Marat Safin se despide de los GS, y se retira este año.

Fuente: Marat Safin loses to Jurgen Melzer at U.S. Open in his Grand Slam finale - ESPN

Lo traduje yo, si hay algun error, sepan disculparme :stuck_out_tongue:

El tenista de 29 años, Safin, gano el Abierto de Australia 2005 y alcanzo el número 1 en el ranking de la ATP (lugar que su hermana menor, Dinara Safina, ocupa actualmente en el ranking de la WTA)

Vino al Abierto de los Estados Unidos ranqueado en el número 58° y con un record de 12-17 en esta temporada. Safin ademas perdio en la primera ronda de Wimbledon en Junio.

El ruso dijo que este era su último año en el tour.

“Esta bien. Es el fin. Asi que, solo es el último. Podría haberlo terminado mejor, pero igual está bien.” dijo Safin. “No me importan mas las derrotas”.
Es una situación adecuada para su final: Safin irrumpio en el escenario tenístico molestando a Pete Sampras para ganar el Abierto de los Estados Unidos del año 2000)

El llamo a esa victoria “solo un milagro para mi”.

“En realidad no creí que pudiese acercarme mas que a la final de un Grand Slam. Y entonces, despues de derrotar a Sampras, nunca comprendí realmente que pasó,” dice Safin.

“Fue dicil, porque yo tenía 20 años. No estaba listo para esto, asi que es realmente dificil entenderlo… no estaba preparado”.

Ahora tiene 29 y quiere pasar a la próxima etapa de su carrera, aunque el admite que no está seguro de que será exactamente. Mirar a su hermana probablemente no sea parte de ello.
“Realmente quiero mucho a mi hermana, pero creo que ella puede manejarse sin mi,” dijo.
Deja atrás muchas buenas memorias. Fué un jugador emocional, temperamental, en un deporte que no tiene a muchos así. Un jugador del cual se estima que rompio mas de 300 raquetas en su carrera y ademas fué descalificado por bajarse los pantalones una vez durante un Roland Garros.

Como Melzer dijo: “No miro mucho tenis; tengo mucho tenis en mi vida. Pero cuando Marat jugaba, me sentaba y miraba, porque era algo que no veias en otros jugadores.”
Se extrañará a Safin tanto como el tenis lo extraña a el?
“Necesito escaparme del tenis por un tiempo para darme cuenta de que es lo que extraño,” dijo. “En este momento, es dificil decidir exactamente que es lo que extrañare”.

Safin se hartó de hablar acerca de su retiro este año.
“Son demasiadas preguntas sobre que es lo que voy a hacer, por qué me retiro y esto y aquello. Así que respondo a la misma pregunta, “no se”, miles de veces. Solo ve a Google, y tienes la misma respuesta,” dijo el miércoles. “Pero está bien. Me quedan pocos torneos a los que ir, asi que me manejo.”

El plan es terminar todo en el Masters de Paris, en Noviembre. Con respecto a lo que sigue despues de eso, Safin no dice… otra cosa que no sea que el quiere salirse del mundo del tenis.
“Soy diferente a una persona que quiere relajarse y no hacer nada por el resto de su vida y decir tonterias en ESPN, hablar acerca de mi partido contra Sampras,” dijo Safin. “No voy a hacer eso. Quiero conseguir otra cosa.”

Cuando se le pregunto acerca de ser el oponente en el último GS de Safin, Melzer uso la frase, “si realmente se retira.”
Por qué la palabra “si”?
“Con Marat,” dijo Melzer, “uno nunca sabe”.

[SIZE=2]Fuente: Blog de Pablo Cheb Terrab - ESPN Deportes
[/SIZE]

bFin[/b]

publicado: jueves, 3 de septiembre de 2009 | Enviar a un amigo | Imprimir | Indice

por Pablo Cheb Terrab

SLIEMA – Jugó, perdió, saludó. Se fue. Sin estridencias. Sin nostalgia evidente. Marat Safin dejó la cancha en un Grand Slam por última vez. Fue tras su derrota ante Jurgen Melzer por la primera ronda del US Open. Caminó despacio, y nos dejó a nosotros, a todos nosotros, los fanáticos del tenis y su tenis, los perseguidores de talentosos con rabietas, los apostadores del carisma, los detractores de la perfección, con el corazón un poco vacío.

Se va porque se cansó. Y es lógico. La realidad es que Safin siempre pareció padecer el tenis más de lo que pudo disfrutarlo. Es justo decir, brevemente, que este ruso contó desde el principio de su carrera con unas herramientas naturales y un talento absolutamente fuera de serie. Siempre fue un dotado: su revés, impresionante; su adaptación a las superficies, impecable; su potencia, inmejorable.
Su cabeza resultó siempre el problema.

Pero al mismo tiempo, fue siempre un problema que lo convirtió en encantador: ¿o acaso no nos emocionamos con sus gritos, con sus lágrimas, con sus rupturas de raquetas, con sus victorias inesperadas? ¿O acaso no nos encantó con su diatriba en inglés, en español, en ruso, con su cara de galán de novelas?

Además… un problema…
Leo esa palabra e imagino lo subjetiva que es su definición. Safin fue número uno del mundo (un mérito que le llegó a destiempo: demasiado temprano en su carrera), ganó dos Grand Slams. También la Copa Davis. Pero muchos pensaron que iba a ser Federer. Y él fue Safin.
¿Qué significó ser Safin?

-Significó ganar un primer Grand Slam justamente en la Nueva York de su retiro ante el inmenso Pete Sampras. Y que en la conferencia de prensa celebratoria por esa victoria llegara un carrito con bebidas, disparador de una pregunta: -"¿Te vas a emborrachar esta noche?"- y de una respuesta -“Entre nosotros, espero que sí”-.

-Significó terminar ese mismo año del milenio con siete títulos individuales (tuvo 15 en su carrera), y los dedos del mundo señalándolo como la nueva estrella indiscutida y naciente de un tenis mundial que necesitaba recambio.

-Significó vencer a Roger Federer en la semifinal de un Abierto de Australia, en 2005, en el que pocos apostaban por él. Y ganar ese título, su último gran éxito individual antes de consagrarse con Rusia en la Davis al año siguiente.

-Significó bajarse los pantalones en una cancha de tenis. Y que el mundo dude de su cordura. Y que lo vapuleen por ser poco serio. Y poco dedicado.

-Significó ser el hermano de una joven número uno del mundo dedicada cien por ciento al tenis y que su coach, Ion Tiriac, realice una de esas odiosas comparaciones: “Si Marat hubiera tenido el 10 por ciento de la dedicación de Safina, hubiera sido número uno del mundo por 10 años. Ahora, si Safina tuviera el 10 por ciento del talento de Marat, sería número uno por 10 años”.

-Significó que la propia Dinara, su protegida tenística, declarara en público: “A veces no entiendo a mi hermano”.

-Significó que un compañero de vida y de equipo como Dimitry Tursunov, remarcara lo obvio. “Quizá le fue así de bien porque no se lo tomó en serio. De otro modo habría estado demasiado presionado, demasiado rígido. Él nunca pidió su talento. Es una pena que todo el mundo intente meter su nariz en la vida de Marat, que todo el mundo tenga una opinón. Pero él no piensa que su vida haya sido un espiral descendente. Y la mejor parte es que realmente no le importa ni un poco”.
Ayer se fue sin despedirse, con un leve saludo y un partido que no alcanzó.

Un grande, un capo, chau Marat, siempre se te extrañara :cry:

Fuente: Marat Safin loses to Jurgen Melzer at U.S. Open in his Grand Slam finale - ESPN

Lo traduje yo, si hay algun error, sepan disculparme :stuck_out_tongue:

El tenista de 29 años, Safin, gano el Abierto de Australia 2005 y alcanzo el número 1 en el ranking de la ATP (lugar que su hermana menor, Dinara Safina, ocupa actualmente en el ranking de la WTA)

Vino al Abierto de los Estados Unidos ranqueado en el número 58° y con un record de 12-17 en esta temporada. Safin ademas perdio en la primera ronda de Wimbledon en Junio.

El ruso dijo que este era su último año en el tour.

“Esta bien. Es el fin. Asi que, solo es el último. Podría haberlo terminado mejor, pero igual está bien.” dijo Safin. “No me importan mas las derrotas”.
Es una situación adecuada para su final: Safin irrumpio en el escenario tenístico molestando a Pete Sampras para ganar el Abierto de los Estados Unidos del año 2000)

El llamo a esa victoria “solo un milagro para mi”.

“En realidad no creí que pudiese acercarme mas que a la final de un Grand Slam. Y entonces, despues de derrotar a Sampras, nunca comprendí realmente que pasó,” dice Safin.

“Fue dicil, porque yo tenía 20 años. No estaba listo para esto, asi que es realmente dificil entenderlo… no estaba preparado”.

Ahora tiene 29 y quiere pasar a la próxima etapa de su carrera, aunque el admite que no está seguro de que será exactamente. Mirar a su hermana probablemente no sea parte de ello.
“Realmente quiero mucho a mi hermana, pero creo que ella puede manejarse sin mi,” dijo.
Deja atrás muchas buenas memorias. Fué un jugador emocional, temperamental, en un deporte que no tiene a muchos así. Un jugador del cual se estima que rompio mas de 300 raquetas en su carrera y ademas fué descalificado por bajarse los pantalones una vez durante un Roland Garros.

Como Melzer dijo: “No miro mucho tenis; tengo mucho tenis en mi vida. Pero cuando Marat jugaba, me sentaba y miraba, porque era algo que no veias en otros jugadores.”
Se extrañará a Safin tanto como el tenis lo extraña a el?
“Necesito escaparme del tenis por un tiempo para darme cuenta de que es lo que extraño,” dijo. “En este momento, es dificil decidir exactamente que es lo que extrañare”.

Safin se hartó de hablar acerca de su retiro este año.
“Son demasiadas preguntas sobre que es lo que voy a hacer, por qué me retiro y esto y aquello. Así que respondo a la misma pregunta, “no se”, miles de veces. Solo ve a Google, y tienes la misma respuesta,” dijo el miércoles. “Pero está bien. Me quedan pocos torneos a los que ir, asi que me manejo.”

El plan es terminar todo en el Masters de Paris, en Noviembre. Con respecto a lo que sigue despues de eso, Safin no dice… otra cosa que no sea que el quiere salirse del mundo del tenis.
“Soy diferente a una persona que quiere relajarse y no hacer nada por el resto de su vida y decir tonterias en ESPN, hablar acerca de mi partido contra Sampras,” dijo Safin. “No voy a hacer eso. Quiero conseguir otra cosa.”

Cuando se le pregunto acerca de ser el oponente en el último GS de Safin, Melzer uso la frase, “si realmente se retira.”
Por qué la palabra “si”?
“Con Marat,” dijo Melzer, “uno nunca sabe”.

[SIZE=2]Fuente: Blog de Pablo Cheb Terrab - ESPN Deportes
[/SIZE]

bFin[/b]

publicado: jueves, 3 de septiembre de 2009 | Enviar a un amigo | Imprimir | Indice

por Pablo Cheb Terrab

SLIEMA – Jugó, perdió, saludó. Se fue. Sin estridencias. Sin nostalgia evidente. Marat Safin dejó la cancha en un Grand Slam por última vez. Fue tras su derrota ante Jurgen Melzer por la primera ronda del US Open. Caminó despacio, y nos dejó a nosotros, a todos nosotros, los fanáticos del tenis y su tenis, los perseguidores de talentosos con rabietas, los apostadores del carisma, los detractores de la perfección, con el corazón un poco vacío.

Se va porque se cansó. Y es lógico. La realidad es que Safin siempre pareció padecer el tenis más de lo que pudo disfrutarlo. Es justo decir, brevemente, que este ruso contó desde el principio de su carrera con unas herramientas naturales y un talento absolutamente fuera de serie. Siempre fue un dotado: su revés, impresionante; su adaptación a las superficies, impecable; su potencia, inmejorable.
Su cabeza resultó siempre el problema.

Pero al mismo tiempo, fue siempre un problema que lo convirtió en encantador: ¿o acaso no nos emocionamos con sus gritos, con sus lágrimas, con sus rupturas de raquetas, con sus victorias inesperadas? ¿O acaso no nos encantó con su diatriba en inglés, en español, en ruso, con su cara de galán de novelas?

Además… un problema…
Leo esa palabra e imagino lo subjetiva que es su definición. Safin fue número uno del mundo (un mérito que le llegó a destiempo: demasiado temprano en su carrera), ganó dos Grand Slams. También la Copa Davis. Pero muchos pensaron que iba a ser Federer. Y él fue Safin.
¿Qué significó ser Safin?

-Significó ganar un primer Grand Slam justamente en la Nueva York de su retiro ante el inmenso Pete Sampras. Y que en la conferencia de prensa celebratoria por esa victoria llegara un carrito con bebidas, disparador de una pregunta: -"¿Te vas a emborrachar esta noche?"- y de una respuesta -“Entre nosotros, espero que sí”-.

-Significó terminar ese mismo año del milenio con siete títulos individuales (tuvo 15 en su carrera), y los dedos del mundo señalándolo como la nueva estrella indiscutida y naciente de un tenis mundial que necesitaba recambio.

-Significó vencer a Roger Federer en la semifinal de un Abierto de Australia, en 2005, en el que pocos apostaban por él. Y ganar ese título, su último gran éxito individual antes de consagrarse con Rusia en la Davis al año siguiente.

-Significó bajarse los pantalones en una cancha de tenis. Y que el mundo dude de su cordura. Y que lo vapuleen por ser poco serio. Y poco dedicado.

-Significó ser el hermano de una joven número uno del mundo dedicada cien por ciento al tenis y que su coach, Ion Tiriac, realice una de esas odiosas comparaciones: “Si Marat hubiera tenido el 10 por ciento de la dedicación de Safina, hubiera sido número uno del mundo por 10 años. Ahora, si Safina tuviera el 10 por ciento del talento de Marat, sería número uno por 10 años”.

-Significó que la propia Dinara, su protegida tenística, declarara en público: “A veces no entiendo a mi hermano”.

-Significó que un compañero de vida y de equipo como Dimitry Tursunov, remarcara lo obvio. “Quizá le fue así de bien porque no se lo tomó en serio. De otro modo habría estado demasiado presionado, demasiado rígido. Él nunca pidió su talento. Es una pena que todo el mundo intente meter su nariz en la vida de Marat, que todo el mundo tenga una opinón. Pero él no piensa que su vida haya sido un espiral descendente. Y la mejor parte es que realmente no le importa ni un poco”.
Ayer se fue sin despedirse, con un leve saludo y un partido que no alcanzó.

Un grande, un capo, chau Marat, siempre se te extrañara :cry:

crack entre los cracks marat, siempre me cayo bien, lastima que rompia muchas raquetas por partido jaja

Un Grande… Aunque no me gusta jugar el Tennis, si me gustaba ver este Monstruo’ :wink:

Qué jugadorazo. De los que me gustan mirar, ofensivos e inteligentes.
Aunque sí, se sacaba seguido jaja

Flor de calenton y en su momento fue flor de jugador…

Viene a jugar la Copa Peugeot a fin de año, si alguno lo quiere ver…

pobre alias :frowning:

Que jugadorazo por dios, sino fuera por la cabeza podria haber estado Número 1 un buen tiempo.

como me reia con mi viejo cuando se calentaba jajaja :lol::lol:

pedazo de jugador igual, en sus buenos tiempos

Qe crack q era, cuando miraba tenis era uno de mis favoritos

que lastima que no pude ver al mejor Safin, cable de mierda :evil:

Tal cual, no voy a mirar tenis de la misma manera. :cry: No solo tenisticamente el tipo es un monstruo, sino por carisma. Ese carisma, el de él y el de otros, fue el que le dio al tenis un nuevo impulso en los ultimos años.

Cierto es que la cabeza le jugó en contra, como también que este año, con el retiro asumido, da lástima en cada partido, pero por sus buenos momentos, por ser como era dentro de la cancha y por todo, por absolutamente todo:

GRACIAS MARAT!!!