Astrada: "Clasificar a la copa es el objetivo que tenemos"

Astrada y su River van a Rosario con la obligación de ganar sí o sí para poder mantener viva la esperanza: “Clasificar es uno de los objetivos que nos pusimos”. FEDERICO DEL RIO | fdelrio@ole.com.ar
[](javascript:Popup(‘http://www.servicios.clarin.com/notas/jsp/ole/v5/galeria/galeria.jsp?notaId=1948229&mtmTipo=Imagen&mostrar=1192790’,‘fotos’,‘920’,‘650’,‘yes’,'yes’):wink: [](javascript:foto.antFoto();)[](javascript:foto.sgtFoto();)1 de 1

El Jefe no se quiere perder la próxima Libertadores.

Leonardo Astrada se preparaba para su vuelta al Monumental y atendió un llamado desde el exterior. “Se te hunde el Titanic”, fue lo primero que escuchó, seguido de una tremenda risotada. Era Germán Burgos, loco como siempre, quien le deseaba éxitos de esa manera tan particular. En cinco partidos, el Negro logró enderezar un poco el barco tratando de esquivar el iceberg, pero todavía parece muy difícil (por no decir ya que es imposible) que pueda anclar en el puerto que eligió la tarde que dirigió su primera práctica. “Tenemos que sumar para entrar en la Libertadores, no podemos quedarnos afuera”, les propuso a sus marineros. Una victoria, dos empates y dos derrotas en este corto plazo todavía lo mantienen en alta mar, lejos de ver la Copa prometida. “Sí, sería un drama no entrar en la Libertadores. Desde el 95, River tiene asistencia perfecta y, aunque no le fue bien en los últimos años, lograr la clasificación es uno de los objetivos que nos pusimos cuando llegamos. Todavía tenemos posibilidades, pero hay que pensar partido a partido”, mantiene la esperanza el Jefe, que, calculadora en mano, sabe que esta tarde necesita sí o sí los tres puntos para seguir navegando hacia el destino deseado.

River, que llegó por la tarde a Rosario pero vía terrestre, tendrá un gran desafío en el Parque Independencia: sin Almeyda ni Ortega y con Fabbiani, el equipo de Astrada intentará bajar a uno que está mucho más arriba en varios sentidos. Este Newell’s puntero le saca varias cabezas en la talla de los futbolistas (ver Arriba las manos…), le lleva 16 puntos en la tabla del Apertura y 10 en la que cuenta para entrar en la Copa. Y ahí está la gran cuestión porque River, por supuesto, ya no tiene aspiraciones para ser campeón y apenas si se sostiene su ilusión de jugar la Libertadores 2010. Entonces, superar a uno de los rivales directos es fundamental para no tirar la toalla con tanta anticipación. Más cuando la famosa matemática no ayuda a ninguno de los gigantes argentinos (Boca tiene apenas tres puntos más en la general).

River suma 37 y tiene 21 por ganar si consigue triunfar en las siete fecha que quedan hasta el final del campeonato. Su techo estaría, entonces, en los 58 puntos que no aseguran entrar a la Libertadores. La última vez que se sumaron dos torneos para definir los clasificados, el de puntaje más bajo fue Lanús, con 59, que fue al repechaje gracias a que Boca había sido el campeón de la Copa 07. Si no, el último que entraba era Arsenal, con 62. Con 58 se aseguró un lugar Vélez para la edición del 2007 y por diferencia de gol, ya que Lanús también había sumado la misma cantidad y tuvo que conformarse con jugar sólo la Sudamericana.

“La Copa Libertadores”, eligió Astrada en la revista River Monumental como el título que más disfrutó de los 12 que ganó, lo que le da un lugar destacado en el Museo que se inaugurará el lunes por ser el jugador con más campeonatos ganados. El Jefe tiene algo especial con ese trofeo esquivo para la historia de River. Entiende que sería, o será, un drama no participar de la próxima edición. Sabe que es posible que eso suceda y, aunque podría favorecerlo para concentrar las fuerzas en un único objetivo --el próximo Clausura-- en el primer semestre del 2010, él no negocia el objetivo que se plateó el primer día. Para cumplirlo no puede fallar. Necesita que la recuperación del equipo se refleje en el arco contrario y en el resultado final porque hacer un buen partido, pero quedarse con las manos vacías, como le pasó el domingo contra Lanús, no le servirá de consuelo y no habrá ninguna broma del Mono Burgos que alcance para cambiar el humor de sentirse afuera de la Copa en la que hace 15 años que no registra ausencias.

Astrada y su River van a Rosario con la obligación de ganar sí o sí para poder mantener viva la esperanza: “Clasificar es uno de los objetivos que nos pusimos”. FEDERICO DEL RIO | fdelrio@ole.com.ar
[](javascript:Popup(‘http://www.servicios.clarin.com/notas/jsp/ole/v5/galeria/galeria.jsp?notaId=1948229&mtmTipo=Imagen&mostrar=1192790’,‘fotos’,‘920’,‘650’,‘yes’,'yes’):wink: [](javascript:foto.antFoto();)[](javascript:foto.sgtFoto();)1 de 1

El Jefe no se quiere perder la próxima Libertadores.

Leonardo Astrada se preparaba para su vuelta al Monumental y atendió un llamado desde el exterior. “Se te hunde el Titanic”, fue lo primero que escuchó, seguido de una tremenda risotada. Era Germán Burgos, loco como siempre, quien le deseaba éxitos de esa manera tan particular. En cinco partidos, el Negro logró enderezar un poco el barco tratando de esquivar el iceberg, pero todavía parece muy difícil (por no decir ya que es imposible) que pueda anclar en el puerto que eligió la tarde que dirigió su primera práctica. “Tenemos que sumar para entrar en la Libertadores, no podemos quedarnos afuera”, les propuso a sus marineros. Una victoria, dos empates y dos derrotas en este corto plazo todavía lo mantienen en alta mar, lejos de ver la Copa prometida. “Sí, sería un drama no entrar en la Libertadores. Desde el 95, River tiene asistencia perfecta y, aunque no le fue bien en los últimos años, lograr la clasificación es uno de los objetivos que nos pusimos cuando llegamos. Todavía tenemos posibilidades, pero hay que pensar partido a partido”, mantiene la esperanza el Jefe, que, calculadora en mano, sabe que esta tarde necesita sí o sí los tres puntos para seguir navegando hacia el destino deseado.

River, que llegó por la tarde a Rosario pero vía terrestre, tendrá un gran desafío en el Parque Independencia: sin Almeyda ni Ortega y con Fabbiani, el equipo de Astrada intentará bajar a uno que está mucho más arriba en varios sentidos. Este Newell’s puntero le saca varias cabezas en la talla de los futbolistas (ver Arriba las manos…), le lleva 16 puntos en la tabla del Apertura y 10 en la que cuenta para entrar en la Copa. Y ahí está la gran cuestión porque River, por supuesto, ya no tiene aspiraciones para ser campeón y apenas si se sostiene su ilusión de jugar la Libertadores 2010. Entonces, superar a uno de los rivales directos es fundamental para no tirar la toalla con tanta anticipación. Más cuando la famosa matemática no ayuda a ninguno de los gigantes argentinos (Boca tiene apenas tres puntos más en la general).

River suma 37 y tiene 21 por ganar si consigue triunfar en las siete fecha que quedan hasta el final del campeonato. Su techo estaría, entonces, en los 58 puntos que no aseguran entrar a la Libertadores. La última vez que se sumaron dos torneos para definir los clasificados, el de puntaje más bajo fue Lanús, con 59, que fue al repechaje gracias a que Boca había sido el campeón de la Copa 07. Si no, el último que entraba era Arsenal, con 62. Con 58 se aseguró un lugar Vélez para la edición del 2007 y por diferencia de gol, ya que Lanús también había sumado la misma cantidad y tuvo que conformarse con jugar sólo la Sudamericana.

“La Copa Libertadores”, eligió Astrada en la revista River Monumental como el título que más disfrutó de los 12 que ganó, lo que le da un lugar destacado en el Museo que se inaugurará el lunes por ser el jugador con más campeonatos ganados. El Jefe tiene algo especial con ese trofeo esquivo para la historia de River. Entiende que sería, o será, un drama no participar de la próxima edición. Sabe que es posible que eso suceda y, aunque podría favorecerlo para concentrar las fuerzas en un único objetivo --el próximo Clausura-- en el primer semestre del 2010, él no negocia el objetivo que se plateó el primer día. Para cumplirlo no puede fallar. Necesita que la recuperación del equipo se refleje en el arco contrario y en el resultado final porque hacer un buen partido, pero quedarse con las manos vacías, como le pasó el domingo contra Lanús, no le servirá de consuelo y no habrá ninguna broma del Mono Burgos que alcance para cambiar el humor de sentirse afuera de la Copa en la que hace 15 años que no registra ausencias.

y,es logico,no va a salir a decir:“vamos a pelear la promocion”
yo lo veo muy dificil,hay muchos equipos arriba que estan haciendo buen torneo.

el proxímo torneo peleamos la promoción quedan dudas? seguro que safamos pero que la empezamos peleando ya esta.

:lol:

La verdad no ofende Negro, no tengas miedo en decir que estamos mas para mirar para abajo.

La promocion hijo de una gran puta mira la tabla del descenso pelotudo :evil::evil::evil:

No pibe ahora mismo hay algo más importante que pasar verguenzas en la Copa con algunos ladrones en el plantel, y es nisiquiera jugar la promocion y como vas, debes pelear lo 2.do, no caeria para nada mal no ir el proximo año .

Hay que mirar la tabla de abajo lamentablemente, es la realidad, cuesta asumirla pero no hay que mentirle al hincha, la realidad es una sola y la unica tabla que debemos mirar hoy en dia es la de los promedios.

jajajajajajajajajaajajajaja

es casi imposible llegar a jugar la libertadores ademas tenemos que ganar todos los partidos de aca a fin del campeonato y encima todavia nos quedan partidos bastante complicados

Si hubiera salido a decir que el objetivo era salvarse de la promoción también lo estarían defenestrando. NO HAY PORONGA QUE LES VENGA BIEN.

lo importante sería safar la promocion. el proximo torneo, el clausura, si no entramos en la copa(como es probable) nos vamos adedicar al campeonato y si es posible, salimos campeones y zafamos de la promocion. eso haría yo si fuese el dt.
por lo pronto en lo que resta del apertura habría que sacar buenos puntos para alejarnos un poco. hay que tratar cuando menos de ganar todos los partidos en el monumental que quedan

A cuántos puntos estamos concretamente de las copas?

Primer objetivo sin cumplir

Hubiera estado mejor que diga “El primer objetivo es ganar un partido”

Esta bien que va a decir , ni el se lo debe creer

es casi imposible hasta matematicamente. pero es el tecnico es logico que diga eso.

El tema es asi, para entrar como ultimo clasificado se necesitan minimo(por el corte de la anterior clasificacion) 58 puntos, es decir, si hoy resignamos puntos estamos practicamente afuera.

Del ultimo que esta entrando estamos a 10 puntos si no me equivoco.

Abrazo!

También hay un dicho que reza : “El silencio es salud” En este caso, si decir la verdad resulta doloroso no hay que abrir la boca para decir estupideces. Si Astrada hubiese dicho que hoy River piensa en sumar puntos para salvarse de la promoción era digno del aplauso porque significaría que el que pilotea el asunto está ubicado en tiempo y contexto. En la actual situación de River decir que el objetivo es sumar puntos para entrar a la copa es un despropósito y preocupa, porque implica desconocer la realidad de River o eventualmente intentar ocultarla.

Lo que pasa que una cosa trae la otra, si sacás los puntos para entrar a la copa automáticamente te despegás de la promo, en realidad le faltó decir la mitad vacía del vaso.