Nota increíble de Enero del 2001...

http://www.clarin.com/diario/2001/01/05/d-06801.htm

TIEMPOS DIFICILES: RENUNCIARON A SUS CARGOS AGUILAR, ISRAEL Y SLIPAK
A la crisis de River aún le falta llegar a su capítulo final

La renovación del contrato de Gallego provocó otra fisura en el oficialismo, por la desprolijidad con que se manejó el tema. Los renunciantes igual siguen en la Comisión Directiva.

En River todo se puede. Lo que ayer fue blanco, hoy puede ser negro y viceversa. Se puede ir a buscar con desesperación a Ramón Díaz, el técnico que se fue del club casi sin saludar al presidente y al vice hace menos de un año. Y también se puede, después de una interna feroz, olvidar a Ramón y devolverle, muy manoseado, el buzo de DT a Américo Gallego. Lo único que no se puede es pretender que este gusto de la dirigencia por jugar a Titanes en el Ring sea gratis: ayer, el secretario José María Aguilar y el miembro del Consejo de Fútbol Mario Israel renunciaron a sus cargos.

No es todo. Porque las renuncias de Aguilar e Israel no incluyen su alejamiento de la Comisión Directiva. Dejan los cargos, pero se quedan en la CD para tener voz y voto. Las palabras de Aguilar —“Creo en la honestidad de (el presidente David) Pintado y de Gallego”—, y sobre todo los nombres que omitió, expresan claramente que a los renunciantes hay que alistarlos como opositores. Además, el propio Aguilar dejó claro que no le interesa una vuelta al oficialismo. “Las renuncias de los hombres de bien son indeclinables”, afirmó.

A los dos dirigentes les encargó Pintado a fines de diciembre que dieran los primeros pasos para el operativo retorno de Ramón. Por eso, cuando el miércoles el presidente les comunicó que ya estaba decidido que Gallego seguía como entrenador, sintieron que no tenían más espacio.

“No me sentí respaldado por la Directiva”, dijo Israel a las 19, tras la reunión del bloque oficialista. Ni él ni Aguilar, aunque siguen siendo vocales, se quedaron para la reunión de CD. En solidaridad con ellos también renunció el presidente de la Comisión de Hacienda Hugo Slipak.

La CD aprobó por 17 a 2 la continuidad de Gallego, pero no trató la cuestión de los colaboradores. Está decidido que se alejarán el PF Alejandro Marcone, el ayudante de campo Héctor Pitarch y el coordinador de prensa Eduardo Bongiovanni, pero antes de anunciar a sus reemplazantes quieren hablar con Gallego, quien el domingo vuelve de sus vacaciones.

Nada es increíble en River. Ni las palabras del vice Alfredo Davicce antes de la ruptura: “No creo que haya renuncias”. Ni las del presidente David Pintado al final de la noche: “Yo nunca di por terminada la relación con Gallego. Aguilar e Israel, en su afán por colaborar, se contactaron con Ramón Díaz. Pero vamos a intentar que vuelvan de cualquier manera, porque River los precisa. No hay fractura, el bloque oficialista sigue intacto, porque permanecen en la Comisión Directiva”.

Tampoco resulta increíble lo que comentó un dirigente que está en las antípodas de Davicce: “Volvió la vieja banda, Grosso y Traversone recuperaron el lugar que tenían cuando el técnico era Passarella. ¿Sabés lo que fue la reunión? La manejó Davicce, habló todo el tiempo”.

En River todo puede pasar. Ya circula la versión de que, la semana que viene, Gallego se cobraría revancha por tanto manoseo y rechazaría el contrato. Los dirigentes que pesan dicen que eso es imposible.


Que asco que me da esta gente…

Saludos.

http://www.clarin.com/diario/2001/01/05/d-06801.htm

TIEMPOS DIFICILES: RENUNCIARON A SUS CARGOS AGUILAR, ISRAEL Y SLIPAK
A la crisis de River aún le falta llegar a su capítulo final

La renovación del contrato de Gallego provocó otra fisura en el oficialismo, por la desprolijidad con que se manejó el tema. Los renunciantes igual siguen en la Comisión Directiva.

En River todo se puede. Lo que ayer fue blanco, hoy puede ser negro y viceversa. Se puede ir a buscar con desesperación a Ramón Díaz, el técnico que se fue del club casi sin saludar al presidente y al vice hace menos de un año. Y también se puede, después de una interna feroz, olvidar a Ramón y devolverle, muy manoseado, el buzo de DT a Américo Gallego. Lo único que no se puede es pretender que este gusto de la dirigencia por jugar a Titanes en el Ring sea gratis: ayer, el secretario José María Aguilar y el miembro del Consejo de Fútbol Mario Israel renunciaron a sus cargos.

No es todo. Porque las renuncias de Aguilar e Israel no incluyen su alejamiento de la Comisión Directiva. Dejan los cargos, pero se quedan en la CD para tener voz y voto. Las palabras de Aguilar —“Creo en la honestidad de (el presidente David) Pintado y de Gallego”—, y sobre todo los nombres que omitió, expresan claramente que a los renunciantes hay que alistarlos como opositores. Además, el propio Aguilar dejó claro que no le interesa una vuelta al oficialismo. “Las renuncias de los hombres de bien son indeclinables”, afirmó.

A los dos dirigentes les encargó Pintado a fines de diciembre que dieran los primeros pasos para el operativo retorno de Ramón. Por eso, cuando el miércoles el presidente les comunicó que ya estaba decidido que Gallego seguía como entrenador, sintieron que no tenían más espacio.

“No me sentí respaldado por la Directiva”, dijo Israel a las 19, tras la reunión del bloque oficialista. Ni él ni Aguilar, aunque siguen siendo vocales, se quedaron para la reunión de CD. En solidaridad con ellos también renunció el presidente de la Comisión de Hacienda Hugo Slipak.

La CD aprobó por 17 a 2 la continuidad de Gallego, pero no trató la cuestión de los colaboradores. Está decidido que se alejarán el PF Alejandro Marcone, el ayudante de campo Héctor Pitarch y el coordinador de prensa Eduardo Bongiovanni, pero antes de anunciar a sus reemplazantes quieren hablar con Gallego, quien el domingo vuelve de sus vacaciones.

Nada es increíble en River. Ni las palabras del vice Alfredo Davicce antes de la ruptura: “No creo que haya renuncias”. Ni las del presidente David Pintado al final de la noche: “Yo nunca di por terminada la relación con Gallego. Aguilar e Israel, en su afán por colaborar, se contactaron con Ramón Díaz. Pero vamos a intentar que vuelvan de cualquier manera, porque River los precisa. No hay fractura, el bloque oficialista sigue intacto, porque permanecen en la Comisión Directiva”.

Tampoco resulta increíble lo que comentó un dirigente que está en las antípodas de Davicce: “Volvió la vieja banda, Grosso y Traversone recuperaron el lugar que tenían cuando el técnico era Passarella. ¿Sabés lo que fue la reunión? La manejó Davicce, habló todo el tiempo”.

En River todo puede pasar. Ya circula la versión de que, la semana que viene, Gallego se cobraría revancha por tanto manoseo y rechazaría el contrato. Los dirigentes que pesan dicen que eso es imposible.


Que asco que me da esta gente…

Saludos.

Imposible creer que existan personas asi… que pena ver a River ser manejado por estos delincuentes

Y lo peor de todos es q no se los eligio una vez… SE LOS ELIGIO DOS!!! Increible

:shock: :lol: :lol:

Que pedazo de mierda dirige River…por Dios

Y lo peor de todos es q no se los eligio una vez… SE LOS ELIGIO DOS!!! Increibl
[/QUOTE]
Eligieron dos veces al innombrable riojano y ahora van a votar a Macri, asi que nada te tiene que espantar.