La tentación del sillón: hacen campañas con gastos millonarios récord.

Mendigo y millonarios

En un club en crisis, los principales candidatos a presidente hacen campañas con gastos millonarios récord. La tentación del sillón.

River no pudo gastar dinero en refuerzos para el Torneo Apertura que empezó hace un par de meses y que ya lo tiene entre los últimos, tras haber ganado un sólo partido de los siete que disputó. Los problemas del club para cumplir con sus compromisos recorren los pasillos del Monumental cada día. En contraste con eso, los principales candidatos a presidente en las elecciones que se llevarán a cabo en diciembre piensan gastar alrededor de 20 millones de pesos para difundir sus propuestas. La campaña más millonaria en la historia de la política de los clubes en la Argentina, da cuenta de una realidad increíble: una erogación de dinero descomunal para llegar al máximo sillón de un club empobrecido.

Auténticos millonarios. Si hay algo que no se puede negar es que los principales candidatos a presidente de River se identifican muy bien con el apodo histórico del club. “En 40 años de política en River nunca vi una elección como esta”, afirma Hugo Santilli, quien a pesar de su asombro admite contar con un presupuesto de 900.000 pesos, aunque por el despliegue de cartelería que realizó en la zona norte de la ciudad, y pensando que todavía restan los meses más fuertes de campaña, parecen escasos. Rodolfo D’Onofrio le informó a NOTICIAS que maneja un presupuesto de 500.000 dólares, que también parecen exiguos, mientras que Antonio Caselli no reveló cuáles serán sus gastos, aunque fuentes del club aseguran que fue quien más invirtió con una cifra cercana a los 3 millones de dólares. Daniel Passarella, Carlos Ávila y Mariano Mera Figueroa –hijo de Julio, el ex funcionario menemista– completan el póker de millonarios, aunque hay cerca de diez nombres en la carrera presidencial.

“Lo que está pasando en esta campaña es obsceno. Es como querer levantarse una chica con la billetera, cuando en realidad son todos oficialistas. Todos entraron con listas oficialistas y por acción o calentando sillas aprobaron todos los actos de este gobierno”, comentó Carlos Lancioni, el candidato de Tradicional River, quien se autodefine como “el único opositor”.

Resulta curioso que tantas personas gasten esa cantidad de dinero, en algunos casos de su propio bolsillo, sin posibilidad de recuperar nada si se desempeñan honestamente. ¿Qué los lleva a realizar semejante esfuerzo económico?

Un club en crisis. En todo el 2008 la Comisión Directiva del club se reunió apenas unas 5 veces, cuando debería hacerlo cada 15 días. A fines de agosto de este año fue la última reunión de ese órgano de gobierno, en donde se aprobó el presupuesto para el período que va de septiembre del 2009 a agosto del 2010. En esa previsión, está contemplado vender jugadores por 57 millones de pesos y además, el oficialismo previó que River saldrá campeón del Apertura, llegará a los cuartos de final de la Copa Sudamericana y será semifinalista de la Libertadores 2010. Un mes y medio más tarde, el equipo ya está afuera de la lucha por el Apertura, se quedó eliminado en la primera ronda de la Sudamericana y es difícil que pueda clasificarse para jugar la Libertadores, ni hablar de ser semifinalista.

Una política habitual de la gestión Aguilar fue compensar los resultados deficitarios de los distintos períodos, con ventas de porcentajes de jugadores o juveniles sobre el cierre del ejercicio. “Nosotros consideramos que la venta de jugadores es un ingreso ordinario, que sirve para solventar los gastos”, explica José Manuel Besteiro, tesorero del club. Con esa lógica, y después de haber tapado varios baches financieros, River no dispone de la totalidad del pase de casi ninguno de sus jugadores profesionales. La excepción es Diego Buonanotte, la última joya de la abuela. A su favor, la actual conducción menciona las obras realizadas en los últimos años, como el estacionamiento techado, el museo próximo a inaugurarse, los palcos nuevos o las canchas de césped sintético, entre otras. :lol::lol:

¿Opositores? No existe candidato que no manifieste su más férrea oposición a la gestión de Aguilar. Sin embargo, la historia de la mayoría de ellos no es tan clara al respecto. Antonio Caselli, quien se postula para el cambio, es miembro de la actual Comisión Directiva adonde llegó como parte de la lista de Aguilar en el 2005. Lo mismo ocurre con Darío Santilli, hijo de Hugo, a quien acompaña como “opositor” en esta elección, pero que en el 2005 también se cobijó bajo el ala de Aguilar y hasta iba a ser nombrado secretario del club por el aguilarismo. Passarella, a su vez, es apoyado por el vicepresidente 2º, Domingo Díaz.

D’Onofrio también es parte de la Comisión Directiva, aunque por la primera minoría. Sin embargo, los que conocen la política de River sostienen que esa lista fue creada por el propio aguilarismo para colocar hombres propios en la oposición. De hecho, hay dirigentes oficialistas que figurarían en la futura lista de D’Onofrio, quien contaría con el apoyo de Mario Israel, el verdadero hombre fuerte de la actual gestión.

Fuente: Revista Noticias | Elecciones en River - Mendigo y millonarios

Mendigo y millonarios

En un club en crisis, los principales candidatos a presidente hacen campañas con gastos millonarios récord. La tentación del sillón.

River no pudo gastar dinero en refuerzos para el Torneo Apertura que empezó hace un par de meses y que ya lo tiene entre los últimos, tras haber ganado un sólo partido de los siete que disputó. Los problemas del club para cumplir con sus compromisos recorren los pasillos del Monumental cada día. En contraste con eso, los principales candidatos a presidente en las elecciones que se llevarán a cabo en diciembre piensan gastar alrededor de 20 millones de pesos para difundir sus propuestas. La campaña más millonaria en la historia de la política de los clubes en la Argentina, da cuenta de una realidad increíble: una erogación de dinero descomunal para llegar al máximo sillón de un club empobrecido.

Auténticos millonarios. Si hay algo que no se puede negar es que los principales candidatos a presidente de River se identifican muy bien con el apodo histórico del club. “En 40 años de política en River nunca vi una elección como esta”, afirma Hugo Santilli, quien a pesar de su asombro admite contar con un presupuesto de 900.000 pesos, aunque por el despliegue de cartelería que realizó en la zona norte de la ciudad, y pensando que todavía restan los meses más fuertes de campaña, parecen escasos. Rodolfo D’Onofrio le informó a NOTICIAS que maneja un presupuesto de 500.000 dólares, que también parecen exiguos, mientras que Antonio Caselli no reveló cuáles serán sus gastos, aunque fuentes del club aseguran que fue quien más invirtió con una cifra cercana a los 3 millones de dólares. Daniel Passarella, Carlos Ávila y Mariano Mera Figueroa –hijo de Julio, el ex funcionario menemista– completan el póker de millonarios, aunque hay cerca de diez nombres en la carrera presidencial.

“Lo que está pasando en esta campaña es obsceno. Es como querer levantarse una chica con la billetera, cuando en realidad son todos oficialistas. Todos entraron con listas oficialistas y por acción o calentando sillas aprobaron todos los actos de este gobierno”, comentó Carlos Lancioni, el candidato de Tradicional River, quien se autodefine como “el único opositor”.

Resulta curioso que tantas personas gasten esa cantidad de dinero, en algunos casos de su propio bolsillo, sin posibilidad de recuperar nada si se desempeñan honestamente. ¿Qué los lleva a realizar semejante esfuerzo económico?

Un club en crisis. En todo el 2008 la Comisión Directiva del club se reunió apenas unas 5 veces, cuando debería hacerlo cada 15 días. A fines de agosto de este año fue la última reunión de ese órgano de gobierno, en donde se aprobó el presupuesto para el período que va de septiembre del 2009 a agosto del 2010. En esa previsión, está contemplado vender jugadores por 57 millones de pesos y además, el oficialismo previó que River saldrá campeón del Apertura, llegará a los cuartos de final de la Copa Sudamericana y será semifinalista de la Libertadores 2010. Un mes y medio más tarde, el equipo ya está afuera de la lucha por el Apertura, se quedó eliminado en la primera ronda de la Sudamericana y es difícil que pueda clasificarse para jugar la Libertadores, ni hablar de ser semifinalista.

Una política habitual de la gestión Aguilar fue compensar los resultados deficitarios de los distintos períodos, con ventas de porcentajes de jugadores o juveniles sobre el cierre del ejercicio. “Nosotros consideramos que la venta de jugadores es un ingreso ordinario, que sirve para solventar los gastos”, explica José Manuel Besteiro, tesorero del club. Con esa lógica, y después de haber tapado varios baches financieros, River no dispone de la totalidad del pase de casi ninguno de sus jugadores profesionales. La excepción es Diego Buonanotte, la última joya de la abuela. A su favor, la actual conducción menciona las obras realizadas en los últimos años, como el estacionamiento techado, el museo próximo a inaugurarse, los palcos nuevos o las canchas de césped sintético, entre otras. :lol::lol:

¿Opositores? No existe candidato que no manifieste su más férrea oposición a la gestión de Aguilar. Sin embargo, la historia de la mayoría de ellos no es tan clara al respecto. Antonio Caselli, quien se postula para el cambio, es miembro de la actual Comisión Directiva adonde llegó como parte de la lista de Aguilar en el 2005. Lo mismo ocurre con Darío Santilli, hijo de Hugo, a quien acompaña como “opositor” en esta elección, pero que en el 2005 también se cobijó bajo el ala de Aguilar y hasta iba a ser nombrado secretario del club por el aguilarismo. Passarella, a su vez, es apoyado por el vicepresidente 2º, Domingo Díaz.

D’Onofrio también es parte de la Comisión Directiva, aunque por la primera minoría. Sin embargo, los que conocen la política de River sostienen que esa lista fue creada por el propio aguilarismo para colocar hombres propios en la oposición. De hecho, hay dirigentes oficialistas que figurarían en la futura lista de D’Onofrio, quien contaría con el apoyo de Mario Israel, el verdadero hombre fuerte de la actual gestión.

Fuente: Revista Noticias | Elecciones en River - Mendigo y millonarios

Nosotros quebrados y soportando los muertos estos, y los candidatos gastando semejante guiita que ironia, y llegan a la presidencia y se afanan todo :lol: :lol: :lol:
Simplemente que si nos agarra un Aguilarsito2, nos vamos a la mierda .

yo votaria a lancioni pero se tiene q hacer notar mas para q otros lo voten porq va a ganar passarella y casseli sino. que se pongaa

Mirá si Lancioni gasta lo que estan gastando los otros, yo dejaría de apoyarlo como lo hago porque estaría convirtiéndose en tan peligroso como los otros.

y a vos quien te dijo que gana Caselli? En las encuestas DE SOCIOS, Caselli esta por abajo de Lancioni.

Hay que separar a los hinchas, a la gilada que ve un cartel y comenta y a los socios… SOLAMENTE LOS SOCIOS VOTAN.

Esta es la nota tal cual fue publicada en Revista Noticias | Elecciones en River [b]

Mendigo y millonarios [/b]

En un club en crisis, los principales candidatos a presidente hacen campañas con gastos millonarios récord. La tentación del sillón.

River no pudo gastar dinero en refuerzos para el Torneo Apertura que empezó hace un par de meses y que ya lo tiene entre los últimos, tras haber ganado un sólo partido de los siete que disputó. Los problemas del club para cumplir con sus compromisos recorren los pasillos del Monumental cada día. En contraste con eso, los principales candidatos a presidente en las elecciones que se llevarán a cabo en diciembre piensan gastar alrededor de 20 millones de pesos para difundir sus propuestas. La campaña más millonaria en la historia de la política de los clubes en la Argentina, da cuenta de una realidad increíble: una erogación de dinero descomunal para llegar al máximo sillón de un club empobrecido.

Auténticos millonarios. Si hay algo que no se puede negar es que los principales candidatos a presidente de River se identifican muy bien con el apodo histórico del club. “En 40 años de política en River nunca vi una elección como esta”, afirma Hugo Santilli, quien a pesar de su asombro admite contar con un presupuesto de 900.000 pesos, aunque por el despliegue de cartelería que realizó en la zona norte de la ciudad, y pensando que todavía restan los meses más fuertes de campaña, parecen escasos.

Rodolfo D’Onofrio le informó a NOTICIAS que maneja un presupuesto de 500.000 dólares, que también parecen exiguos, mientras que Antonio Caselli no reveló cuáles serán sus gastos, aunque fuentes del club aseguran que fue quien más invirtió con una cifra cercana a los 3 millones de dólares. Daniel Passarella, Carlos Ávila y Mariano Mera Figueroa –hijo de Julio, el ex funcionario menemista– completan el póker de millonarios, aunque hay cerca de diez nombres en la carrera presidencial.

“Lo que está pasando en esta campaña es obsceno. Es como querer levantarse una chica con la billetera, cuando en realidad son todos oficialistas. Todos entraron con listas oficialistas y por acción o calentando sillas aprobaron todos los actos de este gobierno”, comentó Carlos Lancioni, el candidato de Tradicional River, quien se autodefine como “el único opositor”.

Resulta curioso que tantas personas gasten esa cantidad de dinero, en algunos casos de su propio bolsillo, sin posibilidad de recuperar nada si se desempeñan honestamente. ¿Qué los lleva a realizar semejante esfuerzo económico?

Un club en crisis. En todo el 2008 la Comisión Directiva del club se reunió apenas unas 5 veces, cuando debería hacerlo cada 15 días.

A fines de agosto de este año fue la última reunión de ese órgano de gobierno, en donde se aprobó el presupuesto para el período que va de septiembre del 2009 a agosto del 2010.

En esa previsión, está contemplado vender jugadores por 57 millones de pesos (ver recuadro) y además, el oficialismo previó que River saldrá campeón del Apertura, llegará a los cuartos de final de la Copa Sudamericana y será semifinalista de la Libertadores 2010. Un mes y medio más tarde, el equipo ya está afuera de la lucha por el Apertura, se quedó eliminado en la primera ronda de la Sudamericana y es difícil que pueda clasificarse para jugar la Libertadores, ni hablar de ser semifinalista.

Una política habitual de la gestión Aguilar fue compensar los resultados deficitarios de los distintos períodos, con ventas de porcentajes de jugadores o juveniles sobre el cierre del ejercicio. “Nosotros consideramos que la venta de jugadores es un ingreso ordinario, que sirve para solventar los gastos”, explica José Manuel Besteiro, tesorero del club. Con esa lógica, y después de haber tapado varios baches financieros, River no dispone de la totalidad del pase de casi ninguno de sus jugadores profesionales. La excepción es Diego Buonanotte, la última joya de la abuela. A su favor, la actual conducción menciona las obras realizadas en los últimos años, como el estacionamiento techado, el museo próximo a inaugurarse, los palcos nuevos o las canchas de césped sintético, entre otras.

¿Opositores? No existe candidato que no manifieste su más férrea oposición a la gestión de Aguilar. Sin embargo, la historia de la mayoría de ellos no es tan clara al respecto. Antonio Caselli, quien se postula para el cambio, es miembro de la actual Comisión Directiva adonde llegó como parte de la lista de Aguilar en el 2005. Lo mismo ocurre con Darío Santilli, hijo de Hugo, a quien acompaña como “opositor” en esta elección, pero que en el 2005 también se cobijó bajo el ala de Aguilar y hasta iba a ser nombrado secretario del club por el aguilarismo. Passarella, a su vez, es apoyado por el vicepresidente 2º, Domingo Díaz.

D’Onofrio también es parte de la Comisión Directiva, aunque por la primera minoría. Sin embargo, los que conocen la política de River sostienen que esa lista fue creada por el propio aguilarismo para colocar hombres propios en la oposición. De hecho, hay dirigentes oficialistas que figurarían en la futura lista de D’Onofrio, quien contaría con el apoyo de Mario Israel, el verdadero hombre fuerte de la actual gestión.

Yo no tendría tanta tentación por ese sillón, con lo que pesa Aguilar debe estar hecho mierda los resortes y el soporte :twisted::twisted::twisted:

Lo que asistimos ayer por C5N entre Avila y Caselli es una prueba de lo bajo que ha caido la dirigencia oficialista de River. Los socios independientes debemos recuperar el club para los socios y echar a los mercaderes del templo.