Bajo la lupa

Bajo la lupa

River, el puntero del Clausura y candidato en la Copa, analizado línea

Por Carlos Bianchi
ESPNdeportes.com
Archivo

BUENOS AIRES – Es difícil escribir y expresar lo que se siente cuando se observa el funcionamiento de un equipo que, por el plantel que cuenta, deja a uno con apetito.
Hace una semana, caminando por Palermo, me crucé con un hincha y, como era de esperar, nos pusimos a conversar de fútbol. Me decía, entre otras cosas, que veía muy bien a la defensa de River, a lo cual yo le respondí que nunca es muy bueno que la figura del equipo sea el arquero.
A las 48 horas, me llamó por teléfono para decirme que tenía razón en mi opinión. No fue casual: River había perdido entre una y otra conversación con el América por 4-3. En esa segunda charla no dije nada, porque francamente no me interesaba tener razón y mucho menos en esta ocasión, dado que tres de los cuatro goles que los mexicanos le convirtieron a los argentinos fueron de pelota parada, es decir una circunstancia ocasional. Con esto quiero decir que una cosa son los goles que llegan por tiros libres y otra muy diferente son los que se sufren durante el juego. En estos últimos sí hay que atender a cuestiones de organización y sentido táctico.
En estos momentos se hace complicado trabajar un equipo cuando se deben armar diferentes formaciones y cuando se compite cada tres o cuatro días. Hay lesionados y suspendidos que impregnan las decisiones. Y a eso le sumamos que estamos hablando de Simeone, un entrenador que asumió su cargo hace sólo tres meses.
Por la calidad y las condiciones de sus jugadores de River, el sistema defensivo terminará dando satisfacciones cuando se sistematicen y se sincronicen los movimientos, algo que tiene mucha importancia en el trabajo defensivo.
Por otra parte, Simeone no siempre juega con el mismo sistema, ya que algunas veces utiliza a cuatro defensores y otras a tres, sumando en este último caso a volantes-marcadores, o como se los desee llamar.
En la mitad de la cancha vemos que las parejas cambian de un partido a otro. Algunas veces están Ahumada y Abelairas, otras Ponzio y Ahumada y también ingresan Ponzio y Abelairas. Rara vez juegan los tres juntos y el entramado se completa con atacantes- volantes, tales los casos de Rosales, Archubi, Buonanotte, Sánchez u Ortega, quienes tratan de desequilibrar por afuera o por adentro, como lo muestran los dos últimos goles en las victorias contra Arsenal y Lanús: Archubi y Buonanotte definieron entrando por el carril izquierdo, por adentro, y con sendos zurdazos.
Hay que destacar que la vocación ofensiva del medio hacia adelante es digna de elogiar, por la presión para reconquistar el balón perdido y por la mira puesta en el arco de enfrente después de la recuperación.
EFE
Archubi (izq.) está para atacar; Abelairas para defender

Esto último que marcamos llega asociado a una suerte de apresuramiento en la construcción del ataque, lo que puede dar la impresión de que se apuesta a la invención de cada componente de la ofensiva. Este último aspecto, algunas veces, viene acompañado de cierto individualismo por la confianza que se tienen en el uno contra uno o por elecciones erróneas en el último pase, para colocar a un compañero mejor ubicado de cara al gol.
Un punto a favor es el sacrificio que ponen los puntas para ayudar a los volantes, retrocediendo 20 o 30 metros, para que a los recuperadores del medio no les resulte tan ancho el campo, más si tenemos en cuenta que sólo son dos jugadores (la mayoría de las veces).
Se podrá pensar que River no es un equipo equilibrado, pero hay que decir que cuando se quieren imponer ciertas prioridades -como en este caso es el ataque-, es lógico que se pierda en otros sectores del campo.
Hay que decir que River trata de jugar muy rápido, dejando de lado el juego pausado, pensado, estético. Todo es para llegar lo más rápido posible al arco de enfrente.
River debe ser el equipo, junto a Boca y Lanús, que crean más situaciones de gol. Lamentablemente se desperdician un gran porcentaje por culpa de la ansiedad ofensiva que esta instalada en todos sus jugadores.
Luego de contarles los puntos a favor y en contra, se me hace difícil ser más puntilloso con un equipo que seguramente terminará primero de su grupo en la Copa Libertadores y que está puntero del Clausura.
River es serio candidato a las dos competiciones, pero insisto que no es bueno que Carrizo siga siendo la figura con actuaciones muy por encima de lo común para un arquero.
Pero no quiero dejar de afirmar que es muy importante la actitud ofensiva que le da Simeone a todos los componentes del equipo.
En mayo llegará la hora de las definiciones, con partidos donde el que se equivoca, paga. Simeone tiene un mes para perfeccionar lo que pretende. Y si lo consigue, River no estará lejos de cumplir sus objetivos.

Felicidades.

Que piensan ustds?

Bajo la lupa

River, el puntero del Clausura y candidato en la Copa, analizado línea

Por Carlos Bianchi
ESPNdeportes.com
Archivo

BUENOS AIRES – Es difícil escribir y expresar lo que se siente cuando se observa el funcionamiento de un equipo que, por el plantel que cuenta, deja a uno con apetito.
Hace una semana, caminando por Palermo, me crucé con un hincha y, como era de esperar, nos pusimos a conversar de fútbol. Me decía, entre otras cosas, que veía muy bien a la defensa de River, a lo cual yo le respondí que nunca es muy bueno que la figura del equipo sea el arquero.
A las 48 horas, me llamó por teléfono para decirme que tenía razón en mi opinión. No fue casual: River había perdido entre una y otra conversación con el América por 4-3. En esa segunda charla no dije nada, porque francamente no me interesaba tener razón y mucho menos en esta ocasión, dado que tres de los cuatro goles que los mexicanos le convirtieron a los argentinos fueron de pelota parada, es decir una circunstancia ocasional. Con esto quiero decir que una cosa son los goles que llegan por tiros libres y otra muy diferente son los que se sufren durante el juego. En estos últimos sí hay que atender a cuestiones de organización y sentido táctico.
En estos momentos se hace complicado trabajar un equipo cuando se deben armar diferentes formaciones y cuando se compite cada tres o cuatro días. Hay lesionados y suspendidos que impregnan las decisiones. Y a eso le sumamos que estamos hablando de Simeone, un entrenador que asumió su cargo hace sólo tres meses.
Por la calidad y las condiciones de sus jugadores de River, el sistema defensivo terminará dando satisfacciones cuando se sistematicen y se sincronicen los movimientos, algo que tiene mucha importancia en el trabajo defensivo.
Por otra parte, Simeone no siempre juega con el mismo sistema, ya que algunas veces utiliza a cuatro defensores y otras a tres, sumando en este último caso a volantes-marcadores, o como se los desee llamar.
En la mitad de la cancha vemos que las parejas cambian de un partido a otro. Algunas veces están Ahumada y Abelairas, otras Ponzio y Ahumada y también ingresan Ponzio y Abelairas. Rara vez juegan los tres juntos y el entramado se completa con atacantes- volantes, tales los casos de Rosales, Archubi, Buonanotte, Sánchez u Ortega, quienes tratan de desequilibrar por afuera o por adentro, como lo muestran los dos últimos goles en las victorias contra Arsenal y Lanús: Archubi y Buonanotte definieron entrando por el carril izquierdo, por adentro, y con sendos zurdazos.
Hay que destacar que la vocación ofensiva del medio hacia adelante es digna de elogiar, por la presión para reconquistar el balón perdido y por la mira puesta en el arco de enfrente después de la recuperación.
EFE
Archubi (izq.) está para atacar; Abelairas para defender

Esto último que marcamos llega asociado a una suerte de apresuramiento en la construcción del ataque, lo que puede dar la impresión de que se apuesta a la invención de cada componente de la ofensiva. Este último aspecto, algunas veces, viene acompañado de cierto individualismo por la confianza que se tienen en el uno contra uno o por elecciones erróneas en el último pase, para colocar a un compañero mejor ubicado de cara al gol.
Un punto a favor es el sacrificio que ponen los puntas para ayudar a los volantes, retrocediendo 20 o 30 metros, para que a los recuperadores del medio no les resulte tan ancho el campo, más si tenemos en cuenta que sólo son dos jugadores (la mayoría de las veces).
Se podrá pensar que River no es un equipo equilibrado, pero hay que decir que cuando se quieren imponer ciertas prioridades -como en este caso es el ataque-, es lógico que se pierda en otros sectores del campo.
Hay que decir que River trata de jugar muy rápido, dejando de lado el juego pausado, pensado, estético. Todo es para llegar lo más rápido posible al arco de enfrente.
River debe ser el equipo, junto a Boca y Lanús, que crean más situaciones de gol. Lamentablemente se desperdician un gran porcentaje por culpa de la ansiedad ofensiva que esta instalada en todos sus jugadores.
Luego de contarles los puntos a favor y en contra, se me hace difícil ser más puntilloso con un equipo que seguramente terminará primero de su grupo en la Copa Libertadores y que está puntero del Clausura.
River es serio candidato a las dos competiciones, pero insisto que no es bueno que Carrizo siga siendo la figura con actuaciones muy por encima de lo común para un arquero.
Pero no quiero dejar de afirmar que es muy importante la actitud ofensiva que le da Simeone a todos los componentes del equipo.
En mayo llegará la hora de las definiciones, con partidos donde el que se equivoca, paga. Simeone tiene un mes para perfeccionar lo que pretende. Y si lo consigue, River no estará lejos de cumplir sus objetivos.

Felicidades.

Que piensan ustds?

es lo que pensamos varios… pero no porque veamos el futbol de la misma forma que un tipo que de estas se las sabe lungas como el Pelado, sino porque es una cuestion totalmente lógica: el dia que tu arquero tenga una noche regularona nomas, o se lesione, o lo expulsen… que va a pasar?

me hubiese gustado bianchi como dt en river

flor de vivo Bianchi… alaba y alaba la actitud ofensiva de Simeone, pero a la hora de los bifes, cuando a él le tocó (y por cierto, ganó bastante), ponia a equipos que salian a defender tanto en Caracas como en San Pablo…

Obviamente no es bueno que la figura de river sea el arquero, pero tampoco es malo, significa que tenemos un arquero seguro, que nos salva bastantes pelotas importantes… No es un arquero que le llegan 10 veces en el partido… le llegan 3 o 4 veces como maximo pero con suma peligrosidad, y el tipo responde, eso significa que es muy bueno que tengamos un arquero asi.

Es muy buena la opinion de bianchi.

En mi opinion river anda muy bien atras, en abelairas consiguio a un jugador equilibrado que da pases muy bueno, en ahumada un tipo que corre y recupera muchas pelotas, en buonanotte un jugador distinto, en alexis la frescura y la gambeta para desiquilibrar, lo unico que todavia no esta bien definido es la linea del ataque… por el momento ni falcao ni abreu estan respondiendo del todo bien como se esperaba, pero creo que esto conforme pase los partidos se puede dar, y cuando se de, señores estaremos con un river a las altura de lo esperado.

no se olviden de esto otro !!!

Es importante el tiempo de laburo… pero en su caso fue relativo: desde el primer partido que dirigió en la bosta, su equipo mantuvo un invicto de mas de cuarenta partidos: todo el apertura 98 y casi todo el clausura 99 donde perdió con Independiente en la fecha que se congraron campeones… creo que sigue siendo record para el futbol argentino…

Más alla de eso… si el arquero es figura de un equipo es porque le llegan mucho… y no se está defendiendo como se debe. Si es figura es por que tapa varias pelotas en varias ocasiones… contra lanus Carrizo tapó un penal… tuvo alguna más para decir “que bárbara actuacion”? No sé, creo que no… obvio que colaboró con mantener el partido como estaba (1-0) y fue importantísimo y es elmejor arquero argentino actualmente… pero creo que algunos se equivocan en “hacerlo la figura” porque puede dar lugares a estas mal(?)interpretaciones.

PD: Saludos a todos, ya no tengo acceso al foro desde la ofi desde que hicieron el cambio y no escribía hace bastante… lo extrañé(?).

Ja…tal cual. Nunca me voy a olvidar el mediocampo: Battaglia - Serna - Traverso.
Claro, estos también están impregnados de condiciones ofensivas, no Carlitos??:roll:

Buen análisis. La presión para recuperar y la velocidad en ataque son sin lugar a dudas algunas de las claves más importante. De esta manera logramos tener un equipo totalmente impredecible, donde cualquier mediocampista puede llegar al gol. Es el caso contrario de Boca, todos sus movimientos son anunciados, sus ataques repetidos, claro que tienen un funcionamiento aceitado con jugadores que se conocen de memoria…

Hay que mostrar esa nota a Scanner

Sus equipos salían a defender tanto en Caracas como en San Pablo y terminaban ganando en ambos lugares, lógica??? Sí, la lógica es q el tipo sabe realmente muchísimo de fútbol.
Yo no olvido lo q putié la noche en la q Boca le gana al Paysandú de visitante haciendo 5 goles, yo lo daba por eliminado y me equivoqué, ¿porq? porq el q estaba en el banco de Boca era Bianchi.

el tipo tiene autoridad para opinar hasta del Real Madrid,pero que raro que lo haga de River,no lei notas anteriores de él opinando sobre Passarella por ejem, tal vez no busqué o no las dió.
Me hubiese gustado como técnico después de Mostaza, pero ahora no,porque es de proyectos a largo plazo,y no es el momento ni lo va a ser si se va Simeone sin ganar nada(me toco un huevo).

Me gusta como analiza los momentos de la persona, en un párrafo habla sobre la ansiedad ofensiva tanto de River, boca y lanus, eso es en lo primero que trabajo cuando llego a boca.

tiene mucha razon…

Buen articulo. El que sabe, sabe.

Y el que no, dirige a San Lorenzo :wink:

–J.

Para mi no eran tan defensivos los equipos de Bianchi…por algo gano en brasil tantas veces y no es que lo cagaban a pelotasos, se defendia con la pelota y cuando te distraias te hacia uno o dos goles y cerraba el partido.

…TENES RAZON PELADO!

Muy buen articulo, tiene una buena vision del equipo y la verdad que me ilusiono bastante.
Para mi el Boca de Bianchi (salvando las distancias) jugaba muy parecido a este River de Simeone, en cuanto al manejo del partido, si bien Boca era mas lento y tenia mas control de la pelota, hacia pocos goles, le hacian pocos y cuando hacia uno o dos goles se metia atras.

Si, sabe bastante del futbol de Sud America, por eso el que sabe del futbol de Sud America se queda a dirigir en Sud America y no sale a fracasar en Europa. :cool: