Anècdotas de Angelito Labruna

Anècdotas de Angelito Labruna

Fèlix Loustau:
“El cansancio no existe, yo corrìa todo el partido y nunca me cansè. Y mirà que fumaba mucho. El que tenìa poco aire era Angelito Labruna, por que tenìa hundida la caja toràcica. Pese a esto, nunca vi un definidor como Angelito, de cien pelotas metìa noventa y nueve adentro. Me causò gracia cuando lo compararon con el chileno Salas, se nota que quien hizo esa comparación no vio a Labruna. Cuando Ángel hacia la jorobita había que ir a cobrar, era infalible”.

Eliseo Prado:
“Era la penúltima fecha del campeonato, y se jugaba el superclásico en nuestra cancha, Boca venia con la intención de ganar y darnos la vuelta olímpica en la cara. La hinchada de Boca habìa venido preparada para humillarnos con estandartes que decìan “Boca campeòn”. En el vestuario nos juntamos y juramos impedir que Boca nos diera la vuelta en nuestra cancha. Walter Gòmez dijo:“ yo hago uno, y vos feo cuantos haces?”por lo menos cinco- respondiò Angelito.Con esa fe salimos a la cancha. ¡Ganamos 3 a 0! Igualmente Angelito no cumpliò con su promesa, hizo solamente dos, el que si cumpliò fue el uruguayo que hizo el restante.”“Se jugaba una de las ùltimas fechas y tenìamos que jugar en cancha de Boca. Ganamos 2 a 1 ( lo dimos vuelta en el segundo tiempo con goles de Labruna y el Mono Zarate, en el primer tiempo nos habìan pasado por arriba y Amadeo habìa sido la figura) y eramos los campeones. Decidimos no dar la vuelta olìmpica para evitar una masacre. Terminado el partido un periodista partidario de Boca le pregunta a Labruna.¿En el primer tiempo, Boca los bailò?-¡Està equivocado! Aplicamos una tàctica para engañar al adversario, en el primer tiempo los dejamos atacar para que se cansen y en el segundo, con mas resto fìsico apuramos el partido y el resultado demostrò que ganamos con absoluta justicia-En el vestuario me dijo “este tipo es de la contra, no voy a dejar que nos use para ponerse contento”

Walter Gòmez:
“Habìan venido a darnos la vuelta a nuestra cancha, en el vestuario juramos con Angelito impedir esto costase lo que costase, me puso una mano en el hombro y me dijo: “Acordate que les voy a romper el culo”. Con esa motivación salimos a la cancha, èl hizo dos goles y yo uno.”

Enrique Sìvori:
“Jugàbamos a fines del 55 en cancha de Boca. En la primer rueda nos habìan bailado 4 a 0 y estaban convencidos que iba a pasar lo mismo en su cancha. Cuando salìan del tùnel nos mostraban los 4 dedos de la mano los jugadores de ellos. Àngel me dijo “no les des bola que los dedos se los van a meter en el culo”, perdìamos 1 a 0 y lo dimos vuelta 2 a 1 con goles de Labruna y Zàrate.

Josè Manuel Ramos Delgado:
Un dìa Labruna me dijo: “ Para mì, la alegrìa màs grande que hay es ganarle a Boca y gritar los goles en la Bombonera.” Era un genio, nos inculcaba el buen fútbol, era vivo, inteligente y sabìa elegir muy bien a los jugadores. Armaba grupos muy sòlidos. Como jugador fue extraordinario y pienso que todavía no ha sido reconocido en su justa dimensiòn, no se sabìa si era zurdo o derecho, la cosa es que adentro del àrea bajaba la joroba y la mandaba a guardar.

Delem:
Un dìa Labruna me dijo “El dìa que estès obsesionado con ganarle a Boca, recièn ahì vas a poder lucir con orgullo la camiseta de River”

Pinino Màs:
Con Daniel Passarella compartìa la pieza en las concentraciones, me seguia en todas las jodas. Al profe Jairala lo tenìamos de punto. Una noche pusimos un balde con agua arriba de la puerta en nuestro dormitorio y nos acostamos esperando que entrase èl. ¿Saben quièn entrò? Angel Labruna, con su saco, su pantalón gris y su corbata de River. Se mojò hasta las pelotas, me re cagò a puteadas y tenìa razòn, Ángel era divino.Con Labruna tengo mil anecdotas, un dìa tenìamos que jugar contra Boca a las 15.30 y debìamos salir 15.28 para no pagar la multa, le digo a Àngel que tenìamos que salir y me dice “esperà que tengo que ver como saliò un caballo que tenìa de fija, no importa, después pagamos la multa”. Àngel era un fenòmeno, jugábamos contra Boca y el estaba mirando como salìa un caballo que tenìa como fija.Tenìa un millòn de càbalas, las anotaba para no olvidárselas, un dìa le dije “¿Ángel, que càbalas tiene?” y me respondiò: “Pinino, las càbalas son algo personal, no hay que decirlas por que si no pierden el efecto, así que no preguntes pelotudeces”En la charla antes del primer superclásico del nacional 75 agarraba uno por uno y decìa:Fillol vos sos un crack, Biasutto es un tronco, Comelles vos sos un crack, Pernìa es un tronco, Perfumo…sì, ya sè Ángel, yo soy un crack, La Fuente es un tronco…callate boludo no ves que se corta la càbala.Con esas bromas salìamos a la cancha muy confiados, tenìamos una fe ciega en nosotros.Àngel Labruna fue el que màs le querìa ganar a Boca. ¿Te acordàs còmo entraba a la Bombonera? Se tapaba la nariz. Lo escupìan, lo puteaban y se seguìa tapando la nariz. Triunfò como jugador y como técnico por cabeza dura. Perdìa con Boca y no dormìa por una semana, ganaba y era el tipo màs feliz de la tierra. Era fanàtico de River y por sus venas corrìa sangre roja y blanca. Defendiò la camiseta a muerte, ¡fue un ejemplo!

Daniel Onega:
Era un superclásico que ìbamos perdiendo al finalizar el primer tiempo. Llegamos al vestuario preocupados, Labruna era el ùnico que estaba tranquilo y de buen humor, no entendìamos su actitud. Era la època de los militares y antes de salir a jugar el segundo tiempo dice:vino el Mayor- y todos miramos esperando ver a un milico.Luego volvió a decir:vino el Mayor… vino el mayor de los cagazos que tienen ustedes. ¡Vamos muchacho, este partido està ganado, dèjense de joder y salgan a ganarlo!Salimos y ganamos el partido, Àngel era un sabio, le sobraba calle y no conocìa el miedo. Con esa estampa de ganador se ganò el respeto de todos.

Pato Fillol:
Estaba en Racing y me dirigìa Labruna, me acuerdo que me querìa comprar River y yo no querìa ir por que se decìa que habìa camarilla en el plantel. Me agarrò Àngel y me dijo: - si no va a River lo echo de acà a patadas en el culo, no sabe lo que es River, hàgame caso y vaya, no sea boludo”

Pedro Gonzàlez:
“Mientras viva no voy a poder olvidar la alegrìa que tuve cuando salimos campeones después de diecisiete años. Àngel Labruna lloraba desconsoladamente, siempre recuerdo esa escena, ¡ Era pasiòn lo que sentía por River!

Roberto Perfumo:
Era el año 77 y jugàbamos en la Bombonera. Yo estaba lesionado pero Labruna me hizo jugar igual. Antes de salir a jugar le dije:No puedo jugar Àngel Juegue igual, aunque sea un rato, los peores momentos en un partido en la Boca son los primeros. Todavía no se da cuenta que su presencia impone respeto.Salì a jugar con un dolor bàrbaro hasta que en un pelotazo largo me lesionè, sentì que me rompì todo atràs de la pierna, le dije a Labruna:No puedo màs, me voyBueno, ya està, que se le va a hacer.Salì y entro Lonardi. Al finalizar el partido estaban todos festejando enloquecidos la victoria. Yo fui y le dije: ¿Vio Àngel que al final me lesionè?Por ese desgarro ganamos, cuando los bosteros lo vieron en la cancha se cagaron todos.Àngel Labruna fue un fenòmeno, siempre tenìa una respuesta para todo y sabìa como nadie como ganarle a Boca.A medida que pasa el tiempo es mayor el afecto que siento por Àngel. Ear un personaje digno de contemplar, pìcaro, inteligente, guapo. No sabía lo que era el miedo. Se bancaba cualquier quilombo, una vez luego de perder contra Boca en una gira en el exterior me dijo:Ahora me tengo que aguantar en casa los bosteros. Suerte que Anita està canchera, pero la voy a llamar para que cierre todo, por que estos guachos vienen con camiones de brea y carros de mierda y me los tiran en el frente de casa.La gente de Boca le tenìa un cagazo tremendo a Labruna, y èl no le tenìa miedo a nada. Manejaba todo, hacìa lo que querìa.

Otras anècdotas:
Su debut en los superclàsicos se dio el 5 de noviembre de 1939, en cancha de San Lorenzo, donde Boca hacìa de local. El partido estaba empatado hasta que apareciò Angelito y fusilò al arquero para pasar a ganar el partido. Se quedò festejando con la tribuna un largo rato, con la pasiòn que lo caracterizaba y que lo hizo tan grande.Tuvo dos hijos, Daniel (falleciò siendo joven) y Omar, alguna vez dijo “me queda la felicidad de haberlos visto jugar a los dos con la Banda puesta”Usaba una corbata azul con una franja rojiblanca en el centro. Una vez los jugadores le hicieron una broma y se la tiraron por la ventana mientras dormìa, cuando se despertò hizo volver al micro y los jugadores terminaron buscàndola en la banquina“una vez, en el 71, dirigìa a Central y me tocò enfrentar a River. Ganábamos 4 a 0 y en un momento dado quedè al lado del Beto Alonso que daba sus primeros pasos en River; le empecé a gritar como si fuera jugador mìo: - Dale flaquito, corrè y transpirà esa camiseta que yo use durante 20 años, ¿què te pensàs que tenès puesto?”“Por River era capaz de dejar todo, cuando firmaba los contratos con otros equipos habìa una cláusula que decía que si me llamaban de River me iba. No podìa con mi genio, estaba dirigiendo cualquier equipo y apenas entraba al vestuario preguntaba como habìa salido River.”
"Señor Labruna…señor Labruna (periodista,pregunta) que opina del hincha de River al ser tan exigente…y mira hijo (con su sonrisa picarona,contesta),el hincha de River es de los mas exquisitos que hay,gracias a ellos,se cuando tengo que apretar las clavijas del equipo…!!

J. J. Lòpez:
“Àngel decìa que no le interesaba dirigir a la Selecciòn. Para èl la Selecciòn Nacional era River.”“ya era gracioso el odio que Àngel le tenìa a Boca. Cuando dirigìa a Talleres y jugamos contra Boca, llamò a los 8 o 9 ex jugadores de River que tenìa en el plantel y dijo:-para nosotros esto no es un partido màs, esto es un River - Boca, salgan a pisarlos” ganamos 4 a 0 y habìa que verlo a Angelito gritando “Gooool de River”.“una vez apareciò un amigo de Àngel para apostarnos en contra en un partido contra Boca. Nos hizo apostar a todos, y finalmente ganamos, la alegrìa de Àngel era indescriptible. Con el tiempo nos enteramos que lo del amigo era todo mentira, la apuesta la habìa bancado Àngel con tal de que le ganaramos a Boca".

Anecdotas copiadas del grupo de facebook RIVER PLATE " TU GRATO NOMBRE,TU GRATA HISTORIA " https://www.facebook.com/groups/281977688530201/doc/294362477291722/

Anècdotas de Angelito Labruna

Fèlix Loustau:
“El cansancio no existe, yo corrìa todo el partido y nunca me cansè. Y mirà que fumaba mucho. El que tenìa poco aire era Angelito Labruna, por que tenìa hundida la caja toràcica. Pese a esto, nunca vi un definidor como Angelito, de cien pelotas metìa noventa y nueve adentro. Me causò gracia cuando lo compararon con el chileno Salas, se nota que quien hizo esa comparación no vio a Labruna. Cuando Ángel hacia la jorobita había que ir a cobrar, era infalible”.

Eliseo Prado:
“Era la penúltima fecha del campeonato, y se jugaba el superclásico en nuestra cancha, Boca venia con la intención de ganar y darnos la vuelta olímpica en la cara. La hinchada de Boca habìa venido preparada para humillarnos con estandartes que decìan “Boca campeòn”. En el vestuario nos juntamos y juramos impedir que Boca nos diera la vuelta en nuestra cancha. Walter Gòmez dijo:“ yo hago uno, y vos feo cuantos haces?”por lo menos cinco- respondiò Angelito.Con esa fe salimos a la cancha. ¡Ganamos 3 a 0! Igualmente Angelito no cumpliò con su promesa, hizo solamente dos, el que si cumpliò fue el uruguayo que hizo el restante.”“Se jugaba una de las ùltimas fechas y tenìamos que jugar en cancha de Boca. Ganamos 2 a 1 ( lo dimos vuelta en el segundo tiempo con goles de Labruna y el Mono Zarate, en el primer tiempo nos habìan pasado por arriba y Amadeo habìa sido la figura) y eramos los campeones. Decidimos no dar la vuelta olìmpica para evitar una masacre. Terminado el partido un periodista partidario de Boca le pregunta a Labruna.¿En el primer tiempo, Boca los bailò?-¡Està equivocado! Aplicamos una tàctica para engañar al adversario, en el primer tiempo los dejamos atacar para que se cansen y en el segundo, con mas resto fìsico apuramos el partido y el resultado demostrò que ganamos con absoluta justicia-En el vestuario me dijo “este tipo es de la contra, no voy a dejar que nos use para ponerse contento”

Walter Gòmez:
“Habìan venido a darnos la vuelta a nuestra cancha, en el vestuario juramos con Angelito impedir esto costase lo que costase, me puso una mano en el hombro y me dijo: “Acordate que les voy a romper el culo”. Con esa motivación salimos a la cancha, èl hizo dos goles y yo uno.”

Enrique Sìvori:
“Jugàbamos a fines del 55 en cancha de Boca. En la primer rueda nos habìan bailado 4 a 0 y estaban convencidos que iba a pasar lo mismo en su cancha. Cuando salìan del tùnel nos mostraban los 4 dedos de la mano los jugadores de ellos. Àngel me dijo “no les des bola que los dedos se los van a meter en el culo”, perdìamos 1 a 0 y lo dimos vuelta 2 a 1 con goles de Labruna y Zàrate.

Josè Manuel Ramos Delgado:
Un dìa Labruna me dijo: “ Para mì, la alegrìa màs grande que hay es ganarle a Boca y gritar los goles en la Bombonera.” Era un genio, nos inculcaba el buen fútbol, era vivo, inteligente y sabìa elegir muy bien a los jugadores. Armaba grupos muy sòlidos. Como jugador fue extraordinario y pienso que todavía no ha sido reconocido en su justa dimensiòn, no se sabìa si era zurdo o derecho, la cosa es que adentro del àrea bajaba la joroba y la mandaba a guardar.

Delem:
Un dìa Labruna me dijo “El dìa que estès obsesionado con ganarle a Boca, recièn ahì vas a poder lucir con orgullo la camiseta de River”

Pinino Màs:
Con Daniel Passarella compartìa la pieza en las concentraciones, me seguia en todas las jodas. Al profe Jairala lo tenìamos de punto. Una noche pusimos un balde con agua arriba de la puerta en nuestro dormitorio y nos acostamos esperando que entrase èl. ¿Saben quièn entrò? Angel Labruna, con su saco, su pantalón gris y su corbata de River. Se mojò hasta las pelotas, me re cagò a puteadas y tenìa razòn, Ángel era divino.Con Labruna tengo mil anecdotas, un dìa tenìamos que jugar contra Boca a las 15.30 y debìamos salir 15.28 para no pagar la multa, le digo a Àngel que tenìamos que salir y me dice “esperà que tengo que ver como saliò un caballo que tenìa de fija, no importa, después pagamos la multa”. Àngel era un fenòmeno, jugábamos contra Boca y el estaba mirando como salìa un caballo que tenìa como fija.Tenìa un millòn de càbalas, las anotaba para no olvidárselas, un dìa le dije “¿Ángel, que càbalas tiene?” y me respondiò: “Pinino, las càbalas son algo personal, no hay que decirlas por que si no pierden el efecto, así que no preguntes pelotudeces”En la charla antes del primer superclásico del nacional 75 agarraba uno por uno y decìa:Fillol vos sos un crack, Biasutto es un tronco, Comelles vos sos un crack, Pernìa es un tronco, Perfumo…sì, ya sè Ángel, yo soy un crack, La Fuente es un tronco…callate boludo no ves que se corta la càbala.Con esas bromas salìamos a la cancha muy confiados, tenìamos una fe ciega en nosotros.Àngel Labruna fue el que màs le querìa ganar a Boca. ¿Te acordàs còmo entraba a la Bombonera? Se tapaba la nariz. Lo escupìan, lo puteaban y se seguìa tapando la nariz. Triunfò como jugador y como técnico por cabeza dura. Perdìa con Boca y no dormìa por una semana, ganaba y era el tipo màs feliz de la tierra. Era fanàtico de River y por sus venas corrìa sangre roja y blanca. Defendiò la camiseta a muerte, ¡fue un ejemplo!

Daniel Onega:
Era un superclásico que ìbamos perdiendo al finalizar el primer tiempo. Llegamos al vestuario preocupados, Labruna era el ùnico que estaba tranquilo y de buen humor, no entendìamos su actitud. Era la època de los militares y antes de salir a jugar el segundo tiempo dice:vino el Mayor- y todos miramos esperando ver a un milico.Luego volvió a decir:vino el Mayor… vino el mayor de los cagazos que tienen ustedes. ¡Vamos muchacho, este partido està ganado, dèjense de joder y salgan a ganarlo!Salimos y ganamos el partido, Àngel era un sabio, le sobraba calle y no conocìa el miedo. Con esa estampa de ganador se ganò el respeto de todos.

Pato Fillol:
Estaba en Racing y me dirigìa Labruna, me acuerdo que me querìa comprar River y yo no querìa ir por que se decìa que habìa camarilla en el plantel. Me agarrò Àngel y me dijo: - si no va a River lo echo de acà a patadas en el culo, no sabe lo que es River, hàgame caso y vaya, no sea boludo”

Pedro Gonzàlez:
“Mientras viva no voy a poder olvidar la alegrìa que tuve cuando salimos campeones después de diecisiete años. Àngel Labruna lloraba desconsoladamente, siempre recuerdo esa escena, ¡ Era pasiòn lo que sentía por River!

Roberto Perfumo:
Era el año 77 y jugàbamos en la Bombonera. Yo estaba lesionado pero Labruna me hizo jugar igual. Antes de salir a jugar le dije:No puedo jugar Àngel Juegue igual, aunque sea un rato, los peores momentos en un partido en la Boca son los primeros. Todavía no se da cuenta que su presencia impone respeto.Salì a jugar con un dolor bàrbaro hasta que en un pelotazo largo me lesionè, sentì que me rompì todo atràs de la pierna, le dije a Labruna:No puedo màs, me voyBueno, ya està, que se le va a hacer.Salì y entro Lonardi. Al finalizar el partido estaban todos festejando enloquecidos la victoria. Yo fui y le dije: ¿Vio Àngel que al final me lesionè?Por ese desgarro ganamos, cuando los bosteros lo vieron en la cancha se cagaron todos.Àngel Labruna fue un fenòmeno, siempre tenìa una respuesta para todo y sabìa como nadie como ganarle a Boca.A medida que pasa el tiempo es mayor el afecto que siento por Àngel. Ear un personaje digno de contemplar, pìcaro, inteligente, guapo. No sabía lo que era el miedo. Se bancaba cualquier quilombo, una vez luego de perder contra Boca en una gira en el exterior me dijo:Ahora me tengo que aguantar en casa los bosteros. Suerte que Anita està canchera, pero la voy a llamar para que cierre todo, por que estos guachos vienen con camiones de brea y carros de mierda y me los tiran en el frente de casa.La gente de Boca le tenìa un cagazo tremendo a Labruna, y èl no le tenìa miedo a nada. Manejaba todo, hacìa lo que querìa.

Otras anècdotas:
Su debut en los superclàsicos se dio el 5 de noviembre de 1939, en cancha de San Lorenzo, donde Boca hacìa de local. El partido estaba empatado hasta que apareciò Angelito y fusilò al arquero para pasar a ganar el partido. Se quedò festejando con la tribuna un largo rato, con la pasiòn que lo caracterizaba y que lo hizo tan grande.Tuvo dos hijos, Daniel (falleciò siendo joven) y Omar, alguna vez dijo “me queda la felicidad de haberlos visto jugar a los dos con la Banda puesta”Usaba una corbata azul con una franja rojiblanca en el centro. Una vez los jugadores le hicieron una broma y se la tiraron por la ventana mientras dormìa, cuando se despertò hizo volver al micro y los jugadores terminaron buscàndola en la banquina“una vez, en el 71, dirigìa a Central y me tocò enfrentar a River. Ganábamos 4 a 0 y en un momento dado quedè al lado del Beto Alonso que daba sus primeros pasos en River; le empecé a gritar como si fuera jugador mìo: - Dale flaquito, corrè y transpirà esa camiseta que yo use durante 20 años, ¿què te pensàs que tenès puesto?”“Por River era capaz de dejar todo, cuando firmaba los contratos con otros equipos habìa una cláusula que decía que si me llamaban de River me iba. No podìa con mi genio, estaba dirigiendo cualquier equipo y apenas entraba al vestuario preguntaba como habìa salido River.”
"Señor Labruna…señor Labruna (periodista,pregunta) que opina del hincha de River al ser tan exigente…y mira hijo (con su sonrisa picarona,contesta),el hincha de River es de los mas exquisitos que hay,gracias a ellos,se cuando tengo que apretar las clavijas del equipo…!!

J. J. Lòpez:
“Àngel decìa que no le interesaba dirigir a la Selecciòn. Para èl la Selecciòn Nacional era River.”“ya era gracioso el odio que Àngel le tenìa a Boca. Cuando dirigìa a Talleres y jugamos contra Boca, llamò a los 8 o 9 ex jugadores de River que tenìa en el plantel y dijo:-para nosotros esto no es un partido màs, esto es un River - Boca, salgan a pisarlos” ganamos 4 a 0 y habìa que verlo a Angelito gritando “Gooool de River”.“una vez apareciò un amigo de Àngel para apostarnos en contra en un partido contra Boca. Nos hizo apostar a todos, y finalmente ganamos, la alegrìa de Àngel era indescriptible. Con el tiempo nos enteramos que lo del amigo era todo mentira, la apuesta la habìa bancado Àngel con tal de que le ganaramos a Boca".

Anecdotas copiadas del grupo de facebook RIVER PLATE " TU GRATO NOMBRE,TU GRATA HISTORIA " https://www.facebook.com/groups/281977688530201/doc/294362477291722/

Y ese grupo las debe haber sacado de este thread que hice yo
http://www.turiver.com/foros/los-ex-river/58079-anecdotas-de-angelito-labruna.html

:mrgreen:

Jajajaja! seguro, xq hasta el acento al revés tiene… :roll:

Si, pasa que primero las hice en un word y tengo los acentos al reves en este teclado.

Enrique Sìvori:
“Jugàbamos a fines del 55 en cancha de Boca. En la primer rueda nos habìan bailado 4 a 0 y estaban convencidos que iba a pasar lo mismo en su cancha. Cuando salìan del tùnel nos mostraban los 4 dedos de la mano los jugadores de ellos. Àngel me dijo “no les des bola que los dedos se los van a meter en el culo”, perdìamos 1 a 0 y lo dimos vuelta 2 a 1 con goles de Labruna y Zàrate

Hoy les llegan a mostrar cuatro dedos a estos y se quieren ir corriendo a sus casas.

Como hacen falta estos tipos…

Que grande Angelito! Lo que daria por verlo todo mojado en la habitación de Passarela:evil:Y Mas:lol:

Imagínense un tipo como Angelito hoy en día… sería presidente pero del país, por dios. Qué ejemplo, cuanto huevo que tenía. Y cuanto fútbol…

Angelito es fue y sera lo MAXIMO de la historia de River.
Yo de chico, tuve la suerte de conocerlo 6 meses antes de que el falleciera.
Habiamos ido con mi familia de vacaciones a Necochea, y justo al lado de la casa que habiamos alquilado, estaba el hotel donde concentraba Argentinos Jrs.
Yo estaba como loco, tenia 11 años, y mi viejo, otro enfermo de River y de Labruna, me dice “veni que esta el Feo en la puerta…!” …sali corriendo, y cuando lo vi me quede paralizado… “vos sos de River nene, no?” me dice y yo con la cabeza le hacia el gesto de que si… “ya me parecia, tenes cara de inteligente…”
Un groso… se sento y nos quedamos charlando un rato y nos decia que se moria por volver a dirigia a River, y que “el año que viene, si Dios quiere, voy a estar sentado en el banco”… y se le llenaban los ojos de lagrimas…no me olvido mas… tengo el autografo que me dedico, guardado como uno de mis maximos tesoros…

Angelito…como te extraño!


Los unicos tipos de los grandes idolos de River que tienen su ADN son Alonso y Ramon.

El resto no existe en comparacion.

Otra frase celebre de Angelito es, despues de que un periodista le preguntara si en verdad odiaba a boca…“no, como los voy a odiar si con estos me llene de guita!” un crack.

Coincido en todo menos con eso remarcado. Ramon ni cosquillas le hace.

Necesitamos un sucesor de Angelito, si es que existe. :roll:

No va a faltar el pelandrún que te diga “Se, pero nunca ganó la Libertadores”.

No…obvio que no le hace ni cosquillas! Hablo del Gen, el ADN de lo que Labruna representaba. Labruna hubo y hay uno solo.


Esa gente no entiende nada. Es la misma que piensa que Francescoli fue lo mas.
Yo a Enzo lo vi debutar, irse, volver y retirarse.
Jamas le llego a los talones ni al Beto. Imaginate a Labruna.

Lo amo !! Una poronga haber nacido en esta época, que lindo hubiera sido conocerlo personalmente, tanto en su época de jugador como de técnico. Que lindas anécdotas.

No quiero entrar en el debate chato de los contemporaneos contra los grandes…

Pero para mi el burro tambien tiene ADN riverplatense… Que queres que te diga?

Se a lo que van. Que ninguno le llega ni a los pies al Feo. Eso es cierto. Y en escala vienen el Beto y despues Ramon…

Pero todos comparten ese GEN como dice @mcclaine

Y Ortega tambien lo tiene. Para mi.

Para mi, Marquitos, a Ortega le falto conducta, cosa que lo hizo dar ventajas y no rendir lo que podria haber rendido (nos hubiera dado sus ultimos años aca en River y con buen nivel seguramente) o como cuando seencapricho en su momento con irse a Turquia, por ejemplo. Una locura que todos sabiamos como iba a terminar…

Pero es cierto que el Gen lo tiene: gambeteador, atrevido, habil, hincha desde la cuna.
Le falto tambien, pero eso es mas por su personalidad, mas caracter de caudillo, pero igual lo amo al Burro…

"Señor Labruna…señor Labruna (periodista,pregunta) que opina del hincha de River al ser tan exigente…y mira hijo (con su sonrisa picarona,contesta),el hincha de River es de los mas exquisitos que hay,gracias a ellos,se cuando tengo que apretar las clavijas del equipo..!!

Ahora si sos exigente, o sos Anti River, o sos hincha de Boc*.

Gracias por tanto Angelito.

Revivo el tema por que vale la pena leer cada palabra de esta notaza del grafico:

[SPOILER]Angel Labruna, con frases en primera persona
Fue uno de los máximos ídolos de River, tan goleador como polémico y verborrágico. Sus frases lo retratan con exactitud: desde el crack de La Máquina hasta el DT ganador, pasando por el hombre que sufrió la muerte de un hijo.

Goleador, pasional, verborrágico, polémico, inteligente, burrero, calentón, entrenador, porteño, ídolo e histórico. Angel Amadeo Labruna fue tantas cosas como frases suyas reposan en el archivo. Sus enseñanzas y confesiones sirven para retratarlo de manera exacta, atendiendo su estela de ídolo sin descuidar su costado humano. Desde los 8 años, cuando su padre lo hizo socio de River, hasta el día su muerte, que fue velado en el Monumental, Angelito mantuvo enhiesta la bandera con los colores rojo y blanco. Integró el famoso equipo de La Máquina, que surgió a principios de la década del 40 y pasó a la historia por los cracks que lo integraban. Como entrenador, se dio el lujo de ganar seis campeonatos con River, otro con Rosario Central, y de dirigir a un numeroso listado de equipos locales. Su nombre ocupa un lugar de privilegio en la vasta mitología del fútbol argentino.

ALGO PERSONAL
Nombre: Angel Amadeo Labruna
Nacimiento: 28 de septiembre de 1918
Muerte: 20 de septiembre de 1983
Como jugador: Ganó 9 campeonatos locales con River. Jugó en Platense, en Chile y en el fútbol uruguayo.
Como entrenador: Fue seis veces campeón con River y una con Rosario Central.
En la Selección: Como jugador, ganó los Campeonatos Sudamericanos del 46 y 55 y disputó el Mundial del 58
Goles: 313 (292 en River y el resto en el exterior)

RIVER, DE LA CUNA AL CAJON
“Fueron casi veintiún temporadas con la camiseta número 10 de River. Los que llevan la cuenta dicen que en total hice 289 goles en total; claro que son más si contamos los partidos amistosos y los partidos que jugué con la selección”.

“Está visto que River no realiza jugadas de laboratorio. Primero, porque a mí me gusta el fútbol. Segundo, porque yo no puedo mecanizar a un creador. No les puedo sacar esa sal que tienen”.

“River es un monstruo que cobija estrellas”.

“Yo sé que voy a morir en River”.

“La Copa Libertadores es mi única cuenta pendiente con River” – Año 1981, Independiente, Racing, Estudiantes y Boca ya habían alzado la copa. River, no. Y la gente reclamaba esa conquista.

“Yo de River no me fui, más bien me dijeron que me tenía que ir, que es distinto. Y las explicaciones que me dieron fueron siempre muy confusas, hasta me ofrecieron un puesto de manager o algo por el estilo que no acepté. Además, salió lo de Talleres y entonces me fui. Todavía hoy no sé si me echaron los dirigentes o me sacaron por orden de otra persona”.

“Volvería a River siempre y cuando ya no estén los que me sacaron” – Cuando dirigía a Argentinos Juniors, en 1983, haciendo alusión a un sector de la dirigencia que comandaba Aragón Cabrera.

“Siempre le creí a Aragón Cabrera. Cuando él me desmentía los rumores, confiaba ciegamente” – También en 1981. Así se refirió al histórico presidente millonario, con quien no terminó en buenos términos".

“Cuando me fui de River llegué a creer que se terminaba el mundo. Si hasta me quise pegar un tiro. Anduve como un loco toda la noche. No podía dormir. Salí a dar vueltas y vueltas. No quería volver a casa. Después vino Talleres y seguía pensando en River”.

EL ENTRENADOR
“Confieso que no entiendo absolutamente nada de muchas cosas. Pero en el fútbol, en lo mío, digo que no hay nadie que sepa más que yo”.

“Lo más importante son las condiciones técnicas, el talento, la picardía, todo eso que lo hace llamar un jugador de fútbol. Pero si además de todo eso tiene garra, entonces se aproxima al ideal. Esa palabra es la que más me gusta aplicar al fútbol: garra. ¡Fíjese si Hermindo Onega hubiera tenido un poco más de garra…! Un fenómeno, un fuera de serie. Quiero jugadores que nunca se resignen a perder. Si usted consigue un equipo con once tipos así, empiece a pensar en campeonatos”.

“Yo siempre me basé en los cuatro técnicos que tuve como jugador: Cesarini, Stábile, Peucelle y Minella, y nunca les pedí a los clubes que gastaran más de lo que podían. Aprendí de ellos cuatro y de los grandes jugadores que me tocaron como compañeros, verdaderos monstruos”.

“Me tuve que ir adecuando en el tema de la preparación física, en lo demás, siempre hice lo mismo: dos veces por semana fútbol formal, las otras veces picadito. Los jugadores fuera de sus puestos para que cada uno cambie sus perfiles, que muevan las piernas”.

“El jugador se fija mucho si el técnico le sabe pegar a la pelota”

“El objetivo principal de todo entrenador es lograr formar una gran familia”

“La suerte no existe. La suerte es sacarse tres veces la lotería. No me vengan con la suerte”.

“¿Preparar jugadas de tiros libres? ¡Claro que las practicamos! Pero, yo me pregunto, ¿tanto beneficio le puede tributar la ventaja de un tiro libre en el caso que consiga el gol? Uno cada tanto, ¿o no es así? Por eso prefiero trabajar fútbol como fundamento y no recursos accesorios”.

Muchos dicen que no soy un buen director técnico, que digan lo que quieran. De todos modos algo es cierto: soy un fenómeno eligiendo. Puede haber muchos técnicos como yo, pero ninguno sabe más que yo.

“Yo no puedo negar que soy un típico calentón, cascarrabias, pero no tengo carácter podrido como dicen algunos”.

“Maradona no es el mejor jugador argentino, de ninguna manera. Hay muchos otros como Fillol, Alonso o Barbas que se encuentran en un gran nivel. De todos modos, no existen dudas de que Maradona es muy bueno”. -Año 1979, Diego la rompía en Argentinos y en la Selección había sido campeón juvenil en Japón-.

“Jamás viví como una frustración el hecho de no haber dirigido a la Selección. Creo que a la Selección yo le di muchas satisfacciones como jugador, no se olviden que gané dos sudamericanos. Muchas veces estuve en boca de los periodistas pero nunca de los dirigentes. De todas formas no es algo que me quite el sueño”

“Renato Cesarini fue el mejor de todos, sin ninguna duda. Yo lo conocí cuando el tenía 37 o 38 años. Se las sabía todas en todos los sentidos; convencía, que es una de las grandes condiciones que tiene que tener un técnico. Renato era un fenómeno porque lo que pedía, lo hacía, demostraba”.

“A Ramón Díaz lo voy llevando de a poco. ¡No, qué va a ser el sucesor de Luque ni de Alonso! Ese chico por ahora es el sucesor de Labruna! ¿No vieron cómo define?” (Ramón, en sus inicios en River, allá por 1978, prometía).

“En Talleres fracasé. Cuando me hago cargo de cualquier club, quiero ser ganador. Y en Córdoba no lo conseguí”.

ANGELITO JUGADOR
“Cesarini fue el formador de La Máquina. Convenció a Moreno de que tenía más campo para recorrer y lo puso de 8; lo convenció a Pedernera de que contra la raya estaba asfixiado y lo corrió de 9; me ascendió a mí. Al tiempo lo convirtió al Loco Loustau de marcador de punta en wing izquierdo y a Muñoz, que jugaba de 8, lo puso de wing derecho”.

“No es cierto que entre los integrantes del equipo nos lleváramos mal. Había muy buena convivencia. Lo que pasa es que los tiempos eran distintos, había más libertad, menos compromiso. Teníamos a Moreno, que le gustaba salir, y estaba yo, que salí una noche y no salí más; me descompuse y al otro día no pude ni ir a entrenar. Anduvimos por todo Buenos Aires porque le habíamos ganado a Boca, por todos los piringundines de la calle Corrientes”.

“Pedernera era más estratega, más técnico que Di Stéfano. Alfredo era más punzante. Para mí, el maestro siempre fue Adolfo”.

EL DINERO Y LOS NEGOCIOS
“Para la plata siempre fui medio estúpido, estuve toda la vida en River cuando pude haber agarrado la valija para Colombia en el 50 o para Italia en el 54, cuando me pusieron dos millones de pesos en la puerta de mi casa y no me decidí. Económicamente fui un fracasado y la diferencia la hice recién cuando fui técnico”.

“Cuando dejé de jugar quise cambiar pero me parece que era para engañarme a mí mismo. Primero puse un hotel en Mar Del Plata y me fue mal, después un negocio de venta de autos usados y también, después de la gomería en Libertador y Ugarte que era para pucherear, no daba para dos socios. Y lo último en el 65 cuando dirigía a Defensores de Belgrano. Como parte de pago me dieron un local y puse una pizzería, pero me di cuenta que no había nacido para eso. La verdad es que me dije, zapatero a tus zapatos. Y me metí para siempre en el fútbol”

“La gente siempre agrandó todo. Uno dice una cosa “así” y después la hacen una montaña. Conmigo pasó lo mismo. Todo el mundo creyó que yo gané millones a manos llenas, que amasé una fortuna con el fútbol. ¡La plata que debe tener Labruna! Lo oía por todas partes, hasta me lo gritaban. Pero no fue así, solo jugué cuatro temporadas cobrando grande, del 55 al 59, y en el resto únicamente me alcanzaba para vivir”.

BOCA, RIVAL POR SIEMPRE
“Boca es un equipo preparado para ganar pero no para dar espectáculo. Por eso los jugadores que yo elijo nunca andarían en Boca”.

"Si yo dirigiera a Boca, me iría al descenso, pierdo todos los partidos. Con esa clase de jugadores yo no puedo jugar al ataque como lo hago con River porque están preparados para otra cosa. Yo quiero atacar con cinco o seis hombres, ganar los partidos 5 a 4. A Boca, en cambio, le alcanza con el 1 a 0”.

“Boca salió campeón de América dos veces con Lorenzo y River no. Cuando River jugó la final con Cruzeiro (tres partidos en 1976) los brasileños eran por lejos el mejor equipo de los últimos tiempos. Dimos la ventaja de no poder contar con cinco jugadores claves en el desempate en Chile. Y nos ganaron ahí nomás. Al año siguiente jugaron con Boca. Y Boca les ganó con un susto bárbaro, por penales”.

LA FAMILIA
“Hablo con Daniel en todos mis momentos difíciles, incluso a veces durante los partidos. Al cementerio no voy, va mi mujer una vez por semana”. - Sobre su primer hijo, quien falleció a los 20 años.

“Tenía Lupus. Empezó con un tobillo, después le pasó a la rodilla. En el último partido que jugó le gritó un gol a la tribuna de Boca. Era calidad pura, iba a ser un fenómeno. ¿Saben quién era suplente de él en la tercera? El Negro Jota Jota”.

“Mi otro hijo, Omar, es un zurdo interesante. Muy, muy inteligente para jugar. Creo que por ser Labruna lo perjudiqué. Pero si le otorgara beneficios por ser mi hijo, sin dudas fracasaría”.

“Mi viejo era uno de esos tanos de antes. Todo por y para los hijos. Pero se ponía furioso cuando íbamos a la calle. Me ponía en penitencia, cada reto me ha dado. Por eso, a los ocho años, me hizo socio de River. Imaginan si hubiera nacido cerca de Vuelta de Rocha…”.

LOS CABALLOS, SU OTRA PASION
“Me afectaba mucho cuando me gritaban burrero como si fuera un delito, y en realidad fui durante cuarenta años al hipódromo y nunca dejó de divertirme. No como dicen que me jugué la vida y que los caballos me dejaban en la ruina”.

“¡Burrero!, me gritan a cada rato. ¿Está prohibido ir al hipódromo? ¿No es el deporte de los reyes? Me quieren ofender diciendo eso, y yo no me ofendo. Hace casi cuarenta años que voy a las carreras. Si me invitan al cine o al teatro, paso. Pero las carreras me encantan”.

EL FLACO Y EL TOTO
“Menotti se lleva cinco jugadores de River a la Selección. Encima, si compramos a otros, también puede llevárselos. Todo para ir a pasear a Europa. Si jugara algo serio, bueno…” – La bronca con el Flaco, en 1979. El entrenador de la Argentina utilizaba, según Labruna, demasiados jugadores de River.

“Con el Toto Lorenzo vemos el fútbol de distinta manera. El apuesta por un juego mecanizado. Eso debe ser producto de su larga campaña en Europa”. - Finales de la década del 70. Boca ganaba las copas y River los torneos locales empleando dos estilos bien diferentes.

FANATICO DE LAS CABALAS
“Siempre fui cabalista, debo asociarlo con mi afición por los juegos de azar y las carreras. Creo en pequeñas ceremonias que traen suerte o en personas que se cruzan en mi camino y me “secan”. Confieso que a veces he sido un exagerado, pero es más fuerte que yo”.

“Nunca crucé una raya, lateral, córner, área penal, mediacancha, con el pie izquierdo. Siempre pisando con el derecho, pero sin tocar nunca la marca de cal. En todos los años que jugué, cada vez que había un córner para River me colocaba sobre un ángulo del área grande, saltando varias veces sobre la raya que lo señalaban”.

[/SPOILER]

Muy buena! Voy a ver si en el libro de Pedernera hay algo, aunque se llevaban mal afuera de la cancha.

AHHHH QUE GENIO SE ME PONE LA PIEL DE GALLINA, COMO HARÍAS FALTA AHORA ANGELITO! IDOLO DE IDOLOS! Y PENSAR QUE HAY MOGÓLICOS QUE LLAMAN A ALMEYDA IDOLO JAJAJA