boca los pase por arriba, como dijo Viatri?

-Cada uno dice lo que piensa. Nosotros nos abocamos a nuestro trabajo, confiamos en nuestro equipo y bueno, después en la cancha se verá quién es el mejor y quién pasa por arriba al otro.

Con más de diez años de carrera, Quiroga no busca polémicas. Pero tampoco quiere que le mojen la oreja. Por eso, de la forma más elegante, devuelve el guante, sonríe y sigue hablando. Sólo se detiene cuando por detrás aparece Oscar Ahumada y le advierte que va a recibir una multa por atender a Olé fuera del horario de atención a la prensa. Pero enseguida el volante se ríe y el defensor lo imita. Y no parece casual, ya que el ex Wolfsburgo justamente es el elegido por Gorosito para reemplazar al capitán en la mitad de la cancha. “Es una buena chance. Si bien no es mi posición natural, he jugado en ese puesto en la Selección juvenil y en Europa, y ahí estaré. Mi predisposición es total”.

-¿No es un riesgo?

-Es un desafío y lo acepto sin problemas. No es una posición que me incomoda. Como tampoco voy a negar que me tengo que adaptar a algunas cosas, pero las ganas están.

-¿Cuáles son las mayores diferencias entre jugar de 5 y hacerlo en la zaga central?

-Una de las primeras es que en el medio hay que correr más. Después, que tenés mucho menos tiempo y hay que jugar simple. Pero también lo interesante es que ahí voy a entrar mucho más en contacto con la pelota, algo que a mí no me incomoda. Y además, es clave hablar mucho porque el panorama que tenés es inmejorable.

-Me imagino que es un alivio que no juegue Riquelme.

-Y, nosotros sabemos que Román siempre es una gran referencia de Boca y que el 80% de las pelotas pasan por él. Pero en estos partidos quedó demostrado que hay otros jugadores que pueden ser una buena opción. Entonces, si juega o no, es lo mismo.

-¿Sentís que este Súper puede ser una oportunidad para que empieces a convencer a los hinchas de River?

-No lo tomo así.

-¿Pero no te sentís en deuda con la gente?

-Me hubiera gustado que nos fuera mejor. Llegar a un club tan importante, con la idea de ser protagonistas y terminar últimos no es lo que alguien busca. Pero lo lindo del fútbol es que nos da una revancha pronta.

-¿Y vos querés estar?

-Seguro.

-¿En cualquier puesto?

-Es difícil que a uno le den a elegir. Pero si mañana Pipo me pregunta si me animo a jugar de enganche, le digo que sí. Lo importante, como te dije, es la predisposición. Y yo estoy para aportar mi granito de arena.


Prueba lo justo y necesario…
Como Quiroga será el 5, el DT decidió no hacer más ensayos: Ferrari irá de cuatro y no por izquierda. Una está bien. Pero dos, y nada menos que en un superclásico… Néstor Gorosito avisa que se trata de un amistoso de verano, pero no come, ni mastica, vidrio. Ante la ausencia de Oscar Ahumada (mal expulsado ante Racing), sumado a que Nico Domingo y Leo Ponzio no están para jugar, improvisará con Facundo Quiroga como volante central, al lado de Abelairas. Finalmente, Pipo desechó una idea que lo tentaba bastante: incluir a Martín Galmarini como lateral derecho, correr a Paulo Ferrari al sector izquierdo y darle descanso a Cristian Villagra. Pero el técnico consideró que sería una apuesta demasiado arriesgada. Primero, habrá que ver cómo rinde Quiroga. Y tal vez más adelante…

En tanto, Gorosito también tiene la intención de darle minutos esta noche a Gustavo Fernández: quiere ver al Tortuga en un partido caliente, y por eso es altamente probable que lo incluya en algún momento del segundo tiempo. Pero con él no ensayará: lo pondrá como delantero.


El Ogro asusta
Según Newell’s, el “trueque” Fabbiani-Salcedo está casi hecho. Pero River se muestra indeciso por el alto costo

En Newell’s aseguran que el martes se cierra el “trueque” de Fabbiani-Salcedo. En River, dudan. El impasse que se tomó Aguilar para destrabar la negociación les permitió ver a los dirigentes que los costos de la misma podrían ser tan altos como los beneficios de traer al Ogro. Es que River debería desprenderse totalmente de Salcedo, por quien erogó u$s 1.000.000 hace apenas medio año. Y conseguiría a Fabbiani a préstamo, y sólo por los meses que restan hasta el 30 de junio.

“Está hecho en un 90%. Salcedo pasaría a ser nuestro definitivamente, lo devolverían. Además, River se hará cargo de su contrato y abonará una suma de dinero”, aseguró Eduardo Bermúdez, vicepresidente del club rosarino, en declaraciones a La Red. ¿Parece mucho? Sí. Por eso el tema no sólo depende de la voluntad de Sasá ni de su representante, Pedro Aldave, quien volverá mañana de Suiza. Hoy también está supeditado a la evaluación de posibles riesgos que analizan en el Monumental.

En River temen que lo que ha resultado ser la novela del verano se transforme en la pesadilla del invierno. ¿Qué pasaría si Salcedo explota en Newell’s con una docena de goles? ¿Y si Fabbiani no se adapta rápidamente al Monumental? ¿Y si el equipo de Gorosito se queda sin centrodelanteros en el próximo receso? Porque hay que recordar que el préstamo de Fabbiani finalizaría en julio. Y eso no es todo: en esa fecha, a Falcao se le vence su contrato, y por eso se empezaron a buscar alternativas para transferirlo antes de enfrentar una situación similar a la que se vivió en el 2008 con Ahumada.

Gorosito dijo que Fabbiani ya es un referente del grupo. Una declaración con efecto inversamente retroactivo: lo valoró por lo que aún no hizo. También fue una manera de presionar para que le traigan, al menos, uno de los refuerzos que pidió. Los dirigentes le quieren cumplir el sueño del Ogro. Pero dudan.


“Ojalá que la historia se repita”
A horas de su primer Súper como DT, Pipo revive sus dos goles ante Boca, jugando en River, ¡y en Mar del Plata!
1 de 1

PIPO AFILA EL BOTÍN DERECHO DURANTE UNO DE LOS ENTRENAMIENTOS DE LA PRETEMPORADA.

Tenía sus singulares rulos bien acomodados, una camiseta con el sponsor de Fate pegado a sus abdominales y el sueño de triunfar en River. Néstor Gorosito estaba viviendo las primeros semanas del 1986. Era el torneo de verano, otro superclásico en Mar del Plata que llegaba al minuto 83 en un empate clavado. “Y la metí de emboquillada. La pelota entró justito”, recuerda quien dejó en ridículo al Loco Garri para marcar el triunfo en la Copa de Oro.

A 23 años, Pipo está peinando los mismos rulos, defendiendo la misma camiseta y actualizando el mismo sueño. Lo hace en la previa otro River-Boca. En este caso, el primero que le toca como DT. “Ojalá que la historia se repita, aunque esta vez desde el banco, ja, ja”.

La realidad es que el expediente de Gorosito no registra muchos goles en superclásicos. “Creo que fueron dos, y casualmente se los hice en Mar del Plata”, repasa Pipo, quien rebobina sus memorias para reconstruir el segundo de sus gritos: “Fue un toque abajo, esquinado. Me hubiera gustado convertirle más, obvio. Pero con San Lorenzo me di el gusto. Fueron como 14 ó 15. Ahí me desquité…”.

Gorosito ahora espera que los dioses del verano lo vuelvan a bendecir frente a la camiseta azul y amarilla. “Boca no me asusta”, saca chapa en la vigilia. “Es un partido especial, pero no creo que sea definitorio”, avisa con el aval de su historia.

Es que no es un improvisado. Néstor Raúl lleva la marca de River desde su bautismo. “Mi mamá quería que me llamara Néstor, mi papá aceptó, pero agregó: le ponemos Raúl de segundo nombre y Pipo de apodo. Por Pipo Rossi. Después, por esas cosas de la vida, fui a River y jugué de cinco. Como Pipo”. Y, como Pipo, también tiene la chance de dirigir al club en el que estuvo desde los 6 hasta los 24 años, en el que hizo todas las Inferiores, en el que jugó 123 partidos en Primera, en el que marcó 10 goles y en el que participó en la obtención de cuatro títulos: Torneo 85/86, Copa Libertadores, Intercontinental e Interamericana.

Las pinceladas de talento de Pipo se vieron desde que, al cabo de la huelga de profesionales de 1983, llegó a la Primera de River con otros tantos juveniles. Pero más allá de todo lo que prometía su refinado y eximio botín derecho, nunca se pudo consolidar en el césped del Monumental. Debió cambiar de aire para triunfar en el fútbol.Esa cuenta pendiente la puede empezar a pagar pronto. ¿Cuándo? A partir de esta noche, en un partido en el que se juega mucho más que en su presentación con Independiente y en el duelo con Racing. ¿Cómo? Con un buen resultado. ¿Por qué? “No hay nadie que no quiera ganarle a Boca. Los dirigentes, los jugadores, la gente, todos. Y yo también, claro, quiero ganarle a Boca”.

Saludos!

00:00 | SUPERCLASICO DE VERANO / UN PROCER: EN EL CENTRO DEL CAMPO

“Se verá quién pasa por arriba a quién”

Facundo Quiroga avisa que River no regalará nada en el superclásico de esta noche y, ya vestido de cinco, se planta ante las chicanas: “Hay que demostrar en la cancha”. Viatri había dicho: “Los quiero pasar por arriba”. Súper caliente…

Pese a que lleva los colores en la piel, se muestra cauto: “Vivo este clásico como jugador. Sé que mi familia está expectante, pero lo normal… Hay que estar tranquilos”.

Pichi Quiroga, el interminable utilero del plantel, va y viene cargando bolsones, cajas, cajitas y algunos souvenirs. Rodolfo Cuiña y Ricardo Goldemberg desfilan por la conserjería del Sheraton terminando el check-out. La mayoría de los jugadores espera la orden para subir al micro. Es la despedida de Mendoza y la primera escala de un día a puro viaje: primero a Buenos Aires, donde el plantel se dividirá, luego una hora de espera y después sí, otro vuelo hacia Mar del Plata. ¿Para qué? Para jugar el partido más importante desde que arrancó la era Gorosito: frente a Boca. Y la ansiedad se siente, se nota y se escucha. “Sí, estamos esperando que llegue ya el partido, con ganas de salir a la cancha y jugar. Es un clásico y todos queremos estar ahí”, le cuenta Facundo Quiroga a Olé. Y no exagera. Aunque de un lado hayan estado preocupados con la novela de Caranta y del otro, el culebrón de Fabbiani se haya robado el prime-time, el defensor cuenta las horas para vivir su primer derby. “Es especial. Más porque en el último (el 19 de octubre, en cancha de River) no me tocó estar. Así que no puedo negar que me entusiasma la idea de jugar”.

-¿Y ganar?

-Lógico. Todos queremos ganar este partido. Y llegamos con mucha confianza. Hemos trabajado bastante bien y de a poco vamos encontrando buenos momentos de fútbol.

-¿Es posible?

-Seguro. Lo que nos pasó el último semestre fue muy feo y todos tenemos ganas de reivindicarnos y demostrar que somos un equipo de alto nivel. Ojalá que podamos hacerlo en este partido.

-¿Lo decís como jugador o como hincha?

-Como jugador. Sé que mi familia está expectante, pero lo normal… Hay que estar tranquilos.

-¿No tenés miedo de que Boca los pase por arriba, como dijo Viatri?

-Cada uno dice lo que piensa. Nosotros nos abocamos a nuestro trabajo, confiamos en nuestro equipo y bueno, después en la cancha se verá quién es el mejor y quién pasa por arriba al otro.

Con más de diez años de carrera, Quiroga no busca polémicas. Pero tampoco quiere que le mojen la oreja. Por eso, de la forma más elegante, devuelve el guante, sonríe y sigue hablando. Sólo se detiene cuando por detrás aparece Oscar Ahumada y le advierte que va a recibir una multa por atender a Olé fuera del horario de atención a la prensa. Pero enseguida el volante se ríe y el defensor lo imita. Y no parece casual, ya que el ex Wolfsburgo justamente es el elegido por Gorosito para reemplazar al capitán en la mitad de la cancha. “Es una buena chance. Si bien no es mi posición natural, he jugado en ese puesto en la Selección juvenil y en Europa, y ahí estaré. Mi predisposición es total”.

-¿No es un riesgo?

-Es un desafío y lo acepto sin problemas. No es una posición que me incomoda. Como tampoco voy a negar que me tengo que adaptar a algunas cosas, pero las ganas están.

-¿Cuáles son las mayores diferencias entre jugar de 5 y hacerlo en la zaga central?

-Una de las primeras es que en el medio hay que correr más. Después, que tenés mucho menos tiempo y hay que jugar simple. Pero también lo interesante es que ahí voy a entrar mucho más en contacto con la pelota, algo que a mí no me incomoda. Y además, es clave hablar mucho porque el panorama que tenés es inmejorable.

-Me imagino que es un alivio que no juegue Riquelme.

-Y, nosotros sabemos que Román siempre es una gran referencia de Boca y que el 80% de las pelotas pasan por él. Pero en estos partidos quedó demostrado que hay otros jugadores que pueden ser una buena opción. Entonces, si juega o no, es lo mismo.

-¿Sentís que este Súper puede ser una oportunidad para que empieces a convencer a los hinchas de River?

-No lo tomo así.

-¿Pero no te sentís en deuda con la gente?

-Me hubiera gustado que nos fuera mejor. Llegar a un club tan importante, con la idea de ser protagonistas y terminar últimos no es lo que alguien busca. Pero lo lindo del fútbol es que nos da una revancha pronta.

-¿Y vos querés estar?

-Seguro.

-¿En cualquier puesto?

-Es difícil que a uno le den a elegir. Pero si mañana Pipo me pregunta si me animo a jugar de enganche, le digo que sí. Lo importante, como te dije, es la predisposición. Y yo estoy para aportar mi granito de arena.


Prueba lo justo y necesario…
Como Quiroga será el 5, el DT decidió no hacer más ensayos: Ferrari irá de cuatro y no por izquierda. Una está bien. Pero dos, y nada menos que en un superclásico… Néstor Gorosito avisa que se trata de un amistoso de verano, pero no come, ni mastica, vidrio. Ante la ausencia de Oscar Ahumada (mal expulsado ante Racing), sumado a que Nico Domingo y Leo Ponzio no están para jugar, improvisará con Facundo Quiroga como volante central, al lado de Abelairas. Finalmente, Pipo desechó una idea que lo tentaba bastante: incluir a Martín Galmarini como lateral derecho, correr a Paulo Ferrari al sector izquierdo y darle descanso a Cristian Villagra. Pero el técnico consideró que sería una apuesta demasiado arriesgada. Primero, habrá que ver cómo rinde Quiroga. Y tal vez más adelante…

En tanto, Gorosito también tiene la intención de darle minutos esta noche a Gustavo Fernández: quiere ver al Tortuga en un partido caliente, y por eso es altamente probable que lo incluya en algún momento del segundo tiempo. Pero con él no ensayará: lo pondrá como delantero.


El Ogro asusta
Según Newell’s, el “trueque” Fabbiani-Salcedo está casi hecho. Pero River se muestra indeciso por el alto costo

En Newell’s aseguran que el martes se cierra el “trueque” de Fabbiani-Salcedo. En River, dudan. El impasse que se tomó Aguilar para destrabar la negociación les permitió ver a los dirigentes que los costos de la misma podrían ser tan altos como los beneficios de traer al Ogro. Es que River debería desprenderse totalmente de Salcedo, por quien erogó u$s 1.000.000 hace apenas medio año. Y conseguiría a Fabbiani a préstamo, y sólo por los meses que restan hasta el 30 de junio.

“Está hecho en un 90%. Salcedo pasaría a ser nuestro definitivamente, lo devolverían. Además, River se hará cargo de su contrato y abonará una suma de dinero”, aseguró Eduardo Bermúdez, vicepresidente del club rosarino, en declaraciones a La Red. ¿Parece mucho? Sí. Por eso el tema no sólo depende de la voluntad de Sasá ni de su representante, Pedro Aldave, quien volverá mañana de Suiza. Hoy también está supeditado a la evaluación de posibles riesgos que analizan en el Monumental.

En River temen que lo que ha resultado ser la novela del verano se transforme en la pesadilla del invierno. ¿Qué pasaría si Salcedo explota en Newell’s con una docena de goles? ¿Y si Fabbiani no se adapta rápidamente al Monumental? ¿Y si el equipo de Gorosito se queda sin centrodelanteros en el próximo receso? Porque hay que recordar que el préstamo de Fabbiani finalizaría en julio. Y eso no es todo: en esa fecha, a Falcao se le vence su contrato, y por eso se empezaron a buscar alternativas para transferirlo antes de enfrentar una situación similar a la que se vivió en el 2008 con Ahumada.

Gorosito dijo que Fabbiani ya es un referente del grupo. Una declaración con efecto inversamente retroactivo: lo valoró por lo que aún no hizo. También fue una manera de presionar para que le traigan, al menos, uno de los refuerzos que pidió. Los dirigentes le quieren cumplir el sueño del Ogro. Pero dudan.


“Ojalá que la historia se repita”
A horas de su primer Súper como DT, Pipo revive sus dos goles ante Boca, jugando en River, ¡y en Mar del Plata!
1 de 1

PIPO AFILA EL BOTÍN DERECHO DURANTE UNO DE LOS ENTRENAMIENTOS DE LA PRETEMPORADA.

Tenía sus singulares rulos bien acomodados, una camiseta con el sponsor de Fate pegado a sus abdominales y el sueño de triunfar en River. Néstor Gorosito estaba viviendo las primeros semanas del 1986. Era el torneo de verano, otro superclásico en Mar del Plata que llegaba al minuto 83 en un empate clavado. “Y la metí de emboquillada. La pelota entró justito”, recuerda quien dejó en ridículo al Loco Garri para marcar el triunfo en la Copa de Oro.

A 23 años, Pipo está peinando los mismos rulos, defendiendo la misma camiseta y actualizando el mismo sueño. Lo hace en la previa otro River-Boca. En este caso, el primero que le toca como DT. “Ojalá que la historia se repita, aunque esta vez desde el banco, ja, ja”.

La realidad es que el expediente de Gorosito no registra muchos goles en superclásicos. “Creo que fueron dos, y casualmente se los hice en Mar del Plata”, repasa Pipo, quien rebobina sus memorias para reconstruir el segundo de sus gritos: “Fue un toque abajo, esquinado. Me hubiera gustado convertirle más, obvio. Pero con San Lorenzo me di el gusto. Fueron como 14 ó 15. Ahí me desquité…”.

Gorosito ahora espera que los dioses del verano lo vuelvan a bendecir frente a la camiseta azul y amarilla. “Boca no me asusta”, saca chapa en la vigilia. “Es un partido especial, pero no creo que sea definitorio”, avisa con el aval de su historia.

Es que no es un improvisado. Néstor Raúl lleva la marca de River desde su bautismo. “Mi mamá quería que me llamara Néstor, mi papá aceptó, pero agregó: le ponemos Raúl de segundo nombre y Pipo de apodo. Por Pipo Rossi. Después, por esas cosas de la vida, fui a River y jugué de cinco. Como Pipo”. Y, como Pipo, también tiene la chance de dirigir al club en el que estuvo desde los 6 hasta los 24 años, en el que hizo todas las Inferiores, en el que jugó 123 partidos en Primera, en el que marcó 10 goles y en el que participó en la obtención de cuatro títulos: Torneo 85/86, Copa Libertadores, Intercontinental e Interamericana.

Las pinceladas de talento de Pipo se vieron desde que, al cabo de la huelga de profesionales de 1983, llegó a la Primera de River con otros tantos juveniles. Pero más allá de todo lo que prometía su refinado y eximio botín derecho, nunca se pudo consolidar en el césped del Monumental. Debió cambiar de aire para triunfar en el fútbol.Esa cuenta pendiente la puede empezar a pagar pronto. ¿Cuándo? A partir de esta noche, en un partido en el que se juega mucho más que en su presentación con Independiente y en el duelo con Racing. ¿Cómo? Con un buen resultado. ¿Por qué? “No hay nadie que no quiera ganarle a Boca. Los dirigentes, los jugadores, la gente, todos. Y yo también, claro, quiero ganarle a Boca”.

Saludos!

“si mañana Pipo me pregunta si me animo a jugar de enganche, le digo que sí” jaja ,mejor no,por las dudas,jaja. con respecto a fabbiani,me encantaria que venga,y hasta hace 10 minutos te entregaba a salcedo con moño y todo,hasta le pagaba el remiss,pero ante la idea de que la rompa en newells,me da que pensar…

con un 3-0 me conformo, ¿que pasaría si entra salcedo y la rompe?

El impasse que se tomó Aguilar para destrabar la negociación les permitió ver a los dirigentes que los costos de la misma podrían ser tan altos como los beneficios de traer al Ogro. Es que River debería desprenderse totalmente de Salcedo, por quien erogó u$s 1.000.000 hace apenas medio año. Y conseguiría a Fabbiani a préstamo, y sólo por los meses que restan hasta el 30 de junio.

Dios, aparte de chorros son pelotudos, es como comprar un televisor nuevo a 1000 y camioarlo por uno que i sabes en que estado esta.

Nos cerraria el orto a todos asi de simple:mrgreen:

aunque fuera la figura, sigo insistiendo en que salcedo se tiene que ir

Mamita!!!
Estos dirigentes si que les gusta arriesgar sabiendo que van a perder el sueldo en la ruleta de los casinos, guerra, que pelotudos que son… Para mi que lo hacen a proposito, no pueden ser tan inutiles e inservibles estos dirigentes…

Muchos son los riesgos que corremos.
Primero que nada, si es que Salcedo se destapa en Newell’s, quedamos como pelotudos #1.
Segundo es que el Ogro no llegua en su mejor estado fisico y no la va a ver ni cuadrada a la pelota,pelotudos #2.
Tercero es la guita que se pierde, el millon que se invirtio mas lo que le costo a River tenerlo por estos 6 meses a Salcedo, una inversion perdida enteramente en vano, deberian bancarlo ahora mas que nunca a Salcedo. pelotudos X3.
Por ultimo, porque no le dan medio palo a Newell’s y listo, que no era esa la guita que querian por dejarlo ir al Ogro??? no seria mas barato esto que perder toda la guita que se erogo por Salcedo??

Si pensamos que Salcedo no se despataria en Newell’s y el Ogro si en River, igual perdemos como en la ruleta, perdemos la guita que se invirtio por Salcedo mas lo que se le pago de sueldo, todo esto no cierra, que no se haga este trueque, por favor…

A mi lo unico que me queda pensar de todo esto y muchas otras horribles transa-acciones que hicieron estos dirigentes es que lo estan haciendo a proposito, para demostrar parte de las perdidas y porque se perdio tanta guita, estan queriendo tapar el sol con un dedo, se sabe donde estan las perdidas en River, no hace falta repetirlo…

ojala le ganemos!!!
esperemos que todo lo positivo que dijo el señor quiroga
sea verdad…

SI ESO PASA ENTONCES Q TRAIGAN AL OGRO ERO Q SE QUEDE EL PARAGUA

si claro y los dirigentes se van a tomar la molestia de traer al ogro y negarle a newell’s el pase de Salcedoo… dos sueldos no van a querer pagar…y q juegue el mejor partido de su vidaa Salcedo… yo le quiero ganar a bocaa… y con un partido no me va a convencer, un buen partido lo tiene cualquiera… pero hay q tener regularidad en un torneo y él no la tuvo…

“Está hecho en un 90%. Salcedo pasaría a ser nuestro definitivamente, lo devolverían. Además, River se hará cargo de su contrato y abonará una suma de dinero”,

osea que si se va salcedo a newels le seguimos pagando el sueldo igual?

creo que si hacemos una asamblea entre todos los hinchas de river administramos mejor a river que la dirigencia actual…que tremendo

candidatos mal al boludo del año, en enero…

hoy salcedo va a tener un examen final… ojala que lo exima y que nos demuestre que tiene pasta de una ves!

Dale pipo gana 1 y ganalo bien, no quiero(queremos?) andar sufriendo para ganar.

“Si Salcedo la rompe nos cierra el culo a todos” se mandan cualquiera, donde la tiene que romper es en el campeonato o en la copa no en un partido de Verano.Puede jugar de 10 manana y nosotros los dejamos, y despues en el campeonato mete 2 goles en 19 partidos.

Cuando Rinda en el Campeonato/Copa, ahi si le va a cerrar el orto.

Se la aguanta Quiroga, ojala le valla bien.

Tambien en la nota que hizo sobre la venta de entradas en el final puso esto:“Y ojo, también le preocupan algunas versiones que indican que en la barra de River la paz está en peligro”

???

Ahumada vé a Olé y va corriendo a ver si lo nombran aunq sea.

Vamos a ver cómo va. Espero ganarle a estos putos.

Ojala les rompamos el orto hoy…