Bochorno: Balbin "expone" fragilidad ante nuevos litigios.

Dudas por las consecuencias del arreglo El informe del Procurador del Tesoro que se despega del acuerdo con los fondos buitre El estudio Clealy, que representa a la Argentina en el litigio con los holdouts, sostiene que los acreedores que ingresaron a los canjes de deuda no podrán hacer futuros reclamos, pero el procurador Carlos Balbin no respalda esa postura.

El acuerdo que propone el Gobierno con los fondos buitre genera muchas dudas en varios sectores del arco político y el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York complicó aún más el escenario. En ese contexto, el procurador del Tesoro, Carlos Balbin, se despegó de la opinión del estudio que representa a la Argentina.

Según el bufete Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton hay pocas  probabilidades de que los bonistas que ingresaron al canje tengan éxito  si demandan a la Argentina.

El diputado nacional por el Bloque Justicialista, Diego Bossio, pidió  durante el plenario de las comisiones de Finanzas y de Presupuesto y  Hacienda un pedido de acceso a la información con distintos  cuestionamientos, uno de ellos estaba destinado a saber si la  Procuración del Tesoro respalda la postura del estudio Cleary.

[b]Es por eso que Carlos Balbín envió un escrito dirigido al Secretario de  Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, donde sostiene que no respalda  los argumentos sostenidos por los letrados que representan al país en el  litigio de los fondos buitre, debido a que él no tiene competencia para  pronunciar al respecto.
[/b]
[b]Además, informa que estos representantes legales fueron contratados a través del decreto 749/2002 firmado por Eduardo Duhalde, pero los abogados de esa firma no forman parte del cuerpo de abogados del estado que Balbín dirige ni responden a sus órdenes.[/b]

Por otra parte, Balbín expondrá frente a la Comisión de Presupuesto y  Hacienda del Senado, donde se espera que allí desarrolle  podría  desarrollar los motivos que envió la firma Cleary con respecto a la  situación argentina. Según publicó el diario La Nación, los letrados le  enviaron un escrito al Gobierno donde explican que los bonistas que  ingresaron a los canjes 2005 y 2010 no tendrán ningún fundamento legal  para pedir la misma compensación que propone ahora Mauricio Macri,  debido a que la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers) prescribió el  31 de diciembre del 2014, por lo que ya no podrán reclamar iguales  condiciones.

Sin embargo, desde la Procuración del Tesoro no dan garantías de que eso no ocurra. A continuación, leé el documento completo: 

Pichetto condicionó el acuerdo con los buitres a un dictamen del procurador
LPO“Está obligado a hacerlo”, dijo el jefe del bloque FpV a Balbín. Dilema por el fallo de la Corte de New York.

El jefe de los senadores peronistas, Miguel Angel Pichetto, intimó al procurador del Tesoro Carlos Balbín a presentar un dictamen sobre el acuerdo que el Gobierno propuso para pagarle a los holdouts, que ayer fue aprobado en Diputados y esta tarde comenzó a ser tratado en Comisión por el Senado.

Por pedido dePichetto, cuyo apoyo es clave para que Macri pueda sancionar la ley, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay concurrió hoy al plenario de comisiones acompañado por Balbín, quien tras una dubitativa presentación volvió a negar que deba presentar un dictamen sobre la negociación con los buitres, como ya había adelantado a LPO.

“¿Los senadores queremos ver el dictamen?”, inquirió Pichetto, pero Balbín se desentendió. “Yo envié un informe a Diputados por pedido del diputado Diego Bossio. Puedo enviárselo a usted”, le propuso.

A Pichetto no le gustó la respuesta. “Usted está obligado a presentar un dictamen sobre los riesgos de la oferta. Está obligado por la propia naturaleza de la Procuración del Tesoro”, exigió.

Balbín no respondió y curiosamente no fue defendido ni por Prat Gay, ni mucho menos por el Secretario de Finanzas Luis Caputo y el abogado Eugenio Bruno, miembros del Comité negociador. Claramente, a ninguno le hizo gracia que no quiera poner su firma.

En su presentación ante los senadores, el procurador del Tesoro pronunció un tibio discurso para defender el acuerdo con los buitres, basado en los riesgos de nuevos litigios si no se sanciona la ley aprobada ayer en Diputados que deroga las leyes “cerrojo” y “pago soberano".

La primera impide reabrir el canje y fue utilizada por muchos bonistas para iniciar juicios contra el país. La otra la pensó Axel Kicillof cuando no acordó con los buitres y quiso demostrar voluntad de pago, pero nadie vino a cobrar al país.

En su defensa del acuerdo, Balbín recordó que vencida la cláusula RUFO, que impedía negociar con bonistas en mejores condiciones que las obtenidas por los que canjearon su deuda en 2005 y 2010, el riesgo de juicios en contra por estos acreedores se había diluido.

Un argumento pobre, porque el temor de muchos senadores es que de todos modos encuentren un resquicio legal. Y alertó sobre los posibles juicios de bonistas en otros países como Alemania y Japón, “siempre bajo legislación extranjera”, sino se aprueba el actual acuerdo con los buitres.

Pero por alguna razón que no se conoce, el procurador no está dispuesto a plasmar esa postura en dictamen. “Usted tiene competencia en la defensa en juicio del Estado argentino”, le recordó más tarde Liliana Negre de Alonso. Balbín no respondió.

Temor a nuevos embargos

Pichetto también se cruzó feo con Prat Gay y Bruno por los riesgos de fallos adversos de los bonistas que no acepten oferta, tras la suspensión de los embargos dispuesta el viernes por la Cámara de Apelaciones de New York. El jefe de bloque fue el primero en advertir el sábado ese riesgo cuando leyó la medida judicial, pero no se puso de acuerdo con los funcionarios sobre los alcances.

“Acá hay un riesgo que es la acción del 93% de los acreedores que ingresaron al canje y no cobran hace un año y nueve meses. La Cámara debe asegurar que no haya nuevas cautelares”, exigió.

Prat Gay intentó rebajarlo. “No le hagamos decir a la Cámara cosas que no dijo. Lo que hizo fue preguntar si Griesa está en condiciones de hacer esto. No resolvió la cuestión de fondo”, respondió.

Y minimizó la exigencia de pagar sólo cuando haya sentencia firme del levantamiento de embargos, impuesta en el proyecto de ley por Diego Bossio. “Ya lo decía el artículo 5”, apuntó, en una visión que es compartida por analistas de Wall Street consultados por LPO.

“Yo no subestimo su inteligencia; no subestime la mía”, se defendió el rionegrino. “La Cámara asume jurisdicción y fija un cronograma. Dice: vamos a escuchar a los acreedores. No levante las cautelares”.

Bruno intentó corregirlo con la hipótesis que ayer el Gobierno quiso imponer en Diputados: que las apelaciones seguirán hasta tanto el acuerdo no sea efectivo, o sea, hasta que los gobernadores no aporten sus senadores para sancionar la ley que ayer aprobó diputados.

“El cronograma ya estaba fijado. Los embargos tenían un efecto suspensivo temporario. Está claro que no vamos a pagar hasta que no tengamos sentencia de Cámara favorable para levantar embargos”, insistió el ministro.

A mí me dijeron que eran el Barca…

Dudas por las consecuencias del arreglo El informe del Procurador del Tesoro que se despega del acuerdo con los fondos buitre El estudio Clealy, que representa a la Argentina en el litigio con los holdouts, sostiene que los acreedores que ingresaron a los canjes de deuda no podrán hacer futuros reclamos, pero el procurador Carlos Balbin no respalda esa postura.

El acuerdo que propone el Gobierno con los fondos buitre genera muchas dudas en varios sectores del arco político y el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York complicó aún más el escenario. En ese contexto, el procurador del Tesoro, Carlos Balbin, se despegó de la opinión del estudio que representa a la Argentina.

Según el bufete Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton hay pocas  probabilidades de que los bonistas que ingresaron al canje tengan éxito  si demandan a la Argentina.

El diputado nacional por el Bloque Justicialista, Diego Bossio, pidió  durante el plenario de las comisiones de Finanzas y de Presupuesto y  Hacienda un pedido de acceso a la información con distintos  cuestionamientos, uno de ellos estaba destinado a saber si la  Procuración del Tesoro respalda la postura del estudio Cleary.

[b]Es por eso que Carlos Balbín envió un escrito dirigido al Secretario de  Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, donde sostiene que no respalda  los argumentos sostenidos por los letrados que representan al país en el  litigio de los fondos buitre, debido a que él no tiene competencia para  pronunciar al respecto.
[/b]
[b]Además, informa que estos representantes legales fueron contratados a través del decreto 749/2002 firmado por Eduardo Duhalde, pero los abogados de esa firma no forman parte del cuerpo de abogados del estado que Balbín dirige ni responden a sus órdenes.[/b]

Por otra parte, Balbín expondrá frente a la Comisión de Presupuesto y  Hacienda del Senado, donde se espera que allí desarrolle  podría  desarrollar los motivos que envió la firma Cleary con respecto a la  situación argentina. Según publicó el diario La Nación, los letrados le  enviaron un escrito al Gobierno donde explican que los bonistas que  ingresaron a los canjes 2005 y 2010 no tendrán ningún fundamento legal  para pedir la misma compensación que propone ahora Mauricio Macri,  debido a que la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers) prescribió el  31 de diciembre del 2014, por lo que ya no podrán reclamar iguales  condiciones.

Sin embargo, desde la Procuración del Tesoro no dan garantías de que eso no ocurra. A continuación, leé el documento completo: 

Pichetto condicionó el acuerdo con los buitres a un dictamen del procurador
LPO“Está obligado a hacerlo”, dijo el jefe del bloque FpV a Balbín. Dilema por el fallo de la Corte de New York.

El jefe de los senadores peronistas, Miguel Angel Pichetto, intimó al procurador del Tesoro Carlos Balbín a presentar un dictamen sobre el acuerdo que el Gobierno propuso para pagarle a los holdouts, que ayer fue aprobado en Diputados y esta tarde comenzó a ser tratado en Comisión por el Senado.

Por pedido dePichetto, cuyo apoyo es clave para que Macri pueda sancionar la ley, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay concurrió hoy al plenario de comisiones acompañado por Balbín, quien tras una dubitativa presentación volvió a negar que deba presentar un dictamen sobre la negociación con los buitres, como ya había adelantado a LPO.

“¿Los senadores queremos ver el dictamen?”, inquirió Pichetto, pero Balbín se desentendió. “Yo envié un informe a Diputados por pedido del diputado Diego Bossio. Puedo enviárselo a usted”, le propuso.

A Pichetto no le gustó la respuesta. “Usted está obligado a presentar un dictamen sobre los riesgos de la oferta. Está obligado por la propia naturaleza de la Procuración del Tesoro”, exigió.

Balbín no respondió y curiosamente no fue defendido ni por Prat Gay, ni mucho menos por el Secretario de Finanzas Luis Caputo y el abogado Eugenio Bruno, miembros del Comité negociador. Claramente, a ninguno le hizo gracia que no quiera poner su firma.

En su presentación ante los senadores, el procurador del Tesoro pronunció un tibio discurso para defender el acuerdo con los buitres, basado en los riesgos de nuevos litigios si no se sanciona la ley aprobada ayer en Diputados que deroga las leyes “cerrojo” y “pago soberano".

La primera impide reabrir el canje y fue utilizada por muchos bonistas para iniciar juicios contra el país. La otra la pensó Axel Kicillof cuando no acordó con los buitres y quiso demostrar voluntad de pago, pero nadie vino a cobrar al país.

En su defensa del acuerdo, Balbín recordó que vencida la cláusula RUFO, que impedía negociar con bonistas en mejores condiciones que las obtenidas por los que canjearon su deuda en 2005 y 2010, el riesgo de juicios en contra por estos acreedores se había diluido.

Un argumento pobre, porque el temor de muchos senadores es que de todos modos encuentren un resquicio legal. Y alertó sobre los posibles juicios de bonistas en otros países como Alemania y Japón, “siempre bajo legislación extranjera”, sino se aprueba el actual acuerdo con los buitres.

Pero por alguna razón que no se conoce, el procurador no está dispuesto a plasmar esa postura en dictamen. “Usted tiene competencia en la defensa en juicio del Estado argentino”, le recordó más tarde Liliana Negre de Alonso. Balbín no respondió.

Temor a nuevos embargos

Pichetto también se cruzó feo con Prat Gay y Bruno por los riesgos de fallos adversos de los bonistas que no acepten oferta, tras la suspensión de los embargos dispuesta el viernes por la Cámara de Apelaciones de New York. El jefe de bloque fue el primero en advertir el sábado ese riesgo cuando leyó la medida judicial, pero no se puso de acuerdo con los funcionarios sobre los alcances.

“Acá hay un riesgo que es la acción del 93% de los acreedores que ingresaron al canje y no cobran hace un año y nueve meses. La Cámara debe asegurar que no haya nuevas cautelares”, exigió.

Prat Gay intentó rebajarlo. “No le hagamos decir a la Cámara cosas que no dijo. Lo que hizo fue preguntar si Griesa está en condiciones de hacer esto. No resolvió la cuestión de fondo”, respondió.

Y minimizó la exigencia de pagar sólo cuando haya sentencia firme del levantamiento de embargos, impuesta en el proyecto de ley por Diego Bossio. “Ya lo decía el artículo 5”, apuntó, en una visión que es compartida por analistas de Wall Street consultados por LPO.

“Yo no subestimo su inteligencia; no subestime la mía”, se defendió el rionegrino. “La Cámara asume jurisdicción y fija un cronograma. Dice: vamos a escuchar a los acreedores. No levante las cautelares”.

Bruno intentó corregirlo con la hipótesis que ayer el Gobierno quiso imponer en Diputados: que las apelaciones seguirán hasta tanto el acuerdo no sea efectivo, o sea, hasta que los gobernadores no aporten sus senadores para sancionar la ley que ayer aprobó diputados.

“El cronograma ya estaba fijado. Los embargos tenían un efecto suspensivo temporario. Está claro que no vamos a pagar hasta que no tengamos sentencia de Cámara favorable para levantar embargos”, insistió el ministro.

A mí me dijeron que eran el Barca…

[b]El Procurador evitó hablar sobre una eventual demanda de los bonistas

Balbin dijo que no tiene competencia porque el estudio Cleary tiene la representación del país[/b]

Lunes 14 de marzo de 2016

El procurador del Tesoro, Carlos Balbin, dictaminó que la opinión del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, en el sentido de que los bonistas que entraron al canje tiene pocas chaces de éxito si demandan a la Argentina, corre por cuenta de ese bufete, que es el que tiene la representación exterior ante los tribunales norteamericanos.

En un escrito de cuatro páginas que le entregó a Prat-Gay el viernes, Balbín, uno de los juristas más reconocidos en derecho administrativo, no respalda los argumentos de aquel estudio jurídico, aunque tampoco los rechaza. Dice Balbín que él, como jefe de los abogados del Estado, no tiene competencia para pronunciarse sobre los argumentos de aquel estudio jurídico, porque el decreto 749/2002 que firmó Duhalde le otorgó a esa firma la representación de la Argentina ante los tribunales extranjeros y que aquellos letrados no forman parte de los abogados del Estado que él dirige ni responden a su mandato.

Más allá del dictamen, Balbín, cuando declare pasado mañana ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, podría desarrollar los motivos que envió la firma Cleary en su memo al Gobierno e, incluso, ampliarlos en el sentido de que la Argentina tiene sólidos argumentos para defenderse frente una eventual demanda de los bonistas.

Pero su opinión, que Balbín podría dar a título de experto, no tendrá la fuerza vinculante que busca el senador Miguel Angel Pichetto (FPV) y otros legisladores opositores para deslindar toda responsabilidad. Por eso, en su dictamen del viernes, Balbín también cita un pronunciamiento similar que, años atrás, dio Angelina Abbona, procuradora del Tesoro durante la gestión de Cristina Kirchner, ante una pregunta que le formuló el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof: Abbona se limitó a transcribir las opiniones de Cleary. Lo mismo hace Balbín en su nota a Prat-Gay, donde también explica las razones que tiene para no pronunciarse.

La semana última, el jefe del Bloque Justicialista, el diputado Diego Bossio, durante el plenario de las comisiones de Finanzas y de Presupuesto y Hacienda celebrado en Diputados, decidió enviar al Poder Ejecutivo un pedido de acceso a la información con 17 preguntas, una de las cuales estuvo destinada a que la Procuración del Tesoro respalde la opinión del estudio Cleary.

Ayer, LA NACION publicó que esa firma, que representa a la Argentina ante los Estados Unidos, en un memo dirigido al Gobierno, afirmó que aunque inicien una demanda, los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010 no tienen fundamento legal para pedir la misma compensación que quienes aceptaron la oferta que realizó este año el gobierno de Mauricio Macri a los fondos buitre. Para ese bufete, dado que la clausula RUFO perdió vigencia el 31 de diciembre de 2014, los acreedores que aceptaron las quitas en ambos canjes -anteriores al 2014- ya no tienen derecho a reclamar un trato igualitario con el que lograron Paul Singer y los titulares de otros fondos.

El kirchnerismo, por el contrario, viene sosteniendo que el nuevo acuerdo puede provocar que los bonistas de aquellos canjes disparen una ola masiva de juicios.

Cleary indicó en su memo que los bonistas de aquellos canjes tienen limitados sus derechos a lo que ya recibieron y que, al haber vencido la clausura RUFO, no tienen fundamento en la ley de Nueva York para pedir una compensación adicional.

Ningún abogado, ni siquiera los de la Procuración del Tesoro, se animan a afirma que los bonistas del canje no vayan a iniciar nuevos juicios. La posibilidad está latente.

Me gustaría pensar que se van a poner la pija en el senado y van a rechazar la ley para intentar renegociar…pero mis esperanzas son ínfimas.

Bueno, parece que a partir de las dudas que generó Balbin en el senado, habrpá cómo mínimo modificaciones al proyecto votado en diputados:

Holdouts: Negre de Alonso quiere cambiar el proyecto en el Senado y Pinedo advierte que es “peligroso”

El legislador macrista dijo que cualquier modificación en la iniciativa “pone en riesgo” el acuerdo, ya que debería volver a Diputados y el Gobierno necesita sancionarla antes del 14 de abril; el PJ disidente pidió agregar un artículo

La senadora nacional por Compromiso Federal Liliana Negre de Alonso (San Luis) confirmó hoy que su bloque buscará introducir cambios en el proyecto de ley para cancelar la deuda con los holdouts, lo que complicaría los planes del oficialismo de obtener el aval del Congreso antes del 14 de abril.

“Por una parte, se planteó que habría que agregar un artículo en donde se exija que por ley especial y previa del Congreso se autorice únicamente un nuevo endeudamiento y, por otra, se planteó que la prórroga de jurisdicción tiene que estar autorizada previa y expresamente por el Congreso”, afirmó Negre de Alonso en diálogo con Radio 10.

El proyecto oficial, que ya recibió la media sanción en Diputados, comenzó a ser debatido ayer por el Senado. Si se introdujeran modificaciones durante su paso por la Cámara alta, la iniciativa debería regresar a Diputados para su revisión. El Gobierno tiene tiempo hasta el 14 de abril para que el acuerdo reciba el aval del Congreso. Ese día debería concretar el pago a los holdouts, o los demandantes darán por terminado el convenio.

En ese marco, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo , consideró hoy que “lo responsable” es que el proyecto de ley se apruebe en la Cámara alta “sin nuevas modificaciones”. “Es la esperanza que tenemos, porque lo responsable es aprobarlo con los cambios que ya introdujo la Cámara de Diputados”, aseveró Pinedo en una entrevista con radio Vorterix.

Según el senador macrista, “si no es una modificación sustancial”, cualquier intento de cambio en el texto de la ley “pone en riesgo” el acuerdo y “eso es muy peligroso”.
Click Aqui

“Si no se hace el 14 de abril, pueden relanzar medidas para impedir a la Argentina pagar a sus acreedores”, resaltó.
“Quedaron inquietudes”

[b]Ayer, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay , expuso ante un plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía para evacuar las dudas técnicas de los senadores. También asistió el Procurador del Tesoro, Carlos Balbín.

Negre de Alonso aseguró que tras la visita de los funcionarios “quedaron pendientes algunas inquietudes” y que tanto Prat-Gay como Balbín “quedaron en mandar elementos que faltarían para poder completar toda la información”.[/b]

La senadora señaló que “hay que cumplir los plazos del reglamento” de la Cámara y que no se podrá adelantar el debate en el recinto hasta antes del 30 de marzo, ya que “Cambiemos no tiene mayoría como para imponer una sesión especial”.

“Recién la semana próxima se abordará la discusión para emitir dictamen y ahí se sabrá si se aceptan o no las modificaciones”, concluyó la senadora de Compromiso Federal.

Cómo nos van a coger, dios mío…

Encima estamos hablando del procurador del tesoro, funcionario que elije el ejecutivo. Su jefe esta motorizando el peor acuerdo del mundo y el tipo lo sabe y se lava las manos.

Ojalá que no aparezcan otros Griesas.

1 Like

A esta altura creo que lo mejor que nos puede pasar es que haya más litigios y fallos en contra. Así estás obligado a volver a defaultear y hacer otro canje más seguro (con las CACs que le faltaron al canje anterior y que abrieron la puerta a esto)

Ayer Pignanelli en Intratables dijo que Paul Singer es un tipo que rapidamente ofrece dinero (coima) para que los politicos hagan lo que él quiere. Insinuo algo turbio con Kicillof y el gobierno anterior.
Voy a pedir un imposible en este país corrupto, pero deberían investigar a todos, al Gobierno anterior, al Gobierno actual y a los diputados y Senadores de todos estos años. Porque lo que hayan hecho o hagan con este tema, puede ser traición a la Patria.

Y algo que me sigue dando vueltas, es que la deuda de Argentina es impagable. Y los intereses de los acreedores van a ir por los recursos naturales. Alguno que sea memorioso, ¿Mnm no propuso en una época vender la Patagonia?. Tengo el leve recuerdo de que paso algo así. Y como sabemos, hay muchos recursos naturales en la Patagonia.

De lo primero, no hay dudas. Singer hizo lobby para que la Corte de NY elimine la prohibición del champerty (que es básicamente el comportamiento buitre, comprar bonos quebrados y litigar) y lo logró. Así que tranquilamente puede torcer brazos en cualquier lado.

De lo segundo… creo que el negocio de la deuda no es que se termine de pagar, sino que siempre se siga pagando. Que los bancos sigan cobrando comisiones e intereses. Además… la Patagonia ya está vendida, los campos y pozos tienen dueños.

1 Like

El negocio hasta cierto punto es que no se pague nunca. Pero hemos visto como hacen guerras por recursos naturales. Ayer en lo de Graña había un tipo (no se que de la pesca) que decía que nos estan robando peces a lo pavote de varias naciones, y que Uruguay los protege una vez que llegan a su mar.
Agua potable, petroleo, pesca, etc. Inclusive un vasto territorio que es mayor a muchos países.

La patagonia esta vendida hace rato nene, en que planeta vivis? :lol:

Bueno, pero las guerras por recursos naturales suelen darse cuando hay un gobierno que no está dispuesto a concesionarlos o licitarlos (caso Irak). Caso contrario es mucho más fácil corromper o comprar que invadir.

Muchachos, Singer está en el acuerdo… pero también está en el porcentaje que no acuerda. Va a venir por más, nos va a romper el culo dos veces. Disculpen la expresión, no tengo medios para exponerlo de un modo más simple. El otro día uno de los genios que nos gobiernan ahora fue consultado al respecto, y esto fue lo que dijo: “Es imposible tener certezas sobre quién está detrás de la deuda, o al menos parte de ella”. Al horno con papas.

1 Like

Gracias mauricio