El mejor clásico de la historia.

“Cuando uno está encasillado como goleador sabe que, si no hace goles, a los 15 o 20 minutos del segundo tiempo es el primer cambio. Me acuerdo que entonces, Néstor Scotta estaba haciendo el precalentamiento. Y yo me dije: ´Bueno, ahora me sacan´. Pero no. Seguí en cancha y al rato empaté el partido 4 a 4, se hizo el cambio pero no por mí, y sobre el final metí el quinto. Eso quiere decir que si yo salía, no metía ni el cuarto ni el quinto y andá a saber qué pasaba”, recuerda Morete, hoy estrenando las seis décadas de vida, pero entonces un veinteañero que recién se iniciaba en el hábito de romper redes rivales, una virtud que lo acompañó a cada club que jugó.
- ¿Qué recuerdos tiene de aquel encuentro?

  • Fue un partido que se salió a jugar como todo clásico, pero que hubo 12 o 13 situaciones de gol para cada uno, y 9 goles. Incluso hubo un penal errado para Boca. Eso no sólo es infrecuente en un clásico, sino en cualquier partido. Pero cuando los delanteros andan derechos se dan esas cosas. Encima, ganábamos 2 a 0, perdíamos 4 a 2 y ganamos 5 a 4. Fue una situación tan emotiva que es muy difícil que se pueda repetir.

Decia Carlos Morete.

River 5 - Boca 4

Se jugó el 15 de octubre de 1972, en cancha de Vélez, por la primera fecha del Nacional. River tuvo un arranque furioso: a los 10 minutos ya ganaba 2-0 (Mastrángelo y Pinino Mas). Boca tuvo en penal en los pies de Suñé, pero Perico Pérez se lo atajó. Sin embargo, Boca reaccionó y lo dio vuelta. A los seis del complemento, estaba 4-2 (Curioni, Ponce y Potente -2-) arriba. Inesperado.

Nada está dicho. Centro de Jota Jota López y cabezazo de Pinino Mas para el descuento. Y a los 17, Morete recibió de Merlo y define ante la salida de Sánchez. 4-4, partidazo. Pero hubo más. Cuando queda poco, casi nada para el final, un centro de Dominichi cruza el área y Morete se convierte en el héroe de la jornada. Metió un zapatazo que infló la red y decretó el triunfo millonario en la edición 140 del Superclásico.

//youtu.be/Y9Va7ml-tM0

“Cuando uno está encasillado como goleador sabe que, si no hace goles, a los 15 o 20 minutos del segundo tiempo es el primer cambio. Me acuerdo que entonces, Néstor Scotta estaba haciendo el precalentamiento. Y yo me dije: ´Bueno, ahora me sacan´. Pero no. Seguí en cancha y al rato empaté el partido 4 a 4, se hizo el cambio pero no por mí, y sobre el final metí el quinto. Eso quiere decir que si yo salía, no metía ni el cuarto ni el quinto y andá a saber qué pasaba”, recuerda Morete, hoy estrenando las seis décadas de vida, pero entonces un veinteañero que recién se iniciaba en el hábito de romper redes rivales, una virtud que lo acompañó a cada club que jugó.
- ¿Qué recuerdos tiene de aquel encuentro?

  • Fue un partido que se salió a jugar como todo clásico, pero que hubo 12 o 13 situaciones de gol para cada uno, y 9 goles. Incluso hubo un penal errado para Boca. Eso no sólo es infrecuente en un clásico, sino en cualquier partido. Pero cuando los delanteros andan derechos se dan esas cosas. Encima, ganábamos 2 a 0, perdíamos 4 a 2 y ganamos 5 a 4. Fue una situación tan emotiva que es muy difícil que se pueda repetir.

Decia Carlos Morete.

River 5 - Boca 4

Se jugó el 15 de octubre de 1972, en cancha de Vélez, por la primera fecha del Nacional. River tuvo un arranque furioso: a los 10 minutos ya ganaba 2-0 (Mastrángelo y Pinino Mas). Boca tuvo en penal en los pies de Suñé, pero Perico Pérez se lo atajó. Sin embargo, Boca reaccionó y lo dio vuelta. A los seis del complemento, estaba 4-2 (Curioni, Ponce y Potente -2-) arriba. Inesperado.

Nada está dicho. Centro de Jota Jota López y cabezazo de Pinino Mas para el descuento. Y a los 17, Morete recibió de Merlo y define ante la salida de Sánchez. 4-4, partidazo. Pero hubo más. Cuando queda poco, casi nada para el final, un centro de Dominichi cruza el área y Morete se convierte en el héroe de la jornada. Metió un zapatazo que infló la red y decretó el triunfo millonario en la edición 140 del Superclásico.

//youtu.be/Y9Va7ml-tM0

11 Likes

El famoso River

Aguante el 3 a 2 a bosta en su cancha, con goles de Maradona y Passarella.

Que lindo que debe haber sido haber presenciado ese partido la puta madre, asi fuera a la distancia, estar vivo y con uso de razon en ese momento

Íbamos perdiendo 4 a 2 y terminamos ganando 5 a 4, cuantos huevos que tiene River.

1 Like

Si no me equivoco la foto es del primero de mastrangelo.

3 Likes

¿Qué decís galli? Ese fue un clásico intrascendente, los que valen son los importantes como el nucazo de guerra.

hincha de River: pero ese año no ganaron un carajo y nosotros fuimos campeones.

bostero: eh, eh, eheheheheheheheh…(tira gas pimienta y se va de la charla).

1 Like

Mira esos cortos amarillos jajajaja.

Que genialdiad de partido. Esos clásicos que disfrutan todos, menos los bosteros. Hermoso.

3 Likes

Jajajajajaj…no me pongas esa fotin!!!..el Heber en su esplendor…lastima lo que siguio…sigo lamentando lo del Heber y lo de Batistuta.

2 Likes

¿Por qué se jugó en cancha de Velez?

1 Like

me parece que por que era el unico superclasico del torneo entonces fue en cancha neutral.

Esta foto la había puesto en ‘imágenes históricas’, pero aca queda major

3 Likes

Eran los clasicos interzonales del Nacional y debian ser jugados en cancha neutral.

1 Like

Buena info, tenia esa duda!

Madre mía esas melenas.

Me encanta ver siempre el último gol donde Morete le da como diciendo BOCA LA CONCHA DE TU MADRE

1 Like

2 Likes

Dicen que en el 5ª gol de River, hubo gente en la cancha que fallecio

2 Likes

bosteros o de River?

1 Like

De los dos bandos creo