A 33 años del Golpe Militar

bueno gente me borraron el post dado que dijeron que era un post pobre.,ahora si se pone en categoria links,que debo hacer,incorporar fotos informacion …aparte me parece totalmente desubicado borrar un post de este tema tan especial.,asi que aca les dejo informacion de lo que paso el 24 de marzo de 1976 en la republica argentina cuando se produjo el golpe militar,abajo les dejare el link de la pagina que estaba en el otro post que es lo que me interesaba postear ,salu2.-

La dictadura militar en Argentina
24 de marzo de 1976 - 10 de diciembre de 1983
El 24 de marzo de 1976 ocurrió lo que muchos esperaban: Isabel Perón fue detenida y trasladada a Neuquén. La Junta de Comandantes asumió el poder, integrada por el Teniente Gral. Jorge Rafael Videla, el Almirante Eduardo Emilio Massera y el Brigadier Gral. Orlando R. Agosti. Designó como presidente de facto a Jorge Rafael Videla. Dispuso que la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea compondrían el futuro gobierno con igual participación. Comenzó el audodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

José Martínez de Hoz fue designado ministro de Economía y, el 2 de abril, anunció su plan para contener la inflación, detener la especulación y estimular las inversiones extranjeras.

La gestión de Martínez de Hoz, en el contexto de la dictadura en que se desenvolvió, fue totalmente coherente con los objetivos que los militares se propusieron.

Durante este período, la deuda empresaria y las deudas externas pública y privada se duplicaron. La deuda privada pronto se estatizó, cercenando aún más la capacidad de regulación estatal.

Con ese clima económico, la Junta Militar impuso el terrorismo de Estado que, fuera de enfrentar las acciones guerrilleras, desarrolló un proyecto planificado, dirigido a destruir toda forma de participación popular. El régimen militar puso en marcha una represión implacable sobre todas las fuerzas democráticas: políticas, sociales y sindicales, con el objetivo de someter a la población mediante el terror de Estado para instaurar terror en la población y así imponer el “orden”, sin ninguna voz disidente. Se inauguró el proceso autoritario más sangriento que registra la historia de nuestro país. Estudiantes, sindicalistas, intelectuales, profesionales y otros fueron secuestrados, asesinados y “desaparecieron”. Mientras tanto, mucha gente se exilió.

Algunas acciones del nuevo gobierno:

Suspende la actividad política
Suspende los derechos de los trabajadores.
Interviene los sindicatos.
Prohíbe las huelgas.
Disuelve el Congreso.
Disuelve los partidos políticos.
Destituye la Corte Suprema de Justicia.
Interviene la CGT.
Interviene la Confederación General Económica (CGE).
Suspende la vigencia del Estatuto del Docente.
Clausura locales nocturnos.
Ordena el corte de pelo para los hombres.
Quema miles de libros y revistas considerados peligrosos.
Censura los medios de comunicación.
Se apodera de numerosos organismos.

La censura

Comunicado N° 19, 24/03/76
Se comunica a la población que la Junta de Comandantes Generales ha resuelto que sea reprimido con la pena de reclusión por tiempo indeterminado el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare comunicados o imágenes provenientes o atribuidas a asociaciones ilícitas o personas o grupos notoriamente dedicados a actividades subversivas o al terrorismo. Será reprimido con reclusión de hasta diez años, el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare noticias, comunicados o imágenes, con el propósito de perturbar, perjudicar o desprestigiar las actividades de las Fuerzas Armadas, de Seguridad o Policiales. (Diario “La Prensa”, 24 de marzo de 1976).

Los “subversivos”

El término “subversión” englobaba a las organizaciones guerrilleras -prácticamente ya extinguidas en marzo de 1976- pero también a los activistas o simpatizantes de cualquier movimiento de protesta o crítica social: obreros, universitarios, comerciantes, profesionales, intelectuales, sacerdotes, empresarios y más… No hubo “errores” ni “excesos”, sino un plan deliberado. (Historia Visual de la Argentina contemporánea, Clarín, El “Proceso” Militar).

La guerra sucia

La “desaparición” fue la fórmula más siniestra de la “guerra sucia”: el “objetivo” era secuestrado (“chupado” por un comando paramilitar (“grupo de tareas” o “patota” donde, convertido en un número y sin ninguna garantía legal, quedaba a merced de sus captores. La desaparición de personas fue un programa de acción, planificada con anticipación, estableciéndose los métodos por los cuales llevarlo a la práctica: arrojando a los “desaparecidos” al Río de la Plata (previa aplicación de sedantes) desde aviones o helicópteros militares y en fosas comunes; fusilamientos y ocultamiento de cadáveres, sin ningún tipo de identificación.

La represión ilegal

La dictadura de 1976 completó y profundizó el esquema de persecución y exterminio que comenzara sistemáticamente con la Triple A, liderada por Lopez Rega.
Distribución de desaparecidos según profesión u ocupación

Obreros… … 30,0%
Estudiantes… … 21,0%
Empleados… … 17,8%
Profesionales… … 10,7%
Docentes… … 5,7%
Conscriptos y personal subalterno
de las Fuerzas de Seguridad… … 2,5%
Amas de casa… … 3,8%
Autónomos y varios… … 5,0%
Periodistas… … 1,6%
Actores y artistas… … 1,3%
Religiosos… … 0,3%

(Informe de la Conadep, Nunca Mas, Eudeba, 1984)

La tortura

Todos estaban incluidos en la categoría de “enemigos de la nación”. La metodología implementada consistió en la desaparición de personas, las cuales en realidad eran llevadas a centros clandestinos de detención, operados por las FFAA., donde se los sometía a interrogatorios basados en tormentos físicos.

Los campos de detención

Se levantaron centros clandestinos de detención y torturas. En estos laboratorios del horror se detenía, se torturaba y se asesinaba a personas. Se encontraban en el propio centro de las ciudades del país, con nombres tristemente famosos, como la ESMA, el Vesubio, El Garage Olimpo, El Pozo de Banfield o La Perla. Existieron 340 distribuidos por todo el territorio. Locales civiles, dependencias policiales o de las propias fuerzas armadas fueron acondicionados para funcionar como centros clandestinos. Estas cárceles clandestinas tenían una estructura similar: una zona dedicada a los interrogatorios y tortura, y otra, donde permanecían los secuestrados. Ser secuestrado o “chupado”, según la jerga represora, significaba ser fusilado o ser arrojado al río desde un avión o helicóptero.

Los desaparecidos

Debido a la naturaleza, una desaparición encubre la identidad de su autor. Si no hay preso, ni cadáver, ni víctima, entonces nadie presumiblemente es acusado de nada. (Amnistía Internacional, en su informe sobre la desaparición de personas por motivos políticos).
Hubo miles de desaparecidos: la Conadep constató más de 9.000 casos. Los organismos de derechos humanos hablan de más de 30.000.

Apropiación de chicos

Además del secuestro de adultos, hubo un plan sistemático de apropiación de niños. Los niños robados o que las madres parían en los centros de detención fueron inscriptos como hijos propios por muchos miembros de la represión, vendidos o abandonados en institutos.
Durante la dictadura, los militares consideraban que los hijos de los desaparecidos debían perder su identidad. Por eso los hacían desaparecer y los entregaban a familias de militares. Ellos pensaban que la subversión era casi hereditaria o que se trasmitía a través del vínculo familiar. De la misma forma que a los hijos de desaparecidos se intentó quitarles su familia, a la sociedad en general se intentó quitarle esos antecedentes que, como los padres de esos chicos, eran considerados subversivos. (Diario “Página 12”, 10 de diciembre de 1995)

La noche de los lápices (16/9/76)

La operación conocida como la “Noche de los lápices”, que se desarrolló entre agosto y octubre de 1976, implicó el secuestro y desaparición de estudiantes secundarios de la ciudad de La Plata, que habían luchado en defensa de un boleto estudiantil.

Madres de Plaza de Mayo

El grupo Madres de Plaza de Mayo nació en 1977, integrado precisamente por madres de desaparecidos, cuya lista engrosaron también algunas de sus fundadoras. Se convirtieron en el más activo sector de oposición al gobierno.

Desindustrialización

La pequeña y mediana empresa fue sacrificada en el altar de la eficiencia, iniciándose un proceso de acelerada desindustralizacion, ante la imposibilidad de competir con productos provenientes del exterior. La aplicación de las recetas neoliberales no resolvió, sino que profundizó los problemas económicos.

Especulación

A comienzos de 1977, el ministro de Economía, José Martínez de Hoz, inició un experimento monetario, denominado “la tablita”. Fue un sistema de devaluaciones preanunciadas que, sumado a la “ley de entidades financieras” de junio de ese año (que liberó el mercado de dinero y dio garantía estatal a los depósitos a plazo fijo), dio comienzo a la especulación o “bicicleta financiera”.

La plata dulce

La dictadura implementó un plan basado en el liberalismo monetario, que era apoyado por bancos extranjeros y organismos internacionales. El funcionario encargado de cumplir el plan económico de los militares fue José Alfredo Martínez de Hoz. Puso fin al Estado intervencionista, a la protección del mercado interno y al subsidio a empresas. Se congelaron los sueldos. Dejó actuar al mercado libremente. Los resultados finales fueron desastrosos. Hubo un gran endeudamiento externo, las industrias quebraron y, al finalizar la dictadura, se desató la inflación.

El conflicto del Beagle

Las cuestiones limítrofes entre la Argentina y Chile estuvieron condicionadas por las circunstancias políticas imperantes en cada país. Bajo regímenes dictatoriales en ambas naciones, las diferencias fronterizas estuvieron a punto de derivar en una guerra abierta. En 1978, luego de que la Argentina rechazó el fallo arbitral británico, el conflicto por el Beagle alcanzó su punto más álgido. El 8 de enero de 1979, la Argentina y Chile firmaron el Acta de Montevideo, que sometía el entredicho a la mediación del Papa. Finalmente, la propuesta papal, conocida a través del cardenal Antonio Samoré, se dio a conocer el 12 de diciembre de 1980 y fue aceptada por la Argentina en 1984 después de una consulta popular no vinculante, en la que el “sí” al acuerdo se impuso por un amplio margen de votos. (Historia Visual de la Argentina contemporánea, Clarín, La Política Exterior)

El Mundial '78

El triunfo final de la selección argentina en el Mundial de Fútbol ha supuesto que la Junta Militar que dirige el Gral. Videla haya cubierto con creces los objetivos que se propuso al emprender la organización del campeonato. Durante 25 días, los problemas del país argentino han pasado a un segundo plano y el título mundial conseguido por su selección los mantendrá oculto por más tiempo aún. (Diario “El País”, junio de 1978)

1982: La guerra de las Malvinas

En medio de la crisis política, económica y social del régimen militar, sorpresivamente el 2 de abril de 1982, tropas argentinas recuperaron las islas Malvinas. Tras frustrados intentos diplomáticos, la fuerza de tareas británica llegó al Atlántico sur y comenzaron las hostilidades. Con hitos como el hundimiento del crucero “General Belgrano” -que produjo 322 muertos- y del destructor británico “Sheffield”, la guerra concluyó el 14 de junio, con la rendición argentina. La derrota marcó el derrumbe político del régimen. El regreso de los soldados arrojó luz sobre las sospechas de lo que habían padecido, sin los pertrechos y el entrenamiento suficientes para enfrentar a los británicos. Para defender las islas del ataque de ingleses bien entrenados y equipados, la junta militar procedió a reclutar jóvenes argentinos, sin instrucción militar, la mayoría de los cuales provenía de provincias pobres del interior del país. La derrota catastrófica de Malvinas y el conocimiento de la muerte de centenares de jóvenes argentinos (más de 600), deterioraron el frente militar, pero sobre todo, la reputación del ejército, al cual se consideró como mayor responsable del desastre.


La Dictadura militar

La alteración del estado de derecho (1)

En la Argentina la forma más frecuente de la alteración del estado de derecho fueron los golpes de estado (2). Estos fueron habituales durante todo el siglo XX hasta 1983. De esta manera los militares derrocaban al gobierno constitucional y gobernaban al margen de su voluntad, imponiendo regimenes autoritarios que anulaban las libertades públicas, ignorando los derechos de la Constitución Nacional Argentina. Los militares atentaron a la economía del país, afectando a los sectores populares.

Entre 1930 y 1983 ocurrieron 6 golpes de estado en Argentina y sus principales características fueron:

• No elecciones. Los militares derrocaban por la fuerza al gobierno constitucional para imponer a un gobierno de facto.
• Se ignora la constitución nacional.
• Se clausura el congreso
• Se cambia la corte suprema de justicia, reemplazando la voluntad popular por el ejercicio de fuerza.
• Prohibición de los partidos políticos.

¿Cómo se inicio la dictadura?
Antes de la dictadura militar (1976-1983), en el gobierno de Isabel Martínez de Perón, existía un grupo de personas que reclamaban por una educación para todos, trabajo para todos y una mejor distribución de las riquezas. Este grupo eran conocidos conocidos como Montoneros.
Pero estas personas eran muy violentas, querían tomar el poder a través del arrebato social secuestrando y en algunos casos asesinando gente.


LOGO DE LOS MONTONEROS

En 1976 la mayoría de los sectores de la población, cansados de perjuicios de los montoneros, reclamaban “Las puertas de los cuarteles” que los militares tomen el poder. Hasta el 24 de Marzo de 1976 Maria Martínez de Perón fue actual presidente sucesora de su difunto marido ex presidente Juan Domingo Perón fue derrocada por las fuerzas armadas para iniciar “El proceso de la reorganización nacional”.
Los militares que estuvieron al mando desde el principio hasta el fin de la dictadura son:
Jorge Rafael Videla (1976-1981), Eduardo Viola (1981), Leopoldo Fortunato Galtieri (1982) y Reynaldo Bignone (1983)

ISABEl DE PERON

Comienzos del gobierno militar

Durante la dictadura, hubo control sobre todo aquello considerado peligroso para el orden:

• Censura de la libertad de prensa. Control de manifestaciones artísticas y culturas.
• Control del sistema educativo. Visado de los contenidos enseñados, como por ejemplo restricción en algunos temas específicos abocados a la matemática solo en algunos establecimientos como por ejemplo escuelas estatales. Docentes, profesores universitarios y alumnos fueron desaparecidos por ser declarados sospechosos

La desaparición de personas

Las personas eran consideradas sospechosas cuando pensaban de otra manera o se oponían al gobierno militar. Estas personas desaparecían, pero también quedaban en peligro sus allegados como familiares, amigos o conocidos a través de algún vínculo que los involucre con los anteriormente citados. “Los desaparecidos” eran encarcelados en centros clandestinos (3), como el Olimpo, sin pasar por un proceso judicial. Allí, en los centros clandestinos, eran torturados y, en algunos casos, asesinados.

Gente reclamando por justicia a los desaparecidos

El olimpo, ex centro clandestino

Artículos violados durante la dictadura militar

Los artículos de la declaración universal de los derechos humanos son:

• Artículos 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
• Artículos 5: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
• Artículos 9: Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.
• Artículos 12: Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.
• Artículos 13:

  1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
  2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.
    • Artículos 18: Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
    • Artículos 19: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
    • Artículos 20:
  3. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
  4. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.
    • Artículos 21:
  5. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
  6. Toda persona tiene el derecho de accceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.
  7. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.
    • Artículos: Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Hombre a punto de ser fusilado por un militar

Mientras todo esto pasaba, ¿Qué hacia el gobierno militar para ocultar la situación del país?

Gran parte de los sectores de la población desconocían la situación por la que pasaba en el país, como los anteriormente mencionados secuestros, mientras tanto en el resto del mundo las personas sabían lo que estaba pasando. Esto llevo a la situación que, cuando uno iba al exterior del país, le pregunten como uno vivía con los secuestros que los militares hacían. Esta fue una de las formas en las cuales la gente se dio cuanta lo que pasaba en el país.
El Mundial del 78’, fue además, una de las formas de motivar tanto a nuestro país como al mundo entero que esa realidad no existía.



Festejo del gol de Argentina contra la Naranja mecanica

Argentina alzando la copa del mundo

Argentina ganadora del mundial en la portada de las revistas

La caída del gobierno militar

En 1982 la población estaba empezando a sospechar de todo lo que estaba pasando y la gente empezo a oponerse al gobierno militar. Los militares para recuperar a la población declararon la guerra a Inglaterra el 2 de abri de 1982, en La guerra de las malvinas (4). Argentina perdio la guerra y obtuvo la paz el 14 de junio de ese mismo año.
La imágen ha sido redimensionada. Haga click para verla en el Tamaño Original (753x487).

Las malvinas fueron, son y seran siempre argentinas


Soldados en malvinas

El gobierno militar cayo más tarde y fue elegido democráticamente para asumir el mandato presidencial Raúl Alfonsín (5) quien asumió al cargo el 10 de diciembre de 1983. Fue apoyado prácticamente por todos los sectores de la población por la perdida de la guerra de Malvinas, descontento de la población, problemas económicos y los reclamos de familiares de desaparecidos.

Raúl Ricardo Alfonsín

Conadep (6)

Conadep (6)

Fue fundada por Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983. La COmisión NAcional sobre la DEsaparición de Personas tenia el objetivo de investigar a los miles de desaparecidos durante el gobierno militar, pero no determinaba culpables y el material era entregado a la justicia. Estaba formada por:

  • Ernesto Sábato (Presidente)
  • Ricardo Colombres
  • René Favaloro
  • Hilario Fernández Long
  • Carlos T. Gattinoni
  • Gregorio Klimovsky
  • Marshall Meyer
  • Monseñor Jaime de Nevares
  • Eduardo Rabossi
  • Magdalena Ruiz Guiñazú
  • Santiago Marcelino López1
  • Hugo Diógenes Piucill1
  • Horacio Hugo Huarte1

Se nombraron además cinco secretarios

  • Graciela Fernández Meijide: Recepción de Denuncias
  • Daniel Salvador: Documentación y Procesamiento de Datos
  • Raúl Aragón: Procedimientos
  • Alberto Mansur: Asuntos Legales,
  • Leopoldo Silgueira: Administrativo

YA LA TERMINO

¿Cómo se proceso a los culpables?

• En el gobierno de Alfonsín:
Los militares aun conservan el poder y no se arrepienten, si no que niegan ser culpables de la desaparición y asesinatos de muchas personas. Alfonsín es presionado por los militares hasta que declara:
Ley de obediencia debida(6) : se juzgaba solo a los militares de mayor jerarquía
Ley de punto final (7) : Fin de los procesos judiciales. Fin de las citaciones
• En el gobierno de Menem: el indulto (8)
Con el argumento de pacificar el país, Menem indulta (“perdona” a los militares condenados. Esto provoca muchos disturbios de los familiares de los desaparecidos pidiendo justicia
• Gobierno de Kirchner:
Se anulan las leyes de obediencia debida y punto final. TODOS los militares eran procesados en un juicio.


Carlos Menem

Para terminar

El derecho a la identidad
Saber quien es uno, es conocer la historia de su familia, su religión, etc. Esto no ocurrió con los hijos de desaparecidos, que se les niega el derecho a la identidad y se les separa de sus padre biológicos y son adoptados legalmente o ilegalmente a familias (familiares o amigos de militares, si hablamos ilegalmente) que le ocultaron su verdadero origen.

La imágen ha sido redimensionada. Haga click para verla en el Tamaño Original (924x516).
Fotos de los desaparecidos

Abuelas de plaza de mayo (9)

Las abuelas de plaza de mayo es una organización que busca a los hijos de los desaparecidos para reintegrarlos a sus familias biológicas.
Hasta ahora han sido encontrados 90 nietos que se agrupan en la asociación H.I.J.O.S.


La Conadi

Es la COmision NAcional por el Derecho a la Identidad. Su misión es buscar y encontrar a los hijos de desaparecidos. Concurren los jóvenes que sospechan ser hijos de desaparecidos.

HACI QUE SI TENES ENTRE 32 Y 25 AÑOS Y SOSPECHAS ACERCATE A LAS ABUELAS

Blibliografia:
1_La alteración del estado del derecho: es cuando el estado deja de garantizar y protejer los derechos de los ciudadanos ignorando los derechos universales y los constitucionales.
2_Golpe de estado: es una acto protagonizado por fuerzas armadas, como el ejercito, donde derrocan a un gobierno constitucional, elegido por el pueblo, para reemplazarlo por el gobierno de facto, el cual es protagonizado por el jefe de las fuerzas armadas.
3_Los centros clandestinos de detención (CCD) fueron instalaciones secretas empleadas por las fuerzas armadas y de seguridad para ejecutar el plan sistemático de desaparición de personas implementado por la dictadura militar que ocupó el poder en la Argentina entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, autodenominada Proceso de Reorganización Nacional.
4_La Guerra de las Malvinas o Guerra del Atlántico Sur (en inglés Falklands War) fue un conflicto armado entre Argentina y el Reino Unido que tuvo lugar en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur. La guerra se desarrolló entre el 2 de abril, día de la invasión de las Islas por parte del ejército argentino, y el 14 de junio de 1982, fecha de su rendición, lo que conllevó la reocupación de los tres archipiélagos por parte del Reino Unido.
5_Raúl Ricardo Alfonsín (n. Chascomús, 12 de marzo de 1927) es un abogado, político y activista de los derechos humanos argentino. Fue diputado nacional, senador y Presidente Constitucional de la Nación Argentina desde 1983 hasta 1989.
6_La Ley de Obediencia Debida Nº 23.521 fue una disposición legal dictada en Argentina el 4 de junio de 1987, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, que estableció una presunción de iure (o sea, que no admite prueba en contrario) que los hechos cometidos por los miembros de las fuerzas armadas, durante la guerra sucia y el Proceso de Reorganización Nacional, no eran punibles por haber actuado en virtud de obediencia debida.
7_La Ley 23.492 de Punto Final argentina, promulgada el 24 de diciembre de 1986 durante la presidencia de Raúl Alfonsín, estableció la paralización de los procesos judiciales contra los autores de las detenciones ilegales, torturas y asesinatos que tuvieron lugar en la etapa de dictadura militar. Literalmente, “se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983.”
8_El indulto (también conocido como perdón) es una causa de extinción de la responsabilidad penal, que supone el perdón de la pena. Es una situación diferente a la amnistía, que supone el perdón del delito, ya que por el indulto la persona sigue siendo culpable, pero se le ha perdonado el cumplimiento de la pena.

Espero que les haya servido y les sirva para que nosotros los argentinos no cometamos otra vez el mismo error. Puse bastante esfuerzo


CAPITULO PRIMERO

Declaraciones, derechos y garant�as

Art�culo 1.- La Naci�n Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal, seg�n la establece la presente Constituci�n.

Art�culo 2.- El Gobierno federal sostiene el culto cat�lico apost�lico romano.

Art�culo 3.- Las autoridades que ejercen el Gobierno federal, residen en la ciudad que se declare Capital de la Rep�blica por una ley especial del Congreso, previa cesi�n hecha por una o m�s Legislaturas provinciales, del territorio que haya de federalizarse.

Art�culo 4.- El Gobierno federal provee a los gastos de la Naci�n con los fondos del Tesoro nacional, formado del producto de derechos de importaci�n y exportaci�n; del de la venta o locaci�n de tierra de propiedad nacional; de la renta de Correos; de las dem�s contribuciones que equitativa y proporcionalmente a la poblaci�n imponga el Congreso general, y de los empr�stitos y operaciones de cr�dito que decrete el mismo Congreso para urgencias de la Naci�n o para empresas de utilidad nacional.

Art�culo 5.- Cada provincia dictar� para s� una Constituci�n bajo el sistema representativo republicano, de acuerdo con los principios, declaraciones y garant�as de la Constituci�n nacional; y que asegure su administraci�n de justicia, su r�gimen municipal, y la educaci�n primaria. Bajo estas condiciones, el Gobierno federal garante a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones.

Art�culo 6.- El Gobierno federal interviene en el territorio de las provincias para garantir la forma republicana de gobierno, o repeler invasiones exteriores, y a requisici�n de sus autoridades constituidas para sostenerlas o restablecerlas, si hubiesen sido depuestas por la sedici�n, o por invasi�n de otra provincia.

Art�culo 7.- Los actos p�blicos y procedimientos judiciales de una provincia gozan de entera fe en las dem�s; y el Congreso puede por leyes generales determinar cual ser� la forma probatoria de estos actos y procedimientos, y los efectos legales que producir�n.

Art�culo 8.- Los ciudadanos de cada provincia gozan de todos los derechos, privilegios e inmunidades inherentes al titulo de ciudadano en las dem�s. La extradici�n de los criminales es de obligaci�n rec�proca entre todas las provincias.

Art�culo 9.- En todo territorio de la Naci�n no habr� m�s aduanas que las nacionales, en las cuales regir�n las tarifas que sancione el Congreso.

Art�culo 10.- En el interior de la Rep�blica es libre de derechos la circulaci�n de los efectos de producci�n o fabricaci�n nacional, as� como la de los g�neros y mercanc�as de todas clases, despachadas en las aduanas exteriores.

Art�culo 11.- Los art�culos de producci�n o fabricaci�n nacional o extranjera, as� como los ganados de toda especie, que pasen por territorio de una provincia a otra, ser�n libres de los derechos llamados de transito, si�ndolo tambi�n los carruajes, buques o bestias en que se transporten; y ning�n otro derecho podr� impon�rseles en adelante, cualquiera que sea su denominaci�n, por el hecho de transitar el territorio.

Art�culo 12.- Los buques destinados de una provincia a otra, no ser�n obligados a entrar, anclar y pagar derechos por causa de tr�nsito; sin que en ning�n caso puedan concederse preferencias a un puerto respecto de otro, por medio de leyes o reglamentos de comercio.

Art�culo 13.- Podr�n admitirse nuevas provincias en la Naci�n; pero no podr� erigirse una provincia en el territorio de otra u otras, ni de varias formarse una sola, sin el consentimiento de la Legislatura de las provincias interesadas y del Congreso.

Art�culo 14.- Todos los habitantes de la Naci�n gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria l�cita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines �tiles; de profesar libremente su culto; de ense�ar y aprender.

Art�culo 14 bis.- El trabajo en sus diversas formas gozar� de la protecci�n de las leyes, las que asegurar�n al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribuci�n justa; salario m�nimo vital m�vil; igual remuneraci�n por igual tarea; participaci�n en las ganancias de las empresas, con control de la producci�n y colaboraci�n en la direcci�n; protecci�n contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado p�blico; organizaci�n sindical libre y democr�tica, reconocida por la simple inscripci�n en un registro especial.

Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliaci�n y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozar�n de las garant�as necesarias para el cumplimiento de su gesti�n sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.

El Estado otorgar� los beneficios de la seguridad social, que tendr� car�cter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecer�: el seguro social obligatorio, que estar� a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonom�a financiera y econ�mica, administradas por los interesados con participaci�n del Estado, sin que pueda existir superposici�n de aportes; jubilaciones y pensiones m�viles; la protecci�n integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensaci�n econ�mica familiar y el acceso a una vivienda digna.

Art�culo 15.- En la Naci�n Argentina no hay esclavos; los pocos que hoy existen quedan libres desde la jura de esta Constituci�n; y una ley especial reglar� las indemnizaciones a que d� lugar esta declaraci�n. Todo contrato de compra y venta de personas es un crimen de que ser�n responsables los que celebrasen, y el escribano o funcionario que lo autorice. Y los esclavos que de cualquier modo se introduzcan quedan libres por el solo hecho de pisar el territorio de la Rep�blica.

Art�culo 16.- La Naci�n Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni t�tulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condici�n que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas p�blicas.

Art�culo 17.- La propiedad es inviolable, y ning�n habitante de la Naci�n puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiaci�n por causa de utilidad p�blica, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. S�lo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el art�culo 4. Ning�n servicio personal es exigible, sino en virtud de ley o de sentencia fundada en ley. Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el termino que le acuerde la ley. La confiscaci�n de bienes queda borrada para siempre del C�digo Penal argentino. Ning�n cuerpo armado puede hacer requisiciones, ni exigir auxilios de ninguna especie.

Art�culo 18.- Ning�n habitante de la Naci�n puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra s� mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como tambi�n la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinar� en qu� casos y con qu� justificativos podr� procederse a su allanamiento y ocupaci�n. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas pol�ticas, toda especie de tormento y los azotes. Las c�rceles de la Naci�n ser�n sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precauci�n conduzca a mortificarlos m�s all� de lo que aqu�lla exija, har� responsable al juez que la autorice.

Art�culo 19.- Las acciones privadas de los hombres que de ning�n modo ofendan al orden y a la moral p�blica, ni perjudiquen a un tercero, est�n s�lo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ning�n habitante de la Naci�n ser� obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohibe.

Art�culo 20.- Los extranjeros gozan en el territorio de la Naci�n de todos los derechos civiles del ciudadano; pueden ejercer su industria, comercio y profesi�n; poseer bienes ra�ces, comprarlos y enajenarlos; navegar los r�os y costas; ejercer libremente su culto; testar y casarse conforme a las leyes. No est�n obligados a admitir la ciudadan�a, ni a pagar contribuciones forzosas extraordinarias. Obtienen nacionalizaci�n residiendo dos a�os continuos en la Naci�n; pero la autoridad puede acortar este t�rmino a favor del que lo solicite, alegando y probando servicios a la Rep�blica.

Art�culo 21.- Todo ciudadano argentino esta obligado a armarse en defensa de la Patria y de esta Constituci�n, conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo nacional. Los ciudadanos por naturalizaci�n son libres de prestar o no este servicio por el t�rmino de diez a�os contados desde el d�a en que obtengan su carta de ciudadan�a.

Art�culo 22.- El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constituci�n. Toda fuerza armada o reuni�n de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de �ste, comete delito de sedici�n.

Art�culo 23.- En caso de conmoci�n interior o de ataque exterior que pongan en peligro el ejercicio de esta Constituci�n y de las autoridades creadas por ella, se declarara en estado de sitio la provincia o territorio en donde exista la perturbaci�n del orden, quedando suspensas all� las garant�as constitucionales. Pero durante esta suspensi�n no podr� el presidente de la Rep�blica condenar por s� ni aplicar penas. Su poder se limitar� en tal caso respecto de las personas, a arrestarlas o trasladarlas de un punto a otro de la Naci�n, si ellas no prefiriesen salir fuera del territorio argentino.

Art�culo 24.- El Congreso promover� la reforma de la actual legislaci�n en todos sus ramos, y el establecimiento del juicio por jurados.

Art�culo 25.- El Gobierno federal fomentar� la inmigraci�n europea; y no podr� restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias, e introducir y ense�ar las ciencias y las artes.

Art�culo 26.- La navegaci�n de los r�os interiores de la Naci�n es libre para todas las banderas, con sujeci�n �nicamente a los reglamentos que dicte la autoridad nacional.

Art�culo 27.- El Gobierno federal est� obligado a afianzar sus relaciones de paz y comercio con las potencias extranjeras por medio de tratados que est�n en conformidad con los principios de derecho p�blico establecidos en esta Constituci�n.

Art�culo 28.- Los principios, garant�as y derechos reconocidos en los anteriores art�culos, no podr�n ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio.

Art�culo 29.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder p�blico, ni otorgarles sumisiones o supremac�as por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetar�n a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria.

Art�culo 30.- La Constituci�n puede reformarse en el todo o en cualquiera de sus partes. La necesidad de reforma debe ser declarada por el Congreso con el voto de dos terceras partes, al menos, de sus miembros; pero no se efectuar� sino por una Convenci�n convocada al efecto.

Art�culo 31.- Esta Constituci�n, las leyes de la Naci�n que en su consecuencia se dicten por el Congreso y los tratados con las potencias extranjeras son la ley suprema de la Naci�n; y las autoridades de cada provincia est�n obligadas a conformarse a ella, no obstante cualquiera disposici�n en contrario que contengan las leyes o constituciones provinciales, salvo para la Provincia de Buenos Aires, los tratados ratificados despu�s del pacto de 11 de noviembre de 1859.

Art�culo 32.- El Congreso federal no dictar� leyes que restrinjan la libertad de imprenta o establezcan sobre ella la jurisdicci�n federal.

Art�culo 33.- Las declaraciones, derechos y garant�as que enumera la Constituci�n, no ser�n entendidos como negaci�n de otros derechos y garant�as no enumerados, pero que nacen del principio de la soberan�a del pueblo y de la forma republicana de gobierno.

Art�culo 34.- Los jueces de las cortes federales no podr�n serlo al mismo tiempo de los tribunales de provincia, ni el servicio federal, tanto en lo civil como en lo militar, da residencia en la provincia en que se ejerza, y que no sea la del domicilio habitual del empleado, entendi�ndose esto para los efectos de optar a empleos en la provincia en que accidentalmente se encuentre.

Art�culo 35.- Las denominaciones adoptadas sucesivamente desde 1810 hasta el presente, a saber: Provincias Unidas del R�o de la Plata; Rep�blica Argentina, Confederaci�n Argentina, ser�n en adelante nombres oficiales indistintamente para la designaci�n del Gobierno y territorio de las provincias, emple�ndose las palabras “Nacion Argentina” en la formacion y sancion de las leyes.


AGREGO:

Isabel Martinez de Peron

MARCHA PERONISTA

Paramilitares-TRIPLE A

Jose Lopez Rega

Subversivos- ERP-FAR-MONTONEROS

Santucho

Mario Eduardo Firmenich

Fernando Vaca Narvaja

Enrique Gorriaran Merlo

Osatinsky ,Santucho Y Vaca Narvaja

Marcha Montonera

Algunos Militares involucrados (La lista seria interminable)

Junta Militar

Jorge rafael Videla

Emilio Eduardo Masera

Orlando Ramón Agosti

Alfredo Astiz

Galtieri

ACCIONAR MILITAR , MILITARES Y MOMENTOS

RESULTADO

ACCIONAR SUBVERSIVO,SUBVERSIVOS Y MOMENTOS

LISTADO DE DETENIDOS-DESAPARECIDOS

========
A

========
b

========
C

========
CH

========
D

========
E

========
F

========
G

========
H

========
i

========
J

========
K

========
L

========M

========
N

========O

========P

========

Q

========R

[b]========S========T========u========V[

](http://www.desaparecidos.org/GrupoF/des/a.html)W
========
Y[

](http://www.desaparecidos.org/GrupoF/des/a.html)Z[/b]

[b]

[/b]

bueno gente me borraron el post dado que dijeron que era un post pobre.,ahora si se pone en categoria links,que debo hacer,incorporar fotos informacion …aparte me parece totalmente desubicado borrar un post de este tema tan especial.,asi que aca les dejo informacion de lo que paso el 24 de marzo de 1976 en la republica argentina cuando se produjo el golpe militar,abajo les dejare el link de la pagina que estaba en el otro post que es lo que me interesaba postear ,salu2.-

La dictadura militar en Argentina
24 de marzo de 1976 - 10 de diciembre de 1983
El 24 de marzo de 1976 ocurrió lo que muchos esperaban: Isabel Perón fue detenida y trasladada a Neuquén. La Junta de Comandantes asumió el poder, integrada por el Teniente Gral. Jorge Rafael Videla, el Almirante Eduardo Emilio Massera y el Brigadier Gral. Orlando R. Agosti. Designó como presidente de facto a Jorge Rafael Videla. Dispuso que la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea compondrían el futuro gobierno con igual participación. Comenzó el audodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

José Martínez de Hoz fue designado ministro de Economía y, el 2 de abril, anunció su plan para contener la inflación, detener la especulación y estimular las inversiones extranjeras.

La gestión de Martínez de Hoz, en el contexto de la dictadura en que se desenvolvió, fue totalmente coherente con los objetivos que los militares se propusieron.

Durante este período, la deuda empresaria y las deudas externas pública y privada se duplicaron. La deuda privada pronto se estatizó, cercenando aún más la capacidad de regulación estatal.

Con ese clima económico, la Junta Militar impuso el terrorismo de Estado que, fuera de enfrentar las acciones guerrilleras, desarrolló un proyecto planificado, dirigido a destruir toda forma de participación popular. El régimen militar puso en marcha una represión implacable sobre todas las fuerzas democráticas: políticas, sociales y sindicales, con el objetivo de someter a la población mediante el terror de Estado para instaurar terror en la población y así imponer el “orden”, sin ninguna voz disidente. Se inauguró el proceso autoritario más sangriento que registra la historia de nuestro país. Estudiantes, sindicalistas, intelectuales, profesionales y otros fueron secuestrados, asesinados y “desaparecieron”. Mientras tanto, mucha gente se exilió.

Algunas acciones del nuevo gobierno:

Suspende la actividad política
Suspende los derechos de los trabajadores.
Interviene los sindicatos.
Prohíbe las huelgas.
Disuelve el Congreso.
Disuelve los partidos políticos.
Destituye la Corte Suprema de Justicia.
Interviene la CGT.
Interviene la Confederación General Económica (CGE).
Suspende la vigencia del Estatuto del Docente.
Clausura locales nocturnos.
Ordena el corte de pelo para los hombres.
Quema miles de libros y revistas considerados peligrosos.
Censura los medios de comunicación.
Se apodera de numerosos organismos.

La censura

Comunicado N° 19, 24/03/76
Se comunica a la población que la Junta de Comandantes Generales ha resuelto que sea reprimido con la pena de reclusión por tiempo indeterminado el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare comunicados o imágenes provenientes o atribuidas a asociaciones ilícitas o personas o grupos notoriamente dedicados a actividades subversivas o al terrorismo. Será reprimido con reclusión de hasta diez años, el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare noticias, comunicados o imágenes, con el propósito de perturbar, perjudicar o desprestigiar las actividades de las Fuerzas Armadas, de Seguridad o Policiales. (Diario “La Prensa”, 24 de marzo de 1976).

Los “subversivos”

El término “subversión” englobaba a las organizaciones guerrilleras -prácticamente ya extinguidas en marzo de 1976- pero también a los activistas o simpatizantes de cualquier movimiento de protesta o crítica social: obreros, universitarios, comerciantes, profesionales, intelectuales, sacerdotes, empresarios y más… No hubo “errores” ni “excesos”, sino un plan deliberado. (Historia Visual de la Argentina contemporánea, Clarín, El “Proceso” Militar).

La guerra sucia

La “desaparición” fue la fórmula más siniestra de la “guerra sucia”: el “objetivo” era secuestrado (“chupado” por un comando paramilitar (“grupo de tareas” o “patota” donde, convertido en un número y sin ninguna garantía legal, quedaba a merced de sus captores. La desaparición de personas fue un programa de acción, planificada con anticipación, estableciéndose los métodos por los cuales llevarlo a la práctica: arrojando a los “desaparecidos” al Río de la Plata (previa aplicación de sedantes) desde aviones o helicópteros militares y en fosas comunes; fusilamientos y ocultamiento de cadáveres, sin ningún tipo de identificación.

La represión ilegal

La dictadura de 1976 completó y profundizó el esquema de persecución y exterminio que comenzara sistemáticamente con la Triple A, liderada por Lopez Rega.
Distribución de desaparecidos según profesión u ocupación

Obreros… … 30,0%
Estudiantes… … 21,0%
Empleados… … 17,8%
Profesionales… … 10,7%
Docentes… … 5,7%
Conscriptos y personal subalterno
de las Fuerzas de Seguridad… … 2,5%
Amas de casa… … 3,8%
Autónomos y varios… … 5,0%
Periodistas… … 1,6%
Actores y artistas… … 1,3%
Religiosos… … 0,3%

(Informe de la Conadep, Nunca Mas, Eudeba, 1984)

La tortura

Todos estaban incluidos en la categoría de “enemigos de la nación”. La metodología implementada consistió en la desaparición de personas, las cuales en realidad eran llevadas a centros clandestinos de detención, operados por las FFAA., donde se los sometía a interrogatorios basados en tormentos físicos.

Los campos de detención

Se levantaron centros clandestinos de detención y torturas. En estos laboratorios del horror se detenía, se torturaba y se asesinaba a personas. Se encontraban en el propio centro de las ciudades del país, con nombres tristemente famosos, como la ESMA, el Vesubio, El Garage Olimpo, El Pozo de Banfield o La Perla. Existieron 340 distribuidos por todo el territorio. Locales civiles, dependencias policiales o de las propias fuerzas armadas fueron acondicionados para funcionar como centros clandestinos. Estas cárceles clandestinas tenían una estructura similar: una zona dedicada a los interrogatorios y tortura, y otra, donde permanecían los secuestrados. Ser secuestrado o “chupado”, según la jerga represora, significaba ser fusilado o ser arrojado al río desde un avión o helicóptero.

Los desaparecidos

Debido a la naturaleza, una desaparición encubre la identidad de su autor. Si no hay preso, ni cadáver, ni víctima, entonces nadie presumiblemente es acusado de nada. (Amnistía Internacional, en su informe sobre la desaparición de personas por motivos políticos).
Hubo miles de desaparecidos: la Conadep constató más de 9.000 casos. Los organismos de derechos humanos hablan de más de 30.000.

Apropiación de chicos

Además del secuestro de adultos, hubo un plan sistemático de apropiación de niños. Los niños robados o que las madres parían en los centros de detención fueron inscriptos como hijos propios por muchos miembros de la represión, vendidos o abandonados en institutos.
Durante la dictadura, los militares consideraban que los hijos de los desaparecidos debían perder su identidad. Por eso los hacían desaparecer y los entregaban a familias de militares. Ellos pensaban que la subversión era casi hereditaria o que se trasmitía a través del vínculo familiar. De la misma forma que a los hijos de desaparecidos se intentó quitarles su familia, a la sociedad en general se intentó quitarle esos antecedentes que, como los padres de esos chicos, eran considerados subversivos. (Diario “Página 12”, 10 de diciembre de 1995)

La noche de los lápices (16/9/76)

La operación conocida como la “Noche de los lápices”, que se desarrolló entre agosto y octubre de 1976, implicó el secuestro y desaparición de estudiantes secundarios de la ciudad de La Plata, que habían luchado en defensa de un boleto estudiantil.

Madres de Plaza de Mayo

El grupo Madres de Plaza de Mayo nació en 1977, integrado precisamente por madres de desaparecidos, cuya lista engrosaron también algunas de sus fundadoras. Se convirtieron en el más activo sector de oposición al gobierno.

Desindustrialización

La pequeña y mediana empresa fue sacrificada en el altar de la eficiencia, iniciándose un proceso de acelerada desindustralizacion, ante la imposibilidad de competir con productos provenientes del exterior. La aplicación de las recetas neoliberales no resolvió, sino que profundizó los problemas económicos.

Especulación

A comienzos de 1977, el ministro de Economía, José Martínez de Hoz, inició un experimento monetario, denominado “la tablita”. Fue un sistema de devaluaciones preanunciadas que, sumado a la “ley de entidades financieras” de junio de ese año (que liberó el mercado de dinero y dio garantía estatal a los depósitos a plazo fijo), dio comienzo a la especulación o “bicicleta financiera”.

La plata dulce

La dictadura implementó un plan basado en el liberalismo monetario, que era apoyado por bancos extranjeros y organismos internacionales. El funcionario encargado de cumplir el plan económico de los militares fue José Alfredo Martínez de Hoz. Puso fin al Estado intervencionista, a la protección del mercado interno y al subsidio a empresas. Se congelaron los sueldos. Dejó actuar al mercado libremente. Los resultados finales fueron desastrosos. Hubo un gran endeudamiento externo, las industrias quebraron y, al finalizar la dictadura, se desató la inflación.

El conflicto del Beagle

Las cuestiones limítrofes entre la Argentina y Chile estuvieron condicionadas por las circunstancias políticas imperantes en cada país. Bajo regímenes dictatoriales en ambas naciones, las diferencias fronterizas estuvieron a punto de derivar en una guerra abierta. En 1978, luego de que la Argentina rechazó el fallo arbitral británico, el conflicto por el Beagle alcanzó su punto más álgido. El 8 de enero de 1979, la Argentina y Chile firmaron el Acta de Montevideo, que sometía el entredicho a la mediación del Papa. Finalmente, la propuesta papal, conocida a través del cardenal Antonio Samoré, se dio a conocer el 12 de diciembre de 1980 y fue aceptada por la Argentina en 1984 después de una consulta popular no vinculante, en la que el “sí” al acuerdo se impuso por un amplio margen de votos. (Historia Visual de la Argentina contemporánea, Clarín, La Política Exterior)

El Mundial '78

El triunfo final de la selección argentina en el Mundial de Fútbol ha supuesto que la Junta Militar que dirige el Gral. Videla haya cubierto con creces los objetivos que se propuso al emprender la organización del campeonato. Durante 25 días, los problemas del país argentino han pasado a un segundo plano y el título mundial conseguido por su selección los mantendrá oculto por más tiempo aún. (Diario “El País”, junio de 1978)

1982: La guerra de las Malvinas

En medio de la crisis política, económica y social del régimen militar, sorpresivamente el 2 de abril de 1982, tropas argentinas recuperaron las islas Malvinas. Tras frustrados intentos diplomáticos, la fuerza de tareas británica llegó al Atlántico sur y comenzaron las hostilidades. Con hitos como el hundimiento del crucero “General Belgrano” -que produjo 322 muertos- y del destructor británico “Sheffield”, la guerra concluyó el 14 de junio, con la rendición argentina. La derrota marcó el derrumbe político del régimen. El regreso de los soldados arrojó luz sobre las sospechas de lo que habían padecido, sin los pertrechos y el entrenamiento suficientes para enfrentar a los británicos. Para defender las islas del ataque de ingleses bien entrenados y equipados, la junta militar procedió a reclutar jóvenes argentinos, sin instrucción militar, la mayoría de los cuales provenía de provincias pobres del interior del país. La derrota catastrófica de Malvinas y el conocimiento de la muerte de centenares de jóvenes argentinos (más de 600), deterioraron el frente militar, pero sobre todo, la reputación del ejército, al cual se consideró como mayor responsable del desastre.


La Dictadura militar

La alteración del estado de derecho (1)

En la Argentina la forma más frecuente de la alteración del estado de derecho fueron los golpes de estado (2). Estos fueron habituales durante todo el siglo XX hasta 1983. De esta manera los militares derrocaban al gobierno constitucional y gobernaban al margen de su voluntad, imponiendo regimenes autoritarios que anulaban las libertades públicas, ignorando los derechos de la Constitución Nacional Argentina. Los militares atentaron a la economía del país, afectando a los sectores populares.

Entre 1930 y 1983 ocurrieron 6 golpes de estado en Argentina y sus principales características fueron:

• No elecciones. Los militares derrocaban por la fuerza al gobierno constitucional para imponer a un gobierno de facto.
• Se ignora la constitución nacional.
• Se clausura el congreso
• Se cambia la corte suprema de justicia, reemplazando la voluntad popular por el ejercicio de fuerza.
• Prohibición de los partidos políticos.

¿Cómo se inicio la dictadura?
Antes de la dictadura militar (1976-1983), en el gobierno de Isabel Martínez de Perón, existía un grupo de personas que reclamaban por una educación para todos, trabajo para todos y una mejor distribución de las riquezas. Este grupo eran conocidos conocidos como Montoneros.
Pero estas personas eran muy violentas, querían tomar el poder a través del arrebato social secuestrando y en algunos casos asesinando gente.


LOGO DE LOS MONTONEROS

En 1976 la mayoría de los sectores de la población, cansados de perjuicios de los montoneros, reclamaban “Las puertas de los cuarteles” que los militares tomen el poder. Hasta el 24 de Marzo de 1976 Maria Martínez de Perón fue actual presidente sucesora de su difunto marido ex presidente Juan Domingo Perón fue derrocada por las fuerzas armadas para iniciar “El proceso de la reorganización nacional”.
Los militares que estuvieron al mando desde el principio hasta el fin de la dictadura son:
Jorge Rafael Videla (1976-1981), Eduardo Viola (1981), Leopoldo Fortunato Galtieri (1982) y Reynaldo Bignone (1983)

ISABEl DE PERON

Comienzos del gobierno militar

Durante la dictadura, hubo control sobre todo aquello considerado peligroso para el orden:

• Censura de la libertad de prensa. Control de manifestaciones artísticas y culturas.
• Control del sistema educativo. Visado de los contenidos enseñados, como por ejemplo restricción en algunos temas específicos abocados a la matemática solo en algunos establecimientos como por ejemplo escuelas estatales. Docentes, profesores universitarios y alumnos fueron desaparecidos por ser declarados sospechosos

La desaparición de personas

Las personas eran consideradas sospechosas cuando pensaban de otra manera o se oponían al gobierno militar. Estas personas desaparecían, pero también quedaban en peligro sus allegados como familiares, amigos o conocidos a través de algún vínculo que los involucre con los anteriormente citados. “Los desaparecidos” eran encarcelados en centros clandestinos (3), como el Olimpo, sin pasar por un proceso judicial. Allí, en los centros clandestinos, eran torturados y, en algunos casos, asesinados.

Gente reclamando por justicia a los desaparecidos

El olimpo, ex centro clandestino

Artículos violados durante la dictadura militar

Los artículos de la declaración universal de los derechos humanos son:

• Artículos 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
• Artículos 5: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
• Artículos 9: Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.
• Artículos 12: Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.
• Artículos 13:

  1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
  2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.
    • Artículos 18: Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
    • Artículos 19: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
    • Artículos 20:
  3. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
  4. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.
    • Artículos 21:
  5. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
  6. Toda persona tiene el derecho de accceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.
  7. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.
    • Artículos: Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Hombre a punto de ser fusilado por un militar

Mientras todo esto pasaba, ¿Qué hacia el gobierno militar para ocultar la situación del país?

Gran parte de los sectores de la población desconocían la situación por la que pasaba en el país, como los anteriormente mencionados secuestros, mientras tanto en el resto del mundo las personas sabían lo que estaba pasando. Esto llevo a la situación que, cuando uno iba al exterior del país, le pregunten como uno vivía con los secuestros que los militares hacían. Esta fue una de las formas en las cuales la gente se dio cuanta lo que pasaba en el país.
El Mundial del 78’, fue además, una de las formas de motivar tanto a nuestro país como al mundo entero que esa realidad no existía.



Festejo del gol de Argentina contra la Naranja mecanica

Argentina alzando la copa del mundo

Argentina ganadora del mundial en la portada de las revistas

La caída del gobierno militar

En 1982 la población estaba empezando a sospechar de todo lo que estaba pasando y la gente empezo a oponerse al gobierno militar. Los militares para recuperar a la población declararon la guerra a Inglaterra el 2 de abri de 1982, en La guerra de las malvinas (4). Argentina perdio la guerra y obtuvo la paz el 14 de junio de ese mismo año.
La imágen ha sido redimensionada. Haga click para verla en el Tamaño Original (753x487).

Las malvinas fueron, son y seran siempre argentinas


Soldados en malvinas

El gobierno militar cayo más tarde y fue elegido democráticamente para asumir el mandato presidencial Raúl Alfonsín (5) quien asumió al cargo el 10 de diciembre de 1983. Fue apoyado prácticamente por todos los sectores de la población por la perdida de la guerra de Malvinas, descontento de la población, problemas económicos y los reclamos de familiares de desaparecidos.

Raúl Ricardo Alfonsín

Conadep (6)

Conadep (6)

Fue fundada por Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983. La COmisión NAcional sobre la DEsaparición de Personas tenia el objetivo de investigar a los miles de desaparecidos durante el gobierno militar, pero no determinaba culpables y el material era entregado a la justicia. Estaba formada por:

  • Ernesto Sábato (Presidente)
  • Ricardo Colombres
  • René Favaloro
  • Hilario Fernández Long
  • Carlos T. Gattinoni
  • Gregorio Klimovsky
  • Marshall Meyer
  • Monseñor Jaime de Nevares
  • Eduardo Rabossi
  • Magdalena Ruiz Guiñazú
  • Santiago Marcelino López1
  • Hugo Diógenes Piucill1
  • Horacio Hugo Huarte1

Se nombraron además cinco secretarios

  • Graciela Fernández Meijide: Recepción de Denuncias
  • Daniel Salvador: Documentación y Procesamiento de Datos
  • Raúl Aragón: Procedimientos
  • Alberto Mansur: Asuntos Legales,
  • Leopoldo Silgueira: Administrativo

YA LA TERMINO

¿Cómo se proceso a los culpables?

• En el gobierno de Alfonsín:
Los militares aun conservan el poder y no se arrepienten, si no que niegan ser culpables de la desaparición y asesinatos de muchas personas. Alfonsín es presionado por los militares hasta que declara:
Ley de obediencia debida(6) : se juzgaba solo a los militares de mayor jerarquía
Ley de punto final (7) : Fin de los procesos judiciales. Fin de las citaciones
• En el gobierno de Menem: el indulto (8)
Con el argumento de pacificar el país, Menem indulta (“perdona” a los militares condenados. Esto provoca muchos disturbios de los familiares de los desaparecidos pidiendo justicia
• Gobierno de Kirchner:
Se anulan las leyes de obediencia debida y punto final. TODOS los militares eran procesados en un juicio.


Carlos Menem

Para terminar

El derecho a la identidad
Saber quien es uno, es conocer la historia de su familia, su religión, etc. Esto no ocurrió con los hijos de desaparecidos, que se les niega el derecho a la identidad y se les separa de sus padre biológicos y son adoptados legalmente o ilegalmente a familias (familiares o amigos de militares, si hablamos ilegalmente) que le ocultaron su verdadero origen.

La imágen ha sido redimensionada. Haga click para verla en el Tamaño Original (924x516).
Fotos de los desaparecidos

Abuelas de plaza de mayo (9)

Las abuelas de plaza de mayo es una organización que busca a los hijos de los desaparecidos para reintegrarlos a sus familias biológicas.
Hasta ahora han sido encontrados 90 nietos que se agrupan en la asociación H.I.J.O.S.


La Conadi

Es la COmision NAcional por el Derecho a la Identidad. Su misión es buscar y encontrar a los hijos de desaparecidos. Concurren los jóvenes que sospechan ser hijos de desaparecidos.

HACI QUE SI TENES ENTRE 32 Y 25 AÑOS Y SOSPECHAS ACERCATE A LAS ABUELAS

Blibliografia:
1_La alteración del estado del derecho: es cuando el estado deja de garantizar y protejer los derechos de los ciudadanos ignorando los derechos universales y los constitucionales.
2_Golpe de estado: es una acto protagonizado por fuerzas armadas, como el ejercito, donde derrocan a un gobierno constitucional, elegido por el pueblo, para reemplazarlo por el gobierno de facto, el cual es protagonizado por el jefe de las fuerzas armadas.
3_Los centros clandestinos de detención (CCD) fueron instalaciones secretas empleadas por las fuerzas armadas y de seguridad para ejecutar el plan sistemático de desaparición de personas implementado por la dictadura militar que ocupó el poder en la Argentina entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, autodenominada Proceso de Reorganización Nacional.
4_La Guerra de las Malvinas o Guerra del Atlántico Sur (en inglés Falklands War) fue un conflicto armado entre Argentina y el Reino Unido que tuvo lugar en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur. La guerra se desarrolló entre el 2 de abril, día de la invasión de las Islas por parte del ejército argentino, y el 14 de junio de 1982, fecha de su rendición, lo que conllevó la reocupación de los tres archipiélagos por parte del Reino Unido.
5_Raúl Ricardo Alfonsín (n. Chascomús, 12 de marzo de 1927) es un abogado, político y activista de los derechos humanos argentino. Fue diputado nacional, senador y Presidente Constitucional de la Nación Argentina desde 1983 hasta 1989.
6_La Ley de Obediencia Debida Nº 23.521 fue una disposición legal dictada en Argentina el 4 de junio de 1987, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, que estableció una presunción de iure (o sea, que no admite prueba en contrario) que los hechos cometidos por los miembros de las fuerzas armadas, durante la guerra sucia y el Proceso de Reorganización Nacional, no eran punibles por haber actuado en virtud de obediencia debida.
7_La Ley 23.492 de Punto Final argentina, promulgada el 24 de diciembre de 1986 durante la presidencia de Raúl Alfonsín, estableció la paralización de los procesos judiciales contra los autores de las detenciones ilegales, torturas y asesinatos que tuvieron lugar en la etapa de dictadura militar. Literalmente, “se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983.”
8_El indulto (también conocido como perdón) es una causa de extinción de la responsabilidad penal, que supone el perdón de la pena. Es una situación diferente a la amnistía, que supone el perdón del delito, ya que por el indulto la persona sigue siendo culpable, pero se le ha perdonado el cumplimiento de la pena.

Espero que les haya servido y les sirva para que nosotros los argentinos no cometamos otra vez el mismo error. Puse bastante esfuerzo


CAPITULO PRIMERO

Declaraciones, derechos y garant�as

Art�culo 1.- La Naci�n Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal, seg�n la establece la presente Constituci�n.

Art�culo 2.- El Gobierno federal sostiene el culto cat�lico apost�lico romano.

Art�culo 3.- Las autoridades que ejercen el Gobierno federal, residen en la ciudad que se declare Capital de la Rep�blica por una ley especial del Congreso, previa cesi�n hecha por una o m�s Legislaturas provinciales, del territorio que haya de federalizarse.

Art�culo 4.- El Gobierno federal provee a los gastos de la Naci�n con los fondos del Tesoro nacional, formado del producto de derechos de importaci�n y exportaci�n; del de la venta o locaci�n de tierra de propiedad nacional; de la renta de Correos; de las dem�s contribuciones que equitativa y proporcionalmente a la poblaci�n imponga el Congreso general, y de los empr�stitos y operaciones de cr�dito que decrete el mismo Congreso para urgencias de la Naci�n o para empresas de utilidad nacional.

Art�culo 5.- Cada provincia dictar� para s� una Constituci�n bajo el sistema representativo republicano, de acuerdo con los principios, declaraciones y garant�as de la Constituci�n nacional; y que asegure su administraci�n de justicia, su r�gimen municipal, y la educaci�n primaria. Bajo estas condiciones, el Gobierno federal garante a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones.

Art�culo 6.- El Gobierno federal interviene en el territorio de las provincias para garantir la forma republicana de gobierno, o repeler invasiones exteriores, y a requisici�n de sus autoridades constituidas para sostenerlas o restablecerlas, si hubiesen sido depuestas por la sedici�n, o por invasi�n de otra provincia.

Art�culo 7.- Los actos p�blicos y procedimientos judiciales de una provincia gozan de entera fe en las dem�s; y el Congreso puede por leyes generales determinar cual ser� la forma probatoria de estos actos y procedimientos, y los efectos legales que producir�n.

Art�culo 8.- Los ciudadanos de cada provincia gozan de todos los derechos, privilegios e inmunidades inherentes al titulo de ciudadano en las dem�s. La extradici�n de los criminales es de obligaci�n rec�proca entre todas las provincias.

Art�culo 9.- En todo territorio de la Naci�n no habr� m�s aduanas que las nacionales, en las cuales regir�n las tarifas que sancione el Congreso.

Art�culo 10.- En el interior de la Rep�blica es libre de derechos la circulaci�n de los efectos de producci�n o fabricaci�n nacional, as� como la de los g�neros y mercanc�as de todas clases, despachadas en las aduanas exteriores.

Art�culo 11.- Los art�culos de producci�n o fabricaci�n nacional o extranjera, as� como los ganados de toda especie, que pasen por territorio de una provincia a otra, ser�n libres de los derechos llamados de transito, si�ndolo tambi�n los carruajes, buques o bestias en que se transporten; y ning�n otro derecho podr� impon�rseles en adelante, cualquiera que sea su denominaci�n, por el hecho de transitar el territorio.

Art�culo 12.- Los buques destinados de una provincia a otra, no ser�n obligados a entrar, anclar y pagar derechos por causa de tr�nsito; sin que en ning�n caso puedan concederse preferencias a un puerto respecto de otro, por medio de leyes o reglamentos de comercio.

Art�culo 13.- Podr�n admitirse nuevas provincias en la Naci�n; pero no podr� erigirse una provincia en el territorio de otra u otras, ni de varias formarse una sola, sin el consentimiento de la Legislatura de las provincias interesadas y del Congreso.

Art�culo 14.- Todos los habitantes de la Naci�n gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria l�cita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines �tiles; de profesar libremente su culto; de ense�ar y aprender.

Art�culo 14 bis.- El trabajo en sus diversas formas gozar� de la protecci�n de las leyes, las que asegurar�n al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribuci�n justa; salario m�nimo vital m�vil; igual remuneraci�n por igual tarea; participaci�n en las ganancias de las empresas, con control de la producci�n y colaboraci�n en la direcci�n; protecci�n contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado p�blico; organizaci�n sindical libre y democr�tica, reconocida por la simple inscripci�n en un registro especial.

Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliaci�n y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozar�n de las garant�as necesarias para el cumplimiento de su gesti�n sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.

El Estado otorgar� los beneficios de la seguridad social, que tendr� car�cter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecer�: el seguro social obligatorio, que estar� a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonom�a financiera y econ�mica, administradas por los interesados con participaci�n del Estado, sin que pueda existir superposici�n de aportes; jubilaciones y pensiones m�viles; la protecci�n integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensaci�n econ�mica familiar y el acceso a una vivienda digna.

Art�culo 15.- En la Naci�n Argentina no hay esclavos; los pocos que hoy existen quedan libres desde la jura de esta Constituci�n; y una ley especial reglar� las indemnizaciones a que d� lugar esta declaraci�n. Todo contrato de compra y venta de personas es un crimen de que ser�n responsables los que celebrasen, y el escribano o funcionario que lo autorice. Y los esclavos que de cualquier modo se introduzcan quedan libres por el solo hecho de pisar el territorio de la Rep�blica.

Art�culo 16.- La Naci�n Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni t�tulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condici�n que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas p�blicas.

Art�culo 17.- La propiedad es inviolable, y ning�n habitante de la Naci�n puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiaci�n por causa de utilidad p�blica, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. S�lo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el art�culo 4. Ning�n servicio personal es exigible, sino en virtud de ley o de sentencia fundada en ley. Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el termino que le acuerde la ley. La confiscaci�n de bienes queda borrada para siempre del C�digo Penal argentino. Ning�n cuerpo armado puede hacer requisiciones, ni exigir auxilios de ninguna especie.

Art�culo 18.- Ning�n habitante de la Naci�n puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra s� mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como tambi�n la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinar� en qu� casos y con qu� justificativos podr� procederse a su allanamiento y ocupaci�n. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas pol�ticas, toda especie de tormento y los azotes. Las c�rceles de la Naci�n ser�n sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precauci�n conduzca a mortificarlos m�s all� de lo que aqu�lla exija, har� responsable al juez que la autorice.

Art�culo 19.- Las acciones privadas de los hombres que de ning�n modo ofendan al orden y a la moral p�blica, ni perjudiquen a un tercero, est�n s�lo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ning�n habitante de la Naci�n ser� obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohibe.

Art�culo 20.- Los extranjeros gozan en el territorio de la Naci�n de todos los derechos civiles del ciudadano; pueden ejercer su industria, comercio y profesi�n; poseer bienes ra�ces, comprarlos y enajenarlos; navegar los r�os y costas; ejercer libremente su culto; testar y casarse conforme a las leyes. No est�n obligados a admitir la ciudadan�a, ni a pagar contribuciones forzosas extraordinarias. Obtienen nacionalizaci�n residiendo dos a�os continuos en la Naci�n; pero la autoridad puede acortar este t�rmino a favor del que lo solicite, alegando y probando servicios a la Rep�blica.

Art�culo 21.- Todo ciudadano argentino esta obligado a armarse en defensa de la Patria y de esta Constituci�n, conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo nacional. Los ciudadanos por naturalizaci�n son libres de prestar o no este servicio por el t�rmino de diez a�os contados desde el d�a en que obtengan su carta de ciudadan�a.

Art�culo 22.- El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constituci�n. Toda fuerza armada o reuni�n de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de �ste, comete delito de sedici�n.

Art�culo 23.- En caso de conmoci�n interior o de ataque exterior que pongan en peligro el ejercicio de esta Constituci�n y de las autoridades creadas por ella, se declarara en estado de sitio la provincia o territorio en donde exista la perturbaci�n del orden, quedando suspensas all� las garant�as constitucionales. Pero durante esta suspensi�n no podr� el presidente de la Rep�blica condenar por s� ni aplicar penas. Su poder se limitar� en tal caso respecto de las personas, a arrestarlas o trasladarlas de un punto a otro de la Naci�n, si ellas no prefiriesen salir fuera del territorio argentino.

Art�culo 24.- El Congreso promover� la reforma de la actual legislaci�n en todos sus ramos, y el establecimiento del juicio por jurados.

Art�culo 25.- El Gobierno federal fomentar� la inmigraci�n europea; y no podr� restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias, e introducir y ense�ar las ciencias y las artes.

Art�culo 26.- La navegaci�n de los r�os interiores de la Naci�n es libre para todas las banderas, con sujeci�n �nicamente a los reglamentos que dicte la autoridad nacional.

Art�culo 27.- El Gobierno federal est� obligado a afianzar sus relaciones de paz y comercio con las potencias extranjeras por medio de tratados que est�n en conformidad con los principios de derecho p�blico establecidos en esta Constituci�n.

Art�culo 28.- Los principios, garant�as y derechos reconocidos en los anteriores art�culos, no podr�n ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio.

Art�culo 29.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder p�blico, ni otorgarles sumisiones o supremac�as por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetar�n a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria.

Art�culo 30.- La Constituci�n puede reformarse en el todo o en cualquiera de sus partes. La necesidad de reforma debe ser declarada por el Congreso con el voto de dos terceras partes, al menos, de sus miembros; pero no se efectuar� sino por una Convenci�n convocada al efecto.

Art�culo 31.- Esta Constituci�n, las leyes de la Naci�n que en su consecuencia se dicten por el Congreso y los tratados con las potencias extranjeras son la ley suprema de la Naci�n; y las autoridades de cada provincia est�n obligadas a conformarse a ella, no obstante cualquiera disposici�n en contrario que contengan las leyes o constituciones provinciales, salvo para la Provincia de Buenos Aires, los tratados ratificados despu�s del pacto de 11 de noviembre de 1859.

Art�culo 32.- El Congreso federal no dictar� leyes que restrinjan la libertad de imprenta o establezcan sobre ella la jurisdicci�n federal.

Art�culo 33.- Las declaraciones, derechos y garant�as que enumera la Constituci�n, no ser�n entendidos como negaci�n de otros derechos y garant�as no enumerados, pero que nacen del principio de la soberan�a del pueblo y de la forma republicana de gobierno.

Art�culo 34.- Los jueces de las cortes federales no podr�n serlo al mismo tiempo de los tribunales de provincia, ni el servicio federal, tanto en lo civil como en lo militar, da residencia en la provincia en que se ejerza, y que no sea la del domicilio habitual del empleado, entendi�ndose esto para los efectos de optar a empleos en la provincia en que accidentalmente se encuentre.

Art�culo 35.- Las denominaciones adoptadas sucesivamente desde 1810 hasta el presente, a saber: Provincias Unidas del R�o de la Plata; Rep�blica Argentina, Confederaci�n Argentina, ser�n en adelante nombres oficiales indistintamente para la designaci�n del Gobierno y territorio de las provincias, emple�ndose las palabras “Nacion Argentina” en la formacion y sancion de las leyes.


AGREGO:

Isabel Martinez de Peron

MARCHA PERONISTA

Paramilitares-TRIPLE A

Jose Lopez Rega

Subversivos- ERP-FAR-MONTONEROS

Santucho

Mario Eduardo Firmenich

Fernando Vaca Narvaja

Enrique Gorriaran Merlo

Osatinsky ,Santucho Y Vaca Narvaja

Marcha Montonera

Algunos Militares involucrados (La lista seria interminable)

Junta Militar

Jorge rafael Videla

Emilio Eduardo Masera

Orlando Ramón Agosti

Alfredo Astiz

Galtieri

ACCIONAR MILITAR , MILITARES Y MOMENTOS

RESULTADO

ACCIONAR SUBVERSIVO,SUBVERSIVOS Y MOMENTOS

LISTADO DE DETENIDOS-DESAPARECIDOS

========
A

========
b

========
C

========
CH

========
D

========
E

========
F

========
G

========
H

========
i

========
J

========
K

========
L

========M

========
N

========O

========P

========

Q

========R

[b]========S========T========u========V[

](http://www.desaparecidos.org/GrupoF/des/a.html)W
========
Y[

](http://www.desaparecidos.org/GrupoF/des/a.html)Z[/b]

[b]

[/b]

Nunca mas.

Estaba por hacer un post… Lo sacaste de Taringa? lo tendrías que aclarar si es así.

http://www.youtube.com/watch?v=02dyYWZ8Y_8

http://www.youtube.com/watch?v=1JxpRhonCPM

http://www.youtube.com/watch?v=9ALz1RyNq8w&feature=related

Nunca mas.

Había visto una foto que los milicos estaban practicando tecnicas de tortura, muy fuerte.

Ayer una profesora dijo no digan “Astiz” en la escuela por que la prof. de gimnasia es la hernana de Astiz, me quede asi :surprised:

nunca mas…

lo que mas bronca me da que hay gente que no sabe por que hoy es feriado nacional -.
nadie se calienta para mostrar toda la verdad y la verguenza.

Como a los nazis, les va a pasar… A DONDE VAYAN LOS IREMOS A BUSCAR.

NUNCA MAS.

Y lo mas triste que la mayoria de este pais no sabe porque es feriado, la mayoria festeja que no se trabaja…

Dios quiera y esto no ocurra nunca mas!

NUNCA MAS.

Ohh, muchas gracias por la info, la verdad no sabia casi nada solo la desaparicion de mucha gente

(No me digan ignorante, soy muy joven y nunca se habla de algo asi en mi casa)

33 años, nunca más!

PD: Odio a los que no saben por qué faltaron al laburo hoy. ¬¬

Tuve la oportunidad de estudiar este tema en profundidad en la secundaria y la verdad q no podía leer porq se me llenaban los ojos de lágrimas :frowning:

NUNCA MAS!!!

Una verguenza, nunca más!

Carta abierta a la junta militar. Un día después Walsh fue secuestrado y hoy es un desaparecido.

[spoiler]CARTA ABIERTA DE RODOLFO WALSH
A LA JUNTA MILITAR

                   [b]1. [/b]La censura de prensa, la persecución a intelectuales, el allanamiento                     de mi casa en el Tigre, el asesinato de amigos queridos y la pérdida                     de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos                     que me obligan a esta forma de expresión clandestina después de                     haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi                     treinta años.

                   El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un                     balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales,                     donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen                     como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades.

                   El 24 de marzo de 1976 derrocaron ustedes a un gobierno del                     que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron como ejecutores                     de su política represiva, y cuyo término estaba señalado por elecciones                     convocadas para nueve meses más tarde. En esa perspectiva lo que                     ustedes liquidaron no fue el mandato transitorio de Isabel Martínez                     sino la posibilidad de un proceso democrático donde el pueblo                     remediara males que ustedes continuaron y agravaron.

                   Ilegítimo en su origen, el gobierno que ustedes ejercen pudo                     legitimarse en los hechos recuperando el programa en que coincidieron                     en las elecciones de 1973 el ochenta por ciento de los argentinos                     y que sigue en pie como expresión objetiva de la voluntad del                     pueblo, único significado posible de ese "ser nacional" que ustedes                     invocan tan a menudo.

                   Invirtiendo ese camino han restaurado ustedes la corriente                     de ideas e intereses de minorías derrotadas que traban el desarrollo                     de las fuerzas productivtas, explotan al pueblo y disgregan la                     Nación. Una política semejante sólo puede imponerse transitoriamente                     prohibiendo los partidos, interviniendo los sindicatos, amordazando                     la prensa e implantando el terror más profundo que ha conocido                     la sociedad argentina.

                    [b]2. [/b]Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos,                     decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror.
                   Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales                     guarniciones del país virtuales campos de concentración donde                     no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional.                     El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad                     de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones                     en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento                     sin juicio.[1](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#1)

                   Más de siete mil recursos de hábeas corpus han sido contestados                     negativamente este último año. En otros miles de casos de desaparición                     el recurso ni siquiera se ha presentado porque se conoce de antemano                     su inutilidad o porque no se encuentra abogado que ose presentarlo                     después que los cincuenta o sesenta que lo hacían fueron a su                     turno secuestrados.
                   De este modo han despojado ustedes a la tortura de su límite                     en el tiempo. Como el detenido no existe, no hay posibilidad de                     presentarlo al juez en diez días según manda un ley que fue respetada                     aún en las cumbres represivas de anteriores dictaduras.

                   La falta de límite en el tiempo ha sido complementada con la                     falta de límite en los métodos, retrocediendo a épocas en que                     se operó directamente sobre las articulaciones y las vísceras                     de las víctimas, ahora con auxiliares quirúrgicos y farmacológicos                     de que no dispusieron los antiguos verdugos. El potro, el torno,                     el despellejamiento en vida, la sierra de los inquisidores medievales                     reaparecen en los testimonios junto con la picana y el "submarino",                     el soplete de las actualizaciones contemporáneas.[2](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#2)

                   Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de                     exterminar a la guerilla justifica todos los medios que usan,                     han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica                     en la medida que el fin original de obtener información se extravía                     en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso                     de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder                     la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido.

                    [b]3. [/b]La negativa de esa Junta a publicar los nombres de los prisioneros                     es asimismo la cobertura de una sistemática ejecución de rehenes                     en lugares descampados y horas de la madrugada con el pretexto                     de fraguados combates e imaginarias tentativas de fuga.

                   Extremistas que panfletean el campo, pintan acequias o se amontonan                     de a diez en vehículos que se incendian son los estereotipos de                     un libreto que no está hecho para ser creído sino para burlar                     la reacción internacional ante ejecuciones en regla mientras en                     lo interno se subraya el carácter de represalias desatadas en                     los mismos lugares y en fecha inmediata a las acciones guerrilleras.

                   Setenta fusilados tras la bomba en Seguridad Federal, 55 en                     respuesta a la voladura del Departamento de Policía de La Plata,                     30 por el atentado en el Ministerio de Defensa, 40 en la Masacre                     del Año Nuevo que siguió a la muerte del coronel Castellanos,                     19 tras la explosión que destruyó la comisaría de Ciudadela forman                     parte de 1.200 ejecuciones en 300 supuestos combates donde el                     oponente no tuvo heridos y las fuerzas a su mando no tuvieron                     muertos.

                   Depositarios de una culpa colectiva abolida en las normas civilizadas                     de justicia,incapaces de influir en la política que dicta los                     hechos por los cuales son represaliados, muchos de esos rehenes                     son delegados sindicales, intelectuales, familiares de guerrilleros,                     opositores no armados, simples sospechosos a los que se mata para                     equilibrar la balanza de las bajas según la doctrina extranjera                     de "cuenta-cadáveres" que usaron los SS en los países ocupados                     y los invasores en Vietnam.

                   El remate de guerrilleros heridos o capturados en combates                     reales es asimismo una evidencia que surge de los comunicados                     militares que en un año atribuyeron a la guerrilla 600 muertos                     y sólo 10 ó 15 heridos, proporción desconocida en los más encarnizados                     conflictos. Esta impresión es confirmada por un muestreo periodístico                     de circulación clandestina que revela que entre el 18 de diciembre                     de 1976 y el 3 de febrero de 1977, en 40 acciones reales, las                     fuerzas legales tuvieron 23 muertos y 40 heridos, y la guerrilla                     63 muertos.[3](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#3)

                   Más de cien procesados han sido igualmente abatidos en tentativas                     de fuga cuyo relato oficial tampoco está destinado a que alguien                     lo crea sino a prevenir a la guerrilla y Ios partidos de que aún                     los presos reconocidos son la reserva estratégica de las represalias                     de que disponen los Comandantes de Cuerpo según la marcha de los                     combates, la conveniencia didáctica o el humor del momento.

                   Así ha ganado sus laureles el general Benjamín Menéndez, jefe                     del Tercer Cuerpo de Ejército, antes del 24 de marzo con el asesinato                     de Marcos Osatinsky, detenido en Córdoba, después con la muerte                     de Hugo Vaca Narvaja y otros cincuenta prisioneros en variadas                     aplicaciones de la ley de fuga ejecutadas sin piedad y narradas                     sin pudor.[4](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#4)

                   El asesinato de Dardo Cabo, detenido en abril de 1975, fusilado                     el 6 de enero de 1977 con otros siete prisioneros en jurisdicción                     del Primer Cuerpo de Ejército que manda el general Suárez Masson,                     revela que estos episodios no son desbordes de algunos centuriones                     alucinados sino la política misma que ustedes planifican en sus                     estados mayores, discuten en sus reuniones de gabinete, imponen                     como comandantes en jefe de las 3 Armas y aprueban como miembros                     de la Junta de Gobierno.

                    [b]4.[/b] Entre mil quinientas y tres mil personas han sido masacradas                     en secreto después que ustedes prohibieron informar sobre hallazgos                     de cadáveres que en algunos casos han trascendido, sin embargo,                     por afectar a otros países, por su magnitud genocida o por el                     espanto provocado entre sus propias fuerzas.[5](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#5)

                   Veinticinco cuerpos mutilados afloraron entre marzo y octubre                     de 1976 en las costas uruguayas, pequeña parte quizás del cargamento                     de torturados hasta la muerte en la Escuela de Mecánica de la                     Armada, fondeados en el Río de la Plata por buques de esa fuerza,                     incluyendo el chico de 15 años, Floreal Avellaneda, atado de pies                     y manos, "con lastimaduras en la región anal y fracturas visibles"                     según su autopsia.

                   Un verdadero cementerio lacustre descubrió en agosto de 1976                     un vecino que buceaba en el Lago San Roque de Córdoba, acudió                     a la comisaría donde no le recibieron la denuncia y escribió a                     los diarios que no la publicaron.[6](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#6)

                   Treinta y cuatro cadáveres en Buenos Aires entre el 3 y el                     9 de abril de 1976, ocho en San Telmo el 4 de julio, diez en el                     Río Luján el 9 de octubre, sirven de marco a las masacres del                     20 de agosto que apilaron 30 muertos a 15 kilómetros de Campo                     de Mayo y 17 en Lomas de Zamora.

                   En esos enunciados se agota la ficción de bandas de derecha,                     presuntas herederas de las 3 A de López Rega, capaces dc atravesar                     la mayor guarnición del país en camiones militares, de alfombrar                     de muertos el Río de la Plata o de arrojar prisioneros al mar                     desde los transportes de la Primera Brigada Aérea [7](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#7), sin que se enteren el general Videla, el almirante Massera o                     el brigadier Agosti. Las 3 A son hoy las 3 Armas, y la Junta que                     ustedes presiden no es el fiel de la balanza entre "violencias                     de distintos signos" ni el árbitro justo entre "dos terrorismos",                     sino la fuente misma del terror que ha perdido el rumbo y sólo                     puede balbucear el discurso de la muerte.[8](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#8)
                   La misma continuidad histórica liga el asesinato del general                     Carlos Prats, durante el anterior gobierno, con el secuestro y                     muerte del general Juan José Torres, Zelmar Michelini, Héctor                     Gutiérrez Ruíz y decenas de asilados en quienes se ha querido                     asesinar la posibilidad de procesos democráticos en Chile, Boliva                     y Uruguay.[9](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#9)

                   La segura participación en esos crímenes del Departamento de                     Asuntos Extranjeros de la Policía Federal, conducido por oficiales                     becados de la CIA a través de la AID, como los comisarios Juan                     Gattei y Antonio Gettor, sometidos ellos mismos a la autoridad                     de Mr. Gardener Hathaway, Station Chief de la CIA en Argentina,                     es semillero de futuras revelaciones como las que hoy sacuden                     a la comunidad internacional que no han de agotarse siquiera cuando                     se esclarezcan el papel de esa agencia y de altos jefes del Ejército,                     encabezados por el general Menéndez, en la creación de la Logia                     Libertadores de América, que reemplazó a las 3 A hasta que su                     papel global fue asumido por esa Junta en nombre de las 3 Armas.

                   Este cuadro de exterminio no excluye siquiera el arreglo personal                     de cuentas como el asesinato del capitán Horacio Gándara, quien                     desde hace una década investigaba los negociados de altos jefes                     de la Marina, o del periodista de "Prensa Libre" Horacio Novillo                     apuñalado y calcinado, después que ese diario denunció las conexiones                     del ministro Martínez de Hoz con monopolios internacionales.

                   A la luz de estos episodios cobra su significado final la definición                     de la guerra pronunciada por uno de sus jefes: "La lucha que libramos                     no reconoce límites morales ni naturales, se realiza más allá                     del bien y del mal".[10](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#10)

                    [b]5.[/b] Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado,                     no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al                     pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos                     en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno                     debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una                     atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la                     miseria planificada.
                   En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores                     al 40%, disminuido su participación en el ingreso nacional al                     30%, elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita                     un obrero para pagar la canasta familiar[11](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#11), resucitando así formas de trabajo forzado que no persisten ni                     en los últimos reductos coloniales.

                   Congelando salarios a culatazos mientras los precios suben                     en las puntas de las bayonetas, aboliendo toda forma de reclamación                     colectiva, prohibiendo asambleas y comisioncs internas, alargando                     horarios, elevando la desocupación al récord del 9%[12](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#12) prometiendo aumentarla con 300.000 nuevos despidos, han retrotraído                     las relaciones de producción a los comienzos de la era industrial,                     y cuando los trabajadores han querido protestar los han calificados                     de subversivos, secuestrando cuerpos enteros de delegados que                     en algunos casos aparecieron muertos, y en otros no aparecieron.[13](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#13)

                   Los resultados de esa política han sido fulminantes. En este                     primer año de gobierno el consumo de alimentos ha disminuido el                     40%, el de ropa más del 50%, el de medicinas ha desaparecido prácticamente                     en las capas populares. Ya hay zonas del Gran Buenos Aires donde                     la mortalidad infantil supera el 30%, cifra que nos iguala con                     Rhodesia, Dahomey o las Guayanas; enfermedades como la diarrea                     estival, las parasitosis y hasta la rabia en que las cifras trepan                     hacia marcas mundiales o las superan. Como si esas fueran metas                     deseadas y buscadas, han reducido ustedes el presupuesto de la                     salud pública a menos de un tercio de los gastos militares, suprimiendo                     hasta los hospitales gratuitos mientras centenares de médicos,                     profesionales y técnicos se suman al éxodo provocado por el terror,                     los bajos sueldos o la "racionalización".

                   Basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar                     la rapidez con que semejante política la convirtió en una villa                     miseria de diez millones de habitantes. Ciudades a media luz,                     barrios enteros sin agua porque las industrias monopólicas saquean                     las napas subtérráneas, millares de cuadras convertidas en un                     solo bache porque ustedes sólo pavimentan los barrios militares                     y adornan la Plaza de Mayo , el río más grande del mundo contaminado                     en todas sus playas porque los socios del ministro Martínez de                     Hoz arrojan en él sus residuos industriales, y la única medida                     de gobierno que ustedes han tomado es prohibir a la gente que                     se bañe.
                   Tampoco en las metas abstractas de la economía, a las que suelen                     llamar "el país", han sido ustedes más afortutunados. Un descenso                     del producto bruto que orilla el 3%, una deuda exterior que alcanza                     a 600 dólares por habitante, una inflación anual del 400%, un                     aumento del circulante que en solo una semana de diciembre llegó                     al 9%, una baja del 13% en la inversión externa constituyen también                     marcas mundiales, raro fruto de la fría deliberación y la cruda                     inepcia.

                   Mientras todas las funciones creadoras y protectoras del Estado                     se atrofian hasta disolverse en la pura anemia, una sola crece                     y se vuelve autónoma. Mil ochocientos millones de dólares que                     equivalen a la mitad de las exportaciones argentinas presupuestados                     para Seguridad y Defensa en 1977, cuatro mil nuevas plazas de                     agentes en la Policía Federal, doce mil en la provincia de Buenos                     Aires con sueldos que duplican el de un obrero industrial y triplican                     el de un director de escuela, mientras en secreto se elevan los                     propios sueldos militares a partir de febrero en un 120%, prueban                     que no hay congelación ni desocupación en el reino de la tortura                     y de la muerte, único campo de la actividad argentina donde el                     producto crece y donde la cotización por guerrillero abatido sube                     más rápido que el dólar.

                [b]6.[/b] Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta                     que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o                     Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como                     beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía                     especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales                     encabezados por la ITT, la Esso, las automotrices, la U.S.Steel,                     la Siemens, al que están ligados personalmente el ministro Martínez                     de Hoz y todos los miembros de su gabinete.
                   Un aumento del 722% en los precios de la producción animal                     en 1976 define la magnitud de la restauración oligárquica emprendida                     por Martínez de Hoz en consonancia con el credo de la Sociedad                     Rural expuesto por su presidente Celedonio Pereda: "Llena de asombro                     que ciertos grupos pequeños pero activos sigan insistiendo en                     que los alimentos deben ser baratos".[14](http://www.literatura.org/Walsh/rw240377.html#14)

                   El espectáculo de una Bolsa de Comercio donde en una semana                     ha sido posible para algunos ganar sin trabajar el cien y el doscientos                     por ciento, donde hay empresas que de la noche a la mañana duplicaron                     su capital sin producir más que antes, la rueda loca de la especulación                     en dólares, letras, valores ajustables, la usura simple que ya                     calcula el interés por hora, son hechos bien curiosos bajo un                     gobierno que venía a acabar con el "festín de los corruptos".

                   Desnacionalizando bancos se ponen el ahorro y el crédito nacional                     en manos de la banca extranjera, indemnizando a la ITT y a la                     Siemens se premia a empresas que estafaron al Estado, devolviendo                     las bocas de expendio se aumentan las ganancias de la Shell y                     la Esso, rebajando los aranceles aduaneros se crean empleos en                     Hong Kong o Singapur y desocupación en la Argentina. Frente al                     conjunto de esos hechos cabe preguntarse quiénes son los apátridas                     de los comunicados oficiales, dónde están los mercenarios al servicio                     de intereses foráneos, cuál es la ideologia que amenaza al ser                     nacional.
                
                    Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados                     no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla                     defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la                     vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las                     3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país                     tras la ilusión de ganar una guerra que, aún si mataran al último                     guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque                     las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del                     pueblo argentino no estarán dcsaparecidas sino agravadas por el                     recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades                     cometidas.
                
                    Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su                     infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa                     Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido,                     pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio                     en momentos difíciles. 

                 Rodolfo Walsh. - C.I. 2845022 
                Buenos Aires, 24 de marzo de 1977.                         1 Desde enero de 1977 la Junta empezó a publicar nóminas incompletas                         de nuevos detenidos y de "liberados" que en su mayoría no son                         tales sino procesados que dejan de estar a su disposición pero                         siguen presos. Los nombres de millares de prisioneros son aún                         secreto militar y las condiciones para su tortura y posterior                         fusilamiento permanecen intactas.
                    
                     2 El dirigente peronista Jorge Lizaso fue despellejado en vida,                         el ex diputado radical Mario Amaya muerto a palos, el ex diputado                         Muñiz Barreto desnucado de un golpe. Testimonio de una sobreviviente:                         "Picana en Ios brazos, las manos, los muslos, cerca de Ia boca                         cada vez que lloraba o rezaba... Cada veinte minutos abrían la                         puerta y me decían que me iban hacer fiambre con la máquina de                         sierra que se escuchaba". 
                     3 "Cadena Informativa", mensaje Nro. 4, febrero de 1977.
                    
                     4 Una versión exacta aparece en esta carta de los presos en la                         Cárcel de Encausados al obispo de Córdoba, monseñor Primatesta:                         "El 17 de mayo son retirados con el engaño de ir a la enfermería                         seis compañeros que luego son fusilados. Se trata de Miguel Angel                         Mosse, José Svagusa, Diana Fidelman, Luis Verón, Ricardo Yung                         y Eduardo Hernández, de cuya muerte en un intento de fuga informó                         el Tercer Cuerpo de Ejército. El 29 de mayo son retirados José                         Pucheta y Carlos Sgadurra. Este úItimo había sido castigado al                         punto de que no se podía mantener en pie sufriendo varias fracturas                         de miembros. Luego aparecen también fusilados en un intento de                         fuga".
                    
                     5 En los primeros 15 días de gobierno militar aparecieron 63 cadáveres,                         según los diarios. Una proyección anual da la cifra de 1500. La                         presunción de que puede ascender al doble se funda en que desde                         enero de 1976 la información periodística era incompleta y en                         el aumento global de la represión después del golpe. Una estimación                         global verosímil de las muertes producidas por la Junta es la                         siguiente. Muertos en combate: 600. Fusilados: 1.300. Ejecutados                         en secreto: 2.000. Varios. 100. Total: 4.000.
                    
                     6 Carta de Isaías Zanotti, difundida por ANCLA, Agencia Clandestina                         de Noticias.
                    
                     7 "Programa" dirigido entre julio y diciembre de 1976 por el brigadier                         Mariani, jefe de la Primera Brigada Aérea del Palomar. Se usaron                         transportes Fokker F-27.
                    
                     8 El canciller vicealmirante Guzzeti en reportaje publicado por                         "La Opinión" el 3-10-76 admitió que "el terrorismo de derecha                         no es tal" sino "un anticuerpo".
                    
                     9 El general Prats, último ministro de Ejército del presidente                         Allende, muerto por una bomba en setiembre de 1974. Los ex parlamentarios                         uruguayos Michelini y Gutiérrez Ruiz aparecieron acribillados                         el 2-5-76. El cadáver del general Torres, ex presidente de Bolivia,                         apareció el 2-6-76, después que el ministro del Interior y ex                         jefe de Policía de Isabel Martínez, general Harguindeguy, lo acusó                         de "simular" su secuestro.
                    
                     10 Teniente Coronel Hugo Ildebrando Pascarelli según "La Razón"                         del 12-6-76. Jefe del Grupo I de Artillería de Ciudadela. Pascarelli                         es el presunto responsable de 33 fusilamientos entre el 5 de enero                         y el 3 de febrero de 1977.
                    
                     11 Unión de Bancos Suizos, dato correspondiente a junio de 1976.                         Después la situación se agravó aún más.
                    
                     12 Diario "Clarín".
                    
                     13 Entre los dirigentes nacionales secuestrados se cuentan Mario                         Aguirre de ATE, Jorge Di Pasquale de Farmacia, Oscar Smith de                         Luz y Fuerza. Los secuestros y asesinatos de delegados han sido                         particularmente graves en metalúrgicos y navales.
                    
                     14 Prensa Libre, 16-12-76.

[/spoiler]

NUNCA MÁS


A 33 años, NUNCA MÁS

vamos , celebremos como idiotas, cada dia feriado

Tantos años y el tiempo no borró el instante,
esa tarde en la seccional.
Aquellos tipos parecía que jugaban con tu madre,
que lloraba desconsolada:“Van dos meses que no lo ve he vuelto a ver
y estos hijos de puta dicen: ¡Algo habrá hecho!”.
Aunque eras muy pequeño entonces, lo supiste igual.
Hijo y sangre de un desaparecido,
en la calle pide a gritos: juicio y castigo.
Tinta y roja, escrache en la pared,
y los gases, las corridas y enfrentamientos.
Escucha, piensa, piensa, escucha y dice que
"no es venganza, es instinto sin razonamiento,
la causa mueve al sentimiento
y esto empieza a causar todo lo que siento
para ser adolescente siempre, que es como vencer.
Ya es bastante por hoy.
Va a ser mejor que me calle y aprender del silencio,
reconocer que fuimos cómplices también de ese indulto
nuestra pasiva indecisión
y, aunque la vida nadie nos va a devolver,
prevenir es curar y luchar es remedio.
Al fin y al cabo es más sincero que esta inútil canción,
que es todo lo que tengo para ser adolescente siempre, que es como vencer

tngo 14 años pero vi peliculas y trabaje sobre el tema en la escuela y estoy algo informado y la verdad q fue la peor epoca de nuestro pais q no pase nunca mas!

Un feriado triste…

Un tema muy, MUY complicado como para opinar asi nomás. Siempre que leo o escucho algo sobre esto, me dá la sensación de que hay muchisimas cosas que no se dicen…