Fernando Cavenaghi (vol 2)

El último ídolo.

1 Like

En el día que tuve que dormir a mi perra, lo único que me sacó una sonrisa fue ver a este tipo haciendo un gol. Ídolo por siempre

2 Likes

No sé si notaron que NO PERDIO EL OLFATO. Tuvo dos, una que la levanta y le pega de volea y la tira afuera, otra que la agarra de aire y casi la cruza. Una bestia, ojalá Bultran y Alforja definieran así.

4 Likes